Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Skoda > Prueba del Škoda Scala 1.0 TSI 115 CV Style
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Skoda
Prueba del Škoda Scala 1.0 TSI 115 CV Style
Destaca por habitabilidad, maletero, comportamiento dinámico, cualidades prácticas, equipamiento y precio.
« Volver 
El Scala es el modelo compacto de Škoda que sustituye al Spaceback. Se comercializa únicamente con carrocería de cinco puertas y tiene una gama formada por un total de cinco motores; uno diésel y tres de gasolina. Nosotros hemos probado la versión de gasolina de 115 CV asociada a la transmisión manual de 6 velocidades y al acabado Style, el más alto de toda la gama. El modelo de acceso se puede adquirir desde 13.900 euros (en el siguiente enlace puedes conseguir el mejor precio).

Estrena lenguaje de diseño

El Scala es el primer Škoda que implementa la siguiente fase de desarrollo del lenguaje de diseño de la marca. Además, también es el primer vehículo de producción de la firma checa en Europa que luce la inscripción 'Škoda' en letras mayúsculas en el centro del portón trasero en lugar del logo de la marca.

Como es habitual en todos los modelos de Skoda, el ajuste de todas las piezas que compone la carrocería está muy cuidado, incluso más que modelos más costosos. Todas las puertas están bien asistidas para abrirlas y ajustan perfectamente al cerrarlas. El portón de nuestra unidad de pruebas es de accionamiento eléctrico. Su apertura y cierre se realiza con rapidez, algo que es de agradecer.

Los faros delanteros y traseros equipan tecnología LED; los delanteros son estrechos y cónicos, mientras que los traseros tienen un diseño afilado en forma de L. El Scala es el primer Škoda en ofrecer intermitentes traseros dinámicos de forma opcional. Los intermitentes se dividen en dos LEDs individuales. Cuando el conductor los activa, parpadean hacia afuera con un movimiento de barrido. Los intermitentes dinámicos son fácilmente visibles por los usuarios de la vía, incluso si hace mal tiempo, por lo que es una contribución importante para la mejora de la seguridad vial. Mención especial merece el alumbrado, que es sobresaliente, sobre todo en las luces de largo alcance.

La gama de llantas disponibles para el Scala parte de los modelos de acero de 15 y 16 pulgadas. Además, se puede elegir entre numerosas llantas de aleación de entre 16 y 18 pulgadas. Las llantas Hoedus de 16 pulgadas, las Propus de 17 y las Vega Aero de 18 son nuevas en la oferta. Todas son en negro brillante y se han optimizado aerodinámicamente para agilizar el coche.

Amplio, práctico y muy bien fabricado

Como es habitual en la marca, el Scala ofrece un interior muy espacioso, igualando prácticamente al del Octavia. Esto es gracias a los 2.649 milímetros de distancia entre ejes del vehículo, que permiten unos amplios 73 milímetros de espacio para rodillas. El espacio para codos en la parte trasera es de 1.425 milímetros; con 982 milímetros, el espacio trasero para la cabeza es el más grande de su clase.

Cuando nos sentamos a los mandos, vemos que Škoda sigue apostando por el diseño lógico y práctico para diseñar sus interiores. Todos los mandos son los habituales utilizados por la marca y están diseñados para ser intuitivos, accesibles y agradables de usar. Además, se agradece que se siga apostando por mandos giratorios para gestionar el climatizador y el equipo de sonido. Tan sólo nos hubiera gustado que la regulación de la ventilación también se pudiera realizar mediante un mando físico, no obstante, todo el menú que nos muestra la pantalla táctil resulta claro y muy ordenado.

El Scala también es el primer Škoda en incorporar la última generación de sistemas de infoentretenimiento. Nuestra unidad de pruebas disponía del sistema multimedia Bolero de 8 pulgadas. Nos parece más que suficiente y, aunque los botones para elegir cada menú son virtuales, la pantalla integra dos mandos giratorios físicos que son todo un acierto. La pantalla ofrece una magnífica resolución, una buena respuesta al tacto, un diseño atractivo y un orden perfecto en la configuración de menús y diferentes opciones. Asimismo, el sistema de infoentretenimiento Bolero incluye conexión Bluetooth y tecnología SmartLink+. La tecnología inalámbrica SmartLink+ es un extra opcional que permite conexión sin cables para los smartphones.

Los asientos ofrecen una muy buena calidad de construcción y, en el caso de nuestra unidad de pruebas, estaban guarnecidos en piel y alcántara. Además, también contaban con reglajes eléctricos (483 euros) y tenían calefacción (393 euros). Todos nos resultaron muy cómodos y satisfactorios.

El volante, pese a que no es completamente redondo, nos ha gustado por tacto y por la calidad de su tapizado. Como elemento de confort extra, puede ser calefactable.

Nuestra unidad de pruebas lucía el panel de instrumentos tradicional de Škoda. Es tan claro y satisfactorio, que no vemos necesario gastar los 513 euros que cuesta el 'Virtual Cockpit' (totalmente digital).

La calidad del interior nada tiene que ver con el Spaceback. Ahora encontramos mejores materiales, todo ofrece mayor solidez y transmite una sensación de agrado superior. Cabe destacar la parte más visible del salpicadero, que está formada de un material blando bastante consistente. En las puertas delanteras también encontramos zonas acolchadas, un material que también nos gustaría encontrar en los paneles de las puertas posteriores y en la zona de la consola central que está a la altura de las rodillas.

