estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Fiat > Prueba del Fiat 500L 1.6 16v Multijet II 120 CV Lounge
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Fiat
23/02/2019
Prueba del Fiat 500L 1.6 16v Multijet II 120 CV Lounge
Destaca de manera notable en todos sus apartados. La versión diésel de mayor potencia ofrece un buen rendimiento y un consumo muy bajo.
« Volver 

El Fiat 500L es un monovolumen que supera los cuatro metros de longitud. Actualmente, se comercializa con tres tipos de carrocería; 500L (que es la que protagoniza esta prueba), 500 Cross (que es una versión de tipo todocamino) y Urban (que cuenta con un voladizo trasero más largo que le permite tener un maletero más voluminoso y la posibilidad de ofrecer un habitáculo de hasta siete plazas). La versión más económica de este modelo se puede adquirir desde 11.973 euros, un precio muy competitivo que incluye una promoción especial hasta el 1 de marzo (aquí puedes conseguir el mejor precio).

Desde finales de 2017, el 500L ofrece una nueva gama que incorpora un 40% de componentes completamente nuevos. Los cambios no se aprecian a simple vista -tampoco hacía falta-, pero los ligeros cambios estéticos le sientan francamente bien al pequeño monovolumen de Fiat.

Grandes posibilidades de personalización para ser más exclusivo

Si hablamos de su carrocería, el nuevo 500L está disponible en diez colores, pasteles o metalizados, y tres combinaciones de techo a juego con la carrocería: negro y blanco brillante o negro mate. En total, el cliente puede elegir entre nada menos que 37 combinaciones de colores. Los colores de carrocería son los nuevos Azul Bellagio, Naranja Sicilia y Bronce Donatello, y los ya conocidos Blanco Gelato, Amarillo Sorrento, Negro Cinema, Gris Moda, Gris Maestro, Verde Toscana y Rojo Passione. Nuestra unidad de pruebas disponía del color exterior bicolor Azul Ballagio/negro, que le otorga un aspecto muy elegante y nos parece muy elegante. Es opcional y cuesta 744 euros.

Un interior amplio, práctico y muy detallista

En su conjunto, el habitáculo es envolvente, confortable, versátil y luminoso. Además, el diseño del mismo está muy cuidado para que sea atractivo y para que tenga cierto aire vintage -está repleto de referencias al 500 histórico-. Detrás del volante multifunción, rediseñado y adornado con elementos cromados, se puede observar el diseño renovado del panel de instrumentos con dos esferas (cuentarrevoluciones y velocímetro) y, entre ellos, una pantalla gráfica en color de 3,5″. La combinación perfecta del nuevo volante y del panel de instrumentos brinda una mejor visibilidad del panel, a lo que también contribuye la retroiluminación blanca. Además de esta información, hay una pantalla digital TFT en color de 7 pulgadas que proporciona toda la información útil al conductor.

El interior resulta muy agradable en líneas generales, no sólo por su atractivo diseño, sino también por luminosidad, visibilidad y espacio. Una vez que se accede al puesto del conductor, la sensación de espacio es sobresaliente; el interior tiene una altura y anchura generosas, tanto es así, que, por ejemplo, el reposabrazos de las puertas delanteras queda algo lejos para que cumplan debidamente con su función.

Toda la carrocería está muy acristalada –‘montante A’ incluido-. Este diseño nos permite que la visibilidad sea muy buena en todos los ángulos y así la conducción salga ganando. Si optas por incorporar el techo panorámico de cristal, algo que desde aquí recomendamos, encontrarás un techo que mide nada menos que 1,5 metros cuadrados y que está disponible tanto en la versión fija como en la practicable con accionamiento eléctrico.

Aunque la posición del embrague y su recorrido condicionan la posición al volante, siempre me he sentido muy cómodo al volante de este 500 L. Asimismo, siempre he tenido la sensación de conducir un coche acogedor que transmite calidad y agrado. Sí que es cierto que todos los asientos son demasiado planos y poco ergonómicos, pero igualmente me han parecido confortables y muy satisfactorios.

