facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Ford > Prueba del Ford Puma 1.0 EcoBoost 125 CV Aut. ST-Line
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Ford
22/02/2021
Prueba del Ford Puma 1.0 EcoBoost 125 CV Aut. ST-Line
Ofrece un comportamiento dinámico de referencia dentro de su categoría. El acabado ST-Line aporta una estética más deportiva.
« Volver 
Después de 23 años, Ford recupera la denominación Puma para dar vida a nuevo un modelo de similar categoría pero con un concepto totalmente distinto al que ofrecía la primera generación, al menos por carrocería. El nuevo Puma, que ahora se reedita como crossover, es un vehículo derivado del Fiesta, pues tiene la misma plataforma y muchos componentes en común (ver vídeo). Nosotros hemos tenido la ocasión de probar la versión de gasolina de 125 CV asociada al acabado deportivo ST-Line, una buena combinación que te permite disfrutar al volante (más información).

Carrocería: más deportivo gracias al acabado ST-Line

Exteriormente, aunque la carrocería no tiene nada que ver con el modelo precedente lanzado en 1997 (ver vídeo), este Puma tiene ciertos guiños al primer modelo. La forma de los faros, algunos trazos del lateral, la zaga de la carrocería, los pilotos posteriores horizontales, nos recuerdan, en parte, a aquel simpático 'GTi' de finales de los noventa. Si optas por el acabado deportivo ST-Line, tendrás un coche con un aspecto más deportivo; llantas de aleación de diseño específico con la opción en negro mate, parrilla y bordes de los faros antiniebla en color negro y la opción de un spoiler de techo más grande y funcional (ver vídeo).

La paleta de diez vibrantes colores exteriores para la gama Puma incluye Blanco, Azul Báltico, Rojo Race,Gris Matter, Negro Agate, Blanco Metrópolis, Plata Solar, Gris Magnetic, Azul Desert Island y Rojo Fantastic. El único color que no tiene coste es el Blanco. El resto, dependiendo de la elección, son opcionales y los precios pueden variar entre 260 y 883 euros. Nuestra unidad de pruebas lucía el color Gris Magnetic (cuesta 727 euros) y las llantas de serie de 17 pulgadas con las que el coche ya va muy bien servido, por lo que veo innecesario gastar 987 euros por las opcionales de 19 pulgadas (ver nuestra galería de imágenes).

Interior: un puesto de conducción sobresaliente

En el interior, el Puma ST-Line ofrece un volante de fondo plano con la característica costura roja, con los asientos parcialmente en cuero también disponibles como opción. Los pedales de aleación, el cambio de marchas en aluminio y el característico revestimiento negro del techo, completan los detalles deportivos de este modelo.

Pero al margen de los detalles específicos de esta versión, que hay que reconocer que le sientan francamente bien, el Puma me ha gustado mucho por otros motivos que tienen que ver con la funcionalidad. En primer lugar, me ha encantado la posición al volante, que prácticamente roza la perfección. De hecho, hacía tiempo que no me sentía tan cómodo en un coche, independientemente del precio y de la categoría. Una vez ajustados los reglajes del asiento y volante, ambos regulables en altura y longitud, me encuentro perfectamente integrado a los mandos (quizás, he echado en falta más espacio para el pie izquierdo, pero nada preocupante ni criticable). Por lo demás, debo admitir que, por fin, pruebo un coche en el que el volante queda situado en la posición perfecta para manejarlo con soltura. Un volante que, por cierto, pese a que no es completamente redondo, se maneja muy bien, ofrece muy buen tacto y, como suele ser habitual en Ford, tiene un aro muy acolchado. Por espacio, ya sea en las plazas delanteras o traseras, no es un coche que planteé limitaciones. De hecho, un Focus no aporta mucho más en términos prácticos y de espacio frente a este nuevo Puma, que creo que consigue el equilibrio perfecto para tener un coche ideal para el día a día.

Por lo demás, el interior es como el de un Ford Fiesta. Así que, te gustará mucho la funcionalidad y el diseño de todos los mandos. Ford no ha caído en el craso error de digitalizarlo todo, y ha estudiado muy bien la ergonomía para que podamos gestionar cualquier función del coche sin volvernos locos. Por ejemplo, tal y como a mí me gusta, los mandos de la climatización y del volumen del equipo de sonido son giratorios, el resto son botones tradicionales muy claros y accesibles.

