facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Renault > Prueba del Renault Captur Zen Plus TCe 155 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Renault
Prueba del Renault Captur Zen Plus TCe 155 CV
Es un modelo muy equilibrado y satisfactorio. Su equipamiento de ayudas a la conducción es una referencia en su segmento.
« Volver 
El Renault Captur de segunda generación es un vehículo completamente nuevo que sustituye al modelo lanzado en 2013. Se comercializa con cinco motorizaciones y cuatro niveles de acabado. Nosotros hemos probado la versión más potente de la gama asociada al equipamiento más alto. El modelo de acceso con el motor básico se puede adquirir desde 17.490 euros. En el siguiente enlace puedes conseguir el mejor precio.

Fantástica puesta en escena

Como siempre solemos hacer en nuestros análisis, comenzamos analizando el exterior. No cabe duda que, pese a que este modelo ha cambiado mucho, su silueta nos recuerda en parte a la anterior generación. Supongo que es algo que Renault ha buscado intencionadamente por aquello de hacer marca y para seguir aprovechando el éxito comercial de la anterior generación (ha sido el modelo del segmento B SUV más vendido en España en el período 2013/2019, y se han fabricado 1.500.000 unidades desde que se iniciara su producción).

El equipo de diseño de Laurens van den Acker ha realizado un gran trabajo para alcanzar, bajo mi punto de vista, un coche muy conseguido en lo estético. Con una línea de carrocería más alta, un aspecto más musculoso, un capó más inclinado, una caída de techo más pronunciada en la parte trasera y la disminución de superficies acristaladas, el Captur puede presumir de un diseño atractivo y deportivo, muy superior al del Clio, modelo que se ha desarrollado en paralelo y con el que comparte muchos componentes y elementos técnicos.

Su carrocería gana en longitud (11 cm más, hasta 4,23 m) y evoluciona visualmente gracias a sus ruedas de 18 pulgadas (según versión) y su distancia entre ejes más larga (gana 2 cm, hasta 2,63 m). Además, destaca la nueva iluminación LED 100% con firma luminosa en forma de C (C-Shape) en la parte delantera y en la trasera, y sus inserciones cromadas decorativas.

Al igual que su predecesor, la carrocería es personalizable en cuanto a combinaciones de colores se refiere. En total, se proponen 11 colores de carrocería, 4 colores de techo diferenciados y 3 packs de personalización exterior en el momento del lanzamiento que permiten conseguir 90 combinaciones posibles. Adicionalmente, la gama recibe tres nuevas tonalidades; Naranja Atacama, Rojo Deseo y Azul Iron.

El acabado de la carrocería está más cuidado que el del modelo precedente, siendo la apertura y cierre de las puertas lo que más ha mejorado en este apartado.

Cambio radical en su interior

Ya dentro, se percibe claramente que el habitáculo mejora en cuestión de calidad y de confort para dar el salto que este modelo necesitaba (su diseño es prácticamente igual que el de un Renault Clio de la misma generación). El acabado de todas las piezas está más cuidado, hay un gran número de superficies blandas al tacto y el entorno del interior resulta mucho más acogedor.

Los asientos delanteros ofrecen una mejor sujeción gracias a una banqueta alargada 15 milímetros y con una forma más envolvente. El revestimiento ahuecado de su carcasa semiflexible incrementa notablemente el espacio disponible en las rodillas para los pasajeros traseros (gana 17 mm) y sus nuevos apoyacabezas en forma de gota de agua, más finos, mejoran la visibilidad trasera. Estos asientos ayudan también a mejorar la calidad del habitáculo. Los mandos eléctricos (según las versiones) y los mandos manuales de fácil acceso ganan en ergonomía y facilidad de uso.

Existen varios packs disponibles para las tapicerías que contribuyen a personalizar el ambiente interior: Pack Signature Naranja con asientos negros y dibujos laterales naranja de TEP y de textil; Pack Signature Gris Arquitecto con asientos mixtos TEP y textil de color negro y dibujos laterales gris claro. Este último es el que equipaba nuestra versión de pruebas; nos gustó por aspecto y acabado.

Ya situados en el puesto de conducción, destaca el nuevo volante, que resulta mucho más elegante y reduce su tamaño gracias a la instalación de un airbag más compacto que en el modelo anterior. Su nuevo diseño también permite mejorar la visibilidad de la pantalla del conductor en el cuadro de instrumentos, e integra apoyos para el dedo pulgar y un aro más ancho de espuma. Asimismo, cuenta con nuevos mandos, más completos y retroiluminados, e integra inserciones en cromo satinado que ayudan a mejorar la calidad del mismo. Las levas de cambio de velocidad de las versiones automáticas están disponibles de serie en todas las versiones.

