facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Honda > Prueba del Honda CR-V 2.0 i-MMD 4x4 184 CV Executive
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Honda
15/11/2020
Prueba del Honda CR-V 2.0 i-MMD 4x4 184 CV Executive
Práctico, amplio, confortable, refinado y muy agradable de conducir. Su consumo es bajo en todo tipo de circunstancias.
« Volver 
El Honda CR-V Hybrid es un SUV perteneciente al segmento C que equipa un sistema de propulsión híbrido formado por un motor de gasolina y otro eléctrico. Su gama se compone de cinco acabados (Comfort, Elegance, Lifestyle, Sport Line y Executive) y dos sistemas de tracción (4x2 y 4x4). Nosotros hemos conducido la opción con tracción a las cuatro ruedas asociada al nivel de equipamiento más alto (Executive).

Exterior: más aerodinámico y eficiente

Se puede elegir entre ocho colores para la carrocería: Rojo Rally, Rojo Cristal Premium Metalizado, Gris Lunar Metalizado, Negro Cristal Perlado, Modern Steel Metalizado, Blanco Platino Perlado, Cosmic Blue Metalic y Premium Agate Brown Pearl. El único color que no tiene coste es el 'Rallye Red sólido' (únicamente está disponible con el acabado Comfort, el más económico). El resto son opcionales y tienen un precio de 650 euros. Nuestra unidad de pruebas lucía la tonalidad Rojo Cristal Premium Metalizado (ver nuestra galería de imágenes).

En función de la versión elegida, el CR-V incorpora llantas de 17, 18 o 19 pulgadas. Nuestra unidad de pruebas, asociada al nivel de acabado 'Executive', equipaba las llantas de serie de 18 pulgadas (hay otras opcionales; algunas cuestan 3.025 euros). Nuestro CR-V calzaba unos neumáticos Bridgestone Dueler H/L 33 235/60 r18 103h. Este neumático, diseñado específicamente para el Lexus RX, tiene un índice de carga de 103 (cada neumático puede cargar 875 kg) y un índice de velocidad H (aprobado legalmente para utilizarlo hasta 210 km/h). Es un neumático de verano que destaca, por lo que nosotros hemos podido comprobar, por suavidad de rodadura. Fuera del asfalto, aunque no sea el más recomendable, funciona mejor de lo esperado.

A diferencia del modelo precedente (conoce todas las generaciones), el nuevo CR-V da un gran paso adelante en cuanto a diseño se refiere. Uno de los puntos a destacar es su mayor batalla (30 mm adicionales respecto a la anterior generación). Esta ganancia extra se nota muy mucho para mejorar el espacio disponible en las plazas traseras como más adelante comentaremos.

Honda ofrece tres packs para personalizar el coche (Convenience, Aero y Style). Con el Aero, el CR-V tiene un aspecto más deportivo gracias a un alerón posterior de mayor tamaño, estribos laterales de aluminio cepillado y paragolpes de diseño específico.

La aerodinámica también ha sufrido mejoras para reducir el efecto de los ruidos procedentes de los paneles de la carrocería y las extrusiones, mejorando, al mismo tiempo, el ahorro de combustible y las emisiones contaminantes.

Las entradas de aire de la parte delantera, tanto bajo la insignia cromada del frontal como en los paragolpes inferiores, cuentan con el sistema que Honda denomina 'Active Shutter Grille', que mejora el ahorro de combustible. Por defecto, el sistema mantiene las rejillas de la parrilla cerradas, incluso al conducir por la ciudad, a fin de mejorar la aerodinámica. Sin embargo, cuando es necesario, el sistema pone en marcha un motor encargado de gestionar la apertura de las rejillas para que entre el aire en el vano motor. Un procesador central realiza un seguimiento de los principales parámetros de temperatura en lo que respecta a las necesidades de refrigeración del motor, el aceite de la transmisión y el aire acondicionado, a fin de determinar la posición de apertura o cierre ideal de las rejillas.

El alumbrado es de calidad, algo que hemos podido comprobar durante todos los kilómetros que solemos realizar en nuestro recorrido de pruebas nocturno por todo tipo de vías, incluso por las que no están iluminadas. Ofrece un haz de luz amplio, potente y regular para tener un buen campo de visión. En el CR-V todos los grupos ópticos tienen tecnología LED de serie.

