Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Skoda > Prueba del Škoda Kodiaq RS
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Skoda
Prueba del Škoda Kodiaq RS
El gran SUV de de la firma checa es uno de los mejores modelos que hay actualmente en el mercado. La versión RS es rápida, atractiva, divertida y muy equilibrada.
« Volver 
El Škoda Kodiaq RS es el primer SUV de la familia RS de Škoda y también la nueva punta de lanza de la gama SUV del fabricante checo. Este modelo de alto rendimiento equipa el motor diésel de serie más potente de la historia de Škoda, con una entrega de 240 CV. Está disponible en los concesionarios de la marca desde 43.500 euros, un precio muy competitivo si tenemos en cuenta su categoría, calidad, potencia y equipamiento. En el siguiente enlace puedes conseguir el mejor precio.

Deportivo y elegante

Si comenzamos por su diseño, el Kodiaq RS resulta espectacular. Estrena el nuevo logo RS de la marca, que adorna la parrilla del radiador y la parte trasera de la carrocería -este nuevo logo, según la marca, incluye la ‘v’ de victoria, mientras que el color rojo simboliza deportividad y poder-. Por lo demás, los detalles específicos en su diseño se centran en unos parachoques que han sido rediseñados, dos salidas de escape decorativas con efecto cromado, el habitual reflector de los modelos RS que recorre todo el ancho del vehículo en su zaga, y una tonalidad negra que está presente en la parrilla frontal, los espejos retrovisores, los faldones y pasos de rueda, y las llantas de aleación. Precisamente, ya que hablamos de las llantas, éstas, lucen unas relucientes pinzas de freno rojas que son claramente visibles.

Los grupos ópticos utilizan tecnología LED de última generación para sus faros delanteros y traseros. Los delanteros son full-LED, mientras que los traseros disponen de luces LED. Todos vienen de serie.

El Kodiaq RS también es el primer SUV de la familia deportiva RS en ofrecer el acabado en Azul Race metalizado. Es el que lucía nuestra unidad de pruebas y, además de espectacular, nos parece muy recomendable. Es opcional y cuesta 695 euros.

La versión más deportiva de la gama Kodiaq también luce el nuevo logo RS en el interior; está presente en el volante multifunción deportivo y el pomo de la palanca del cambio de marchas DSG de 7 velocidades, así como en los asientos delanteros y los asientos exteriores de la segunda fila. Además, los materiales refinados, las sutiles costuras de contraste y los elementos en rojo crean un toque muy deportivo. Los asientos deportivos con reposacabezas integrados en la primera fila son de Alcantara, fibra de carbono y cuero, y están adornadas con costuras de contraste rojas específicas RS en diseño de diamante. El Alcantara, que es un material usado con frecuencia en el motor de competición por su bajo peso y buen agarre, también está presente en los paneles de las puertas, aquí con costuras negras en diseño de diamante. Las costuras rojas vuelven a aparecer en el volante y los reposabrazos de las puertas.

Los asientos delanteros son espectaculares, pues ofrecen unos niveles de calidad elevadísimos, una sujeción perfecta y un confort sobresaliente. Los de la segunda fila no son tan ergonómicos, pero también están muy bien fabricados y resultan confortables; disponen de un apoyabrazos en la plaza central con dos posavasos integrados. Además, para incrementar ese nivel de confort, disponen de calefacción y, la climatización, se puede regular de manera independiente.

La decoración en carbono en el panel de instrumentos, una línea de techo negra y los pedales en acero inoxidable completan la apariencia deportiva del SUV. Los alféizares de las puertas lucen el logo Kodiaq y el paquete LED con iluminación ambiental viene de serie. Este último se puede configurar en diez colores a elegir: Blanco Cool, Naranja Fire, Canela, Rojo RS, Rosa, Morado, Azul Oscuro, Azul Celeste, Verde Škoda y Verde Acid.

Entre todo lo que ofrece el interior, destaca el nuevo diseño deportivo del cuadro de instrumentos digital, que es de serie y es totalmente personalizable. Presenta un efecto deportivo de fibra de carbono y ofrece un quinto modo de visualización. Este diseño Sport sitúa el velocímetro y el cuentarrevoluciones en el centro, y permite al conductor ver claramente su velocidad y las revoluciones del motor, incluso conduciendo de modo más dinámico. En cambio, la emisora de radio o la información de navegación se muestran en pequeño.