Al igual que el nuevo Clio, el Captur propone una visualización digital del cuadro de instrumentos. La pantalla a color mide entre 7 y 10,2 pulgadas y permite personalizar la experiencia de conducción de manera intuitiva. La versión de 10,2 pulgadas integra la navegación GPS a la visualización. Con sus dos pantallas de 9,3 y 10,2 pulgadas, el Captur propone la mayor superficie de visualización de su categoría. Hemos podido ver y probar todos los cuadros, y podemos afirmar que están bien resueltos y diseñados. El analógico, que está presente en las versiones más básicas, también nos gustó por lo bien que muestra toda la información.

En la parte central del salpicadero encontramos una tablet de 9,3 pulgadas (dos veces más grande que la versión de 7 pulgadas) que nos ha encantado por calidad de construcción (la pantalla es de cristal y no de plástico), definición, diseño de la interfaz y respuesta al tacto. Está orientada ligeramente hacia el conductor y nos ofrece mucha información. Bajo mi punto de vista, es el mejor sistema multimedia de todo el segmento.

Renault es una marca que, tradicionalmente, ha sabido trabajar muy bien la ergonomía de sus interiores. Es algo que sigue quedando patente en el diseño del habitáculo de este nuevo Captur. Además de la buena ubicación y diseño de todos los mandos, destacan elementos como el retrovisor interior sin marco, el freno de parking automático con función "auto hold", el reposabrazos central deslizante con espacio de almacenamiento, las dos tomas USB y la toma de 12 V para los pasajeros traseros, la enorme guantera de tipo cajón y las bolsas de las puertas delanteras que pueden acoger una botella de 1,5 litros cada una. Todos los compartimentos de almacenamiento suman un total de 27 litros.

Pero si el habitáculo nos ha parecido muy amplio y aprovechable, el maletero nos regala una notable capacidad gracias a sus 536 litros –el mejor dato de su categoría-. Esta cifra supone que el volumen del mismo ha ganado 81 litros si lo comparamos con el de la generación anterior. Su volumen es modular gracias a la banqueta trasera que se desliza 16 cm y al piso desmontable para obtener una configuración de dos niveles que facilita la carga en el día a día. Gracias a ello, aparece un piso casi plano cuando se abaten los asientos traseros, lo que eleva la longitud de carga a 1,57 m (11 cm más que en la generación anterior). Como en Nuevo Clio, el cajón del sistema audio premium BOSE, completamente integrado en el lado izquierdo, no altera el volumen del maletero del nuevo Captur.

Un buen motor de gasolina

La oferta mecánica cubre perfectamente la demanda que pueda tener un vehículo de este tipo, con potencias de 100 a 155 CV en gasolina y de 95 a 115 CV en diésel. En cuanto a transmisiones, hay una caja de velocidades manual de 5 o 6 relaciones y una automática de doble embrague de 7 relaciones. Para completar la gama, a partir del próximo mes de junio llegará una motorización híbrida enchufable denominada E-TECH Plug-in. Se trata de una primicia en el Grupo Renault.

Nuestra unidad de pruebas equipaba la versión de gasolina más potente que, a su vez, también es la más potente de toda la gama. Se trata del 1.3 TCe de 155 CV y 270 Nm asociado a la caja de velocidades automática de doble embrague de 7 relaciones (en el siguiente enlace puedes consultar las especificaciones técnicas de esta versión). Es un buen motor de gasolina que destaca por agrado de uso y buen rendimiento. Dejando al margen las opciones diésel –no las hemos probado-, las dos variantes 1.3 TCe que plantea la gama son las más recomendables y equilibradas de toda la gama. A igualdad de equipamiento, esta versión es 1.000 euros más costosa que la versión de 130 CV. Probablemente, la de 130 CV ya es más que suficiente para cubrir el servicio que se espera en un coche de este tipo, pero si quieres 15 CV extra, que siempre pueden venir muy bien, la diferencia de precio no es muy grande.


El cambio de doble embrague funciona con suficiente rapidez, aunque creemos que tendría que mejorar en futuras unidades la calibración del acelerador (cuesta mucho precisar con la carga que hay que aplicar en situaciones a baja velocidad). También creemos que debería mejorar el tacto del mando del cambio y la rapidez a la hora de insertar la marcha atrás. Esta caja se puede gestionar desde el mando ubicado en el salpicadero, o bien, desde unas levas situadas detrás del volante. Adicionalmente, esta caja equipa un modo Sport que permite mejorar su respuesta.


El consumo de carburante es otro de los puntos fuertes de este motor. En ciclo combinado y según nuestras mediciones, se pueden obtener registros entre los 6,0 y los 7,5 litros a los 100 kilómetros. Una variación que influye en función de la conducción realizada, del tipo de vía y de las condiciones del tráfico.

Estrena plataforma

El nuevo Captur utiliza una nueva generación de plataforma modular denominada CMF-B que se estrenó en el nuevo Clio. Desarrollada desde 2014 en el Tecnocentro de Guyancourt, esta plataforma integra un 85 % de piezas nuevas con respecto a la plataforma de la anterior generación del Captur.

