facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Hyundai > Prueba del Hyundai i20 1.0 TGDI 48V 120 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Hyundai
17/04/2021
Prueba del Hyundai i20 1.0 TGDI 48V 120 CV
Puede ser una buena alternativa frente a un modelo compacto, gracias a su amplio habitáculo y completo equipamiento.
« Volver 
El nuevo i20 es la tercera generación del modelo del segmento B de Hyundai que se lanzó por primera vez en 2008. A diferencia de la anterior generación, este nuevo modelo únicamente se comercializa con carrocería de cinco puertas. Toda la gama está compuesta por motores de gasolina de tres y cuatro cilindros, además de opciones de hibridación ligera y transmisiones manuales/automáticas. En esta ocasión, nosotros hemos conducido la opción tricilíndrica de 120 CV, que obligatoriamente está asociada a un sistema de hibridación ligera y a un cambio automático de 7 velocidades.

Estrena una nueva identidad de diseño

El nuevo i20 es el primer vehículo de Hyundai en Europa que presenta la nueva identidad de diseño de la compañía (Hyundai lo denomina 'Sensuous Sportiness'). Ahora, el urbano coreano ofrece un aspecto más atrevido que nada tiene que ver con el anodino diseño de la anterior generación (ver vídeo).

En comparación con su predecesor, las proporciones de la carrocería varían levemente. De este modo, el nuevo i20 es un coche más bajo (-24mm), más ancho (+30mm) y más largo (+5mm), mientras que la distancia entre ejes también se ha incrementado en +10mm. Esto se ha incrementado aún más gracias a las llantas de aleación de 17 pulgadas de nuevo diseño.

Los nuevos clientes del i20 pueden elegir entre 10 colores exteriores en total, incluyendo cuatro nuevos: Intense Blue, Aurora Gray, Aqua Turquoise y Brass. Además, el techo Phantom Black ofrece a los clientes aún más posibilidades de personalización con la opción de un estilo de dos tonos. El acabado de la carrocería es el esperado en un modelo de esta categoría, con un buen ajuste y tolerancias mínimas, siendo el sellado de las puertas el apartado a mejorar (sólo en lo estético). Como es habitual en la marca, la apertura y cierre de las puertas responde con suavidad y está bien amortiguado.

Interior: buena presentación y un entorno más agradable

Hyundai ha trabajado muy bien las formas de la carrocería y las dimensiones de la nueva plataforma para conseguir un urbano compacto a la vez que amplio. En gran medida, la mayor distancia entre ejes en comparación con la generación anterior, proporciona un mayor espacio para los pasajeros de la parte trasera, que pueden disfrutar de 88 mm más de espacio para las piernas y 40 mm más de espacio para los hombros que en la generación anterior. El espacio del maletero se ha aumentado en +26 litros, ofreciendo 352 litros de espacio para el equipaje con los asientos en posición vertical y 1.165 litros con los asientos en posición horizontal. Mientras tanto, la disminución de la línea del cinturón y una pequeña ventana de vidrio fijada en un cuarto detrás de la puerta trasera proporcionan a los conductores una mejor visibilidad (ver imagen).

Precisamente, ya que menciono el maletero, éste, además de ganar en capacidad, resulta muy aprovechable. Además, como detalle ingenioso, la bandeja que lo cubre, que se abre y cierra solidariamente con el portón, puede quedar fijada gracias a unos raíles situados justo detrás del respaldo (ver imagen). Por su parte, el fondo del maletero se puede regular en dos alturas para ganar algo de volumen extra.

Pero centrándome en el habitáculo, y ya situado en el puesto de conducción, el diseño de todo el interior mantiene la originalidad y frescura de la carrocería. No hay sorpresas en cuanto a los materiales utilizados, pues todos tienen la sensación que cabe esperar y nos regalan buenas impresiones a la vista.

La habitabilidad interior es uno de los puntos fuertes de este modelo. En el puesto de conducción uno se encuentra muy bien integrado a los mandos con una sensación de espacio notable. Pero donde este coche marca la diferencia con el resto, es cuando me sitúo en las plazas traseras. Pese a no tener una carrocería de tipo SUV o monovolumen, el espacio disponible en todas las cotas es enorme, sobre todo en longitud.

Los asientos cumplen correctamente; no destacan especialmente en nada, pero resultan suficientemente confortables. En cuanto al tapizado, algo que ya empieza a ser una asignatura pendiente en los vehículos de esta categoría, podía tener un textil más suave y no tan áspero.

