Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Mazda > Prueba del Mazda3 5p Skyactiv-G 2.0 litros 120 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Mazda
Prueba del Mazda3 5p Skyactiv-G 2.0 litros 120 CV
Su refinamiento, calidad y comportamiento dinámico, sitúan al modelo japonés entre los mejores compactos de la categoría.
« Volver 
El Mazda3 es el modelo compacto de Mazda. Se comercializa con dos carrocerías; una de cinco puertas, y otra de cuatro y tres volúmenes –comercialmente se denomina SportSedan-. Nosotros hemos probado la primera de ellas, que, en el caso de nuestra unidad de pruebas, disponía de una motorización de gasolina de 2.0 litros y 120 CV. Esta versión, asociada al nivel de acabado más accesible, se puede adquirir desde 20.965 euros (ver todos los precios).

Desde diciembre de 2016, el Mazda3 está disponible en los concesionarios con una serie de mejoras que se centran en una actualización del diseño de la carrocería, una mejora en la calidad del interior, un equipamiento más completo y una base rodante que ahora introduce el sistema G-Vectoring Control para mejorar su comportamiento dinámico.

Con un aspecto más elegante y deportivo

Dentro de las novedades que plantea su diseño exterior, destaca por la parrilla delantera modificada con un look tridimensional más potente, nuevos embellecedores en las luces antiniebla, que pasan a ser de LED (de serie en los acabados Style y Luxury) al igual que en los faros delanteros (Style con Pack Visual).

En ambas carrocerías, los espejos de las puertas incorporan luces intermitentes, mientras que la 5 Puertas presenta un parachoques trasero rediseñado. Asimismo, tal y como ocurre en nuestra unidad de pruebas, hay unas nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas que presentan un nuevo diseño con un acabado en tono plateado (de serie en acabado Luxury).

El Mazda3 2017 está disponible en nueve colores: uno completamente nuevo en la gama Mazda – el Eternal Blue Mica –, y dos que son novedad en el Mazda3 – Sonic Silver y Machine Grey Premium Metallic –.

Al igual que la tonalidad Soul Red Metallic, el tono Machine Grey Premium Metallic utiliza el proceso de pintado exclusivo de Mazda que incorpora una capa de partículas reflectantes de aluminio de tan solo 2,5 micras de espesor. Este último color, que es novedad tal y como hemos comentado, es el que lucía nuestra unidad de pruebas. Es opcional y tiene un coste de 600 euros.

Un habitáculo acogedor en el que reina la calidad

En su interior, la calidad está presente en todos los rincones. Los materiales utilizados ofrecen un buen acabado, un aspecto cuidado, un aspecto impecable y una calidad de materiales que logran situar a este modelo entre los mejores de su segmento. Con la entrada en escena de este nuevo modelo, hay cambios interesantes que le permiten dar un nuevo salto para situarse en lo más alto. Por este motivo, con el fin de mejorar la calidad y el estilo, se ha prestado especial atención a puntos de contacto clave en el habitáculo. Esto incluye tiradores y botoneras de las puertas de mayor calidad, que ahora lucen un acabado gris metalizado brillante (negro piano para las versiones medias y altas), contrastando con los embellecedores de las salidas del aire acondicionado en plata brillante que mejoran aún más la percepción de calidad. La parte superior del cuadro de instrumentos también se ha recubierto con materiales de mayor calidad.

Otra de las principales novedades del habitáculo, es el nuevo volante. Éste, que está tapizado en piel de alta calidad y mantiene su diámetro exterior. Para mejorar su agarre, se ha estrechado la zona de los radios horizontales. También se ha optimizado la zona donde se ubican los pulgares, y la parte posterior presenta ahora una textura homogénea que ofrece el mismo tacto en cualquier parte del volante, con un diseño que permite más contacto en giros cerrados. Los botones del volante, que anteriormente se encontraban dispuestas en tres filas sobre los radios, ahora están integrados y se concentran en una sola fila.

Fusión entre hombre y máquina

Al igual que el anterior modelo, el Mazda3 sigue brindando una posición de conducción muy cuidada, pues los pedales, volante y palanca de cambios, están situados en la posición ideal. Para asegurar que todos los conductores están cómodos al volante, el asiento del conductor ofrece 260 mm de ajuste longitudinal, 80º de inclinación y 50 mm de regulación en altura, mientras que el asiento delantero está instalado sobre unos anclajes muy separados con el fin de mejorar el espacio para los pies de los que viajan detrás.