Disponible con la opción de siete plazas

Como todos los Kodiaq, el modelo deportivo RS viene de serie con cinco plazas, las cuales se pueden incrementar hasta siete de forma opcional -cuestan 1.090 euros y estaban disponibles en nuestra unidad de pruebas-. En modo cinco plazas, el Kodiaq ofrece un impresionante maletero de 725 litros con los asientos en su posición, y de 1.960 litros cuando los asientos están abatidos. Con todos los asientos ocupados, el modelo de siete plazas tiene una capacidad de maletero de 230 litros, que crece hasta los 715 litros con la tercera fila de asientos abatida y hasta los 1.950 con la segunda y tercera fila abatidas. Con todas las configuraciones, y a diferencia de muchos modelos de este tipo, el piso del maletero está totalmente cubierto. Su acabado es impecable.

Como ya es típico en Škoda, el Kodiaq RS ofrece numerosas soluciones prácticas que facilitan el día a día. El equipamiento de serie incluye la cubierta del maletero extraíble y retráctil, así como las redes del maletero. Elementos clásicos como el compartimento para paraguas en las puertas delanteras y el rascador de hielo bajo la tapa del depósito de combustible también vienen de serie, así como el soporte para tickets en el pilar A del lado del conductor. Por último, también hay soluciones muy interesantes, como el espacio de almacenamiento multifunción en la consola central y la protección de los bordes de las puertas

El portón trasero es de accionamiento eléctrico, un equipamiento que se agradece muy mucho. Su funcionamiento es impecable, pues la apertura y cierre, además de ser muy refinada, resulta fluida. El portón se puede abrir desde el interior, el mando a distancia o desde un pulsador integrado en el propio portón. Opcionalmente, se puede adquirir la función pedal virtual, que nos permite abrir el maletero automáticamente realizando un movimiento de pie debajo del paragolpes.

Un diésel con sabor a gasolina

Como buena versión deportiva que se precie, el motor es un elemento fundamental. En el caso de este Kodiaq, disponemos de un diésel de 240 CV y 500 Nm de par motor máximo. Con estas cifras, estamos ante el motor diésel más potente equipado hasta la fecha por un Škoda. En el siguiente enlace puedes consultar las especificaciones técnicas de esta versión.

El núcleo del potente motor 2.0 TDI del Kodiaq RS es su tecnología biturbo de doble fase. El motor de 2 litros incluye dos turboalimentadores conectados en serie. El primero es un turboalimentador de gases de escape de alta presión equipado con una pequeña turbina, una pequeña rueda de compresión y regulación electrónica de las palas de turbina. Esta estructura permite ofrecer una respuesta inmediata, incluso con un régimen de motor bajo. El segundo turbo es un alimentador de baja presión. Con un su gran turbina y rueda de compresión, consigue una presión de carga considerablemente mayor, de hasta 3,8 bar con régimen alto de motor, lo que incrementa la entrega del motor de forma notable. Con un régimen de motor bajo, el alimentador funciona en dos fases. El alimentador de baja presión es responsable de la precompresión del aire absorbido; el alimentador de alta presión se encarga de la compresión principal. Con régimen de motor alto, solo se usa el alimentador de baja presión con una sola fase operativa. Así estructurado, el sistema turbo garantiza una entrega constante de energía con un tiempo de respuesta corto y valores máximos elevados.

Gracias a la tecnología biturbo, el 2.0 TDI entrega su par motor máximo de 500 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm, lo que nos deja claro la fuerza que tiene esta motorización desde la parte más baja del tacómetro. Siempre disponemos de una respuesta sobresaliente y de una aceleración propia de un deportivo de altas prestaciones. Si hablamos de cifras, este Kodiaq tan especial acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y tiene una velocidad punta de 221 km/h.