El volante me gusta mucho por diseño, calidad y tacto (se agradece que sea completamente redondo). Está tapizado en piel que es de verdad, lo que se traduce en un muy buen tacto y aspecto. Además, me ha dado la sensación que aguantará bien el paso del tiempo y el uso intensivo, por lo que no aparecerán los típicos brillos producidos por el desgaste que tanto aviejan el aspecto de todo el interior y que suelen hacer acto de presencia ‘a los cuatro días’ en la mayoría de los coches que optan por pieles sintéticas de mala calidad. Por otra parte, ahora la palanca de cambios se ha rediseñado y reubicado en una posición más alta, algo que es muy de agradecer. Del mismo modo, con muy buen criterio, el pomo tiene un tamaño acertado y es completamente redondo, como si fuera una bola de billar. Sin duda, un detalle elegante que sólo lo pueden ofrecer los italianos.

Gran colección de compartimentos portaobjetos

Tal y como cabe esperar en un coche de este tipo, en el que las cualidades prácticas son importantes, encontramos amplios compartimentos portaobjetos. Hay amplias bolsas rígidas situadas en las puertas, un hueco para dejar el móvil -podía ser un poco más grande- y dos guanteras situadas enfrente del asiento del acompañante (estas guanteras están dividas por una pequeña bandeja en la que también se pueden guardar objetos). Adicionalmente, si eres de los que te gusta tener un apoyabrazos central cuando conduces por carretera, por 62 euros puedes equipar uno que hace las veces de cofre. Todos los compartimentos están guarnecidos con fondos de goma (se agradece para no generar desperfectos en los objetos más frágiles y para evitar ruidos).

En las plazas traseras también hay una gran sensación de espacio, no obstante, nos hubiera gustado que el diseño de los asientos estuviera mejor resuelto, ya que la banqueta queda demasiado alta y no se amoldan demasiado bien al cuerpo. Para hacer los viajes más agradables, hay un apoyabrazos ubicado en la plaza central que integra dos posavasos. Además, en la parte posterior de los asientos delanteros, hay unas bandejas muy prácticas, aunque algo toscas y poco cuidadas. No obstante, son de agradecer.

En este renovado modelo también se ha cuidado mucho la iluminación del habitáculo, con luz de ambiente en la base de la consola central, en el túnel central y en las puertas. Además, se ha actualizado la cámara de visión trasera que brinda una mejor resolución en condiciones de poca luz y una cuadrícula dinámica de ayuda al aparcar. La resolución de la cámara sigue siendo mejorable y, además, el avisador acústico de proximidad debería tener un sonido más agradable -resulta demasiado irritante-.

El volumen del maletero, con asiento trasero hacia delante, es de 455 litros. Abatiendo y plegando los asientos, la capacidad aumenta hasta 1.480 litros. Cuenta con unas formas muy regulares que nos permiten aprovecharlo al máximo y cuenta con un doble fondo que se puede gestionar con facilidad mediante una plancha bien tapizada y rematada. El portón, que es muy grande, se puede manejar con poco esfuerzo. Al igual que el resto de las puertas, el tacto transmite calidad.

Infinidad de accesorios para conseguir un familiar muy práctico

Para mejorar sus cualidades prácticas, Mopar ofrece una colección de noventa y dos accesorios que destacan la versatilidad del vehículo, optimizan la funcionalidad y las cualidades de carga ya en lo más alto de la categoría, satisfacen las necesidades de seguridad y protección de las familias con niños y permiten personalizar la estética y los detalles de nuestro 500L.

En coherencia con las cualidades de versatilidad del vehículo, están disponibles soluciones para organizar de la mejor manera la colocación del equipaje, como protecciones, redes y organizador de carga, y soluciones para aumentar la posibilidad de transporte. Mopar también ha concebido portabicicletas, portasurf, portaesquís y cofres que pueden instalarse con facilidad en las barras de techo y que permiten llevar siempre contigo tus aficiones. Practicidad y comodidad con percheros y soportes para fijar a los reposacabezas, protección para la parte trasera de los respaldos, organizador para el asiento delantero con bolsillos múltiples y portatablet.

Además, Mopar ofrece un innovador filtro para el habitáculo con función antialérgica. Aprovechando las propiedades de los polifenoles, el nuevo filtro es capaz de reducir los agentes alérgenos dentro del habitáculo: un producto que confirma la atención de la marca por todas las necesidades del cliente, incluidos salud y bienestar.

Por último, con Mopar, Fiat 500L se convierte en la opción ideal para las familias con animales, gracias a accesorios indispensables para viajar con una mascota de cuatro patas de forma segura y confortable. Están disponibles el práctico protector de maletero, desmontable y lavable; la lona de protección para el parachoques trasero; la indispensable red de separación rígida; las cortinas para el sol para las ventanillas traseras y el cómodo alojamiento para el asiento trasero.