Ya que hablamos de los asientos, éstos incorporan nuevos materiales y dos nuevas tapicerías de tela. El tapizado textil de nuestra unidad de pruebas nos ha parecido de una calidad normal, no obstante, parece bastante sufrido y el tacto del tapizado ofrece un tacto muy agradable. Por estructura, ergonomía y mullido, todos los asientos, especialmente los delanteros, son muy confortables y se adaptan perfectamente al cuerpo para que cualquier tipo de desplazamiento sea un auténtico placer.

Si profundizamos en el puesto de conducción, encontramos mejoras en la pantalla Head Up Display como los relojes del cuadro de instrumentos. Gracias a ello, disfrutamos de una mejor legibilidad. El anterior Head Up Display monocolor ha dado paso a una nueva pantalla en color que ofrece una mayor definición, así como un mayor contraste y mejora su legibilidad. El sistema muestra ahora indicativos en rojo o en ámbar para hacer los mensajes de advertencia más visibles (de serie en acabado Luxury). Mientras que la forma del panel de instrumentos no cambia, la pantalla LCD (de serie en toda la gama) ha mejorado su contraste, lo que permite una mejor visibilidad desde diferentes ángulos. También ha cambiado el diseño del velocímetro, que ofrece un mayor tamaño de las fuentes y hace que sea más fácil de leer.

En la parte superior del salpicadero, encontramos una pantalla a color de 7 pulgadas desde la que podemos gestionar, de una manera muy sencilla y desde unos mandos muy bien diseñados y agrupados cerca del mando del cambio, todo lo referente a la navegación, la conectividad de nuestro Smartphone y diferentes funciones del vehículo. Bien es cierto que este sistema de infoentretenimento no es el más avanzado y completo del mercado, pero funciona muy bien, es sencillo y ofrece todo lo que necesitamos. Especialmente destaca el sistema de navegación por satélite, que ha sido recientemente actualizado. Ahora puede presumir de: direcciones en tiempo real mostradas en la pantalla Head Up Display (de serie en acabado Luxury), así como en la pantalla situada en la consola central; datos estadísticos acumulados sobre congestión del tráfico para calcular y proporcionar las rutas más precisas; y disponibilidad en toda Europa de hasta 18 idiomas de audio y 26 de texto.

Amplio y tremendamente práctico

Se ha mejorado la funcionalidad creando más capacidad de almacenamiento interior. Gracias a la implementación de un freno de estacionamiento eléctrico (de serie en los acabados Style y Luxury), se ha liberado espacio entre los asientos delanteros para introducir una nueva consola central, que ahora cuenta con un par de portavasos con una tapa corredera -resulta tremendamente práctica-. Asimismo, la introducción de compartimentos delanteros más amplios incrementa significativamente su tamaño, del anterior de 145 mm a 400 mm.

El espacio disponible en el interior sigue siendo de los mejores de su segmento. Tanto es así, que es incluso mejor que berlinas de superior categoría. Tanto el modelo 5 Puertas como el SportSedan comparten una distancia entre ejes de 2.700mm, lo que repercute en un espacio delantero y trasero para hombros líder en su categoría, y espacio para piernas y cabeza excepcionalmente generoso para todos.

El maletero puede albergar 364 litros de equipaje con los asientos traseros en uso y 1.263 litros con los asientos traseros plegados. Al igual que el resto de las puertas, el protón se abre y cierra con suavidad, y, además, está muy bien asistido por unos telescópicos muy bien tarados. Una vez abierto, la boca de carga es muy amplia, lo que facilita la introducción de objetos de grandes dimensiones. Por ejemplo, nosotros introducimos sin problemas una bicicleta de carreras de adulto de talla 54 sin necesidad de desmontar la rueda delantera.

