Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Suzuki > Prueba del Suzuki Swift Sport
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Suzuki
Prueba del Suzuki Swift Sport
Sigue siendo un coche único en el mercado. Es muy ligero, ágil, rápido, divertido y equipa un motor sobresaliente.
« Volver 
La tercera generación de la versión más deportiva y potente del Suzuki Swift ya está en los concesionarios. Al igual que sus predecesores, esta nueva entrega sigue ofreciendo un concepto GTI muy marcado que le permite diferenciarse muy claramente de sus más directos oponentes y que le hace ser un coche muy especial. Se ofrece en un único acabado de equipamiento muy completo y cerrado que tiene un precio de 19.370 euros (aquí puedes conseguir el mejor precio).



Muy atractivo

Respecto al resto de versiones que ofrece la gama, la variante Sport presenta un parachoques y a una parrilla central exclusivos, y a un spoiler delantero, unos faldones laterales, un difusor y un spoiler trasero más aerodinámicos. Como buena versión deportiva que se precie, el paragolpes trasero acoge dos salidas de escape, cada una situada en los extremos del mismo. Por último, todo el conjunto estético queda rematado con unas llantas de 17 pulgadas pintadas en color negro brillante.

Si le comparamos con el anterior modelo, el nuevo ofrece una distancia entre ejes 20 mm más larga. Además, para conseguir un chasis más deportivo, las vías delantera y trasera son 40 mm más anchas, y la carrocería es 15 mm más baja y 40 mm más ancha. Nuestra unidad de pruebas estaba pintada en un atractivo y exclusivo color 'Champion Yellow', que tiene su origen en el color del coche de rally de Suzuki Works que participó en el Campeonato Mundial de Rally Junior (es opcional y cuesta 390 euros). Asimismo, el Swift Sport también está disponible en siete colores que incluyen el nuevo Rojo Burning Perlado Metalizado y el Azul Speedy Metalizado que ya han sido utilizados en toda la gama de Swift.

Amplio, práctico y con un estilo muy deportivo

Al interior se accede a través de unas puertas -incluida la del portón del maletero- que se abren con mucha suavidad y que ofrecen un cierre impecable y muy amortiguado. Una vez dentro, como en cualquier modelo de Suzuki, la experiencia es sumamente agradable, pues los materiales, pese a ser muy sencillos, son extremadamente agradables al tacto y a la vista. Asimismo, el ensamblaje y el acabado de todas las piezas resultan impecables –algo a lo que Suzuki nos tiene acostumbrados-.



Si entramos a analizar los detalles exclusivos de esta versión, destaca, a primera vista, los paneles decorativos en rojo, un color que también está presente en el cuadro de instrumentos. Por lo demás, esta variante deportiva también cuenta con pedales de acero, un pomo de diseño específico y acabado en cromo, unos asientos de tipo baquet y un volante en forma de D forrado de cuero con hoyuelos, acabado satinado, toques en negro y puntadas en rojo.

El diseño de la carrocería y lo bien que ha trabajado Suzuki el espacio disponible, permite que el Swift sea un coche muy amplio por dentro, mucho más que otros coches de mayor tamaño. Como buen deportivo, la posición está muy cuidada. Bien es cierto que es posible que se eche de menos un asiento que se pudiera regular para ir algo más bajo, no obstante, al menos en mi caso, me adapté perfectamente para ir cómodo –me olvidé a los pocos kilómetros-. Ya que hablamos de los asientos delanteros, hay que decir que éstos son sobresalientes. No sólo permiten que obtengamos una postura muy buena a los mandos, sino que también aportan mucho para que la sujeción sea impecable y para que el confort de marcha se encuentre a unos niveles elevadísimos. El volante, por su parte, cuenta con un buen acabado y una estética muy atractivo. No obstante, aunque es muy satisfactorio, a mí, personalmente, me hubiera gustado que fuera completamente redondo y que el aro fuera más fino y sin formas extrañas.