Un motor diésel muy solvente y eficiente

Nuestra unidad de pruebas, asociada al acabado más alto (Lounge), disponía de la motorización más potente de la gama; un diésel 1.6 16V MultiJet II de 120 CV. Esta motorización, que cumple con la normativa EU6.2 D-Temp (ver especificaciones técnicas), rinde francamente bien en cuanto a funcionamiento y prestaciones se refiere. Desde las 1.500 rpm ya disponemos de su par máximo (320 Nm) que se mantiene con brillantez hasta casi las 4.000 rpm, por lo que encontramos un motor muy elástico y muy utilizable – tan sólo nos gustaría que tuviera un poco más de brío cuando se sale desde parado-.

Este propulsor también nos gusta porque, además de ser bastante refinado, no transmite ni ruidos ni vibraciones parásitas al habitáculo. Tanto es así que, en carretera, no se percibe ni un sólo ruido, siendo los correspondientes a la aerodinámca y la rodadura los que se imponen -el segundo se hace más notorio si el asfalto no está en sus mejores condiciones-.

Esta motorización está asociada a una transmisión manual de seis velocidades con unos desarrollos bien elegidos y unas marchas perfectamente escalonadas. Cuenta con un guiado que permite insertar las marchas con suavidad y rapidez, por lo que cumple perfectamente con su función sin que resulte pesado o desagradable de utilizar.

El consumo es otro de los fuertes de este motor. Según nuestras mediciones, siempre se ha situado sobre los 5,0 litros en ciclo combinado. Sin duda, se trata de una cifra brillante teniendo en cuenta el tipo de carrocería y la masa que tiene este vehículo (1.455 kg). Adicionalmente, esta motorización incorpora, de serie, un dispositivo ‘Stop & Start’ que permite ajustar los consumo cuando se realizan recorridos urbanos.

Brillante en ciudad y carretera

Desde que arranqué el coche para recorrer los primeros kilómetros, me sentí muy cómodo al volante. Y es que se trata de un coche de tacto agradable, provisto de una dirección suave y de excelente funcionamiento, unos mandos mecánicos bien asistidos y una base rodante que transmite suavidad y calidad en todo momento. Vamos, que es uno de esos coches que agrada utilizar a diario.

Dinámicamente, el 500L sorprende mucho. En este apartado está a un nivel tan alto que, sin lugar a dudas, estamos ante una de las principales referencias de su segmento en cuanto a estabilidad y seguridad activa se refiere. Para empezar, es un coche fácil de conducir y, cuando me refiero a fácil, quiero decir que se maneja como un utilitario y que no resulta pesado de manejar, sobre todo en ciudad. En carretera, es un coche que transmite seguridad en todo momento, ya que los balanceos de la carrocería están bastante contenidos y sus reacciones son muy sanas y predecibles en cualquier circunstancia. Mención especial merece el control de estabilidad, que no resulta intrusivo y es capaz de actuar con mucha eficacia cuando entramos pasados en una curva para que el coche recupere la trayectoria sin penalizar la estabilidad.

Lo mejor de todo, es que, para conseguir un magnífico nivel de estabilidad, Fiat no ha tenido que recurrir a unas suspensiones demasiado firmes, por lo que encontramos un coche confortable que absorbe perfectamente las irregularidades para tratar con mimo a todos los ocupantes.

Mención especial merecen los neumáticos que, en el caso de nuestra unidad de pruebas, eran muy buenos. Equipaba unos GoodYear Eagle F1, que son sobresalientes por adherencia, frenada, comportamiento cuando el asfalto está a una temperatura baja y refinamiento de rodadura.

Grandes posibilidades de equipamiento

No podía faltar la irrenunciable posibilidad de personalización que caracteriza el 500. Para cada versión, están disponibles como opcional paquetes específicos con los que cada cliente podrá personalizar su 500L, destacando sus características de estilo, conectividad, confort y seguridad, y ahorrando si comprara estos accesorios por separado. Se trata de los pack City, Comfort, Connect, Safety, Style y Style Plus (aquí puedes consultar todo el equipamiento de la unidad probada).

En todas las versiones, cabe destacar el muy útil City Brake. Es una ayuda a la conducción que consiste en un sensor láser situado en la parte superior del parabrisas, capaz de detectar la presencia de vehículos delante. Al viajar a menos de 30 km/h, en caso de que una posible colisión sea inminente, el sistema frena automáticamente el nuevo 500L.

