PUBLICIDAD
PRUEBAS DE VEHÍCULOS
26/12/2021
Por Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Škoda Octavia Combi 2.0 TSI DSG 245 CV RS

Es un coche muy completo, equilibrado, confortable, deportivo cuando toca y tremendamente práctico.

La versión más deportiva y potente de la gama Octavia está disponible en los concesionarios desde marzo del presente año. Mantiene la esencia de las precedentes, pero con una mejora significativa en cuando a diseño, calidad de acabados, equipamiento, prestaciones y comportamiento dinámico. Una de sus principales novedades es la amplia cartera de sistemas de propulsión, pues ahora, por primera vez, hay tres opciones diferentes: gasolina, diésel e híbrido enchufable. Nosotros hemos elegido la versión que, a priori, nos parece más interesante; la térmica más potente (245 CV) asociada a la carrocería familiar (Combi). Tras unos días de prueba, las impresiones han sido magníficas.

EXTERIOR

Para empezar con el análisis, hay que reconocer que Škoda ha realizado un gran trabajo en el apartado estético. Y es que, nada más echar el primer vistazo, ya destacan los faros delanteros Matrix full LED y faros traseros LED, que incluyen intermitentes dinámicos y una función animada Coming/Leaving Home de serie. Es un equipamiento a tener en cuenta, pues el alumbrado es de calidad. Hemos realizado muchos kilómetros de noche, y sólo puedo hablar bien de esta tecnología. No sólo el haz de luz es potente, sino que, gracias a los LED que integran los faros, la iluminación se adapta para no molestar a otros coches, peatones o ciclistas. Además, también permite que la visión sea mejor cuando circulamos por carreteras sin alumbrado con muchas curvas.

Pero continuando con el análisis estético de esta versión, no pueden faltar unos paragolpes de diseño específico y algún que otro aditamento aerodinámico. Además, todos los elementos cromados que vemos en una versión convencional del Octavia, aquí están pintados en color negro, una tonalidad que se deja ver en la parrilla del radiador, las cortinas de aire situadas por encima de los faros antiniebla, las carcasas de los retrovisores, los marcos de las ventanas, las barras de techo, los aeroflaps de la parte trasera, el difusor del faldón trasero y todos los emblemas identificativos. Este mismo color también está presente en las llantas de serie de 18 pulgadas de nuestra unidad de pruebas. Una opción muy recomendable, pues no tienen coste, estéticamente combinan muy bien con el conjunto estético del coche y cuentan con una medida razonable para que el confort de marcha y el comportamiento dinámico salgan ganando.

Hay una selección de once acabados de pintura, incluyendo el color de serie Verde Mamba. Nuestra unidad de pruebas lucía la tonalidad opcional Rojo Velvet Metalizado, una opción que le queda francamente bien. No obstante, hay otras alternativas, también metalizadas, que me parecen muy interesantes, como el Azul Race Metalizado y el Naranja Phoenix Metalizado, ambos muy deportivos y alegres. Si prefieres opciones más elegantes y discretas, el Negro Mágico Efecto Perla y el Gris Graphite Metalizado me parecen dos elecciones muy interesantes.

Nuevos y mejorados sistemas de asistencia al conductor

El Octavia RS viene con los sistemas de asistencia mejorados de la cuarta generación de la gama Octavia. Mediante intervenciones en la dirección, por ejemplo, el nuevo Asistente de Prevención de Colisiones ayuda a conducir junto a peatones, ciclistas y otros vehículos, lo que ayuda a evitar colisiones inminentes. En las intersecciones, el Asistente de Giro puede detectar de forma temprana el tráfico que se aproxima cuando se gira a la izquierda, puede avisar al conductor o detener automáticamente el vehículo. El sistema de Alerta de Salida avisa a los ocupantes de si se acerca otro vehículo o un ciclista por detrás cuando se abre una de las puertas del coche.

