Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > MINI > Prueba del MINI Countryman 2.0 D 150 CV Cooper
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES MINI
Prueba del MINI Countryman 2.0 D 150 CV Cooper
El nuevo modelo da un gran salto de calidad en todos sus apartados.
« Volver 
Desde finales de 2016, ya está disponible en los concesionarios la segunda generación del MINI Countryman. Respecto al anterior modelo, el nuevo gana en tamaño, ergonomía, cualidades prácticas y calidad. Nosotros probamos la versión Diésel de 150 CV, que se puede adquirir desde 30.000 euros (ver todos los precios).

El nuevo MINI Countryman es unos 20 centímetros más largo que el modelo anterior y aproximadamente 3 centímetros más ancho. La distancia entre ejes se ha aumentado en 7,5 centímetros. Este aumento de tamaño permite disponer de mayor espacio en los cinco asientos completos, así como un aumento del volumen de almacenamiento y de la versatilidad en el transporte del equipaje. La ganancia de tamaño se percibe considerablemente en cualquiera de las plazas. Destaca la cota en altura, que es enorme y permite que personas de gran estatura puedan ir con mucho confort en este coche.

También ha mejorado la posición al volante, que está mucho más lograda que la del anterior modelo. El volante, los pedales y el mando del cambio son mucho más accesibles, y los asientos delanteros ganan en ergonomía y sujeción para que vayamos más cómodos y más integrados en el puesto del conductor. Asimismo, la amplia regulación de ambos, permiten que la visibilidad sea excelente a la hora de conducir.

Los asientos traseros, que nos han resultado algo planos y menos ergonómicos que los delanteros, pueden desplazarse longitudinalmente hasta en 13 centímetros (opcional). Los respaldos de los asientos traseros pueden abatirse opcionalmente en la proporción 40/20/40 (de serie, son abatibles en proporción 60:40). Esto también permite contar con un ángulo de inclinación variable para poder aumentar el confort de los asientos o ganar espacio de almacenamiento adicional en la parte trasera (puedes verlo en nuestra galería de imágenes).

Mayor capacidad de carga

El maletero tiene una capacidad de 450 litros, que se puede aumentar siempre que sea necesario hasta un total de 1.309 litros. En comparación con su modelo anterior, supone un aumento máximo de 200 litros. De forma opcional, se ofrece la apertura eléctrica del portón trasero que, junto con el acceso confort, permite la apertura y cierre del portón trasero sin contacto. La apertura y cierre se realiza con precisión rapidez y suavidad, lo que facilita mucho las cosas cuando se trata de utilizarlo.

Si se opta por el paquete de compartimentos, el maletero dispone de una base de carga variable, argollas y correas de sujeción, una inserción de acero inoxidable en el borde de carga. Además, hay una opción exclusiva, denominada Picnic Bench, que consta de un asiento acolchado que se extrae del maletero con capacidad para dos personas (nuestra unidad de pruebas no lo equipaba).

El interior también resulta mucho más práctico que el del anterior modelo. Ahora, en la parte delantera trasera, se ofrece espacio de almacenamiento en las puertas para alojar botellas de hasta un litro. La consola central completa, que se extiende hasta el cuadro de instrumentos, tiene un compartimiento de almacenamiento integrado y dos portabebidas delante de la palanca de cambios o de la palanca selectora. El controlador MINI y el interruptor del freno de estacionamiento de accionamiento eléctrico también están situados en la consola central, ambos son bastante accesibles e intuitivos de manejar.

El equipamiento de serie del nuevo MINI Countryman incluye la Radio MINI Visual Boost con pantalla de 6´5 pulgadas a color y preparación para teléfono manos libres Bluetooth y reproducción de tu música por audiostreaming. Entre las opciones se encuentra el sistema de altavoces de alta fidelidad Harman Kardon -que tiene una calidad de sonido bastante buena-, el sistema de navegación MINI y el sistema de navegación Profesional MINI. El paquete Wired, que incluye el sistema de navegación Profesional MINI, no solo comprende el controlador táctil en la consola central, sino también una pantalla a color de 8,8 pulgadas en el instrumento central con un nuevo diseño gráfico. A diferencia del anterior modelo, ahora la pantalla también puede ser táctil.