En el siguiente enlace, puedes la galería de imágenes de todas las generaciones del CR-V.

Interior: cómodo, amplio, práctico y muy acogedor

Las puertas de tacto suave, mejor ajuste y apertura generosa, nos permiten acceder al interior con facilidad. Una vez dentro, me gusta lo que veo; buenos materiales, una muy buena sensación de solidez si lo comparamos con modelos equivalentes y un ajuste cuidado que no da lugar a crujidos ni a piezas que se muevan a poco que las toquemos. También me gusta el aspecto y la textura del material blando que recubre el salpicadero y la parte superior de las puertas delanteras (en las traseras es rígido). De igual modo, destacan las inserciones con efecto madera y los apoyabrazos acolchados de las puertas y de la parte central (vídeo).

El puesto de conducción se adapta muy bien a diferentes estaturas y complexiones. Además, tiene el mejor ángulo de visión de la carretera de su clase, que se logra gracias a la reducida sección de los montantes A, que son 10 mm más estrechos que los del modelo anterior, mejorando así el ángulo de visión exterior. Honda ha sido capaz de mantener las características de seguridad de los montantes utilizando acero de ultra-alta resistencia. La visión de la carretera sobre el capó también se ha mejorado gracias a la reducción de 60 mm de la zona de la carrocería no visible para el conductor.

Los asientos delanteros son muy confortables e integran unos reposacabezas regulables en longitud (algo poco habitual en otros modelos de la competencia) y están guarnecidos con un tipo de cuero grueso y de tacto muy agradable. Los respaldos se han diseñado para ofrecer el máximo confort para el conductor y el copiloto, pero siendo lo más estrechos posible para permitir más espacio para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras.

El asiento del conductor, que tiene dos memorias, dispone de regulación eléctrica en altura y profundidad (80 mm de ajuste vertical y 35 mm de ajuste longitudinal). Por el contrario, en el asiento del acompañante, los ajustes son mecánicos. En ambos casos, equipan un soporte lumbar de ajuste eléctrico; el del asiento del conductor ofrece cuatro direcciones y, el del acompañante, dos. Los asientos delanteros y traseros exteriores equipan calefacción (imagen).

Todos los ocupantes tienen a su disposición un amplio espacio, gracias a su presencia más ancha y a una mayor distancia entre ejes de 2.662 mm – 30 mm mayor que en el modelo anterior – de modo que se logra un aumento de 50 mm en la separación entre los pasajeros delanteros y traseros. Los pasajeros de las plazas delanteras disfrutan de 5 mm más de espacio para la cabeza y de 16 mm más para la cadera en comparación con el CR-V de la generación anterior, mientras que un depósito de gasolina más estrecho y más plano colocado por delante de las ruedas traseras permite ganar 50 mm de espacio para las piernas en las plazas traseras. Con esta configuración, el espacio disponible en las plazas traseras es enorme, sobre todo en altura y longitud. Además, para poder descansar mucho mejor durante los largos desplazamientos, el respaldo de los asientos se puede regular en inclinación. También hay un cómodo reposabrazos en la plaza central que integra dos posavasos y que queda a la altura perfecta para que los brazos descansen a la perfección (imagen). Lo único que echamos en falta para rizar el rizo, es que la banqueta se pudiera regular en longitud y que los pasajeros pudieran regular la temperatura de la climatización (imagen).

El Honda CR-V me ha parecido uno de los SUV más prácticos que he probado hasta el momento. La nueva consola central con tres modos de uso se adapta a distintas necesidades. El modo «bandeja» tiene capacidad para un smartphone de 5,5 pulgadas. La bandeja puede colocarse en una posición hacia delante, hacia atrás o recogida, lo que permite crear tres configuraciones. En la posición hacia delante, la bandeja del smartphone cubre el compartimento principal para ofrecer una mayor seguridad y privacidad (imagen). Al colocarla hacia atrás, la bandeja puede albergar objetos más pequeños, al tiempo que permite el acceso al compartimento inferior (imagen). Cuando la bandeja está completamente recogida, el compartimento es lo suficientemente grande como para guardar un bolso de mano o un ordenador portátil (imagen). Adicionalmente, hay compartimentos extra grandes ubicados en las puertas (un 48 % más largos en la parte delantera y un 63 % más en la trasera respecto al CR-V anterior), espacios que se han logrado desplazando la posición de los altavoces.