Según Renault, la nueva plataforma CMF-B proporciona muchas ventajas al nuevo Captur. Posee una arquitectura más ligera con respecto a la plataforma anterior, sobre todo en la carrocería, los ejes y el capó. Adopta asimismo un fondo carenado para una mejora aerodinámica de aproximadamente 20 milésimas de Cx. Estos dos aspectos garantizan ventajas en términos de consumo y de emisiones de CO2. Además, Nuevo Captur mejora también el confort acústico, gracias sobre todo al aislamiento del compartimiento del motor. La ventaja es del orden de 1,5 a 2 dB entre 0 y 130 km/h.

Para ofrecer lo mejor en términos de seguridad, la plataforma CMF-B del nuevo Captur se ha rediseñado por completo en lo que se refiere a la estructura de la carrocería, los largueros y el tablero del coche, gracias sobre todo al uso de acero con alto límite elástico y de pegamento de estructura para aumentar la unión entre chapas. Estas soluciones garantizan una seguridad del mejor nivel para los ocupantes. Además, la seguridad está reforzada por los novedosos equipamientos con los que se dota al nuevo Captur gracias a la nueva arquitectura de su plataforma CMF-B: airbag del conductor adaptativo, airbags de cortina gran volumen, pretensores de los cinturones de seguridad con limitador de esfuerzo, fijaciones ISOFIX con nueva norma iSize.

La nueva arquitectura eléctrica y electrónica de la plataforma CMF-B permite al nuevo Captur proponer la oferta de equipamientos y de ayudas a la conducción evolucionadas más completa y moderna de su segmento, desde la cámara 360º y la frenada automática de emergencia con detección de ciclistas y peatones, hasta el Highway & Traffic Jam Companion, el asistente para embotellamientos y circulación en autopista (autonomía de nivel 2) en primicia en esta categoría de vehículos. Por último, esta nueva plataforma se ha diseñado para permitir la electrificación de los vehículos y, por lo tanto, la introducción de una motorización híbrida E-TECH Plug-in en la gama del nuevo Captur.

En términos dinámicos, el nuevo Captur nada tiene que ver con el modelo precedente. Es un coche infinitamente más eficaz, preciso y estable. Además, su rodadura filtra mucho mejor las imperfecciones del asfalto, ofrece un agrado de conducción mucho más agradable y tiene una pisada propia de un vehículo de segmento superior. La suspensión, que tiene un tarado que tira a firme, no resta confort en ningún caso y sirve para que las oscilaciones de la carrocería estén bien contenidas. También nos ha gustado mucho la dirección, que plantea un tacto muy suave, y resulta precisa y comunicativa en su funcionamiento.

Los frenos, como suele ser norma en Renault, son muy eficaces, permiten obtener cortas distancias en las frenadas y plantean muy buen resistencia a la fatiga. Tan sólo chirría levemente que el tren posterior equipe frenos de tambor en toda la gama. Es cierto que no influyen negativamente en la frenada, pero estéticamente resulta algo chocante, y más en una versión de gama alta como la que pudimos probar.

Un equipamiento de referencia

Tal y como hemos avanzado con anterioridad, el Renault Captur es una referencia en el segmento en cuanto a equipamiento y, sobre todo, ayudas a la conducción se refiere. La novedad más destacable son los nuevos asistentes que nos permiten disfrutar de una conducción semiautónoma. Con el regulador de velocidad adaptativo, las ayudas de la conducción actúan sobre el acelerador, los frenos y la dirección para que el vehículo circule por el centro de su carril manteniendo la distancia de seguridad con el vehículo precedente. En caso de que no haya ningún vehículo delante, funciona como un regulador clásico para mantener la velocidad seleccionada, incluso cuesta abajo. Esta tecnología es especialmente útil en caso de tráfico denso, ya que el asistente de conducción permite que el coche se pare y vuelva a arrancar de forma automática en un tiempo de tres segundos, sin acción por parte del conductor.

Por primera vez en la gama Renault, aparece la detección activa de salida trasera, junto a equipamientos como la cámara 360º (supera en calidad a la de modelos más costosos) y el frenado activo de emergencia con detección ciclistas y peatones. Con ello, las maniobras al salir del estacionamiento son aún más seguras.

Adicionalmente, no faltan otros elementos muy interesantes como el cambio automático de luces, alerta de ángulo muerto, reconocimiento de señales con aviso de exceso de velocidad, alerta de cambio de carril con asistente para el mantenimiento de la trayectoria y detección activa de vehículo trasero.

En el siguiente enlace puedes consultar todo el equipamiento disponible de la unidad probada.

Conclusión

Renault ha mejorado considerablemente su producto estrella para colocarlo en lo más alto de la categoría. Con un diseño muy atractivo, un excelente comportamiento dinámico y un completo equipamiento, el nuevo Captur es un modelo muy recomendable si quieres un coche que puede cubrir perfectamente todo tipo de necesidades de una manera brillante. Su motor de gasolina de 155 CV funciona muy bien y consume poco. Su completo y avanzado menú de ayudas a la conducción, permite que este modelo se distancie claramente de sus competidores para ser la nueva referencia.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580