En todo el entorno del habitáculo hay suficientes huecos para dejar bebidas o los pequeños objetos de uso diario, y, en el caso del smartphones, hay un cargador inalámbrico en la consola central que nos permite recargarlo mediante un sistema de inducción. Además, si necesitamos conectarlo para recargarlo de otra manera o para acceder a Apple CarPlay y Android Auto, tenemos una toma de USB (hay otra en el compartimento del apoyabrazos central).

Como en cualquier coche actual, no puede faltar la ya tradicional pantalla multifunción ubicada en la parte superior-central del salpicadero. Tiene un tamaño de 8 pulgadas, nos muestra el sistema de comunicación y entretenimiento SYNC 3 de Ford, cuenta con una interfaz fácil de gestionar y ofrece una respuesta muy buena al tacto. Además, la pantalla es de bastante calidad.

También disponemos de un panel de instrumentos virtual totalmente configurable de 12,3 pulgadas (su diseño cambia en función del modo de conducción elegido). Al igual que la pantalla central del salpicadero, la resolución de este cuadro virtual es de bastante calidad; muy buena definición y sin un brillo excesivo que sea perjudicial para la vista.

Si hablamos de su maletero, hay que apuntar que el del Puma ofrece el mejor espacio de carga de su clase gracias a sus 456 litros de capacidad. Equipa un compartimento de carga flexible que puede albergar cómodamente una caja de 112 cm de largo, 97 cm de ancho y 43 cm de alto con la segunda fila de asientos plegada. Además, es bastante configurable, pues ofrece un espacio de almacenamiento profundo y versátil con una capacidad de 80 litros. Con 764 mm de ancho, 753 mm de largo y 306 mm de profundidad, la solución de almacenamiento puede llevar piezas inestables de hasta 115 cm de alto, como plantas en posición vertical.

Como alternativa y solución exclusiva en su segmento, hay un espacio para ocultar equipamiento deportivo sucio o botas llenas de barro (ver vídeo). Cuenta con un forro sintético y un tapón de drenaje en la parte inferior que facilitan su limpieza con agua (ver imagen), y que nos permiten utilizarlo como si fuera un lavabo o una fregadera (ver imagen). Sin duda, una solución ingeniosa que utilizarás más de lo previsto. Muy bien por los ingenieros de Ford.

El portón del maletero, que en las versiones más equipadas ofrece una apertura manos libres, integra la habitual bandeja que se abre solidariamente con el propio portón. Tiene la ventaja de ser muy ligera y de ofrecer la posibilidad de guardarla en el doble fondo del maletero para que quede oculta y no moleste. Por el contrario, quizás es un poco endeble (no tiene la consistencia de las bandejas tradicionales) y los diferentes anclajes dan la sensación de romperse con la mirada (ver imagen).

Motor: la opción automática es la más recomendable

Todas las motorizaciones de gasolina cuentan con un bloque de tres cilindros. Ford es una de esas marcas (cada vez son más) que apuesta decididamente por este tipo de arquitectura para surtir de motores a sus modelos de tamaño pequeño y medio. Hay una alternativa diésel tetracilíndrica de 120 CV que me gustaría probar para saber si es más recomendable que el gasolina en cuanto a consumo y agrado de uso (lo intentaré). Sobre el papel, su gasto de combustible es menor a igualdad de potencia (ver toda la gama de motores).

En el caso de nuestra unidad de pruebas, el motor era el 1.0 EcoBoost de 125 CV. Al igual que el resto de versiones, esta motorización cuenta con un sistema de desactivación de cilindros (el primero para un motor de tres cilindros) que desconecta automáticamente uno de los cilindros del motor cuando no se necesita la máxima capacidad de respuesta, como en las frenadas o circular estabilizados a velocidad de crucero. El sistema puede conectar o desconectar un cilindro en 14 milisegundos y resulta totalmente imperceptible para el conductor.

Esta motorización, ya sobradamente conocida, ofrece un buen rendimiento y apenas se percibe cuando vamos por carretera estabilizados a un régimen constante (ver prestaciones). Cuando la exprimimos al máximo, sí que se percibe el típico ronroneo de este tipo de motores, pero con un ruido bastante amortiguado que queda exento de vibraciones molestas. Yo no soy un gran fan de este tipo de motores, pero por prestaciones y rendimiento esta motorización cumple más que de sobra en un uso normal.