El habitáculo ofrece con tomas para conectar todo tipo de dispositivos. Además de las tomas USB de 2,5 amperios para poder cargar más rápido los dispositivos móviles en las plazas traseras, hay otros dos puertos de carga USB de 1,5 amp y de 1,0 amp en las plazas delanteras (imagen). Sin olvidar otra toma HDMI y otras tres de 12V (dos en las plazas delanteras y una en el maletero).

El nuevo CR-V está fabricado sobre una plataforma que mejora mucho a la de anteriores generaciones (en el siguiente enlace, puedes ver precios, versiones, especificaciones técnicas y equipamiento de todas las generaciones del CR-V). El aumento del ancho de 160 mm y la longitud de carga máxima de 1.830 mm (250 mm más que en el CR-V anterior) permite acomodar una bicicleta de montaña con un cuadro de talla L.

Los nuevos respaldos abatibles de los asientos, con una distribución 60:40 de un solo movimiento (imagen), permiten una carga más rápida y sencilla, y una superficie completamente plana para cargar objetos voluminosos. Las dos partes de la banqueta trasera pueden abatirse con una sola mano, y la base de los asientos se baja hasta el suelo para que los respaldos queden planos sobre él. El respaldo puede devolverse a su posición original también con una sola mano.

El maletero, que está muy bien organizado para un mejor aprovechamiento del mismo, tiene un completo equipamiento de serie. En primer lugar, el piso, que está compuesto por una plancha muy sólida y bien guarnecida, se puede ajustar en dos alturas diferentes para ganar algo más de capacidad, o bien, para que el piso quede totalmente plano. Al fondo, para que no molesten y guardados en una funda de bastante calidad, se sitúan los triángulos de señalización. La iluminación corre a cargo de dos puntos de luz, en lugar de uno como suele ser habitual en muchos coches (imagen).

Las versiones Executive incorporan, de serie, un portón trasero eléctrico manos libres, que incluye una función que permite fijar la altura deseada. Se puede establecer la altura de la apertura del portón trasero eléctrico según el espacio disponible alrededor del coche, lo cual resulta especialmente útil en espacios pequeños con techos bajos, o cuando la parte trasera del vehículo está cerca de una pared. La función «Stop-and-hold» (parar y sostener) permite detener el portón trasero en la posición deseada, lo cual proporciona un control temporal de la altura de la apertura (una vez que se abre más de 1.185 mm), sin necesidad de programar la configuración.

Motor: el primer SUV híbrido de Honda en Europa

El CR-V Hybrid está propulsado por un motor de gasolina i-VTEC de 2.0 litros de ciclo Atkinson que ofrece una potencia de 107 kW (145 CV) a 6.200 rpm, y un potente motor eléctrico de 184 CV con un par de 315 Nm (vídeo). La unidad de potencia gasolina-eléctrica es capaz de hacer que el CR-V Hybrid pase de cero a 100 km/h en 8,8 segundos en las versiones equipadas con tracción delantera y en 9,2 segundos en las versiones con tracción total, como es el caso de la unidad que hemos probado. La velocidad máxima de 180 km/h (consultar especificaciones técnicas).

El sistema de propulsión consta de dos motores eléctricos (generador e impulsor), una unidad de control, un motor de gasolina de ciclo Atkinson, una batería de iones de litio y una transmisión fija.

Tal y como ocurre en los modelos de propulsión híbrida, el CR-V ofrece tres modos de conducción: EV Drive, en el que la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica directamente; Hybrid Drive, en el que el motor de gasolina suministra energía a un segundo motor-generador eléctrico que transmite, a su vez, energía a las ruedas a través del motor de propulsión eléctrico; y Engine Drive, donde el motor de combustión proporciona la transmisión directamente a las ruedas a través de un mecanismo de bloqueo del embrague.

