estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Jeep > Prueba del Jeep Compass 2.0 Mjet 4×4 140 CV Limited Aut9
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Jeep
30/03/2019
Prueba del Jeep Compass 2.0 Mjet 4×4 140 CV Limited Aut9
La mejor opción posible para aquellos conductores que necesitan un gran todoterreno dentro y fuera de la carretera.
« Volver 

El Jeep Compass es la mejor opción posible si se valora la compra de un todoterreno de poco más de cuatro metros de largo que ofrezca prestaciones sobresalientes fuera de la carretera y un muy buen nivel de confort, estabilidad y refinamiento dentro de ella. La opción diésel de 140 CV es muy recomendable por rendimiento, consumo y agrado de uso. La opción más económica de la gama está disponible en los concesionarios de Jeep desde 19.500 euros, un precio que, en la actualidad, incluye un importante descuento promocional (aquí puedes conseguir el mejor precio).

La gama del Compass está formada por dos motores de gasolina y tres Diésel, y cinco acabados: Sport, Longitude, Limited, Night Eagle y Trailhawk. Este último, ofrece la mejor capacidad todoterreno de su clase mediante características específicas de serie.

Estética inconfundible

Exteriormente, al Compass se le reconoce al instante como un Jeep gracias a detalles de diseño característicos y tradicionales, como la parrilla de siete ranuras y los pasos de rueda trapezoidales. Los diseñadores de Jeep han otorgado un nuevo aspecto a la legendaria parrilla de siete ranuras al elegir marcos cromados para cada una de ellas sobre un fondo Negro brillo.

En cuanto a la gama de llantas, monta neumáticos de 40,7 cm – 16″ (de serie en Sport), 43,2 cm – 17″ (de serie en Trailhawk y Longitude), 45,7 cm – 18″ (de serie en Limited) o 48,3 cm – 19″ (opcional en Limited), proporcionando a los conductores una tracción segura cualquiera que sea el estado de la carretera.

La carrocería está disponible en 12 diferentes colores exteriores: Rojo Line, Naranja Spitfire, Azul Laser, Azul Jazz, Verde Olive, Gris Metal, Gris Granito, Negro Diamond, Negro Sólido, Blanco Pearl (tricapa), Blanco Brillante y Rhino. Nuestra unidad de pruebas disponía del acabado bicolor Blanco Pearl con techo negro (es opcional y cuesta 1.886 euros).

Calidad muy presente

El Compass es un coche que transmite una positiva sensación de construcción, calidad y solidez, tanto en la carrocería como en el interior. Por dentro, el aspecto de todos los materiales es bueno y, a diferencia de muchos vehículos similares de la competencia, la solidez impera en todo el habitáculo del todocamino americano.

La apertura de las puertas ya son el primer aperitivo de lo que nos espera dentro. Éstas, ofrecen una apertura refinada y un cierre muy amortiguado que nos trasladan directamente a lo que se espera en un coche de gama alta. Ya dentro, los materiales resultan agradables y con una solidez real que no engaña ni a la vista.

Los asientos delanteros, que probablemente podían ser algo más envolventes, resultan confortables y son muy satisfactorios por construcción, solidez y guarnecido. Los de las traseras también se encuentran al mismo nivel, nos regalan una buena postura una vez sentados y, además, todo se completa con una generosa amplitud en todas las cotas posibles. Para mejorar el nivel de confort, los ocupantes de dichas plazas, encontrarán un apoyabrazos central con dos posavasos integrados que deja, además, un amplio acceso al maletero. A diferencia de otros modelos, el Compass ofrece en las plazas traseras salidas de aire en la parte central y dos tomas; una de corriente y otra USB. Un detalle muy interesante.