Una vez situado a los mandos, me gusta lo bien resueltos los mandos giratorios que permiten gestionar la climatización; son accesibles, eficaces, ofrecen un buen tacto y nos permiten que, la maniobra de regular la temperatura y el caudal de aire, sea rápida y no distraiga en absoluto cuando conducimos. La pantalla multifunción que está situada en la parte superior es muy sencilla de manejar y también está diseñada para que todas las operaciones se realicen con rapidez sin volvernos locos, no obstante, nos hubiera gustado que el volumen del equipo de sonido se manejara mediante un mando giratorio, y no mediante botones táctiles.

Gracias a su batalla más larga, tal y como hemos comentado al principio, las plazas posteriores gozan de una generosa amplitud en todas sus cotas. Tanto es así, que estamos hablando de uno de los modelos con mayor habitabilidad interior de la categoría. Al igual que los asientos delanteros, los posteriores, sin ser tan ergonómicos, son más que correctos y confortables. La plaza central no integra apoyabrazos abatible. Por otro lado, el aumento de la batalla también ha permitido que su maletero aumente su capacidad en 54 litros frente a la actual generación, ofreciendo un volumen de 265 litros que se pueden ampliar hasta los 579 litros en caso de abatir la fila posterior de asientos. A nosotros nos ha parecido un maletero muy aprovechable y tremendamente amplio si tenemos en cuenta el vehículo del que se trata.

El nuevo Swift Sport también cuenta con un sistema de audio con conectividad al Smartphone por Bluetooth con una pantalla táctil de 7 pulgadas -tiene una muy buena calidad de sonido- y un navegador 3D. Tampoco faltan tomas USB y Jack muy accesibles justo delante del mando de cambio. En cuanto a compartimentos se refiere, el Swift también es un coche muy bien resuelto para acceder a huecos muy capaces en diferentes zonas del habitáculo. Si todos estuvieran guarnecidos por dentro con goma o téxtil, sería perfecto. Sin embargo, es algo que no es justo pedir en un coche de este precio y categoría, si tenemos en cuenta a sus competidores.

Ligero, ágil, divertido y adictivo

Tal y como hacían sus predecesores, el nuevo Swift Sport monta amortiguadores delanteros Monroe. Para mejorar la estabilidad se ha aumentado el grosor de las juntas de la barra estabilizadora y se ha añadido una base de Teflón al soporte del estabilizador. El cubo y los rodamientos de la rueda se han montado como una sola pieza y la anchura entre los rodamientos se ha incrementado, lo que supone un 15 por ciento más de rigidez en los giros. Estos avances proporcionan un grado extra de rigidez sin aumentar excesivamente el índice de constante elástica del muelle o del estabilizador delantero, al tiempo que se mantiene un movimiento suave y flexible en el contacto entre la carretera y la rueda.

La suspensión trasera ha sido diseñada especialmente para asegurar una estabilidad superior incluso a altas velocidades. El brazo de suspensión, diseñado y desarrollado exclusivamente para el nuevo Swift Sport, minimiza la deformación durante los giros. La rigidez de la convergencia del nuevo modelo ha sido mejorada 1.4 veces más en comparación con su predecesor, y la rigidez de la caída es casi tres veces mayor. Al igual que su predecesor, el nuevo Swift Sport usa amortiguadores traseros Monroe, que tienen una fuerza de amortiguación optimizada para mejorar el manejo y el control en la carretera.

Al volante, el Swift Sport es un coche muy agradable de conducir, mucho más que cualquiera de sus rivales y que modelos de mayor categoría y precio. La base rodante filtra perfectamente las imperfecciones del asfalto y permite que la calidad de rodadura sea sobresaliente. La suspensión, que cuenta con un tarado firme que  limita bastante bien las oscilaciones de la carrocería sin perder confort de marcha.

El tarado firme de la suspensión y la ligereza de todo el conjunto, permiten que el Swift sea un coche muy ágil, divertido y estable en todo tipo de vías. Del mismo modo, es muy fácil de conducir cuando se circula todo lo rápido que nos permite ir su motor de 140 CV. Quizás, por mejorar lo que ya es muy bueno, nos hubiera gustado encontrar una mejor motricidad, una dirección más precisa y suave, y un mejor equilibrio entre ejes.