En la mayoría de situaciones de conducción en entornos urbanos, el CR-V Hybrid cambia automáticamente entre el modo Hybrid Drive y el modo EV Drive para conseguir una eficiencia óptima. En el modo de propulsión híbrida, la energía sobrante del motor de combustión se puede emplear también para recargar la batería mediante el generador. El modo EV Drive permite la propulsión completamente eléctrica, y ofrece al CR-V una autonomía de conducción sin emisiones de alrededor de 2 km, dependiendo de las condiciones de la conducción y de la carga de la batería. El modo Engine Drive es la configuración más eficiente para la conducción a altas velocidades en vías rápidas y se puede complementar solicitando un «empuje» de potencia del motor de propulsión eléctrica para complementar el par del motor bajo determinadas condiciones de conducción.

A una velocidad de crucero de 60 km/h, el CR-V Hybrid normalmente funciona con propulsión eléctrica (Ev Drive) más de la mitad del tiempo. A 100 km/h, funciona en modo eléctrico durante alrededor de una tercera parte del tiempo. Para alcanzar la velocidad máxima, el CR-V Hybrid se mueve en modo híbrido (Hybrid Drive). El software de control del sistema i-MMD decide en todo momento cuándo cambiar entre los distintos modos a fin de maximizar la eficiencia, sin necesidad de que el conductor tenga que intervenir.

El motor de gasolina de 2,0 litros, el motor generador y el motor impulsor se encuentran bajo el capó y la batería de iones de litio está situada bajo el maletero.

Transmisión fija y diferentes modos de conducción

En lugar de utilizar una transmisión convencional, una única relación de engranaje fijo crea una conexión directa entre los componentes móviles, lo que resulta en una transferencia del par más suave. Esta configuración hace que el sistema de Honda sea más compacto y refinado que el sistema planetario e-CVT que suelen incorporar otros automóviles híbridos.

Como si se tratara de una transmisión automática convencional, el CR-V  está equipado con un selector de leva que nos permite ajustar la retención del motor mediante levas situadas en el volante para regular la frenada regenerativa. La tasa de desaceleración por defecto, que se muestra en la pantalla de interfaz de información para el conductor (DII) de 7 pulgadas, se indica con un símbolo de comillas angulares. El número de estos símbolos aumenta según lo hace la tasa de desaceleración, hasta un máximo de cuatro.

Los controles del selector de conducción del nuevo Honda CR-V Hybrid se encuentran en la consola central, con un diseño que emplea un selector de transmisión compacto similar a un pulsador, en lugar de la palanca convencional (yo prefiero esta última, aunque reconozco que la solución aplicada por Honda está bien resuelta). Para seleccionar las funciones de conducción, aparcamiento y punto muerto sólo hay que pulsar un botón, mientras que la función de marcha atrás requiere tirar del pulsador.

El modo “Sport”, que puede activarse a través del selector de conducción, permite una mayor respuesta del acelerador en el sistema híbrido. Si la batería cuenta con un nivel de carga suficiente, también se puede seleccionar el modo completamente eléctrico EV con tal sólo pulsar un botón, logrando una autonomía de 2 kms de conducción sin emisiones, según las condiciones de conducción y la carga de la batería (imagen).

El consumo de carburante es muy bajo en todo tipo de circunstancias, mejor que el que ofrecen otros modelos equiparables de la competencia. Según nuestras mediciones, el consumo de carburante en carreteras de segundo orden es de unos 5,0 litros a los 100 kilómetros; en autovía se sitúa sobre los 6,0 litros; y en recorrido urbano podemos conseguir registros que pueden rondar los 4,5 litros (incluso, algo menos). En este enlace puedes consultar todos los registros homologados.

Comportamiento: ágil, ligero y muy confortable

El nuevo CR-V incorpora el chasis más sofisticado que Honda ha diseñado para este modelo. Tiene una mayor distancia entre ejes, neumáticos de mayor tamaño, una carrocería que ha mejorado mucho en rigidez y el mismo centro de gravedad que el de su predecesor pese que se ha incrementado la distancia libre al suelo (es de 35 mm). Esto nos permite disfrutar de un coche con una elevada sensación de ligereza, muy ágil y con un confort de marcha excelente (vídeo).

