PUBLICIDAD
PRUEBAS DE VEHÍCULOS
20/02/2023
Por Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Nissan Qashqai 1.5 e-POWER 190 CV Tekna

Probamos el primer Nissan Qashqai híbrido convencional, que se ofrece únicamente con una versión de 190 CV y tres niveles de acabado.

Hemos conducido, brevemente, la única versión híbrida que ofrece actualmente la gama del SUV compacto de Nissan. Técnicamente, la solución que aporta la marca japonesa es diferente a la de otros modelos de la competencia, incluso a la de su socio Renault. En líneas generales, es un modelo correcto que no brilla especialmente en nada, pero que puede cumplir como vehículo familiar para el día a día.

EXTERIOR

Estéticamente, el aspecto del Qashqai e-POWER es como cualquier otra versión de la gama con un nivel de equipamiento equivalente. Tan sólo se diferencia por el emblema 'e-POWER' presente en la parte derecha del portón del maletero y en la parte inferior de las puertas delanteras.

Como en el resto de modelos, el alumbrado full LED está presente en todos los grupos ópticos y la gama de llantas recibe una nueva medida de 20 pulgadas, que estaba presente en nuestra unidad de pruebas.

Los clientes que aprecian la posibilidad de personalizar su coche, tendrán en el nuevo Qashqai un SUV que ofrece 11 colores de carrocería con cinco combinaciones bi-tono, un total de 16 variaciones para elegir. Nuestra unidad de pruebas lucía la combinación bitono Fuji Sunset + Techo Midnight Black. Es opcional y tiene un coste de 1.400 euros.

INTERIOR

Al igual que su carrocería, el interior tampoco presenta elementos exclusivos que le permitan diferenciarse del resto de versiones. De este modo, el Qashqai, tal y como indicamos en nuestra primera prueba, es un coche suficientemente amplio y con una apertura de puertas que nos permiten disfrutar de un buen acceso al habitáculo (las puertas traseras tienen un ángulo de apertura de casi 90 grados).

La posición al volante es confortable. En nuestro caso, nos sentimos perfectamente integrados a los mandos sin necesidad de hurgar excesivamente en los diferentes ajustes del asiento y del volante. Además, personas de diferentes estaturas se encontrarán muy bien a los mandos de este coche.

Y ya que hablamos de habitabilidad, cabe destacar el espacio disponible para las rodillas de los ocupantes traseros, que ha aumentado en 28 mm, hasta los 608 mm. También hay más distancia entre el conductor y el pasajero delantero. El espacio para la cabeza en la parte delantera y trasera ha aumentado en 15 mm gracias al ligero aumento de las dimensiones exteriores.

El maletero, como es habitual en este tipo de versiones híbridas, cede ligeramente en capacidad de carga para registrar un volumen de 407 litros, en lugar de los 504 de las versiones de hibridación ligera.

Práctico, buena sensación de calidad y suficientemente amplio

El Qashqai puede equipar un portón trasero eléctrico manos libres. Nuestra unidad no lo equipaba, y, para ser sinceros, no lo llegamos a echar de menos, pues el mecánico tradicional de toda la vida presentaba una muy buena asistencia para que su apertura y cierre se realizara con poco esfuerzo. En cuanto a volumen, la capacidad total del maletero ha aumentado en más de 50 litros respecto al modelo de la generación anterior, gracias en parte a que el suelo de la zona de carga es 20 mm más bajo como consecuencia de la mejora de la suspensión trasera.

Las prestaciones más populares de su predecesor, como pueden ser los compartimentos de almacenamiento laterales situados sobre los pasos de rueda y el sistema de plataforma flexible para equipaje, se han conservado y mejorado para este nuevo modelo, incluyendo la remodelación de las plataformas, así como una alfombra duradera en un lado y plástico limpiable en el otro lado.

