Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Mazda > Prueba del Mazda6 2.0 Skyactive-G 194 CV Signature 4P
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Mazda
Prueba del Mazda6 2.0 Skyactive-G 194 CV Signature 4P
Es una berlina que apuesta por la calidad y el confort. Su conducción resulta muy agradable.
« Volver 
El Mazda6 es la berlina de mayor tamaño que Mazda comercializa en España. Desde mediados de 2018 está disponible con una serie de mejoras que afectan al diseño de su carrocería, a su interior, motores y equipamiento. Nosotros hemos probado en profundidad la versión más potente de la gama, que resulta muy satisfactoria por prestaciones, agrado de conducción y, sobre todo, por consumo. Nuestra unidad de pruebas, que estaba asociada al acabado más alto (Signature), se puede adquirir desde 41.075 euros. En el siguiente enlace puedes beneficiarte de nuestros descuentos exclusivos.

Con la entrada en escena de esta renovada gama, la carrocería gana en atractivo. Ahora ofrece nuevos parachoques, nueva parrilla frontal y nuevos grupos ópticos. Los delanteros adoptan un remozado diseño e integran la función de los faros antiniebla. Por su parte, las luces de freno de los traseros ocupan una posición más baja.

En lo técnico, la idea de integrar la función de los faros antiniebla dentro de los grupos ópticos delanteros, hace posible un diseño más horizontal de los voladizos del parachoques delantero para crear nuevos canales bajo las molduras, y así ejercer un efecto positivo en el comportamiento aerodinámico, ya que canalizan parte del aire hacia las ruedas delanteras.

Pero las mejoras en su diseño no terminan aquí. También hay algunas novedades entre los elementos de estilo. Por ejemplo, la sección inferior de la puerta del maletero y la línea horizontal de la moldura proporcionan un aire refinado, muy adecuado para una berlina de esta categoría. Con esa misma idea, los tubos de escape se han situado más cerca de los extremos de la zaga del vehículo y han incrementado su diámetro. Además, la holgura más reducida entre los tubos de escape y el parachoques acentúa la amplitud de la planta trasera del Mazda6, dando la impresión de que un centro de gravedad más bajo y una complexión más potente.

La gama de llantas de aleación también adoptan nuevos diseños en sus medidas de 17 y 19 pulgadas. Además de emplear radios rectos, las llantas de 17 pulgadas están disponibles en los acabados Evolution y Evolution Tech, y están pintadas en color Gun Metal. Por su parte, las de 19 pulgadas se encuentran disponibles en la versión Zenith en acabado plateado brillante o en Gun Metal. Como suele ser habitual en Mazda, todas las llantas ofrecen un diseño muy atractivo y unos niveles de calidad elevadísimos.

En cuanto a los colores de la carrocería, el color Soul Red Crystal sustituye al Soul Red en la gama de colores de carrocería. Este nuevo tono de rojo, que estaba presente en nuestra unidad de pruebas, tiene una transparencia fresca y brillante. Por lo demás, se mantienen otros ocho colores del modelo anterior: Machine Gray, Sonic Silver Metallic, Titanium Flash Mica, Blue Reflex Mica, Deep Crystal Blue Mica, Jet Black Mica, Snowflake White Pearl Mica y Arctic White.

Habitáculo de gama alta

Como cualquier otro modelo de Mazda, 'el 6' presenta una realización impecable en su interior. Si además optas por la versión especial 'Signature' de nuestro modelo de pruebas, encontrarás un habitáculo aún más lujoso y refinado. Para ello, Mazda ha empleado materiales más nobles y una combinación de colores única: los asientos son de piel napa, los guarnecidos son de madera auténtica y los acabados, de ante.

Los asientos de piel napa destacan por su suavidad y por la riqueza de sus acabados. Los respaldos llevan, en su parte delantera, una línea cromada satinada situada a la misma altura que los detalles del panel de instrumentos y las puertas. La parte trasera de los respaldos está rematada con unos paneles cromados satinados. Por su parte, los paneles de control de los asientos delanteros eléctricos tienen embellecedores en negro piano y mandos cromados. Estos elementos se combinan con los materiales de alta calidad de los asientos, mejorando de manera tangible la calidad percibida dentro del habitáculo.