En la parte delantera, la suspensión MacPherson de brazo inferior proporciona una elevada rigidez lateral para una maniobrabilidad lineal, así como una rigidez longitudinal baja para un mejor rendimiento en la conducción. El sistema de dirección asistida eléctrica de desmultiplicación variable de doble piñón, también presente en el último Honda Civic, se ha adaptado específicamente para el CR-V y los mercados europeos. El sistema de doble piñón logra una respuesta excepcional e inmediata que mejora la linealidad, la suavidad y precisión. El tacto, como ya es norma de la casa, es excelente.

La transmisión de las vibraciones al volante se ha minimizado al aumentar el diámetro de la columna de dirección hasta 30 mm, un 36 % más ancho que en los CR-V anteriores, y al ubicar el ligero motor de la dirección en el sistema de cremallera y doble piñón, en lugar de en la posición habitual en la columna de dirección. La maniobrabilidad a baja velocidad ha mejorado, con una reducción del 26 % en la medida de tope a tope, que se ha reducido hasta las 2,3 vueltas.

En la parte trasera, la nueva configuración de la suspensión multibrazo ofrece una mayor estabilidad geométrica para una conducción más predecible a gran velocidad, una comodidad de conducción superior y una maniobrabilidad más lineal junto con el ajuste de la EPS. La sólida barra estabilizadora trasera, por una parte, acentúa los giros, al tiempo que reduce el balanceo y, por otra, la estructura del bastidor auxiliar flotante montado sobre caucho mejora el aislamiento del ruido en comparación con el CR-V anterior.

En carretera, la calidad de rodadura permite que este coche sea muy refinado; transmite mucho agrado a todos los ocupantes y el nivel de confort resulta supremo. También, a diferencia de otros modelos similares de la competencia, el CR-V es más comunicativo, divertido y eficaz en curva. Su dirección, de tacto sobresaliente, permite una muy buena comunicación entre el vehículo y el conductor.

La capacidad todoterreno del nuevo CR-V se ve mejorada desde el diseño de la plataforma base, ya que ofrece una mayor distancia libre al suelo que su predecesor, sin que el centro de gravedad se haya visto afectado.

La distancia libre al suelo se ha aumentado hasta los 191 mm en las versiones equipadas con tracción delantera, y hasta 201 mm en las versiones con tracción a las cuatro ruedas. Estos incrementos proporcionan una ganancia 35 mm más que en el CR-V anterior. La distancia libre al suelo se beneficia además de las llantas y neumáticos de mayor diámetro.

La última tecnología de tracción integral, «Real Time AWD con Intelligent Control System» de Honda se ha calibrado para lograr un ahorro de combustible óptimo y la mejor conducción. En condiciones de conducción diarias, presta soporte al eje delantero para una conducción suave y eficiente, proporcionando impulso a las ruedas traseras en situaciones particulares como al salir de un stop.

El sistema de tracción integral emplea un embrague multidisco que conecta un eje propulsor al diferencial trasero, y que está operado por un motor eléctrico que impulsa una bomba hidráulica. Su diseño ligero y su ahorro de combustible ofrecen el equilibrio óptimo entre rendimiento, mayor capacidad y seguridad, tanto en la carretera como fuera de esta, sin añadir peso innecesario al conjunto propulsor. Cuando la transferencia de par a las ruedas traseras no se necesita, por ejemplo, cuando se circula a alta velocidad, el eje propulsor se desacopla, a fin de reducir la resistencia mecánica.

Las modificaciones realizadas en el software del sistema AWD permiten enviar hasta un 60 % del par a las ruedas traseras cuando es necesario, y un incremento general del par a todo el sistema (hasta un 10 %, esto es 550 Nm). El resultado es la mejora del rendimiento en condiciones de poca tracción, y una mayor capacidad de respuesta en las pendientes ascendentes.

Conectividad: necesita mejorar

El software Honda Connect de segunda generación en el nuevo CR-V se caracteriza por un manejo intuitivo mejorado y una integración completa del smartphone a través tanto de Apple CarPlay como de Android Auto (vídeo). Como suele ocurrir en los coches japoneses, el sistema de Honda no me parece de los más avanzados del mercado, ni de los más intuitivos, ni de los que tienen la interfaz más atractiva. Cuando apagamos el sistema, la pantalla nos muestra de manera permanente la hora y la fecha (imagen). Y cada vez que arrancamos, la pantalla muestra este mensaje de advertencia que tenemos que aceptar, algo que puede resultar molesto (imagen).