Mandos tradicionales para una mejor ergonomía

Nissan afirma que ha prestado mucha atención a la calidad ergonómica y estética de los interruptores y botones para que transmitan una sensación táctil de alta calidad. Reconozco que los ingenieros de la marca han realizado un gran trabajo para que este Qashqai sea un coche muy funcional. No se ha caído en el error de digitalizarlo todo y eso ha sido un gran acierto. Todos los mandos y botones se identifican con rapidez y están muy bien diseñados. También se ha apostado (acierto rotundo) por incorporar mandos giratorios para gestionar el climatizador y algunas funciones importantes del equipo de sonido, el volumen entre ellas (su tacto podía ser un poco mejor). En este sentido, Nissan ha conseguido simplificar el salpicadero de botones de una manera brillante.

El mando del cambio no es mecánico. Nos ha parecido algo endeble y está fabricado con materiales de una calidad más bien baja (el de nuestra unidad crujía). No obstante, teniendo en cuenta que a nosotros nos gusta mucho más la palanca de cambios automática de toda la vida, la solución de Nissan nos ha parecido de lo mejor que hay en el mercado, pues resulta más intuitivo, cómodo y rápido de manejar si lo comparamos con otras alternativas de la competencia. Al ser muy pequeño, tiene la ventaja de liberar mucho espacio en la consola central.

Por último, sin ser un coche lujoso, tampoco creemos que pretenda serlo, el Qashqai tiene un entorno recubierto con materiales que resultan agradables, y que permiten que el habitáculo sea un sitio acogedor.

SISTEMA DE PROPULSIÓN

El sistema e-POWER está compuesto por una batería de alto rendimiento que se complementa con un motor de gasolina turboalimentado de tres cilindros y 1.5 litros de compresión variable que genera 156 CV, un generador de energía, un inversor y un motor eléctrico de 140 kW de tamaño y potencia de salida similares a los que se encuentran en los vehículos eléctricos de Nissan. El motor de gasolina genera electricidad, que puede transmitirse a través del inversor al paquete de baterías, al motor eléctrico o a ambos, según el escenario de conducción. La potencia conjunta de todo el sistema de propulsión es de 190 CV.

Lo que diferencia a este tren motriz, es que el motor eléctrico es la única fuente de tracción a las ruedas. Sin embargo, nosotros no hemos percibido que el funcionamiento de dicho sistema sea diferente a otros híbridos tradicionales de la competencia, como, por ejemplo, cualquier modelo de Toyota.

Motor de gasolina ya utilizado por Infiniti

La parte térmica corre a cargo de un motor de gasolina de compresión variable turboalimentado de 1.5 litros y tres cilindros que ha sido desarrollado específicamente para esta aplicación. Utilizado por primera vez por la marca premium de Nissan, Infiniti, la capacidad de compresión variable del motor es una característica única en un motor de combustión interna y le permite ajustar la relación de compresión, dando, según afirma la Nissan, un rendimiento y una economía óptimos dependiendo de la carga del motor.

La variación en la relación de compresión oscila entre 8:1 y 14:1. Esto se logra mediante el movimiento de un actuador que cambia la longitud de la carrera del pistón de acuerdo con la demanda de potencia.

En escenarios de baja demanda de energía, como la velocidad constante con un buen estado de carga en la batería, la relación de compresión estará en el rango más alto, lo que optimiza el consumo y las emisiones. Bajo una alta demanda de energía, para cargar la batería o suministrar energía directamente al motor, se activará una relación de compresión más baja que maximizará la potencia de salida del motor. La transición entre las diferentes relaciones de compresión es buena, sin necesidad de intervención del conductor.

Por sensaciones, el rendimiento nos ha parecido bueno en todo tipo de circunstancias. No es que sobresalga especialmente, pero todo el conjunto mecánico mueve con suficiente solvencia al coche.

e-Pedal: para una conducción, en teoría, más confortable en ciudad

Al igual que con el LEAF, el Qashqai e-POWER está equipado con el sistema de conducción e-Pedal de Nissan, que permite controlar la velocidad del coche utilizando sólo el pedal del acelerador.

