facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Volkswagen > Prueba del Volkswagen Tiguan Allspace Advance 2.0 TDI 150 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Volkswagen
24/03/2018
Prueba del Volkswagen Tiguan Allspace Advance 2.0 TDI 150 CV
Es un modelo muy recomendable por calidad, espacio interior, dinamismo y agrado de conducción.
« Volver 
Volkswagen refuerza su oferta en el segmento SUV, el de mayor crecimiento del mercado. Después de lanzar el T-ROC, es el turno del Tiguan Allspace, el hermano mayor del Tiguan. Este modelo cuenta con 7 plazas de serie, 21 cm más de longitud y hasta 1.760 litros de capacidad total de maletero con la segunda y tercera filas de asientos abatidas. En caso de abatir únicamente la tercera fila, la capacidad es de 685 litros.

La segunda generación del Tiguan llegó al mercado el año pasado, y, ahora, Volkswagen ofrece el nuevo Tiguan Allspace con 7 plazas de serie, una longitud exterior 215 mm mayor y una distancia entre ejes 109 mm más larga que la del Tiguan, lo que le permite ofrecer más espacio para equipaje y pasajeros, así como una mayor flexibilidad.

Un habitáculo impecable

Al igual que el Tiguan de cinco plazas, el interior hace gala de unos muy buenos acabados y unos materiales que transmiten calidad y solidez. Al igual que el magnífico acabado de la carrocería, el interior es equivalente al de un Volkswagen Golf, lo que habla muy bien de este modelo. El interior resulta acogedor y muy agradable, ya que la sensación de calidad es brillante. Pese a que nuestra unidad de pruebas contaba con el acabado Advance -el acabado de acceso-, nos sigue pareciendo un coche muy satisfactorio en el que no se echa en falta más lujo y equipamiento. Por ejemplo, el cuadro de instrumentos no es el digital que adopta el acabado Sport, sino el analógico típico de Volkswagen. A nosotros nos sigue pareciendo muy bueno y satisfactorio por la información que ofrece y por la claridad del mismo.

Como suele ser norma de la casa, el interior es minimalista y todos los mandos están perfectamente diseñados y ubicados. En la consola central, encontramos la habitual pantalla central, en este caso de 8 pulgadas, desde la que se puede manejar prácticamente todas las funciones del vehículo. Además, la conectividad se ha visto mejorada para que casi todos los tipos de smartphones con iOS, Android o Mirrorlink, puedan conectarse a través de la aplicación «App-Connect» (incluida en el paquete de lanzamiento de todas las versiones). La resolución, que es de gran calidad, está a la misma altura que el diseño y la interfaz.

Los asientos, que también son los básicos que ofrece este modelo, son igualmente satisfactorios. Cuentan con un tapizado de tela de una calidad más que aceptable y reglajes mecánicos en longitud, altura y lumbar. Por sujeción y ergonomía, nos han parecido lo suficientemente buenos como para viajar con un confort muy elevado sin que la espalda o las piernas se resientan en largos desplazamientos. Para garantizar la seguridad en caso de colisión, los reposacabezas de los asientos delanteros cuentan con reposacabezas regulables en longitud.

Las plazas de la segunda fila gozan de gran amplitud en todas sus cotas, y, sin contar con unos asientos tan confortables como los delanteros, son muy superiores en confort y diseño si los comparamos con los que equipan todos los rivales de la competencia. En el caso del Tiguan Allspace, nos hemos sentido muy cómodos desde el primer momento, ya que permiten que podamos adoptar una postura natural una vez sentados. Para incrementar los niveles de confort en los largos desplazamientos, hay un apoyabrazos central de generoso tamaño y muy mullido con dos posavasos integrados. Además, los respaldos de los asientos delanteros integran dos bandejas de plásticos que, pese a que no están guarnecías con un recubrimiento de goma o tela y ser un poco endebles, resultan tremendamente prácticas.

La tercera fila, que integra dos plazas, es válida para que puedan viajar dos adultos. Es cierto que son estrechas y cuentan con poco espacio en longitud, pero no dejan de ser muy útiles en caso de emergencia y, si los que viajan en las mismas son niños, no platearán ningún tipo de inconveniente.

Gran capacidad de maletero

A diferencia del Tiguan de cinco plazas, la versión Allspace cuenta con 21 cm más de longitud y hasta 1.760 litros de capacidad total de maletero con la segunda y tercera filas de asientos abatidas. En caso de abatir únicamente la tercera fila, la capacidad es de 685 litros, un espacio más que suficiente para poder llevar todo el equipaje necesario. Si además queremos transportar objetos muy largos de manera puntual, el asiento delantero del acompañante, puede abatirse hacia delante -nos parece una gran solución-.

El maletero, que es suficientemente capaz, nos ha parecido mejorable en algunos aspectos. En primer lugar, no es completamente plano, tal y como ocurre en otros modelos equivalentes; hay un pequeño resalte en el piso -muy cerca de la boca de carga- y, además, los asientos de la segunda fila no quedan enrasados con el piso. Por otro lado, a ambos lados del mismo, hay dos huecos muy profundos que no están cubiertos con ninguna tapa. No obstante, hay otras soluciones interesantes, como, por ejemplo, el espacio perfectamente diseñado debajo del piso del maletero para guardar la bandeja, y los tiradores mecánicos que nos permiten abatir los asientos posteriores.