La integración con Apple CarPlay significa que ahora Honda Connect incorpora la funcionalidad iPhone a la experiencia de conducción, proporcionando la interfaz mediante la pantalla del CR-V (vídeo). Los conductores pueden recibir indicaciones, efectuar llamadas, enviar y recibir mensajes y escuchar música desde la pantalla táctil o mediante los comandos de voz de la aplicación Siri de Apple. No ocurre lo mismo con los dispositivos con Android Auto, ya que, en este caso, la pantalla del smartphone no queda reflejada en la pantalla multifunción (imagen).

Tras el volante hay un panel completamente nuevo, con una pantalla de información para el conductor TFT-LCD a color de 7 pulgadas denominada DII (del inglés Driver Information Interface), flanqueada por el indicador del nivel de combustible y el que nos indica la carga de la batería. La nueva DII incluye un amplio velocímetro digital y la lectura lineal del tacómetro. Integrada en la zona media de la DII, se encuentra una zona de contenidos en la que el conductor puede navegar entre diversas pantallas de Info entretenimiento, que incluyen instrucciones de navegación, mensajes SMS y de correo electrónico (se complementan con respuestas activadas por voz), información de la pista de audio, contactos del smartphone, información sobre el sistema de tracción a las 4 ruedas e información inteligente de mantenimiento del vehículo. Por resolución no destaca especialmente, pero muestra la información de manera clara y ordenada (vídeo).

Para desplazarse y seleccionar la información que se desee visualizar en la interfaz DII, se utilizan controles tipo pulsador, situados en el radio izquierdo del volante. De esta manera, el conductor puede desplazarse por todos los modos de la interfaz DII y ajustar los parámetros de configuración, realizar búsquedas alfabéticas (de contactos o canciones, por ejemplo) y seleccionar la información que prefiere que aparezca en la interfaz DII del panel de instrumentos. También en el radio izquierdo del volante, se encuentran los controles telefónicos del sistema Bluetooth HandsFreeLink. La combinación de controles tipo pulsador y la pantalla de la interfaz DII en la línea de visión delantera del conductor contribuyen a minimizar las distracciones al conducir.

Los ajustes del control de crucero y el sistema de aviso y prevención de cambio involuntario de carril se accionan con un segundo pulsador situado en el radio derecho del volante.

Ayudas a la conducción

En cuanto a equipamiento se refiere, además de todo lo comentado a lo largo de esta prueba, cabe destacar todo el menú de ayudas a la conducción: Sistema de prevención y mitigación de impactos, Avisador de colisión frontal, Avisador de cambio involuntario de carril, Sistema de aviso de salida de carril, Sistema de aviso y prevención de cambio involuntario de carril, Control de crucero adaptativo, Sistema de reconocimiento de señales de tráfico, Sistema de asistencia inteligente de velocidad, Control de crucero adaptativo inteligente, Sistema de información de ángulos muertos, Sistema de alerta de tráfico cruzado y Cámara de visión trasera de varios ángulos (vídeo).

De todas las ayudas a la conducción disponibles, me gustaría destacar el control de crucero adaptativo inteligente que, a diferencia de los que ofrecen muchos de sus rivales, es capaz de mantener muy bien la distancia con el vehículo precedente sin brusquedades y sin incómodas frenadas (todo se hace con suavidad y de una manera muy progresiva).

Otros sistemas que se incluyen de serie son el sistema de estabilidad y tracción y el sistema de monitorización de la presión de los neumáticos. Por último, me gustaría destacar los cinturones de seguridad delanteros, que se ajustan tanto al abrocharlos como al desabrocharlos, un detalle muy interesante que no se deja ver en otros modelos de la competencia.

En el siguiente enlace, puedes consultar todo el equipamiento de la unidad probada.