Con toda esta colección de materiales nobles, uno siente, desde el minuto uno, una gran sensación de bienestar. Me han gustado, especialmente, los asientos. Bien es cierto que, en un primer momento, se echa en falta la ergonomía que ofrecen los asientos del nuevo Mazda3, pero en cuestión de escasos kilómetros y muy poco tiempo uno se siente perfectamente integrado a los mandos con una sensación de agrado suprema. Los asientos tienen un tapizado de calidad, un mullido perfecto y un sistema de climatización que incrementa considerablemente el nivel de confort.

Nuestra unidad de pruebas contaba con todo el equipamiento posible, así que, la información que puede llegar a tener el conductor es muy completa y perfectamente accesible. Destaca la pantalla central de 8 pulgadas situada en la parte superior del salpicadero, que es la primera de estas dimensiones que se incorpora en el Mazda6; aporta un punto de equilibrio a la sensación de amplitud del interior, a la vez que resulta más fácil de manejar y ofrece mejor visibilidad.

También disponemos de una pantalla LCD TFT de 7 pulgadas colocada en el centro del cuadro de instrumentos del conductor. Permite seleccionar entre una gran variedad de información de estado del vehículo y del sistema multimedia; por ejemplo, el límite de velocidad del Control de crucero adaptativo por radar (MRCC), de serie en todas las versiones, puede aparecer como una aguja superpuesta sobre el reloj del velocímetro analógico.

Por último, y por si fuera poco, ahora el Mazda6 también incluye un nuevo Head Up Display que proyecta información del vehículo directamente sobre el parabrisas. Este elemento está situado por encima del salpicadero para minimizar la necesidad de que el conductor altere su línea de visión o ajuste el enfoque.

Por lo demás, y analizando el coche desde el punto de vista del conductor, el Mazda6 sigue siendo un coche muy agradable de utilizar. Todos los mandos ofrecen un tacto muy refinado y preciso. Además, cosa que yo personalmente agradezco, la marca no ha optado por digitalizarlo todo, así que, no vamos a tardar diez minutos en gestionar el climatizador o poner nuestra emisora de radio favorita. También es de agradecer que el volante también esté bien diseñado y se encuentre tapizado con un buen revestimiento de piel.

Pero si en algo destaca el Mazda6 frente a sus más directos rivales, es por el confort y espacio que ofrecen las plazas traseras. Debo decir que, en muy pocas berlinas, y ya he probado muchas, me he sentido tan cómodo una vez sentado. Además de disfrutar de unos asientos de gran calidad y con calefacción, la postura una vez sentados es perfecta -Mazda afirma que estos asientos incorporan una espuma de uretano de alta flexibilidad y alta capacidad de absorción de vibraciones-. Asimismo, para incrementar el nivel de confort a lo más alto, hay un reposabrazos escamoteable ubicado en la plaza central que está a la altura perfecta para que los brazos descansen adecuadamente sin que tengamos que apoyarlos de manera forzada. Este reposabrazos integra los botones de la calefacción de los asientos, dos posavasos, un nuevo compartimento de almacenamiento provisto de tapa y dos puertos USB que se pueden emplear para cargar sus dispositivos móviles.

Además de todo lo comentado, Mazda ha introducido diferentes mejoras para incrementar la calidad de todo el habitáculo. Por ejemplo, se ha modificado el material de los parasoles -ahora están acolchados y guarnecidos con un textil que resulta muy agradable al tacto- y se ha adoptado una nueva estructura almohadillada con un tacto más suave en el acolchado de la zona media del panel de instrumentos, las molduras de las puertas y los reposabrazos. También se ha mejorado la calidad de apertura y cierre de las tapas de la guantera y de la caja de la consola trasera, así como el funcionamiento de los diales de control de las salidas de ventilación. Por último, para ofrecer una mayor sensación de lujo, se ha optimizado incluso la tonalidad y el brillo de la iluminación indirecta del interior; ahora las nuevas luces de cortesía de las puertas delanteras y traseras incorporan haces blancos a la altura de los pies —para iluminar la zona del suelo— y luces rojas de advertencia orientadas hacia atrás.

El maletero, que tiene una capacidad de 480 litros, resulta muy capaz y aprovechable. Bien es cierto que nos hubiera gustado que tuviera tapizada la parte superior y que la iluminación fuera mejor -únicamente hay un punto de luz-, pero es lo que se suele encontrar en todos sus rivales y no es algo ciertamente criticable. Para ampliar la capacidad de carga, los asientos posteriores se pueden abatir en proporción 60/40 -hay dos tiradores muy prácticos integrados en el propio maletero para realizar dicha maniobra-.