El maletero, que tiene una capacidad de 438 litros, nos ha parecido suficientemente amplio. Al igual que muchos modelos de su segmento, cabe la posibilidad de equipar un maletero de apertura eléctrica. El de nuestra unidad de pruebas era mecánico, y disponía de una apertura y cierre de funcionamiento impecable. En el maletero, disponemos de un fondo que se puede regular en dos alturas para ganar en capacidad de carga, y una toma de corriente de 12V.

A la última en entretenimiento y conectividad

Si continuamos con todo lo que nos puede ofrecer el interior, destacan, en la consola central, la pantalla táctil de 5.0, 7.0 u 8.4 pulgadas del sistema Uconnect. La consola central integra perfectamente las características funcionales del Jeep Compass, incluyendo selección del cambio de marchas, controles Selec-Terrain, freno de estacionamiento electrónico, mandos Stop-Start del motor (ESS), botones del climatizador y del volumen, y puertos de conectividad y carga de dispositivos fácilmente accesibles dentro del compartimento portaobjetos.

El cuadro de instrumentos del conductor cuenta con una pantalla LED de información del conductor de 3,5″ o 7″. La pantalla de 7″ a todo color muestra información que el conductor puede configurar para facilitar el acceso durante la conducción y será de serie en los modelos Limited y Trailhawk.

El nuevo Jeep Compass establece un nuevo estándar en términos de sistemas de infoentretenimiento en la gama Jeep. Ofrece tres nuevos sistemas Uconnect (Uconnect 5.0, 7.0 y 8.4 NAV), que ofrecen funciones de comunicación, entretenimiento y navegación para mejorar tanto la experiencia de conducción como la comodidad a bordo de los pasajeros, incluyendo una de las pantallas a todo color más grandes del segmento.

Los sistemas Uconnect 7.0 u 8.4 NAV disponen de una pantalla táctil capacitiva de alta definición e incluyen las nuevas funciones Apple CarPlay y Android Auto (de serie en Limited y Trailhawk) para llamar en manos libres, usar el navegador y los mensajes de voz. Todo ello permite integrar perfectamente los sistemas de control de voz de sus teléfonos con una gama completa de funciones de infoentretenimiento. Por lo demás, todos los mandos están muy bien diseñados y dispuestos para que todo se pueda manejar de manera intuitiva, cómoda y sin generar distracciones al volante.

Un todoterreno de verdad

Para ofrecer la mejor capacidad todoterreno de su clase, el Compass ofrece dos avanzados sistemas 4×4 permanentemente activos: Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low, este último con una relación de ascenso de 20: 1. Ambos pueden enviar el 100 % de par disponible a cualquier rueda cuando sea necesario. Los sistemas 4×4 Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low incluyen el sistema Jeep Selec-Terrain, que ofrece hasta cinco modos (Auto, Snow, Sand y Mud, además del modo Rock exclusivo del modelo Trailhawk) para las mejores prestaciones en las cuatro ruedas sobre cualquier superficie, dentro o fuera de la carretera, y en cualquier condición climática.

El Jeep Compass también cuenta con eje trasero con desconexión y unidad de transferencia de potencia (PTU), a fin de proporcionar modelos 4×4 con mayor ahorro de combustible. Los sistemas 4×4 Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low desconectan el eje trasero en el momento en el que no se necesita tracción en las cuatro ruedas.

Para aquellos usuarios que necesitan un todoterreno más extremo, Jeep comercializa la versión Trailhawk, que ofrece una mayor altura al suelo (casi 2,5 cm más), placas protectoras, gancho de remolque rojo trasero, parachoques delantero y trasero exclusivos con un ángulo de ataque de 29,1⁰, ventral de 23,7⁰ y de salida de 33,1⁰, agresivos neumáticos todoterreno de 17″ y hasta 22,9 cm de altura libre al suelo.