INTERIOR

El habitáculo del Octavia RS se caracteriza por su aspecto deportivo con acabado de fibra de carbono con Alcantara. El volante deportivo multifunción de tres radios luce el logo RS y dispone también de levas de cambio de marchas. Los asientos deportivos delanteros con reposacabezas integrados vienen de serie y están tapizados con tela negra. Las costuras rojas de los asientos y del salpicadero ofrecen un bonito contraste. Los asientos ergonómicos con tapicería de Alcantara y cuero, ajuste de profundidad y función masaje son extras opcionales. Los asientos lucen el logo RS y costuras rojas o gris plateado, que también adornan el salpicadero cubierto de Alcantara y el volante de cuero. El revestimiento negro del techo, los paneles de las puertas de Alcantara, las tiras decorativas con efecto carbono del salpicadero, los pedales con diseño de aluminio y un retrovisor central sin marco añaden los toques finales al aspecto deportivo del coche. La sensación de acabado y solidez es muy buena en líneas generales, con un aire más premium que generalista.

Al margen de los detalles específicos ya comentados sobre los asientos, éstos también destacan por calidad de construcción, buen acabado y, lo que es más importante, ergonomía. Son muy confortables para el día a día, y, además, sujetan perfectamente el cuerpo cuando practicamos una conducción más bien deportiva. En las plazas posteriores, el espacio para las piernas es muy alto y el diseño de los asientos facilitan una postura muy confortable (tan sólo se echa en falta una banqueta con regulación en longitud). Entre todo el equipamiento disponible, disponemos de climatización (se puede regular la temperatura); dos tomas de tipo USB-C y otra de 230V; una persiana retráctil integrada en cada puerta; dos fundas para guardar los smartphones en los respaldos de los asientos delanteros; y un apoyabrazos que incluye dos posavasos extraíbles. Algunos de esos equipamientos no estaban disponibles en nuestra unidad de pruebas. Pero una de las soluciones que sí estaban presentes en nuestro coche y que me parece muy recomendable, son los dos reposacabezas de las plazas exteriores, que pueden equipar dos pétalos escamoteables que sujetan la cabeza cuando nos quedamos dormidos. Sin duda, una solución muy inteligente.

Škoda ha realizado un gran trabajo en el apartado estético. Y es que, nada más echar el primer vistazo, ya destacan los faros delanteros Matrix full LED y faros traseros LED, que incluyen intermitentes dinámicos y una función animada Coming/Leaving Home de serie.

Tal y como ocurre en todos los modelos del Grupo Volkswagen de última hornada, Škoda también ha optado por digitalizar el interior. De serie, el cuadro de instrumentos es una pantalla de 10,25 pulgadas que ofrece una configuración adicional Sport y un logo de bienvenida específico de los modelos RS. En el centro del salpicadero también disponemos de otra pantalla de 10 pulgadas. En ambos casos, la resolución es correcta. No es que destaque especialmente, pero tampoco se puede decir que sea mala. Lo que menos nos ha gustado, tal y como ocurre en otros modelos del grupo, es la radical eliminación de botones físicos en la consola central para aglutinar prácticamente todo en la pantalla central. Sí es cierto que hay teclas físicas para acceder a comandos directos, pero, tras unos días de pruebas, todo me pareció muy incómodo y engorroso para gestionar las diferentes operaciones de una manera fluida, sobre todo el sistema de climatización. También es novedad un carril táctil deslizante situado debajo de la variante de pantalla central de 10 pulgadas. Es un mando capacitivo que responde bien al tacto, pero no me ha parecido lo suficientemente preciso, ni resulta una solución práctica frente a un mando giratorio tradicional. Además, de noche, no cuenta con retroiluminación, lo que también es un pequeño inconveniente. Por lo demás, el sistema de infoentretenimiento es bastante completo en cada una de sus funciones, sin embargo, nuevamente, criticaría lo lento que es en determinadas ocasiones.

Aunque se trate de una versión de corte deportivo, no podemos obviar el gran maletero que ofrece. Salvo que te guste más el formato tradicional de tres volúmenes, creo que ésta es la versión a comprar. Por tan sólo 700 euros más a igualdad de equipamiento, tienes una berlina mucho más práctica y utilizable. El gran portón nos deja una enorme boca de carga que nos permite introducir grandes objetos. No obstante, lo mejor de todo, es la gran capacidad de carga, pues en esta generación se ha incrementado en 30 litros para alcanzar los 640 litros, ampliables a 1.700 litros si decidimos abatir los asientos posteriores. Estos asientos se pueden abatir mecánicamente desde el maletero, de una forma rápida y sin esfuerzo. En esas condiciones, el espacio disponible es tan amplio, que hasta podemos introducir una bicicleta de adulto, ya sea de montaña o carretera. También disponemos de varios ganchos para colgar bolsas y dos compartimentos (uno a cada lado del maletero) para organizar mucho mejor la carga. Por último, no me gustaría pasar por alto el cierre y apertura del portón, que es completamente eléctrico, algo que me parece casi obligatorio en un vehículo de este tipo. Facilita mucho las cosas y nos hace la vida mucho más cómoda.

