Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Ford > Prueba del Ford KA+ 1.19 Ti-VCT 85 CV Ultimate
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Ford
Prueba del Ford KA+ 1.19 Ti-VCT 85 CV Ultimate
Es la mejor opción de su segmento. Su precio resulta imbatible.
« Volver 
El Ford KA+ es un urbano de cuatro metros con carrocería de cinco puertas y un habitáculo homologado para cinco ocupantes. Está disponible en los concesionarios desde 7.700 euros, un precio imbatible si lo comparamos con cualquiera de sus rivales (ver todos los precios). Nosotros probamos la versión más potente, que resulta muy satisfactoria por refinamiento y agrado de conducción.

El diseño de su carrocería nos recuerda, tal y como cabe esperar, a otros modelos de Ford. A diferencia de sus rivales, el KA+ cuenta con un aspecto con mayor empaque que es más afín a otros modelos más costosos y de categoría superior, que a urbanos de esta categoría. Todas las versiones ofrecen de serie detalles cromados en la rejilla frontal, junto con paragolpes, tiradores y retrovisores del mismo color que la carrocería. Un paragolpes trasero de dos piezas con detalles en negro añade carácter específico para los modelos europeos y, al mismo tiempo, reduce los costes de recambio en caso de daño por colisión a baja velocidad (ver imágenes de la carrocería).

Amplio y con excelentes acabados

El KA+ es ligeramente más corto que el Fiesta de anterior generación, pero 29 milímetros más alto. Las características interiores, los asientos, los paneles de las puertas y el techo han sido optimizados para ofrecer una altura delantera de 1.002 milímetros, líder en su segmento, y un espacio trasero de 896 milímetros para las piernas y 1338 milímetros para la cadera. El espacioso interior ofrece suficiente espacio para que un pasajero que mida dos metros de alto se siente detrás de un conductor de también dos metros.

Cuenta con un maletero de 270 litros de maletero, que es más que suficiente para acomodar dos maletas grandes. Además, para alcanzar una capacidad máxima de 850 litros, los asientos traseros se pueden abatir en proporción 60/40.

Pese a ser un coche de tamaño reducido, el habitáculo dispone de 21 espacios para guardar pequeños objetos. Las zonas de almacenamiento incluyen un compartimento en el centro del panel de instrumentos, que permite a los ocupantes almacenar en el centro del panel de instrumentos y guardar, colocar y cargar dispositivos móviles tales como teléfonos y sistemas de navegación, así como espacios en las puertas delanteras que pueden guardar una botella de un litro, una de 0.6 litros y un paraguas pequeño. Hay una zona de almacenaje oculta al final del panel de instrumentos que solo es accesible cuando se abre la puerta del conductor, permitiendo que se escondan objetos de valor. El conductor y los pasajeros pueden guardar bebidas fácilmente en dos portavasos para las filas de asientos delantera y trasera.

A diferencia de cualquiera de las alternativas equivalentes, el Ford KA+ ofrece un habitáculo que transmite bastante calidad. Tal y como cabe esperar, todos los materiales son sencillos a la vez que resistentes, pero transmiten muy buenas sensaciones y un acabado muy superior al que ofrece cualquier coche de su tamaño. Para dar un buen aspecto visual, Ford ha aplicado detalles cromados en áreas de alta visibilidad como los tiradores de apertura de las puertas, los mandos de la consola central y las salidas de aire (ver imágenes del interior).



Un motor muy refinado y satisfactorio

El nuevo KA+ cuenta con una sencilla gama de motores basada en el motor de gasolina Duratec 1.2 litros. Esta motorización, que es muy refinada y agradable de utilizar, está disponible en versiones de 70 y 85 CV (ver especificaciones técnicas y prestaciones). Deriva de la misma familia que el motor 1.25 litros del Ford Fiesta y cuenta con tecnología de doble árbol de levas que mejora el rendimiento, la eficiencia de combustible y las emisiones.

En ambos casos, está disponible con una transmisión manual de cinco velocidades que, junto con el embrague, hace gala de una suavidad que ya quisieran tener todos los modelos de su clase.

Esta motorización, además de ser muy suave y agradable, es más que suficiente en el caso de la variante de 85 CV para desenvolverse por ciudad sin ningún tipo de problema, y para brindar una movilidad más que digna en carretera. También nos resulta más recomendable que cualquier mecánica equivalente con una arquitectura de tres cilindros.



Los ingenieros de Ford han trabajado para mejorar la eficiencia de combustible, gracias a una calibración mejorada, aceite de motor de baja fricción y carga regenerativa, que ahorra combustible manteniendo niveles eficientes de carga en la batería al capturar energía eléctrica “gratis” cuando los conductores frenan o van al ralentí. Al mismo tiempo, se han incorporado neumáticos de baja resistencia y se han optimizado algunos detalles aerodinámicos, tales como un spoiler inferior delantero y unas aperturas de la rejilla. Pese a estas mejoras, el consumo de carburante es el que más o menos se espera en un coche de este tamaño con una potencia por debajo de los 100 CV. Según nuestras mediciones, en ciudad se puede llegar a superar los 7 litros a los 100 km y, en carretera a velocidades legales, obtuvimos una media de 6,3 litros a los 100 km.

La base rodante cuenta con un diseño y desarrollo impecable. Sorprende encontrar una calidad de rodadura tan elevada en un coche de este tamaño. Mientras sus más directos rivales transmiten todas las asperezas de la carretera y responden con demasiada sequedad ante cualquier imperfección, en el KA+ todo está mucho más filtrado y siempre se tiene la sensación que viajamos en un coche de mayor categoría. También nos ha gustado el tacto de la dirección que, además de ser precisa y natural en su funcionamiento, hace gala de un tacto espectacularmente agradable.

Equipamiento completo

Todos los modelos KA+ cuentan con una amplia gama de especificaciones de serie que incluyen elevalunas eléctricos delanteros y traseros, regulador eléctrico de retrovisores, climatizador, volante de cuero con control de crucero, asientos delanteros calefactados, sistema de audio DAB, sensores traseros de estacionamiento, cristales traseros tintados y llantas de aleación de 15 pulgadas. El equipamiento de seguridad de serie también es muy completo, y no faltan elementos como incluye un sistema de control de presión de neumáticos que puede alertar a los conductores con una luz de aviso si un neumático se desinfla de manera significativa, y un total de seis airbags (ver todos los detalles de su equipamiento).

Nuestra conclusión

El Ford KA+ es la mejor opción que ofrece el mercado en este segmento. Nos han gustado y sorprendido por muchas razones; su impecable calidad de rodadura, su cuidado tacto de conducción, su refinado motor de 85 CV, su habitabilidad interior, sus cualidades prácticas y su completo equipamiento.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado en contenidos del motor. Fue director del Motor en la Cadena Cope en Castilla y León durante 3 años. Posteriormente fue redactor y probador de coches para el Grupo ZETA, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011 realiza artículos y las pruebas dinámicas de los coches en cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580