Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Peugeot > Prueba del Peugeot 3008 1.6 PureTech EAT8 180 CV GT Line
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Peugeot
Prueba del Peugeot 3008 1.6 PureTech EAT8 180 CV GT Line
Es un SUV que ofrece soluciones interesantes que le permite diferenciarse del resto de los competidores.
2 comentarios comentarios
« Volver 
El Peugeot 3008 es un SUV compacto de 4,45 metros de longitud que se sitúa por debajo del 5008 y por encima del 2008, que son dos modelos del mismo estilo. Comparado con otros modelos de la competencia, es equiparable, por ejemplo, a un Nissan Qashqai, Renault Kadjar o SEAT Ateca. Nosotros probamos la versión de gasolina más potente. Se puede adquirir desde 36.400 euros (ver todos los precios).

El 3008 no tiene absolutamente nada que ver con la anterior generación, que era un vehículo de tipo monovolumen. Por conducción, también son dos modelos absolutamente distintos.

Diseño diferenciador

Estéticamente, cuenta con un diseño futurista a la vez que atractivo que poco tiene que ver con otros modelos equivalentes de la competencia. Los paragolpes traseros, los pasos de ruedas y el faldón interior de las puertas están cubiertos por unas molduras plásticas que, con buen criterio, no están pintadas. Gracias a ello, protegen mucho mejor la carrocería.

El interior sigue que suma fidelidad las líneas de la carrocería. Plantea algunas novedades que no tiene ningún modelo de la competencia. La más interesante es el volante, que es aún más compacto e incorpora dos zonas planas que aseguran una mejor sujeción. Gracias a su diseño, el manejo es mucho más fluido que el de un volante normal, y, además, también libera campo visual y espacio para las piernas del conductor.

A nosotros nos gusta mucho el tamaño compacto del volante y la instrumentación, que es digital y está situada en la parte superior del salpicadero. Se puede personalizar, una lámina digital de alta resolución de 12,3" y ofrece mucha información. Este cuadro de instrumentos reúne todo lo que el conductor necesita tener directamente en su campo visual. Sus cinco modos de visualización, accesibles desde un mando en el volante, permiten que podamos construir un cuadro de instrumentos "a la carta". El modo "Personal", configurable desde la pantalla táctil, permite elegir entre un amplio abanico de datos, desde el navegador a las ayudas a la conducción, pasando por los parámetros del motor, el ordenador de a bordo, datos dinámicos, etc.

En la parte central del salpicadero hay una pantalla táctil de 8" que actúa como una tablet. Incorpora tecnología capacitiva, para lograr una mayor reactividad y un uso más práctico. La acompañan seis interruptores, que imitan a las teclas de un piano. Muy elegantes, permiten un acceso directo y permanente a las principales funciones de confort: radio, climatizador, navegador, parámetros del vehículo, telefonía y aplicaciones móviles.

El interior cuenta con un buen nivel de acabado, y todos los materiales resultan agradables al tacto y a la vista. Sin llegar a la sensación de calidad y solidez que ofrece un Volkswagen Tiguan, el Peugeot 3008 se encuentra a la altura de los mejores dentro de su categoría. En las zonas más visibles del habitáculo están recubiertas con materiales blandos que ofrecen muy buen aspecto. Además, la parte más visible del salpicadero y de los paneles de las puertas están tapizados con una tela de aspecto agradable.

Práctico y muy funcional

Pero no todo es diseño en el 3008, también es un coche muy práctico y funcional. Ante una carga poco habitual, la banqueta abatible 2/3-1/3 libera un suelo plano. Si se necesita compartimentar el maletero o hacer más fácil la carga o disfrutar al máximo de las actividades de ocio, el suelo corredero de dos posiciones permite optimizar fácilmente el volumen del maletero e, incluso, sentarse en él cómodamente y sin ensuciarse. Ante un objeto particularmente largo, la posición tableta del asiento del copiloto permite despejar espacio hasta alcanzar los 3 m de longitud. El apoyabrazos central de la banqueta trasera oculta una trampilla para esquíes en todas las versiones.

Recomendamos adquirir el portón manos libres, que permite, con un simple movimiento del pie bajo el paragolpes trasero, abrir o cerrar el portón motorizado -también se puede abrir y cerrar mediante un botón-. Sin este sistema, el portón resulta muy pesado de manejar.

Nos ha gustado, especialmente, un cofre que está situado entre los dos asientos delanteros. Es muy profundo, accesible y también resulta muy funcional para guardar pequeños objetos, ya que cuenta con una pequeña bandeja extraíble.