Para ofrecer las mejores prestaciones todoterreno de su clase combinadas con una dinámica en carretera y una comodidad excelentes, el Jeep Compass cuenta con un esquema de suspensión delantera MacPherson con rigidez excepcional con hasta 17 cm de articulación, mayores prestaciones en curva y menor peso. Un travesaño delantero especialmente diseñado cumple una doble función al aportar rigidez para conseguir un mayor control acústico. Una novedad es la adopción de un montaje del amortiguador de tipo “partido”, que transmite las vibraciones de la carretera a la carrocería por dos vías diferentes para una mejor acústica y una mayor eficiencia del amortiguador.

Diseñada para amortiguar las irregularidades no deseadas en el habitáculo y ayudar a manejar el par de transmisión, la arquitectura del Compass dispone de una cuna trasera aislada. Asimismo, esta cuna trasera proporciona los puntos de fijación para los dos brazos laterales y los semiejes de la suspensión ligera Chapman para el Jeep Compass. Con amortiguadores de columna y muelles helicoidales montados en la parte superior, el diseño de la suspensión trasera permite al Jeep Compass maximizar la dureza del muelle, mejorar el comportamiento de la dirección mientras se conduce por carretera y ofrecer hasta 20 cm de articulación en las ruedas traseras para aventuras fuera de carretera.

En carretera, es un coche con un rodar muy refinado que cuenta con un ajuste de suspensión perfecto para que el nivel de confort sea impecable sin comprometer, en ningún caso, la estabilidad y eficacia en curva. Para circular fuera de la carretera, el Compass es un vehículo que se desmarca claramente de su competencia más directa. Su comportamiento es prácticamente el que podemos encontrar en un todoterreno de verdad, ya que se trata de un vehículo que nos permite circular por caminos muy deteriorados, rampas muy inclinadas y zonas en las que únicamente un 4×4 de los de antes puede plantar cara.

Sistema Jeep Selec-Terrain

A través de un mando giratorio montado en la consola central, se puede seleccionar, en tiempo real y sobre la marcha, el modo de tracción preferido para adaptamos mejor a las condiciones exteriores y a los diferentes terrenos. Se ofrecen hasta cinco ajustes personalizados: los modos Auto, Snow, Sand y Mud, y el modo Rock exclusivamente en la versión Trailhawk.

Para una mayor capacidad todoterreno Trail Rated, el Selec-Terrain incluye el sistema Selec-Speed Control con Control de descensos (Hill Descent Control): permite descensos todoterreno a baja velocidad mediante la activación de los frenos delanteros/traseros para limitar la velocidad del vehículo.

Los modos de tracción que se pueden accionar mediante un mando giratorio son los siguientes:

Auto (en combinación con los sistemas 4×4 Jeep Active Drive/Selec-Terrain) – El modo por defecto que está calibrado para la conducción diaria. En la mayoría de condiciones de la carretera (seca y por encima de las temperaturas de congelación), el modo Auto desconecta la transmisión trasera para asegurar el mejor consumo de carburante posible. En la función de la desconexión del eje trasero, virtualmente todos los elementos detrás del eje transversal delantero (todo desde la unidad de transferencia de potencia trasera, incluidos anillos, piñones y eje de apoyo), dejan de girar para eliminar los elementos que afectan al ahorro de combustible. Sin embargo, cuando detecta superficies de baja adherencia, el sistema cambia automáticamente a la configuración 4×4 para asegurar la tracción óptima requerida.

Snow (en combinación los sistemas 4×4 Jeep Active Drive/Selec-Terrain) – Es el modo ideal en caso de mal tiempo y ante cualquier superficie deslizante. Al seleccionar Snow, el sistema Selec-Terrain pasa a un modo 4×4 específicamente calibrado y se configura (a través de los controles del chasis y de la transmisión) para minimizar el sobreviraje y maximizar la tracción. Al activar el modo Snow, la potencia se distribuye uniformemente entre las ruedas delanteras y traseras. El vehículo también arranca inmediatamente en segunda para ayudar a maximizar la tracción. Los sistemas de frenos antibloqueo y del acelerador también se optimizan para trayectos todoterreno. También permite una distribución delantera y trasera del par de hasta un 60/40 por ciento.