Nuevas soluciones para evitar atascos y pequeños accidentes

Otro nuevo equipamiento es la función de Alerta de Tráfico local, que avisa automáticamente de la presencia de retenciones de tráfico en el entorno del coche, como el final de un atasco. El Side Assist avisa al conductor de la presencia de vehículos que se acercan por detrás o que se sitúan en el ángulo muerto del coche. Monitoriza un área de hasta 70 metros detrás del vehículo, y también ayuda a prevenir accidentes en autopistas y carreteras de doble vía. El sistema avisa al conductor emitiendo una luz en la zona interior de las carcasas de los retrovisores, donde es claramente visible. El Side Assist no se activa cuando el vehículo tira de un remolque o cuando monta un portabicicletas en la barra de remolque. En entornos urbanos, la función Front Assist – que incluye Protección Predictiva de Peatones y Ciclistas – avisa de potenciales colisiones de forma visual, acústica y frenando suavemente, desacelerando el coche cuando sea necesario. Detecta vehículos en movimiento o estacionarios en la dirección del tráfico, así como ciclistas y personas en movimiento delante del coche.

SISTEMA DE PROPULSIÓN

La principal novedad dentro de la nueva generación del Octavia RS, es la introducción de una versión híbrida enchufable de 245 CV. No obstante, nosotros hemos querido probar la que, a priori, nos parece la más deportiva e interesante de todas. No es otra que la térmica de gasolina de idéntica potencia a la electrificada (también hay una tercera alternativa diésel de 200 CV). Esta versión equipa el motor ya conocido en el grupo para este tipo de versiones; el 2.0 TSI de cuatro cilindros. Se basa en la unidad de potencia de la generación anterior. El desarrollo del motor se focalizó en mantener sus características dinámicas y una potencia máxima de 245 CV, y a la vez hacerlo más eficiente. Esto se consiguió, entre otras cosas, mediante el aumento de la presión de la inyección de carburante hasta los 350 bares, y usando coronas de pistón con una nueva forma, y un nuevo retén del cigüeñal para reducir la fricción y, por lo tanto, el consumo de carburante. Además, los ingenieros de Škoda modificaron la salida de gases de escape, así como el sistema de ignición.

No hay sorpresas con este conocido TSI; es refinado, progresivo y constante en toda la entrega de potencia. Todo ello permite que la conducción sea sumamente agradable y sin estrés. Adicionalmente, para conseguir un conjunto mecánico casi perfecto, no puede faltar la transmisión DSG de doble embrague (en este caso de seis relaciones) para disfrutar de un coctel fantástico. El DSG, como es habitual, permite que las transiciones sean rápidas y efectivas, tanto para subir marcha como en las reducciones.

El consumo de carburante, como es lógico, puede variar mucho en función del tipo de conducción. En condiciones normales, se pueden conseguir registros en carretera en torno a los 6,7 litros cada 100 kilómetros, mientras en ciudad la media siempre se solía situar sobre los 9,0 litros de media. En conducción deportiva, los registros pueden llegar a superar ampliamente las dos cifras, algo lógico por otra parte.

Los asientos deportivos delanteros con reposacabezas integrados vienen de serie y están tapizados con tela negra. Las costuras rojas de los asientos y del salpicadero ofrecen un bonito contraste.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

Este nuevo modelo sigue la estela de las generaciones precedentes, pues se mantiene ese espíritu de coche equilibrado que resulta perfectamente válido para el día a día. Tanto es así, que me parece tan confortable o más que muchas berlinas sin finalidades deportivas. Para empezar, la base rodante, que es la misma que la de un Golf o un León, por poner dos ejemplos, filtra muy bien y aporta una calidad de rodadura propia de un coche de corte premium, más incluso que la de un SEAT León (al menos si entro en comparaciones con las dos unidades que he podido probar). Por lo demás, el resto de elementos mecánicos, como dirección, pedales y cambio, ofrecen una puesta a punto muy lograda para transmitirnos calidad y muy buenas sensaciones. En un uso más deportivo, el equilibrio manda por encima de todo, pues la facilidad de conducción, el magnífico trabajo de las suspensiones y la sensación de seguridad, sitúan a este coche a otro nivel.

https://www.youtube.com/watch?v=HXx84QxRedc

En el caso de esta versión, que sólo se comercializa con tracción delantera (la total sólo está disponible en la versión diésel), disponemos de un diferencial de deslizamiento electrónicamente limitado de serie. Es una solución técnica ya adoptada en otros modelos del grupo que a mí, particularmente, no me gusta demasiado. Sin embargo, en el caso de este coche debo reconocer que funciona realmente bien para que la motricidad sea excelente.