Un coche de este tipo necesita un sonido deportivo, y el Kodiaq RS lo tiene. Por este motivo, estamos ante el primer Škoda que equipa el sistema Dynamic Sound Boost. Se trata de un un sistema que modula el sonido del coche. La unidad de control específica de este sistema puede leer señales CAN Bus, como el régimen del motor, el par motor, la marcha seleccionada o la velocidad. Usando complejos algoritmos, calcula una señal específica. El actuador, que está posicionado cerca del tubo de escape, produce un sonido “artificial” basado en dichas señales, e interfiere y suplementa el sonido original del sistema de escape con un sonido deportivo y emotivo.

Esto significa que se pueden generar distintos sonidos en función del modo de conducción o de las preferencias del conductor. Así, el espectro va desde un modo silencioso a otro particularmente deportivo. Al igual que el Control de Chasis Dinámico, los tres sonidos disponibles en el Kodiaq RS se asocian con el Selector de Modo de Conducción. En el modo Comfort, el KODIAQ RS tiene un sonido suave y discreto, mientras que en los modos Normal y Snow este es considerablemente más dinámico. Al escoger el modo Sport, el rendimiento del SUV adquiere un tono acorde especialmente potente. En el modo Individual, el conductor puede elegir el tono para adaptarse a sus preferencias personales. En el modo Eco, el Dynamic Sound Boost no produce ningún sonido adicional, por lo que el coche es muy silencioso.

Esta motorización está asociada a una transmisión de doble embrague (DSG) de 7 velocidades. Ha sido especialmente diseñado para el uso con motores potentes y transmite la potencia con suavidad y comodidad. Además, es muy rápida y permite que se tremendamente eficaz en conducción deportiva. Se puede gestionar de manera automática o manual utilizando el mando del cambio o las levas del volante de serie.

El 2.0 TDI es potente, aunque extremadamente eficiente. Según nuestras mediciones, en ciudad el gasto se sitúa sobre los 8,0 litros, mientras que en carretera, esa cifra llega a rebajarse en 2,0 litros, buenos registros en ambos casos. Si queremos ser más eficientes, ambas cifras puede reducirse sin problemas para ajustar aún más los consumos.

El Kodiaq RS es un coche muy eficiente. Para serlo, equipa catalizador de oxidación y un filtro de partículas de diésel montados directamente sobre el motor, así como un catalizador SCR para el tratamiento de los gases de escape. Además, dispone de sistema Stop-Start, así como de recuperación de la energía de frenada. El elaborado sistema de gestión térmica, con una bomba de refrigerante conmutable, también contribuye a reducir el consumo. El sistema eleva rápidamente la temperatura del motor al nivel deseado una vez se arranca el motor. Con todas estas soluciones tecnológicas, el Kodiaq RS cumple con la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP.

Equilibrio perfecto

El Kodiaq más potente de la gama dispone de serie de unos amortiguadores que se ajustan automáticamente a las condiciones de conducción o al terreno en todo momento. Este sistema, que también se usa en otros modelos de la gama Kodiaq, ha sido especialmente adaptado al potencial de esta versión tan especial. El Selector de Modo de Conducción permite al conductor elegir entre los modos Eco, Comfort, Normal, Sport, Individual y Snow, con sus correspondientes parámetros ajustados electrónicamente para los amortiguadores, así como activar un modo Off-Road usando un botón de la consola central. El Control de Descenso en Pendientes está disponible a velocidades de hasta 30 km/h y el ABS, el Control Electrónico de Estabilidad (ESC), los bloqueos electrónicos de diferencial (ESC) y el Sistema de Control de Tracción (TCS) funcionan todos con los mismos parámetros especiales offroad.

El ESC dispone de dos fases. Cuando está seleccionado el modo Sport, el ESC es menos restrictivo y hasta permite ligeros derrapes en las curvas cuando el sistema comprueba que tenemos la situación bajo control.

La dirección eléctrica, de dureza progresiva, cuenta con unos parámetros específicos desarrollados para esta versión. Con esta configuración, el ángulo de dirección siempre es pequeño, lo que permite que la dirección sea rápida y tremendamente precisa. Por otra parte, con ángulos de dirección más amplios – como los giros a baja velocidad en ciudad – las fuerzas de dirección se reducen considerablemente, haciendo que el coche sea más fácil de maniobrar. Su tacto es agradable, preciso, natural y consistente.