Mud (en combinación con los sistemas 4×4 Jeep Active Drive/Selec-Terrain) – Es el ajuste para un control mejorado en condiciones todoterreno. El sistema pasa a un modo 4×4 calibrado específicamente para maximizar la tracción a baja velocidad sobre superficies con barro, proporcionando un deslizamiento adicional a las ruedas (específicamente a través de la configuración de los controles de chasis, diferenciales y relaciones de transmisión destinadas a superficies con barro y deslizantes). Con el modo Mud, el sistema puede enviar hasta el 100 % de la distribución de par a la parte trasera.

Sand (en combinación con los sistemas 4×4 Jeep Active Drive/Selec-Terrain) – El sistema pasa a un modo 4×4 calibrado específicamente para maximizar la tracción a baja velocidad sobre superficies más sueltas o cubiertas de arena, proporcionando un deslizamiento adicional a las ruedas (específicamente a través de la configuración de los controles de chasis, diferenciales y relaciones de transmisión destinadas a superficies con arena/con partículas sueltas). Este ajuste es ideal para conducir a baja velocidad y en condiciones todoterreno, y permite una distribución de par de hasta un 100 % a la parte trasera.

Motor brillante por consumo y prestaciones

Nuestra unidad de pruebas equipaba el motor diésel 2.0 MultiJet II con Stop&Start de 140 CV a 4000 rpm y 350 Nm de par a 1750 rpm (ver especificaciones técnicas). Es un motor muy refinado que nos permite disfrutar de unas prestaciones tan brillantes, que no se echan en falta más potencia. Además, su transmisión manual de 9 velocidades, asociada a un sistema de tracción a las cuatro ruedas, ofrece un funcionamiento tan bueno, que es la mejor opción posible para encontrar la versión perfecta; gestiona perfectamente todas las relaciones, no da un sólo tirón y siempre funciona con una suavidad impecable.

El consumo de carburante es bajo teniendo en cuenta el tipo de coche que es. Según nuestras mediciones, en carretera se obtienen medias sobre los 6,0 litros, mientras que en ciudad se sitúan sobre los 8,0 litros a los 100 kilómetros, muy buenas cifras en ambos casos. Además, esta motorización ya cumple la restrictiva normativa de emisiones Euro 6d-TEMP, que no entrará en vigor de manera obligatoria para los coches nuevos hasta septiembre de 2019.

Gran dotación de seguridad

El todoterreno de la marca americana ofrece más de 70 funciones de seguridad activa y pasiva disponibles, incluyendo Aviso de colisión frontal plus, Aviso de salida de carril plus (ambos de serie en toda la gama), Detector de ángulo muerto y Control de cruce en la parte trasera, cámara de visión trasera ParkView con líneas de cuadrícula dinámicas, sistema de ayuda al aparcar en paralelo/batería totalmente automatizado, control de crucero adaptativo, control electrónico de estabilidad (ESC) con mitigación electrónica del balanceo y seis airbags de serie. Para mayor protección, Compass cuenta con una construcción de “jaula de seguridad” con más del 65 % de acero de alta resistencia.

Aquí puedes consultar todos los detalles de equipamiento de la versión probada.

Conclusión

El nuevo Jeep Compass nos ha dejado un muy buen sabor de boca. A diferencia de la inmensa mayoría de sus rivales, el todocamino americano ofrece una gran sensación de calidad y un tacto de conducción que transmite muy buenas sensaciones. Para aquellos conductores que busquen un todoterreno de los de verdad, pero que también quieran un gran turismo para el día a día, el modelo de Jeep es una de las opciones más recomendables que plantea el mercado. Por tanto, haciendo una valoración global, el Compass nos parece una opción más recomendable que otros productos premium mucho más costosos, como, por ejemplo, un BMW X2, Audi Q3 o un Mercedes-Benz GLA.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.