En el caso de nuestra unidad, el pequeño EcoBoost estaba asociado a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades (me parece mucho más recomendable que la manual por agrado de uso y, sobre todo, comodidad). Su funcionamiento es bueno en líneas generales, ya que resulta bastante rápida. Sin embargo, se echa en falta una salida más progresiva y constante saliendo desde parado (incluso en el modo ECO). Y es que, calibrarlo todo perfectamente (motor, acelerador y caja) para obtener un buen nivel de refinamiento con un motor de este tipo en un coche de este precio, es una tarea ciertamente complicada. Aún así, insisto, esta opción automática me parece mejor elección que la manual. Además, disponemos de unas levas detrás del volante que tienen un muy buen tacto y que son muy útiles cuando queremos tener mayor control para poder gestionar las marchas en determinadas condiciones.

El consumo puede variar mucho en función del tipo de conducción. En carretera, al ritmo que toca, obtuve una media de 5,5 litros a los 100 kilómetros con algunos tramos en los que no había, precisamente, condiciones favorables. Si el ritmo es alto y la carretera es de esas de segundo orden con muchas curvas es posible alcanzar los 9,0 litros. Ya en ciudad, y quizás siendo el dato más desfavorable, las medias siempre se movían sobre los 7,0 litros (ver consumos homologados).

Comportamiento: el mejor de la categoría

Si optas por la versión deportiva ST-Line, debes tener muy claro que este acabado no sólo afecta a la estética del coche, sino también al reglaje de la suspensión (amortiguadores y muelles son más firmes y cuentan con una configuración específica). Sin probar las versiones Titanium y Vignale, el ajuste de la suspensión de este Puma me ha parecido más firme de lo que pensaba. Por tanto, si lo que buscas es el máximo confort, probablemente sean más recomendables las dos versiones anteriormente citadas. Lo que sí me queda claro, es que, gracias a la magnífica puesta a punto de esta versión, el Puma asociado al acabado ST-Line, va francamente bien y es divertido de conducir en cuanto nos toca girar el volante. Es un coche muy equilibrado, se conecta perfectamente con él y ofrece un equilibrio impecable entre ambos ejes; tiene una muy buena mordiente en su equipo de frenos, entra perfectamente en curva, transmite una seguridad impresionante y nos pone las cosas muy fáciles para disfrutar de la conducción. Me he divertido mucho y he disfrutado mucho conduciéndolo, tanto en ciudad como en carretera.

Equipamiento de última generación

Es suficientemente completo y satisfactorio (ver vídeo). No faltan elementos de seguridad activa como el control de crucero adaptativo con Stop & Go, reconocimiento de señales, centrado de Carril, alerta de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, sistema de estacionamiento automático para aparcar en batería o en línea, luces de carretera automáticas, asistente de pre-colisión con frenada activa y un asistente de maniobra evasiva que actúa sobre la dirección para evitar colisiones cuando nos encontramos con un vehículo lento o parado (este elemento de seguridad , además de ser muy útil, me parece el más destacable).

Su oferta de equipamiento también contempla un buen sistema de sonido B&O que se ha ajustado para asegurar una experiencia de audio de primera calidad independientemente de las condiciones de conducción. El sistema de 10 altavoces incluye un subwoofer de 150 mm por 200 mm acoplado externamente e integrado en el maletero sin que ello reduzca espacio para el equipaje, que ofrece unos sonidos graves muy suaves. Las posiciones de los tweeters se han optimizado para ofrecer un sonido mejor a nivel de los asientos, creando una experiencia de sonido envolvente para todos los ocupantes. El sistema está alimentado por un amplificador de proceso de señales digitales de 575 vatios que controla la ecualización y mezcla del audio incluyendo sonido Surround seleccionable.

Sus rivales: el Puma se sitúa en lo más alto

La lista de los B-SUV, que es el segmento al que pertenece este nuevo Puma, cada vez es más amplia. Voy a seleccionar los más interesantes que he podido probar. De entrada, ninguno de ellos está a la altura del Puma en cuanto a comportamiento dinámico se refiere. Por lo demás, el modelo de Ford más o menos se da la mano con sus rivales en el resto de los apartados, aunque quiero dejar claro que el Puma me parece el más completo de todos, salvo uno. Si comienzo por el primero, sería el Renault Captur, que es el más económico y ofrece una buena relación calidad/precio. No está a la altura del Puma en muchos apartados, pero es un modelo interesante (ver prueba y ver comparativa). El segundo es el SEAT Arona, no es un coche muy emocional, tampoco me parece el más atractivo, pero me causó buena impresión en líneas generales (ver prueba y ver comparativa). La tercera opción es el Skoda Kamiq, un coche que también cuenta con una versión más deportiva (no la he probado), y que ofrece unas soluciones prácticas muy útiles (ver prueba y ver comparativa). La cuarta opción es el Nissan Juke, un modelo muy satisfactorio que apuesta por la calidad y buenos acabados. Su conducción también es muy agradable y el precio es alto (ver prueba y ver comparativa). Dejo para el final el modelo que más me gusta; el Toyota C-HR. Tuve la oportunidad de probarlo a finales del año pasado y me gustó tanto, que sería la opción que compraría sin dudarlo si tuviera que adquirir un vehículo nuevo (ver prueba y ver comparativa).