Las plazas traseras son espectaculares, no sólo por el espacio disponible en todas las cotas tal y como hemos comentado con anterioridad, sino también por la posición y diseño de los asientos, que nos ayudan a tener una postura, una vez sentados, muy natural y confortable (hacía tiempo que no probábamos un coche con unas plazas traseras tan buenas). Para mejorar el nivel de confort, encontramos un apoyabrazos muy acogedor que integra dos posavasos, calefacción y tomas USB-C.

El maletero es enorme. Tanto es así, que es el más grande de su segmento. Gracias a sus 467 litros y a sus formas regulares, podemos disfrutar de una capacidad propia de vehículos de mayor tamaño. Si necesitamos un volumen extra, podemos abatir los respaldos de los asientos posteriores con facilidad para disfrutar de 1.410 litros.

Muy estable y agradable de usar

Intentaremos probar la versión 1.5 TSI de 150 CV, pues creemos que tiene que ir muy bien en este coche. No obstante, la motorización que es objeto de esta prueba nos ha sorprendido gratamente. Se trata de un motor tricilíndrico de gasolina de 115 CV y 1.0 litros y una arquitectura de tres cilindros, actualmente tan de moda. A diferencia de otros motores con una arquitectura de tres cilindros, el de Skoda nos ha gustado especialmente por rendimiento, aislamiento, consumo y agrado de uso. Además, su transmisión manual de 6 velocidades nos permite conseguir unos consumos brillantes. Concretamente, circulando por autovía a velocidades legales y en condiciones claramente desfavorables, obtuvimos una media de 5,3 litros a los 100 kilómetros. En ciudad, también circulando a velocidades legales y en condiciones normales, el gasto se situaba sobre los 6,5 litros. También un gran dato.

En el siguiente enlace puedes consultar todas las especificaciones técnicas de la versión probada.

El Scala es un coche que agrada mucho usar a diario. Además de la buena puesta a punto de la parte mecánica, la suspensión también está muy trabajada para encontrarnos un coche muy estable, extremadamente fácil de conducir, preciso en todo tipo de vías y con una magnífica frenada. La dirección, por su parte, tiene muy buen tacto y, en su tarado normal, una suavidad deliciosa.

Opcionalmente, dispone de un nuevo Control de Chasis Deportivo. Cuenta con un chasis es 15 mm más bajo y, además del modo Normal, dispone de un modo Sport con características más rígidas para los amortiguadores de válvula reversible. Esto deriva en una experiencia más deportiva; el conductor siente una conexión más intensa con la carretera. Los conductores pueden alternar entre las dos configuraciones de chasis a través del menú del Selector de Modo de Conducción, que viene combinado con el Control de Chasis Deportivo. El Selector de Modo de Conducción también afecta la reactividad de la dirección y del motor, así como la transmisión, y ofrece una selección de cuatro modos: Normal, Sport, Eco e Individual.

Amplio equipamiento de serie

Desde el acabado de entrada, Active, ya disponemos de un amplio equipamiento de serie que incluye aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, llantas de aleación Alaris de 16", sensor de aparcamiento trasero, Lane Assist y Front Assist entre otros elementos. El acabado Ambition añade volante multifunción, Radio Bolero con pantalla táctil de 8", Climatizador Bizona o los faros antiniebla, mientras que en el acabado Style nos encontramos con llantas Stratos de 17", techo panorámico, sensor de aparcamiento delantero y trasero, Keyess Entry, Faros LED traseros con intermitentes dinámicos o el Tempomat entre otros.

Adicionalmente, el Scala dispone de 2 packs de lanzamiento, el Pack Bussiness, exclusivo para el acabado de entrada a la gama que incluye Radio Bolero con pantalla táctil de 8", Jumbox, Škoda Connect y Tempomat; y el Pack Techno & Confort (Pack de lanzamiento), para Ambition y Style, que incluye retrovisores ajustables y abatibles eléctricamente, cámara trasera, ajuste en altura del asiento del copiloto, portón trasero de cristal y Faros traseros LED con intermitentes dinámicos.

En el ámbito tecnológico, el Scala abre un nuevo capítulo en la historia de la marca, ya que es el primer modelo de la marca basado en la plataforma MQB-A0 del Grupo Volkswagen. Esto le permite emplear sistemas de asistencia de nueva generación, como el sistema Lane Assist, detector de ángulo muerto o Side Assist con alerta de tráfico posterior, y Control de Crucero Adaptativo. También están disponibles faros delanteros y traseros full-LED.

En el siguiente enlace puedes consultar todo el equipamiento disponible de la versión probada.

Conclusión

El nuevo Scala experimenta un gran salto tecnológico y de calidad respecto al Spaceback. Además, también supone un salto cualitativo en los modelos de acceso de Škoda. A nosotros nos parece una elección muy recomendable si demandas un compacto tradicional con un maletero y una habitabilidad interior equivalente o, incluso, superior a la de modelos de mayor tamaño. Como suele ser habitual en la marca, el Scala ofrece soluciones muy prácticas para encontrarnos un coche muy funcional para utilizarlo a diario. Su comportamiento dinámico está a la altura de los mejores y la versión de gasolina de 115 CV es muy razonable por sus brillantes prestaciones, agrado de conducción y, sobre todo, ajustado consumo de carburante.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580