El chasis deportivo RS, que viene de serie, baja el coche en 15 mm. Nuestra unidad de pruebas equipaba el Control de Chasis Dinámico (DCC) adaptativo, que es una opción extra que me parece muy recomendable. Este sistema ajusta constantemente la amortiguación y permite un estilo de conducción especialmente dinámico en modo Sport. Usando los controles deslizantes de la pantalla táctil central en Selección de Modo de Conducción, ahora es posible ajustar los parámetros del DCC como la amortiguación, las características de la dirección o el funcionamiento de la DSG (caja de cambios automática) – lo cual constituye una novedad. El eje multibrazo trasero se distingue proporcionando altos niveles de confort y un buen manejo.

Los frenos de 17 pulgadas de diámetro garantizan una desaceleración óptima y un buen tacto de pedal para dosificar adecuadamente la frenada. En cuanto a su resistencia en uso intensivo, no hemos tenido problemas en condiciones normales.

ELEMENTOS CLAVE

AcabadoRS PlusAño del modelo2023Cilindrada2.0
Eficiencia energéticaBPotencia245 CVTransmisiónAut.
Etiqueta ecológicaCEURO NCAP5.0CombustibleGasolina
Dimensiones4.689 x 1.829 x 1.468 mm
Carroceríafamiliar
Plazas5
Puertas5
Maletero640l
Par máximo
Consumo6.9 l/100km
Velocidad máxima244 km/h
Aceleración 0-100 km/h6.7
Nivel emisiones (CO2)156.0 g/km

VEHÍCULOS SIMILARES

PRECIOS DE LA UNIDAD PROBADA

P.V.P. Oficial año 2023
42.800,00 €

CONCLUSIÓN FINAL

A falta de probar las otras dos versiones disponibles dentro de esta nueva generación del Octavia RS, me aventuro a decir que la protagonista de esta prueba es la versión más recomendable. Es una opción muy completa en cuanto a prestaciones y agrado de uso se refiere. Además, su consumo puede llegar a ser bastante razonable en condiciones normales. Eso sí, siempre siendo muy conscientes de lo que tenemos entre manos. Su calidad de rodadura y las cualidades prácticas de la carrocería Combi nos permiten tener un coche confortable y perfectamente utilizable para el día a día. Por último, valorándolo como deportivo, tiene un conjunto chasis-motor-cambio realmente excepcional, además de una estética muy conseguida que se puede mejorar, aún más, con una gama de colores muy acertada. Sin duda, estamos ante uno de los coches más completos y recomendables del mercado. Buen trabajo, Škoda.

Nos ha gustado

  • Estética
  • Prestaciones
  • Comportamiento dinámico

No nos ha gustado

  • Mandos capacitivos
  • Sistema de infoentretenimiento algo lento
  • Calidad de algunos plásticos interiores

VALORACIÓN

Bajo consumo
9.3/10
Nota
9.3/10
COMPARTIR
GUSTAVO RODRÍGUEZ HERNANDEZ

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
DEJA UN COMENTARIO CANCELAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Falta rellenar nombre
Falta rellenar comentario (mínimo 15 caracteres)
Introduzca una direccion de correo
* Marque esta casilla si desea continuar
* Marque esta casilla si desea continuar

NOTICIAS RELACIONADAS

PRUEBAS DE VEHÍCULOS

08/11/2020 Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Škoda Octavia Combi 2.0 TDI 115 CV

Una berlina familiar que supera a todas las alternativas que plantea el mercado. Compra muy recomendable.

NOTICIAS

15/06/2020 Gustavo Rodríguez Hernandez

Škoda presenta la nueva generación del Octavia Scout

Gana en espacio y, como gran novedad, estará disponible con tracción delantera opcional.