Cuando nos ponemos en marcha, el Tiguan Allspace transmite, como muchos modelos de Volkswagen -no todos-, un gran placer de conducción. Los mandos responsables de la conducción responden con suavidad y precisión. Especialmente, destaca la dirección, que tiene el grado de dureza justo y deseado en cada momento y transmite un nivel de precisión que a la mayoría de oponentes les cuesta alcanzar. Por su parte, el volante está muy bien diseñado, ya que tiene unas formas muy ergonómicas y un aro muy fino -el tapizado de piel con el que está forrado este mando, es muy suave y transmite agrado-.

El acertado tarado de las suspensiones y el perfil del neumático, siempre nos permitieron disfrutar de un nivel de confort muy elevado, una calidad de rodadura excepcional y una sensación de estabilidad y seguridad sobresalientes.

Un muy buen motor y una calidad de rodadura sobresaliente

Nuestra unidad de pruebas equipaba el motor 2.0 TDI de 150 CV, que es la única opción disponible dentro de las mecánicas diésel que nos ofrece la versión Advance (ver especificaciones técnicas). Se trata de un motor muy refinado, agradable de utilizar y más que competente para cubrir cualquier tipo de necesidad. Después de realizar un buen número de kilómetros por todo tipo de carreteras -con equipaje incluido-, en ningún momento encontramos limitaciones ni carencias en su respuesta en todo su margen de giro. A nuestro juicio, es un motor muy equilibrado en todos sus apartados y resulta tan satisfactorio o más que un gasolina, sobre todo si lo analizamos en términos de ruidos y vibraciones.

El consumo de carburante es otro de los puntos fuertes de esta mecánica, pues es sumamente sencillo conseguir medias de 5,7 litros a los 100 kilómetros en autovía circulando a velocidades legales y, en muchos casos, circulando en condiciones desfavorables. En ciudad o conduciendo a un ritmo claramente más ágil, el gasto de combustible se mantiene muy estable -según nuestras mediciones, en ningún caso superamos los 7 litros de media-.

Gama, precios y equipamiento

El nuevo Tiguan Allspace ofrece 2 acabados que cuentan con más equipamiento de serie que el Tiguan de cinco plazas. La versión Advance incluye la tercera fila de asientos de serie, lo que permite llevar a 7 pasajeros a bordo; un paquete exterior exclusivo con acabados cromados que presenta una cobertura de aluminio en los retrovisores; barras de techo en plata y un spoiler delantero plateado. Equipa llantas Tulsa de 17", un portón trasero eléctrico y el asistente Front Assist con ACC.

Esta versión se ofrece con un paquete de lanzamiento sin coste para el cliente que consiste en App-connect con Media Control; asistente de aparcamiento Park Assist; navegador Discover Media con pantalla de 8" y una cámara trasera Rear View.

El acabado Sport añade el sistema Keyless (de apertura sin llave); un portón trasero con sistema de apertura y cierre "Easy Open/Easy Close"; faros LED con ajuste automático y llantas de aleación Kingston 18". El paquete de lanzamiento sin coste para el cliente de la versión Sport añade al paquete Advance la vista 360º Area View y el techo solar corredizo.

La gama de potencia del Tiguan Allspace va desde los 150 a los 240 CV. Al igual que su hermano el Tiguan, el Allspace se ofrece con tracción delantera y total 4Motion con active control que incluye un selector de perfiles de conducción y un asistente para descenso y para arranque en pendientes.

Las versiones de tracción delantera de este SUV pueden remolcar hasta 2.200 Kg en función de la versión del motor, mientras que las versiones de tracción total pueden llegar a los 2.500 Kg.

El Tiguan Allspace ofrece 6 motores: tres de gasolina 1.4 TSI de 150 CV con cambio manual o DSG de 6 velocidades; y un 2.0 TSI de 180 CV y de 220 CV ambos con cambio DSG de 7 velocidades y tracción total 4Motion. Los tres motores diésel 2.0 TDI ofrecen 150 CV en versión manual de 6 velocidades y DSG de 7 con tracción delantera o 4Motion; 190 CV DSG7 4Motion y 240 CV DSG7 4Motion. La versión de acceso se puede adquirir desde 35.640 euros (ver todos los precios).

Uno de los pilares más importantes para la marca Volkswagen es la seguridad, y el Tiguan Allspace, además del tradicional sistema de airbag frontal para conductor y acompañante, viene equipado de serie con un sistema de airbag de cabeza para pasajeros, tanto de la zona delantera como de la trasera, e incluye airbags laterales delante.

También añade los sistema de vigilancia del entorno "Front Assist" con frenada de emergencia en ciudad; el sistema proactivo de seguridad de los ocupantes "Pre-Crash", que incluye el tensado de los cinturones y el cierre de ventanas y del techo corredizo. Otros sistemas que se ofrecen como opción son el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist y el sistema de frenado de emergencia Emergency Assist, entre otros.

En cuanto a tecnología, el nuevo Tiguan Allspace incorpora de serie en el acabado Advance un asistente de velocidad de crucero adaptativo ACC; un portón trasero con apertura y cierre eléctricos "Easy Open/Easy Close", y de serie para el acabado Sport, los faros LED con ajuste automático "Dynamic Light Assist"; el sistema de cierre y arranque sin llave ""Keyless-Access" y el salpicadero digital VW Digital Cockpit .También se ofrecen de serie en toda la gama los sistemas de conectividad App-Connect y Guide & Inform y de manera opcional el servicio Security & Service.

Nuestra conclusión

El Tiguan Allspace es un modelo muy recomendable por calidad, equipamiento, tecnología, dinamismo y agrado de conducción. Su maletero ofrece una generosa capacidad y la disposición de las diferentes plazas del habitáculo está muy bien resulta. La opción diesel de 150 CV es muy equilibrada por refinamiento, rendimiento y consumo.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580