Consigue el mejor precio

La versión que hemos probado se puede adquirir desde 26.626 euros (ver todos los precios). Puedes solicitar un presupuesto de manera gratuita y sin ningún tipo de compromiso (es rápido y muy sencillo). Elige una versión e introduce el código postal de tu localidad. Al instante, te mostraremos el mejor precio del concesionario más cercano (también puedes calcular el precio del seguro). Nosotros hemos configurado este presupuesto con su correspondiente descuento.

Adicionalmente, puedes utilizar nuestro comparador de acabados para elegir la versión y los opcionales que más te interesen. También puedes comparar el Ford Puma con otros modelosver opciones de Km 0.

Últimos apuntes:

- La versión que hemos podido probar no cuenta con ningún tipo de hibridación. Por tanto, luce la etiqueta ambiental 'C' de la DGT (ver imagen).

- Nada de escapes decorativos como ocurre en otras versiones deportivas de algunas marcas alemanas. El escape del Puma es, además de bonito, de verdad (ver imagen).

- Sistema de repostaje Easy-Fuel: como es habitual en los modelos de Ford, el Puma también equipa este sistema de repostaje sencillo sin tapón. Además de ser más cómodo de usar, esta solución hace prácticamente imposible que te equivoques de combustible al repostar porque no podrás introducir ninguna otra boquilla que no sea la correcta. Y como el sistema Ford Easy-fuel no tiene tapón, no volverás a mancharte las manos (imagen 1 - imagen 2).

- Las diferentes posiciones de la caja de cambios no se iluminan, por lo que a veces hay que fijarse en el cuadro de mandos para ver la posición que tenemos seleccionada (ver imagen). El movimiento de la palanca siempre es longitudinal.

- Los modos de conducción se puede seleccionar desde un botón ubicado cerca del cambio (ver imagen). Aunque es preferible que esta función se pueda gestionar desde un mando giratorio, en el caso del puma la solución permite que tengamos más espacio en dicha zona.

- Al lado del cambio hay un pequeño hueco a medida para dejar la llave manos libres (ver imagen).

- Mandos físicos bien diseñados y agrupados (imagen 1 - imagen 2 - imagen 3 - imagen 4 - imagen 4 - imagen 5).

- El encendido/apagado del motor es por botón (ver imagen).

- Los cinturones de seguridad de las plazas delanteras tienen regulación en altura (ver imagen).

- Además de todo lo comentado, el habitáculo ofrece una buena colección de compartimentos; una amplia guantera, un espacio guarda objetos en el apoyabrazos central (ver imagen), dos redes en los respaldos de los asientos delanteros (ver imagen) y un pequeño hueco entre las dos plazas delanteras (ver imagen).

- El bloqueo de las puertas traseras es mecánico (ver imagen).

- Al margen de la magnífica versatilidad del maletero ya comentada en la prueba, hay que añadir que está equipado con un punto de luz y un compartimento para guardar el kit antipinchazos en la parte izquierda; una toma de 12V en la parte derecha; y un gancho a cada lado para colgar bolsas.

- Nuestra unidad de pruebas (ver ficha) estaba equipada con neumáticos Goodyear EfficientGrip Performance 215/55 R17 98W (imagen 1 - imagen 2).

Conclusión

El nuevo Ford Puma me ha gustado mucho. Tanto, que logra colocarse entre mis preferidos dentro de los coches de su tamaño. Se trata de ese coche perfecto para utilizar a diario que te vale, tanto para uno uso urbano, como para hacer las veces de un modelo compacto o de una berlina de tamaño medio. La versión deportiva ST-Line aporta mucho picante para encontrarnos un coche de tacto deportivo que no defrauda en absoluto y que se conduce con una facilidad impresionante en todo tipo de condiciones. El pequeño de motor de tres cilindros rinde bien y puede llegar a consumir muy poco. Por lo demás, ofrece un maletero muy amplio y versátil, un interior amplio, un buen acabado en líneas generales y un diseño atractivo que aún gana más si optas por el acabado deportivo ST-Line.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580