Entre otros contenidos, destacan el espejo de vigilancia niños, para no perder de vista a los pasajeros del asiento trasero, y las luces diurnas y de posición de LED, que además de ser elementos de diseño en línea con el 500 aseguran una mejor visibilidad. Los retrovisores laterales, además de accionamiento eléctrico y térmicos, pueden pedirse con plegado eléctrico y provistos de luz de iluminación inferior para alumbrar el espacio alrededor del vehículo en condiciones de poca luz.

A la última en conectividad

Otra importante novedad se refiere al debut en el 500L de los nuevos sistemas avanzados de integración de los smartphones. Se podrá acceder así a las principales aplicaciones del smartphone directamente desde la pantalla táctil de alta resolución de 7″ del sistema Uconnect HD Live integrado en el salpicadero, disponible también con el sistema Apple Car Play y compatible además con Android Auto.

El sistema de última generación Uconnect también incluye interfaz Bluetooth con manos libres, streaming de audio, lector de SMS y reconocimiento de voz, conector auxiliar y puerto USB con la integración del iPod, mandos en el volante y, como opcional, cámara de aparcamiento trasera y el nuevo sistema integrado de navegación TomTom 3D.

El cliente siempre estará conectado con los servicios Uconnect LIVE. Descargándose la aplicación gratuita Uconnect LIVE de App Store o de Google Play Store en el smartphone, el Uconnect LIVE ofrece música en streaming con Deezer y TuneIn, las noticias con Reuters, navegación conectada con TomTom LIVE y la posibilidad de permanecer siempre en contacto con los amigos gracias a Facebook Check-In y Twitter. Además, el ahorro, la ecología y el control están asegurados adondequiera que el cliente desee ir con eco:Drive y my:Car. Como se ha mencionado, el sistema Uconnect también está disponible desde ahora con el sistema Apple Car Play. Apple Car Play permite al conductor utilizar de manera intuitiva su iPhone en el vehículo, en modo inteligente y seguro. Apple Car Play integra perfectamente el iPhone con la pantalla y los controles originales del vehículo. Ahora los usuarios podrán realizar llamadas, acceder a su música, enviar y recibir mensajes, disponer de indicaciones optimizadas en función de las condiciones del tráfico y mucho más, permaneciendo concentrados en la carretera.

Android Auto ofrece información útil al conductor y la organiza en fichas sencillas que aparecen solo cuando son necesarias. Esta función permite acceder a: Google Maps con sistema de navegación guiada por voz, información sobre el tráfico en tiempo real e indicador de carril; Google Play Music y otros muchos servicios de música; la posibilidad de realizar o recibir llamadas y enviar mensajes, sin apartar las manos del volante y la vista de la carretera. Android Auto, Google Play y Google Maps son marcas registradas de Google Inc.

Un equipo de sonido muy recomendable

El 500L se puede equipar con el sistema BeatsAudio que cuenta con una potencia total de 520 Vatios, repartidos entre 2 altavoces mid-woofer de 80 Vatios (165 mm de diámetro) colocados en la parte baja del panel de la puerta delantera, 2 altavoces tweeter de 40 Vatios (38 mm de diámetro) situados en la parte alta del panel de la puerta delantera, 2 altavoces full-range de 60 Vatios (165 mm de diámetro) colocados en el panel de la puerta trasera y un subwoofer de 80 + 80 Vatios (165 mm de diámetro) situado en el maletero, que asegura graves dinámicos y potentes, maximizando la experiencia sonora en una amplia gama de géneros musicales, desde el hip hop hasta el soul. Todo esto se complementa con un amplificador con DSP y 8 canales que integra un avanzado algoritmo de ecualización capaz de reproducir todo el espectro de sonido que experimenta un artista al grabar en un estudio. Es opcional y cuenta 603 euros. Lo equipaba nuestra unidad de pruebas y nos parece totalmente recomendable; la calidad de sonido es espectacular -supera a equipos más costosos de gama alta. Se lleva un 10.

Conclusión

El Fiat 500L es una buena alternativa si te gusta mucho el 500 -como es mi caso-, pero necesitas más maletero, un habitáculo más amplio y mejores cualidades prácticas. La versión más alta de gama destaca por su completo equipamiento de serie y buena calidad de realización. El motor turbodiésel de 120 CV ofrece un consumo muy bajo y un rendimiento brillante. Por lo demás, es un coche que transmite calidad gracias a sus materiales, acabados y rodadura. En ciudad es tan práctico como un urbano y, en carretera, es muy confortable y hasta divertido de conducir.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.