Nueva instrumentación virtual y una conectividad avanzada

Como novedad, y siguiendo la tendencia del mercado, entra en juego la digitalización para ofrecer un cuadro de instrumentos virtual y la habitual pantalla multifunción táctil ubicada en el centro del salpicadero. No obstante, y con muy buen criterio, Hyundai mantiene botones físicos para gestionar las funciones habituales. Se agradece. También es novedad la nueva iluminación ambiental azulada con tecnología LED y una colección de sonidos ambiente que nos permiten disfrutar de una estancia más relajante en el habitáculo.

Tal y como suele ser habitual en la firma coreana, la conectividad resulta muy avanzada. El Apple CarPlay y el Android Auto, que ahora se ofrecen con una solución inalámbrica (dependiendo de la unidad de audio), permiten a los clientes reflejar la funcionalidad de sus teléfonos inteligentes iOS y Android. Para aumentar la elegancia y el confort visual del interior, se han combinado visualmente el nuevo clúster digital de 10,25 pulgadas y la pantalla táctil central de alta resolución de 10,25 pulgadas. Este diseño de paleta hace que el interior se destaque, mientras que la pantalla táctil también ofrece la funcionalidad de pantalla dividida para realizar múltiples tareas.

Gracias al cargador inalámbrico de la consola central, ya no necesitamos usar un cable para cargar sus smartphones. Además, hay tres puertos de carga USB; en la parte delantera del coche hay uno para la conectividad y otro para la carga, y otro disponible para la carga de los pasajeros de la parte trasera. Para un mayor entretenimiento en el coche, el i20 se convierte en el primer modelo de Hyundai en Europa en contar con un Bose Premium Sound System. Ocho altavoces, incluyendo un sub-woofer, están estratégicamente colocados en todo el vehículo para una experiencia de sonido de alta calidad.

Servicios de coche conectado Bluelink

El nuevo i20 ofrece la última versión de la tecnología Bluelink de Hyundai, que ofrece una gama de nuevos beneficios y servicios para los clientes, incluyendo Rutas Conectadas, Navegación de último tramo e información de estacionamiento en vivo con información de estacionamiento en la calle, y una nueva función de perfil de usuario, así como funciones remotas a través de la aplicación Bluelink para teléfonos inteligentes . Bluelink viene con una suscripción gratuita de cinco años.

El sistema Bluelink proporciona importantes beneficios al cliente en cuanto a seguridad, control y conectividad. Utiliza la telemática para transferir datos en tiempo real como información meteorológica y de tráfico, así como actualizaciones de plazas de aparcamiento en tiempo real e información sobre estaciones locales de carga y de combustible, incluyendo los precios.

Dado que la conectividad desempeña un papel esencial en la movilidad moderna, el sistema Bluelink proporciona importantes beneficios a los conductores a través de un módem integrado y una aplicación complementaria. Permite a los usuarios buscar puntos de interés (POI) y enviar los resultados de la búsqueda directamente a la navegación por satélite del coche, lo que significa que se configura incluso antes de subir al coche.

Otras características incluyen "Encontrar mi coche", que permite a los conductores localizar su vehículo fácilmente en un entorno desconocido, así como la búsqueda de aparcamiento y estaciones de servicio, que ofrecen precios y disponibilidad en directo.

Los clientes que eligen la navegación reciben una suscripción a los Servicios Hyundai LIVE, que ofrecen condiciones de tráfico y meteorológicas en tiempo real, así como la posición de los radares de velocidad fijos.

Motor y comportamiento: confortable y con opciones de hibridación ligera

En la parte superior de la gama, un 1.0 T-GDi está disponible con 100 CV o 120 CV. Por primera vez, un motor híbrido suave de 48 voltios puede ser aplicado en este motor, ya sea como opción con los 100 CV o como estándar con los 120 CV. El sistema de 48 voltios contribuye a una reducción del 3-4% del consumo de combustible y de las emisiones de CO2. En cuanto a la transmisión, el sistema de 48 voltios está disponible con una transmisión de doble embrague de siete velocidades (7DCT) o una transmisión manual inteligente (iMT) de seis velocidades recientemente desarrollada. La iMT puede desacoplar el motor de la transmisión después de que el conductor suelte el acelerador, lo que permite al coche entrar en modo de marcha atrás y ahorrar combustible. Hay dos niveles de arranque: con el motor encendido en ralentí y con el motor apagado.

Cuando no está acoplado al sistema híbrido suave de 48 voltios, el 1.0 T-GDi 100 CV está disponible con una caja de cambios manual de 6 velocidades con 172 Nm de par y una velocidad máxima de 188 km/h (con 6MT). El 1.0 T-GDI está equipado con la tecnología de Duración de Válvula Continuamente Variable (CVVD) de Hyundai. La CVVD optimiza el rendimiento del motor y la eficiencia del combustible, al tiempo que es respetuosa con el medio ambiente. La tecnología de control de válvulas regula la duración de la apertura y el cierre de las válvulas según las condiciones de conducción. Es el único sistema que puede cambiar la duración de la apertura de la válvula durante una conducción, dependiendo de las condiciones.