Sus rivales

Como puedes imaginar, el mercado plantea muchas alternativas de este tipo. No obstante, me voy a centrar en los modelos (siempre híbridos) que más me gustan y/o me parecen más recomendables para comprar. Todo se queda en Japón. Por tanto, las únicas alternativas recomendables y equiparables me parecen el Toyota RAV4 (comparativa) y el Lexus NX (comparativa). Todos ellos son modelos fantásticos, y, elijas el que elijas, no errarás en la compra. Sin embargo, si tengo que elegir uno, me quedaría con el Honda. ¿Los motivos? En mi opinión el CR-V tiene un consumo más ajustado, un tacto de conducción superior que te hace sentir mucho mejor las curvas, una conducción soberbia en recorrido urbano, gran capacidad de maletero, gran habitabilidad interior y el sello de Honda, un fabricante que a mí me transmite una confianza total y absoluta en cuanto a fiabilidad.

Consigue el mejor precio

La versión que hemos probado se puede adquirir desde 48.450 euros (ver todos los precios). Puedes solicitar un presupuesto de manera gratuita y sin ningún tipo de compromiso (es rápido y muy sencillo). Elige una versión e introduce el código postal de tu localidad. Al instante, te mostraremos el mejor precio del concesionario más cercano (también puedes calcular el precio del seguro). Nosotros hemos configurado este presupuesto.

Adicionalmente, puedes utilizar nuestro comparador de acabados para elegir la versión y los opcionales que más te interesen. También puedes comparar el Honda CR-V con otros modelosver opciones de Km 0.

Más detalles interesantes:

- La apertura de las puertas traseras es muy amplia, lo que facilita, entre otras cosas, la instalación de dispositivos de retención infantil (imagen). Además, todas cubren por completo la boca de acceso al habitáculo, por lo que no nos mancharemos los pantalones con el piso de la carrocería con barro o suciedad (imagen).

- El maletero se puede abrir desde la llave (imagen), desde el interior del coche (imagen) o desde un botón integrado en el portón (imagen).

- Me gusta el cierre giratorio de las alfombrillas que nos evita tirar de ellas para poder sacarlas del coche (imagen).

- Los cinturones de las plazas delanteras tienen regulación en altura. Siempre es de agradecer (imagen).

- Los ocupantes de las plazas traseras tienen a su disposición unos asientos con calefacción regulable en tres posiciones (imagen), salidas de aire, tomas USB y dos grandes bolsas en los respaldos de los asientos (imagen).

- El bloqueo de las puertas traseras es mecánico (imagen). Se puede ver al abrirlas y me ha parecido mejor presentado que el de otros fabricantes (imagen).

- Mandos bien agrupados, visibles, accesibles y de tacto preciso (imagen 1imagen 2). La climatización dispone de mandos giratorios. La mejor solución (imagen).

- La consola central tiene una almohadilla de apoyo para las rodillas en el puesto del conductor (para mi gusto debería ser más acolchada). Hay otra que no lo es en la parte del conductor (imagen).

- En el pilar B tenemos un gancho para, por ejemplo, colgar una percha (imagen).

- El botón de encendido/apagado del motor tiene iluminación (imagen).

- El asistente de estacionamiento sólo dispone de cámara trasera (imagen 1, imagen 2 e imagen 3)

- El Honda CR-V cuenta con mucho material aislante para ofrecer un habitáculo más confortable (imagen).

- Como es habitual en los coches híbridos y eléctricos, en los extremos de las plazas traseras hay dos tomas de ventilación que sirven para refrigerar el sistema de las baterías (imagen).

- Honda tiene un completo catálogo de accesorios para conseguir un coche más práctico y personalizado.

Ficha de la unidad probada.

Conclusión

Si necesitas un SUV compacto amplio, muy práctico, confortable, refinado, con un gran maletero y, sobre todo, con unas plazas traseras enormes, el CR-V es una de las mejores opciones de la categoría. La versión híbrida de tracción total es muy recomendable por los beneficios que ello conlleva, pues ofrece un consumo de carburante muy bajo y la cada vez más valorada etiqueta ambiental ECO. En carretera es un coche muy cómodo, en ciudad nos regala una magnífica maniobrabilidad y, fuera del asfalto, se defiende con mucha dignidad pese a no ser (tampoco pretende serlo) un todoterreno extremo. Sin duda, un modelo que sobresale claramente respecto a la competencia y que me parece una compra muy recomendable.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580