El comportamiento dinámico de Kodiaq RS es excepcional en cualquier modo de conducción. Si optamos por el más deportivo, el Sport, encontraremos un coche aún más eficaz. Y es que, practicando una conducción deportiva, este Kodiaq es un coche que transmite una sensación de seguridad muy alta y una facilidad de conducción que nos permite ir muy rápido sin estrés.

La tracción total es la guinda al pastel para disfrutar de un equilibrio y motricidad realmente excepcionales. Dispone de un embrague multidisco de quinta generación, controlado electrónicamente, que es más compacto y 1,4 kg más ligero que su predecesor, distribuye la potencia de forma variable entre las cuatro ruedas en cuestión de milisegundos, y virtualmente sin que lo percibamos. Lo hace en función de la situación de conducción detectada por los sensores del coche – anticipándose incluso. Hasta el 85% del par motor puede asignarse a una rueda concreta; con cargas pequeñas, solo las ruedas delanteras reciben energía para ahorrar combustible. El bloqueo electrónico diferencial EDS en las partes frontal y posterior también evita que las ruedas individuales giren sobre un mismo eje. La rueda que gira se ralentiza automáticamente a la vez que se transfiere más par a la segunda rueda, con mejor tracción.

El Kodiaq RS está equipado con frenos de 17 pulgadas en todas las ruedas. El diámetro de los discos de freno traseros ha sido incrementado hasta los 310 milímetros. Tienen un grosor de 22 milímetros, están ventilados y se ralentizan usando pistones de 42 milímetros de diámetro. En las ruedas delanteras, se usan pinzas de freno de un pistón con 60 milímetros de diámetro. Los discos, también ventilados, tienen un grosor de 30 milímetros y un diámetro de 340 milímetros. Con este equipo, disfrutamos de un muy buen tacto de pedal y de mucha mordiente cuando queremos detener el coche en pocos metros o nos movemos en una carretera con muchas curvas en la que es necesario aplicar constantes frenadas.

Mucho equipamiento

Si hablamos de equipamiento, el Kodiaq RS también es un coche muy satisfactorio. Nos ha gustado mucho el sistema de estacionamiento automático, que es realmente útil cuando queremos aparcar en plazas en las que hay poco espacio. También hay otros elementos que incrementan el agrado de uso del coche a diario, como el sistema de arranque sin llave y el portón de apertura y cierre automático. Hay otros elementos muy prácticos, como las ventanas traseras tintadas, el asiento del conductor ajustable eléctricamente con función de memoria y puertas traseras que incorporan un bloqueo de seguridad automático.

De serie, el Kodiaq RS equipa el sistema de infoentretenimiento Bolero con conexión Bluetooth y tecnología SmartLink+. Adicionalmente, de manera opcional, el modeo de Škoda ofrece un sistema de navegación Columbus que también permite acceder a los servicios móviles online de Škoda Connect.

Opcionalmente, el Kodiaq RS dispone de un sistema de carga por inducción para teléfonos móviles. Esto conecta de forma inalámbrica un smartphone con la antena del coche y lo carga de forma inductiva siguiendo el estándar Qi, siempre que el dispositivo sea compatible técnicamente. Un paquete opcional incluye un puerto USB frontal adicional, el puerto USB trasero del Jumbo Box y un enchufe de 230 V entre los asientos delanteros para los pasajeros de detrás. La Comunicación In-Car (ICC) hace que comunicarse sea más fácil usando un micrófono para capturar lo que dicen los ocupantes de los asientos delanteros y amplificándolo a tiempo real mediante altavoces en la parte trasera.

Conclusión

El Kodiaq es un gran coche que aquí hemos recomendado en repetidas ocasiones. La nueva versión deportiva RS es la opción ideal si estás buscando un gran SUV de siete plazas con tacto deportivo y con unas prestaciones de primerísimo nivel. Para el día a día, al igual que el resto de la gama Kodiaq, el RS es un coche perfectamente utilizable para el día a día, pues resulta muy práctico y confortable. Para divertirse en una carretera con curvas y disfrutar de la velocidad, el Kodiaq también es el mejor de su clase. Sin duda, uno de los mejores coches que hay actualmente en el mercado.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580