También hay disponible un motor de entrada de 1,2 litros MPi de 4 cilindros. Este ofrece 84 CV y una transmisión manual de cinco velocidades, así como 118 Nm de par motor, y una velocidad máxima de 171 km/h. Sin probarlo, me aventuro a decir que es la opción más recomendable de la gama (ver especificaciones técnicas).

En esta ocasión, he tenido la oportunidad de conducir la opción de gasolina de 120 CV, la más potente que ofrece la gama (hay una opción deportiva, denominada 'N', que tiene una potencia de 204 CV y que todavía no está a la venta). Esta versión, la que es objeto de esta prueba, únicamente se comercializa con un sistema híbrido ligero y una transmisión automática de siete velocidades (ver especificaciones técnicas). Se trata de un tres cilindros sobrealimentado de 1.0 litros. Como todos los motores de este tipo, no son muy agradables de usar por lo lentos que son al caer de vueltas cuando cambiamos de marcha, y por esa falta de par cuando demandamos aceleraciones y/o recuperaciones. Por asperezas y respuesta tampoco son motorizaciones que me parecen especialmente brillantes o recomendables. Por tanto, estamos ante un motor que cumple sin más y que no aporta un agrado de uso destacable. Por su parte, el cambio automático, cumple sin más. No funciona con una rapidez destacable, pero para una conducción normal no plantea mayores problemas.

El consumo de carburante me ha parecido el esperado. Durante nuestro recorrido habitual de pruebas, la media siempre se solía mover entre los 5,0 y 6,0 litros, un litro que puede variar en función del entorno en el que nos movamos y del tipo de conducción. Practicando una conducción claramente eficiente, se puede circular con medias por debajo de los 5,2 litros (ver consumos homologados).

Para finalizar con la parte dinámica, debo admitir que me ha gustado mucho el tarado de la suspensión, pues permite que el confort de marcha sea elevado y que la absorción de las imperfecciones del asfalto sea muy buena, infinitamente mejor que lo que nos ofrecía su predecesor. En cuanto a estabilidad, no hay queja. Como cualquier otro coche moderno, el i20 transmite mucha seguridad, es muy fácil de conducir y sus reacciones son predecibles. Por su parte, la dirección es suave y comunica bien para regalarnos una conducción placentera.

Equipamiento: completo menú de ayudas a la conducción

Además de todo lo comentado, el equipamiento del nuevo i20 se completa con un completo menú de ayudas a la conducción, como el Control de Crucero Inteligente basado en la navegación (NSCC), la Asistencia Inteligente de Límite de Velocidad (ISLA), y la Advertencia de Asistencia para Evitar Colisiones en Punto Ciego (BCA). El modelo también protege a los conductores a baja velocidad y ofrece una mayor comodidad de estacionamiento con características como la Asistencia en caso de colisión trasera (RCCA) y la Asistencia para evitar colisiones en el estacionamiento en marcha atrás (PCA-R).

Sus rivales

El segmento B sigue siendo una categoría muy poblada en la que tenemos multitud de opciones. Por este motivo, pese a que el i20 es un producto bastante redondo en líneas generales, yo seguiría eligiendo el modelo que más me gusta de este segmento; el Suzuki Swift (comparativa).

Consigue el mejor precio

La versión que hemos probado se puede adquirir desde 19.240 euros (ver todos los precios). Puedes solicitar un presupuesto de manera gratuita y sin ningún tipo de compromiso (es rápido y muy sencillo). Elige una versión e introduce el código postal de tu localidad. Al instante, te mostraremos el mejor precio del concesionario más cercano (también puedes calcular el precio del seguro). Nosotros hemos configurado este presupuesto.

Adicionalmente, puedes utilizar nuestro comparador de acabados para elegir la versión y los opcionales que más te interesen. También puedes comparar el Hyundai i20 con otros modelosver opciones de Km 0.

- Ficha de la unidad probada.

Conclusión

Si estás valorando la opción de un buen urbano que incluso haga las veces de compacto, el i20 me parece una opción recomendable. Su habitáculo es uno de los más aprovechables de la categoría en todas sus cotas, su equipamiento resulta muy avanzado y el tarado de la suspensión nos permite que este coche sea muchísimo más cómodo y refinado que el anterior modelo. De toda la gama de motores, salvo que necesites la etiqueta ECO, yo me quedaría con el motor tetracilíndrico de 84 CV, una opción más interesante si lo que demandas es un mayor agrado de uso al volante. Si obligatoriamente necesitas una versión automática, la opción de 120 CV puede ser una buena alternativa.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580