Cuando se levanta el pie del acelerador, se aplica un frenado moderado (hasta 0,2 g) que desacelera al una velocidad "progresiva", no a una parada completa, y eso es un gran inconveniente cuando, por ejemplo, nos movemos en condiciones de tráfico denso. A nosotros, nos ha parecido tan incómodo, estresante y poco útil, que lo desconectamos tras utilizarlo un par de veces.

En busca de la eficiencia

La ventaja del sistema e-POWER es que el motor funciona dentro de su rango óptimo y la mejor relación de compresión, lo que lleva a una eficiencia de combustible superior y menores emisiones de CO2 en comparación con un motor de combustión interna tradicional, así como a un funcionamiento refinado gracias a la reducción del ruido del motor.

Gracias a la tracción directa del motor eléctrico, no hay retraso en la entrega de par como puede ser el caso en un híbrido tradicional, donde puede haber un aumento repentino en la velocidad del motor, ya que responde a la demanda del acelerador de aceleración inmediata.

Para maximizar el rendimiento, en situaciones de alta aceleración o alta velocidad, la unidad de control de gestión de energía dentro del sistema e-POWER puede enviar la energía generada por el motor de 1.5 litros directamente al motor eléctrico, a través del inversor, para reforzar el suministro de electricidad que proviene de la batería.

En las fases de desaceleración y frenado, la energía cinética se recupera y se canaliza de nuevo a la batería para optimizar la eficiencia.

Un gasto de combustible moderado que entra dentro de lo esperado

El consumo de carburante nos ha parecido bastante correcto según nuestras mediciones. Si vas tranquilo, e incluso tratas de conducir con eficiencia, podrás conseguir registros de unos 4,5 litros a los 100 kilómetros. Por el contrario, si te gusta ir a un ritmo más vivo, como mucho llegarás a obtener una media de unos 7,5 litros como máximo.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

El Qashqai e-POWER pesa 282 kg más que una versión microhíbrida. Sin entrar en comparaciones entre una versión y otra, pues no hemos tenido la oportunidad de hacerlo al momento, la versión que es objeto de esta prueba sigue la tónica del resto, con un comportamiento que no es precisamente ágil y eficaz, pero que nos permite viajar de una forma segura.

Tampoco es un coche emocional, quizás demasiado insípido si valoras mucho la conducción. El Qashqai, respecto a la generación precedente, sigue teniendo ese espíritu de coche cómodo y familiar en el que todo está muy filtrado. Por tanto, como medio de transporte para ir de un punto a otro sin emoción, es un coche que cumple perfectamente.

El aislamiento acústico es correcto. No llega a ser de los modelos más ruidosos del segmento, pero es posible que no sea de los más silenciosos. El Qashqai es un coche que se sitúa en un punto intermedio en todos sus apartados. Lo que más ruido genera en carretera es la rodadura, pero siempre con asfalto rugoso o muy deteriorado. Cuando el firme se encuentra en perfecto estado, el ruido disminuye considerablemente. La suspensión nos ha parecido algo seca, no sabemos si por la medida del neumático, por la suspensiones, o por la suma de ambos elementos.

Completo menú de ayudas a la conducción

El nuevo Qashqai está equipado con la nueva generación de la tecnología de asistencia a la conducción ProPILOT (así es como denomina Nissan comercialmente todo su paquete de asistentes a la conducción). Ahora, ofrece un mayor apoyo al conductor en una gama más amplia de situaciones.

El sistema ProPILOT con Navi-link es capaz de acelerar y frenar el vehículo al circular por un solo carril en autopista. El sistema puede acelerar el vehículo para circular a una velocidad establecida y lo puede frenar hasta detenerlo en condiciones de tráfico intenso. El sistema es capaz de reanudar automáticamente la marcha si el vehículo ha estado parado durante menos de tres segundos y el tráfico delante del vehículo se aleja.