Motor muy eficiente

El nuevo Mazda6 se comercializa en toda Europa en cuatro variantes de motores: un gasolina 2.0 l. SKYACTIV-G de 145 CV, un 2.5 l. SKYACTIV-G con 194 CV y desactivación de cilindros, y dos variantes, de 150 CV y 184 CV, del turbodiésel 2.2 l. SKYACTIV-D de Mazda. Todos los motores se han homologado conforme a los requisitos del nuevo ciclo de ensayo WLTP/RDE, y cumplen el reglamento de emisiones Euro 6d temp.

Toda la gama de motores se pueden combinar con una transmisión manual o automática de seis velocidades, con excepción del 2.5 l. SKYACTIV-G y el 2.2 l. SKYACTIV-D de 184 CV con tracción total, que solo se encuentran disponibles con transmisión automática. Además, todos equipan de serie el sistema i-stop, que para automáticamente el motor cuando el coche se detiene por completo y lo arranca cuando iniciamos la marcha.

Los modelos con motor 2.0 l. SKYACTIV-G y el 2.5 l. SKYACTIV-G tienen tracción delantera, mientras que las variantes con motor 2.2 l. SKYACTIV-D pueden tener tracción delantera o total (solo en modelos Wagon).

Nosotros hemos probado la versión más potente, es decir, la que equipa el motor 2.5 l. SKYACTIV-G. Esta motorización cuenta con una cilindrada de 2.488 cc desarrolla 194 CV a 6000 rpm y un par máximo de 258 Nm a 4000 rpm. En el siguiente enlace puede consultar todas sus especificaciones técnicas con todo detalle.

Mazda ha introducido varias mejoras para conseguir un motor más eficiente y con mejor rendimiento. De este modo, se han rediseñado los puertos de admisión, se ha adoptado una nueva forma de los pistones y se ha elevado la relación de compresión hasta un valor de 13,0:1. Igualmente, se han rediseñado los inyectores multiorificio con el fin de elevar la presión de pulverización de combustible. Una válvula de control de refrigerante ayuda a que el calentamiento del motor resulte más eficiente. Al mismo tiempo, se ha reducido la fricción mecánica mediante el empleo de segmentos asimétricos y camisas de pistón en forma de barril. Todas estas modificaciones incrementan en un 6,2% la entrega de par a bajas revoluciones. Además, reducen el consumo de combustible en condiciones reales y la producción de partículas durante la combustión.

Adicionalmente, esta renovada motorización incorpora un sistema de control de refrigerante. Funciona de la siguiente manera: una nueva válvula de control de refrigerante ayuda a evitar pérdidas de calor durante la fase de calentamiento del motor. Su principio de funcionamiento se basa en reducir al mínimo absoluto el flujo de refrigerante alrededor de las paredes de la cámara de combustión, hasta que el motor se calienta. Durante el arranque inicial del motor es preciso inyectar una mayor cantidad de combustible, porque la gasolina se vaporiza peor a bajas temperaturas. Este nuevo sistema de control de refrigerante contribuye a que el motor se caliente más rápido y reduce a la mitad ese extra de gasolina con respecto al motor 2.5 l. SKYACTIV-G anterior.

Con su relación de compresión de 13,0:1, su peso rebajado como resultado del uso de un bloque de cilindros de aleación de aluminio y la adopción de ejes contrarrotantes (reducen el ruido de baja frecuencia), el motor de 2,5 litros consigue niveles excelentes de comportamiento dinámico y consumo, con un funcionamiento muy silencioso.

Asociado al cambio automático de 6 relaciones, es un motor que funciona adecuadamente para disfrutar de un buen nivel de prestaciones y un agrado de uso que nos permite disfrutar de la conducción con finura. Sin haber probado el resto de motorizaciones de gasolina, diría que ésta de 194 CV es la más recomendable para tener un coche más competente y equilibrado.

Uno de los puntos fuertes de este motor es el consumo. Su generosa cilindrada y potencia no debe asustarte, pues este coche, además de ser muy eficiente en cuanto a emisiones, consume muy poco carburante. Según nuestras mediciones, circulando en uso mixto, llegamos a conseguir registros situados sobre los 7,2 litros a los 100 kilómetros, una cifra que habla muy bien de lo que es capaz este motor. Realizando un recorrido únicamente por carretera, registramos una media de 6,2 litros a los 100 kilómetros, una cifra sobresaliente.