La mejor opción de gasolina

Nuestra unidad de pruebas estaba dotada de un motor de gasolina de 1.6 litros y 180 CV (consultar especificaciones técnicas). Es la mejor opción posible dentro de las opciones de gasolina que ofrece la gama. Además de ser una motorización más que solvente por rendimiento y prestaciones, resulta muy agradable de usar por su respuesta progresiva a la vez que contundente en todo su margen de giro. También es un motor que vibra poco, aunque se hace notar con claridad en forma de ruido cuando lo hacemos girar a un régimen alto.

Este motor está muy bien acompañado por una caja de cambios automática de ocho velocidades, la moderna EAT8 de convertidor de par. Su funcionamiento resulta impecable, y mejora aún más cuando activamos el modo 'Sport'. Con este ajuste, resulta tan rápida, que da la sensación de ser una transmisión de doble embrague.

La modalidad manual, que se puede activar desde le mando del cambio, se puede gestionar desde unas levas ubicadas detrás del volante, que funcionan adecuadamente, pero que podían ofrecer un mejor tacto.

El consumo de carburante nos ha parecido muy ajustado si tenemos en cuenta la potencia del motor y la masa del vehículo. Según nuestras mediciones, obtuvimos una media ponderada de 7,3 litros a los 100 kilómetros.

Ágil, ligero, cómodo y muy estable

Otro de los puntos en los que permite diferenciarse este coche, es la ligereza que transmite, tanto en ciudad como en carretera. También es un coche muy maniobrable y ágil en todo tipo de situaciones. La suspensión, que tiene un tarado muy acertado para que el coche sea tan confortable como estable, trabaja muy bien para que la sensación de control sobre el coche sea elevadísima. Cuando el asfalto está en malas condiciones o avanzamos por un camino en muy mal estado, la absorción de las imperfecciones del terreno resulta impecable.

Nuestra unidad, que respondía al acabado GT Line, equipaba la modalidad 'Sport', que mejora el funcionamiento del coche para que sea más deportivo. Con este modo activado, la respuesta del acelerador resulta más reactivo, la dirección más firme y el cambio gestiona las velocidades con mucha más rapidez. Además, los altavoces, emiten un sonido de motor artificial que, bajo nuestro punto de vista, resulta más molesto que agradable para los oídos.

Menú completo de ayudas a la conducción

Pero ya que hablamos de equipamiento, el Peugeot 3008 también ofrece una serie de ayudas a la conducción que resultan interesantes. Destaca el función de ayuda a los descensos, frenada automática de emergencia, alerta activa de cambio involuntario de carril (Active Safety Brake) y alerta de riesgo de colisión, encendido automático de las luces de carretera, reconocimiento de las señales de límite de velocidad, regulador de velocidad activo con función Stop, sistema activo de vigilancia de ángulo muerto y asistente de estacionamiento sin cámara de visión trasera.

También hay otros elementos de confort que son interesantes, como los asientos con masaje, techo panorámico, sistema Hi-Fi premium firmado por la firma francesa Focal y el sistema de climatización.

De todos los elementos, destacaríamos el regulador de velocidad activo. A diferencia de otros, no frena el coche automáticamente para mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente, favoreciendo la fluidez de marcha. Por otro lado, el asistente de aparcamiento nos hubiera gustado que equipara una cámara de visión trasera y, a poder ser, también delantera.

Conclusión

La gran ventaja del Peugeot 3008 es que ofrece soluciones muy interesantes que no tienen ninguno de sus competidores. Entre ellas, está el volante de tamaño compacto, su agilidad y ligereza, sus extraordinarias virtudes para circular fuera del asfalto, la sensación de seguridad que transmite en carretera y un diseño que resulta atractivo y futurista. La opción de gasolina de 180 CV es muy satisfactoria por agrado de uso, prestaciones y consumo.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado en contenidos del motor. Fue director del Motor en la Cadena Cope en Castilla y León durante 3 años. Posteriormente fue redactor y probador de coches para el Grupo ZETA, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011 realiza artículos y las pruebas dinámicas de los coches en cochesyconcesionarios.com

COMENTARIOS
Que coche sensacional la 3008. Si fuera por mí, mañana mismo adquiero la nueva.
Pero debo conformarme con mi coche usado. Tiene algunos años más, pero la tengo muy bien cuidado.
11/11/2019 22:28:47  nataly flores rascon
Que coche sensacional la 3008. Si fuera por mí, mañana mismo adquiero la nueva.
Pero debo conformarme con mi coche usado. Tiene algunos años más, pero la tengo muy bien cuidado.
19/11/2019 18:35:39  Andrés

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580