Otra característica del conjunto de tecnologías de seguridad a bordo del nuevo Qashqai es el nuevo airbag central, que se despliega entre los dos asientos delanteros, para evitar que los ocupantes de la fila delantera choquen en caso de impacto lateral. El airbag central complementa los airbags del conductor y del pasajero, así como los airbags laterales y de cortina instalados de serie en el nuevo Qashqai.

ELEMENTOS CLAVE

AcabadoTeknaAño del modelo2025Cilindrada1.5
Eficiencia energéticaAPotencia190 CVTransmisiónAut.
Etiqueta ecológicaECOEURO NCAP5.0CombustibleGasolina sin plomo / Híbrido
Dimensiones4.425 x 1.835 x 1.625 mm
Carroceríatodoterreno
Plazas5
Puertas5
Maletero479l
Par máximo330
Consumo5.2 l/100km
Velocidad máxima170 km/h
Aceleración 0-100 km/h7.9
Nivel emisiones (CO2)118.0 g/km

PRECIOS DE LA UNIDAD PROBADA

Precio oferta al contado
37.514,18 €
Precio oferta financiado
36.014,18 €
Entregando un coche usado al contado
37.514,18 €
Entregando un coche usado financiado
36.014,18 €

CONCLUSIÓN FINAL

La nueva versión híbrida tradicional del Qashqai, entra en escena con una solución tecnológica diferente en la que la parte eléctrica trata de tener mayor protagonismo. Tras probarlo, es un modelo que cumple en casi todos los apartados sin brillar especialmente ninguno. Ofrece un consumo de carburante moderado, unas prestaciones que son más que satisfactorias y un equipamiento suficientemente completo. No es un coche que emocione al volante, pero cumple más que de sobra con su cometido, situándose en la media del segmento.

Nos ha gustado

  • Equipamiento
  • Acceso a las plazas traseras
  • Consumo

No nos ha gustado

  • Conducción poco emocional
  • Funcionamiento sistema e-Pedal
  • Suspensión algo seca y ruido de la rodadura con asfalto deteriorado

VALORACIÓN

Cómodo
8.1/10
Ecológico
2.5/10
Económico
7.4/10
Equipamiento
7/10
Exclusivo
1/10
Bajo consumo
9.4/10
Motor
4.8/10
Seguro
8.1/10
Espacioso y práctico
3.8/10
Deportivo
0.9/10
Nota
5.3/10
COMPARTIR
GUSTAVO RODRÍGUEZ HERNANDEZ

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
DEJA UN COMENTARIO CANCELAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Falta rellenar nombre
Falta rellenar comentario (mínimo 15 caracteres)
Introduzca una direccion de correo
* Marque esta casilla si desea continuar
* Marque esta casilla si desea continuar

NOTICIAS RELACIONADAS

COMPARATIVAS DE COCHES

26/09/2022 Gustavo Rodríguez Hernandez

Comparativa: Hyundai Tucson - Nissan Qashqai

Enfrentamos a dos SUV compactos llamados a pelear por liderar las ventas globales del mercado. Entran en escena con mucho equipamiento y sistemas de propulsión variados.

PRUEBAS DE VEHÍCULOS

21/05/2022 Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Nissan Qashqai 1.3 DIG-T mHEV Xtronic 158 CV N-Connecta

Sigue siendo un modelo equilibrado que se mantiene en la media del segmento. Es confortable y puede incluir mucho equipamiento.

NOTICIAS

04/01/2022 Loli Ruiz

El nuevo Nissan Qashqai recibe la máxima calificación de seguridad Euro NCAP 2021

Obtiene cinco estrellas bajo el nuevo protocolo 2020-2022.

NOTICIAS

23/11/2021 Gustavo Rodríguez Hernandez

El Nissan Qashqai estrena nuevo nivel de acabado

Se denomina N-GO y se puede adquirir desde 28.225 euros.