Estos buenos registros se consiguen, en gran medida, además de la adopción del sistema i-stop, gracias al sistema de desactivación de cilindros. Esta solución tecnológica anula automáticamente dos cilindros en situaciones de carga baja; por ejemplo, cuando el coche circula en llano a velocidad constante. El funcionamiento con solo dos cilindros rebaja las pérdidas de bombeo y la resistencia mecánica. La desactivación de los cilindros es particularmente efectiva a velocidades moderadas. Cuando se circula a una velocidad constante de 80 km/h, reduce el consumo en torno a un 12%.

Viajar en primera clase

El renovado Mazda6 sigue siendo, ante todo, un coche muy refinado y confortable. La suspensión delantera de barras McPherson y suspensión trasera multibrazo incorporan mejoras importantes que realzan notablemente las prestaciones del chasis. Ahora, el comportamiento del Mazda6 es más fluido y lineal, con mayor calidad de marcha tanto en ciudad como en carretera.

Se ha rebajado la altura de las manguetas de dirección delanteras, con el objetivo de conseguir una dirección más neutra. Al mismo tiempo, se ha elevado la posición de montaje del brazo inferior. Los estabilizadores delanteros y traseros están unidos a los casquillos. Se ha optimizado la forma en que se aplica la carga a los muelles delanteros, de modo que la carrera de la suspensión resulte más suave.

Se han revisado las características de los topes de la suspensión, para ampliar su rango de carrera lineal y dar al vehículo un aplomo más estable en los giros. También se han añadido muelles internos a los amortiguadores delanteros.

Entre las medidas para mejorar el confort de marcha destaca el aumento del diámetro de los cilindros de los amortiguadores delanteros, que pasan de 32 a 35 mm, así como una modificación en la estructura de las válvulas de los amortiguadores delanteros y traseros.

Para reducir el movimiento y absorber hasta las vibraciones más mínimas de la suspensión trasera, el nuevo Mazda6 es el primer modelo de Mazda que incorpora uretano en el soporte superior del amortiguador trasero. Esta nueva arquitectura es capaz de reaccionar con una fuerza de amortiguación lineal a cualquier estímulo, por pequeño que sea. Al mismo tiempo, elimina los botes cuando el vehículo circula sobre firmes muy irregulares, ofreciendo un confort de marcha mucho mayor.

Me ha gustado la función de Autohold, ya que proporciona un extra de comodidad en los atascos. Este sistema evita que el coche se mueva cuando el conductor levanta el pie del pedal del freno. El freno no se libera hasta que el conductor pisa el acelerador; en ese momento, el coche arranca con normalidad. Esta función se puede activar o desactivar mediante un mando situado en la consola del suelo.

Con todas estas mejoras, el Mazda6 tiene una calidad de rodadura que llega a superar a rivales de mayor precio. De este modo, frente a otros modelos equivalentes, es un coche que genera menos fatiga, y, por tanto, nos permite hacer más kilómetros sin que el cansancio haga acto de presencia de manera prematura.

Equipamiento premium

Si hablamos de equipamiento, disponemos de todo lo deseable para disfrutar de un coche muy cómodo, lujoso y seguro. Entre todo lo que puede equipar, destaca la calefacción en el volante, asientos climatizados, techo eléctrico, faros full Led adaptativos, asistente de estacionamiento visión 360º, asistente de velocidad inteligente, control de crucero adaptativo, sistema de asistencia a la frenada en ciudad, frenada de emergencia, sistema de mantenimiento de carril y control de ángulo muerto, detector de fatiga.

En el siguiente enlace puedes consultar todos los detalles de equipamiento del modelo probado.

Conclusión

El Mazda6 es un gran coche que resulta muy recomendable para aquellos clientes que valoren la calidad, el confort y el agrado de conducción entre otras muchas virtudes. El motor de gasolina de 194 CV es brillante por prestaciones, refinamiento y, sobre todo, consumo de carburante. La versión Signature, la más alta de toda la gama, nos parece la elección ideal para disfrutar de un coche más lujoso a un precio extremadamente competitivo.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580