Extraordinario motor de gasolina

El motor 1.4 Boosterjet genera una potencia de 140 CV, un par motor de 230 Nm/ 2.600 rpm y un peso en orden de marcha que es 80 kg más ligero que su predecesor (ver especificaciones técnicas). Su sistema de inyección directa cuenta con siete boquillas inyectoras que aumentan la presión y la atomización del combustible, lo que resulta en una mayor potencia del motor y en un tubo de escape más limpio. El turbocompresor está equipado con control de la válvula de descarga que está cerrada por defecto para ofrecer una excelente respuesta en la conducción normal y se abre para minimizar el consumo de combustible durante la marcha.

La relación par motor-peso del Nuevo Swift Sport es de aproximadamente 4.2kg/N.m, lo que le convierte en uno de los compactos deportivos más competitivos del mercado. Además, para ofrecer el mejor rendimiento, esta motorización también incluye otra serie de características, como un sistema de control variable de presión del combustible que reduce el número de partículas, un Control del sensor de presión de la entrada dual de aire para conseguir una mejor respuesta, un intercooler por aire que mejora la eficiencia volumétrica al enfriar el aire entrante y un colector de admisión corto, colector de escape integrado en la culata y sistema de montaje pendular para una mayor ligereza y compacidad.

No me equivoco si afirmo que es el mejor motor que he probado de esta cilindrada y potencia. Es una auténtica maravilla; está lleno en todo el margen de giro, empuja como lo haría motores mucho más potentes y tolera a la perfección que podamos ir en marchas largas a regímenes moderados.

Para conseguir un cambio suave y de marchas más cortas se han hecho algunas mejoras en la misma transmisión manual de 6 velocidades que montaba el Swift Sport anterior. Se ha reducido la fuerza necesaria para realizar el cambio de marcha, de forma que se ha mejorado la suavidad del cambio y la experiencia del conductor. Los desarrollos, que son más bien largos, al menos en quinta y sexta velocidad, están muy bien elegidos para conseguir un balance casi perfecto. Además, el motor ofrece un rendimiento tan bueno, que los asimila perfectamente.

El consumo de carburante pone el broche de oro a un gran motor. En ciudad pudimos registrar medias alrededor de los 6,8 litros, mientras que en autopista podemos llegar a obtener medias sobre los 5,7 litros. Y a en carretera secundaria, siempre a velocidades legales, podemos situarnos sin problemas por debajo de los 5,0 litros a los 100 kilómetros.

Gran dotación de serie

Su equipamiento es muy completo, de los mejores de su segmento. Equipa asistentes a la conducción interesantes, como el sistema de detección, el asistente 'Dual Sensor Brake Support' -alerta y llega a frenar el vehículo para evitar pequeñas colisiones y atropellos a peatones, nos ha parecido demasiado intrusivo-, alerta de cambio de carril, función de alerta anti-zigzagueo, asistente de luces de largo alcance y control de velocidad adaptativo. Además de esta tecnología, el Swift Sport tiene un equipamiento cerrado en el que también encontramos elementos como los asientos con calefacción y navegador. La única opción que ofrece este coche es la pintura que lucía nuestra unidad de pruebas; el color 'Champion Yellow' (cuesta 390 euros). Aquí puedes consultar todos los detalles de su equipamiento.

Conclusión

Mientras que el resto de fabricantes lanzan al mercado urbanos deportivos que resultan demasiado grandes, pesados e insípidos, Suzuki mantiene un concepto de coche ligero y compacto que se ajusta perfectamente a lo que tiene que ser un GTI puro y duro. Respecto a todos sus rivales, el Swift cuenta con un tacto de conducción y una rodadura sobresaliente. Dinámicamente, es un coche ágil, divertido y muy estable en todo tipo de vías. El motor de gasolina de 140 CV y cuatro cilindros también es sobresaliente por rendimiento, suavidad, consumo y refinamiento. Por último, su equipamiento de serie también es superior al de sus rivales.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580