estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Lexus > Prueba del Lexus RX 450h L Executive
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Lexus
8/12/2018
Prueba del Lexus RX 450h L Executive
Es la mejor opción posible dentro de las alternativas que plantea el mercado en la actualidad.
« Volver 

El RX 450h L es el primer Lexus con capacidad para siete pasajeros que se comercializa en Europa. Respecto a cualquiera de sus alternativas (es infinítamente mejor que un Audi Q7 o un BMW X5), el modelo de Lexus es muy superior en cuanto a confort, agrado de conducción y refinamiento. La versión más económica se puede adquirir desde 76.800 euros (aquí puedes conseguir el mejor precio).

Respecto a un RX, la versión L cuenta con una carrocería 110 mm más larga, una ganancia en tamaño que le permite instalar dos plazas traseras adicionales en una tercera fila o, si se desea, un maletero de mayor capacidad.

Amplio, versátil y con altos niveles de confort en todas sus plazas

El posicionamiento de la segunda fila es algo más alto que el de la tercera, creando más espacio para los pies a los pasajeros de la parte trasera. La tercera fila dispone de un sistema de control de climatización trizona, que proporciona a los pasajeros fila aire acondicionado trasero independiente, así como ventilación individual. Para su comodidad, los asientos de la tercera fila son abatibles de forma eléctrica -la operación se realiza con suavidad y sin apenas generar ruidos molestos-.

Ninguno de los elementos que componen los asientos plegables de la segunda fila queda expuesto, evitando cualquier posibilidad de engancharse o tropezarse al entrar y salir del coche. Acceder a la tercera fila es también muy simple, con una palanca para inclinar y deslizar hacia adelante los asientos de la segunda fila y un estribo que guía a los pasajeros hacia el interior del vehículo. Cuando los asientos de la tercera fila están guardados, los de la segunda pueden deslizarse 150 mm más – un rango mucho mayor a los de los SUVs actuales de 7 asientos – para que los ocupantes del vehículo puedan estirarse cómodamente.

Para ofrecer el mejor confort posible en la última fila de asientos, el reposabrazos multifuncional dispone, además, de dos posavasos y dos puertos USB, ideal para que los más pequeños conecten sus videoconsolas durante los trayectos largos.

El maletero, tal y como esperar en un modelo de este tamaño, es de generosa capacidad. Su volumen puede variar entre 432 y 1.656 litros -usando las tres filas de asientos, la capacidad se reduce a 176 litros-. La apertura y el cierre del maletero son completamente eléctricos, y se puede accionar desde un botón situado a la izquierda del salpicadero, desde el mando y, también, desde el propio portón.

Las plazas delanteras son muy confortables. La del conductor prácticamente roza la perfección y es infinitamente mejor que la que ofrecen cualquiera de sus alternativas.

Una vez situado en el puesto de conducción, su excelente diseño y gran variedad de reglajes existentes (todos ellos eléctricos) tanto en el asiento como en el volante, permiten que nos sintamos perfectamente integrado con todos los mandos. Además, los asientos son una auténtica delicia, pues tienen un mullido perfecto y un tapizado de piel de alta calidad. Lo mismo ocurre con el del volante y con el resto de materiales del resto de mandos y del habitáculo; todos ellos, ya sean de cuero o no, permiten que el interior sea muy acogedor y que transmita sensaciones muy agradables.

Una de las cosas que más me gustan del RX es que, a diferencia de otros modelos de la competencia, no es un coche que trate de abrumarte y hasta de cansarte con infinitas funciones plasmadas en diferentes pantallas multifunción. Como los automóviles de toda la vida, cuenta con las funciones necesarias para que el conductor se centre en conducir y en viajar lo más cómodo posible. En la pantalla multifunción que gobierna la parte central del salpicadero, encontramos una pantalla multimedia y navegación de 12,3-pulgadas. Opcionalmente, este coche dispone de un sistema de sonido a medida con 15 altavoces firmado por el especialista Mark Levinson. El equipo que este modelo equipa de serie en su versión de acceso es bastante bueno, pero recomendaría el opcional. Un coche de este nivel lo merece.

Suave, refinado y con excelentes prestaciones

El Lexus RX 450h L dispone de un sistema de conducción híbrida que combina un motor V6 de gasolina D4-S de 3,5 litros de inyección con dos generadores eléctricos. Esta combinación mecánica genera una potencia conjunta de 313 caballos (aquí puedes consultar todos los detalles de sus especificaciones técnicas).