Con el refinamiento de un gasolina y los consumos de un diésel

Uno de los puntos fuertes que tiene el Mazda3 frente a la competencia, es su gama de motores. Nosotros probamos uno de los más interesantes; el 2.0 litros de 120 CV. Esta motorización atmosférica de 1.998 cc de inyección directa con bloque fabricado en aluminio, ofrece una baja fricción y una relación de compresión muy alta (14:1). Asimismo, presenta un sofisticado sistema de escape 4-2-1 para mejorar la respuesta del motor a bajas revoluciones, inyectores multiorificio y un diseño de pistón único que ayuda a eliminar las vibraciones, algo que la marca ha conseguido con una brillantez sobresaliente.

Si hablamos en cifras, esta motorización de gasolina produce 120 CV a 6.000 rpm y 210 Nm a 4.000 rpm (ver especificaciones técnicas). Con este potencial, se consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y una velocidad máxima de 195 km/h. Con toda la tecnología que ofrece, esta motorización responde muy bien a regímenes moderados y, tal y como cabe esperar en una mecánica de este tipo, una mejor aceleración en la parte más alta del tacómetro.

Asociada a una transmisión manual de seis velocidades con unos desarrollos algo largos y un tacto en su guiado muy suave y agradable, nos encontramos con unos consumos muy ajustados que son más propios de una motorización diesel que una de gasolina, y más de una de cilindrada generosa como es el caso. Según nuestras mediciones, en autovía obtuvimos unos brillantes 6,0 litros a los 100 kilómetros, mientras que en carreteras de segundo orden la cifra no fue más allá de los 6,5 litros. Ya en recorrido urbano, la media se situaba sobre los 7,5 litros, una cifra que, si cuidamos mucho la conducción, puede llegar a rebajarse.

Suave, cómodo, divertido y muy eficaz

Como en todos los modelos de Mazda, en 'el 3' también se percibe una especial atención a la calidad en todos sus detalles. Buen ejemplo de ello es su reducido peso en vacío (1.260 kilos) y las mejoras introducidas en el chasis, que ahora cuenta con más de un 60 por ciento de aceros de resistencia alta y ultraalta. Del mismo modo, también se ha revisado la suspensión delantera MacPherson y la suspensión trasera multibrazo, todo ello para mejorar el tacto de conducción, su comportamiento dinámico y el nivel de confort -se han reducido las vibraciones generadas por la rodadura-. Pero la principal novedad en este apartado estriba en el sistema G-Vectoring Control (GVC), una solución tecnológica que optimiza continuamente el par del motor repartiendo la carga en cada rueda de manera imperceptible. Gracias a ello, encontramos un coche más preciso, estable y confortable. Además, gracias a la introducción de esta tecnología, cuando abordamos una curva, los movimientos transversales de los pasajeros se reducen notablemente.

Cuando se viaja en un Mazda3, uno tiene la sensación, desde el primer momento, que se encuentra en un coche de superior categoría y/o precio. En parte, esta sensación se vive gracias a la mejora sustancial de ruidos y vibraciones. Para ello, se ha añadido más material aislante en las puertas y en el túnel de la transmisión. También se ha mejorado el sellado de las puertas y se ha añadido más aislante entre los largueros traseros.

Gran dotación de seguridad

El equipamiento del Mazda3 es muy completo desde el acabado más accesible (aquí puedes consultar todo el equipamiento disponible). Entre toda la dotación de serie u opcional, destacan elementos de seguridad como el sistema de asistencia a la frenada en ciudad, sistema de reconocimiento de señales, asistente de cambio de carril, control de ángulo muerto con alerta de tráfico trasero, el detector de fatiga y, como novedad en esta nueva gama 2017, faros Led adaptativos -sus tres únicas funciones son: luces largas anti deslumbramiento, luces de cruce de amplio alcance y modo “Autopista”-. Este sistema está disponible en el acabado Luxury con Pack.

Conclusión

El renovado Mazda3 es un compacto destinado a todos aquellos conductores que valoran la calidad por encima de todo. También es uno de los modelos más dinámicos, refinados y confortables de su categoría. La versión de gasolina de 120 CV es, sencillamente, deliciosa. No sólo aporta un agrado de conducción formidable que no encontramos en ninguno de sus oponentes con un motor equivalente, sino que plantea unos consumos que son equiparables a los de un vehículo con motor diésel. En cuanto a habitabilidad interior y cualidades prácticas, también es un coche brillante.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580