Un interior más lujoso

Otro de los puntos en los que ha mejorado considerablemente el nuevo Countryman, es en cuanto a la calidad y los acabados del interior. Al igual que el nuevo MINI de nueva generación, el interior presenta unos materiales de una calidad muy superior, una mayor sensación de solidez en todos los puntos del habitáculo y un ajuste notable. Tan solo nos hubiera gustado que se hubiera cuidado algo más algunas zonas del salpicadero y de los tiradores de las puertas, ya que respondían con crujidos cuando se hacía presión sobre ellas.

Cuando nos ponemos en marcha, también es un coche que transmite una gran sensación de calidad. La suspensión, que cuenta con un tarado más bien firme, absorbe las imperfecciones del asfalto con brillantez y filtra cualquier tipo de rugosidad para que el confort de marcha sea elevado. También es un coche muy preciso y dinámico en carretera, donde la sensación de grip y seguridad es muy elevada en todo tipo de vías, incluso a un ritmo de marcha muy elevado. La dirección, que cuenta con una asistencia más dura que la de otros modelos equivalentes, nos ha gustado mucho por precisión y funcionamiento.



Una versión muy recomendable

Nuestra unidad de pruebas estaba equipada con el motor Diésel de 2.0 litros y 150 CV, que estaba asociado al sistema de tracción delantera y a una transmisión manual de seis velocidades. A pesar de ser algo ruidoso y de faltarle algo de par cuando salimos desde parado, nos ha parecido una motorización brillante y equilibrada para conseguir una versión con unas prestaciones más que satisfactorias y un consumo ajustado. Si hablamos en cifras, esta versión acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 208 km/h. En cuanto a consumo se refiere, obtuvimos medias de 5,6 l/100 km en carretera, y de poco más de 6 litros en ciudad.

El vehículo que pudimos probar también equipaba el control dinámico de la suspensión, que es opcional. Este sistema controla los amortiguadores electrónicamente a través de diferentes modos de conducción. Gracias a un mando giratorio situado en la base de la palanca o el selector de cambio, nos permite seleccionar una configuración de acuerdo con uno de los tres modos: MID, SPORT y GREEN. Esta elección también afecta al pedal del acelerador, a la dirección, a las características del sonido del motor y del cambio Steptronic.

El MINI Countryman ofrece grandes posibilidades de equipamiento. Destacan elementos como el sistema de navegación Profesional MINI, aviso de colisión con función de frenado en ciudad, detector de señales de tráfico, control de crucero activo, control de distancia de aparcamiento, cámara de visión trasera para mejorar las maniobras de estacionamiento, Head-Up-Display, techo panorámico de cristal, un sistema de alarma que incluye indicador de estado con LED rojo en la antena de aleta, enganche para remolque con cabezal de bola extraíble, un avanzado sistema de info-entretenimiento y, por último, como suele ser habitual en la marca, un amplio programa de personalización que afecta al aspecto de la carrocería y el interior.

Nuestra conclusión

El MINI Countryman da un gran salto de calidad respecto a la anterior generación. Ahora, es un coche más amplio, práctico, confortable, equipado, avanzado y dotado con una calidad de materiales que el permiten situarse en lo más alto del segmento de los SUVs compactos de aire premium. La versión Diésel de 150 CV con tracción delantera es muy recomendable y equilibrada para conseguir un balance perfecto entre consumo, precio y prestaciones.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado en contenidos del motor. Fue director del Motor en la Cadena Cope en Castilla y León durante 3 años. Posteriormente fue redactor y probador de coches para el Grupo ZETA, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011 realiza artículos y las pruebas dinámicas de los coches en cochesyconcesionarios.com

COMENTARIOS
si antes ya me gustaba, entonces ahora voy a alucinar !! Estéticamaente es un coche precioso, pero para mi gusto le faltaba espacio y practicidad. Pero si ya esta solucionado fantástico!!!
23/05/2017 09:57:27  Monoposte

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580