El sistema 4×4 (e-four) es exclusivo del modelo híbrido. En vez de los engranajes de transferencia y un eje de transmisión a las ruedas traseras de otros modelos 4×4, este modelo incluye un motor eléctrico independiente instalado en la parte trasera que acciona las ruedas traseras cuando sea necesario para mantener una tracción óptima.

En el modelo RX 450h L, el sistema de selección del modo de conducción añade un cuarto modo, EV, que permite que el vehículo funcione con energía eléctrica a baja velocidad en distancias cortas. Es una forma excelente de conducir por un aparcamiento o un garaje, o para ir a hacer un recado.

La aceleración, además de ser contundente, es muy progresiva y lineal en todo tipo de condiciones, algo que es de agradecer para que el nivel de confort sea siempre excepcional. La transmisión CVT funciona muy bien y la palanca de cambio tradicional se maneja a la perfección, mucho mejor que cualquier mando de otro tipo, con las que se trata de innovar pero que funcionan mucho peor.

El consumo de carburante me ha parecido bastante moderado si se tiene en cuenta el peso de este vehículo, además de su potencia y de la gran cilindrada del motor térmico. Según nuestras mediciones, su consumo ponderado se sitúa sobre los 8 litros de media cada 100 kilómetros, lo que es un gran dato.

Pero además de su ajustado consumo, este modelo entra dentro de la categoría ECO del etiquetado de la Dirección General de Tráfico (DGT), una discriminación positiva que permite a sus propietarios obtener una serie de beneficios y ventajas, desde poder circular en episodios de alta contaminación en Madrid hasta obtener una rebaja en las tarifas de algunas autopistas en Cataluña o en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de Madrid, pasando por la exención del pago del Impuesto de Matriculación en determinadas comunidades autónomas. Asimismo, este modelo también se beneficia de una reducción del coste del Impuesto de Circulación en muchas ciudades de España y tienen autorización para circular por los carriles de alta ocupación—Carril VAO— en Cataluña.

Un confort de marcha inigualable

Los sistemas de suspensión de doble muelle delantero y trasero garantizan agilidad y un rendimiento ejemplar de la conducción en todo tipo de superficies. La suspensión variable adaptativa (AVS) ajusta la fuerza de amortiguación adaptándose a las condiciones de la carretera, y eso permite que tengamos la sensación que cualquier tipo de asfalto sea una alfombra de terciopelo. Y es que pasar por encima de cualquier bache o badén es un autético placer por lo bien que responde y trabaja todo el conjunto de las suspensiones.

Pese a que estamos ante un coche de cinco metros de largo, su maniobrabilidad es excelente. Su exquisito agrado de conducción y la ligereza que transmite, ayudan mucho para que tengamos la sensación de conducir un coche de menor tamaño y peso. Para estacionar, el asistente de estacionamiento con cámara de visión trasera es tremendamente útil.

Para el día a día es uno de esos coches -por no decir el único- que resulta tremendamente satisfactorio y placentero. Me encanta la suavidad de sus puertas, su acogedor interior, su sobresaliente confort de marcha y lo bien resuelto que está todo para disfrutar de un coche en el que se viaja en primera clase y se disfruta de su conducción. También destacaría el funcionamiento del freno de estacionamiento eléctrico que, a diferencia de otros coches, en el Lexus funciona de una manera inteligente para que se active de manera automática sin que tengamos que estar pendiente de nada. En otros muchos coches, el funcionamiento de este elemento es un auténtico dolor de cabeza.

Equipamiento cerrado y muy completo en todas las versiones

Además de todo lo comentado, el Lexus RX L ofrece elementos como control de crucero con radar dinámico, asistente de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico y selección automática de la luz de carretera (disponible en el nivel Luxury), diez airbags SRS, reposacabezas activos delanteros y techo solar eléctrico (aquí puedes consultar todo el equipamiento disponible de la versión probada).

Conclusión

El Lexus RX L es uno de los mejores coches que he probado hasta el momento. Tanto es así, que me parece la única opción posible que ofrece actualmente el mercado si se valora, por encima de todo, el confort de marcha y el agrado de conducción. Su habitáculo es muy amplio y acogedor, pues está guarnecido con materiales de gran calidad y perfectamente ensamblados. Por último, su sistema de propulsión híbrido ofrece unas excelentes prestaciones, un agrado de uso que acompaña perfectamente a la filosofía del coche y un consumo muy moderado. Además, gracias a su tecnología híbrida, este modelo dispone de la etiqueta más ecológica, lo que hoy en día es un argumento de mucho peso cuando llega el momento de adquirir un vehículo nuevo.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.