Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Toyota > Prueba del Toyota RAV4 2.5 litros 220H 218 CV Advance
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Toyota
01/06/2019
Prueba del Toyota RAV4 2.5 litros 220H 218 CV Advance
Es amplio, cómodo, práctico, versátil, agradable de conducir y eficiente. Muy recomendable.
« Volver 
Desde noviembre de 2018 la quinta generación del Toyota RAV4 ya está disponible en los concesionarios de Toyota (en el siguiente enlace puedes ver mucha información de todas las generaciones del RAV4). Se comercializa con un sistema de propulsión híbrido y dos tipos de tracción; 4x2 y 4x4. Nosotros hemos probado la versión de tracción delantera asociada al nivel de acabado Advance, el más económico de todos. Esta versión se puede adquirir desde 32.050 euros (en el siguiente enlace puedes conseguir el mejor precio). Su equipamiento de serie es muy completo.

Más atrevido

Si comenzamos por su exterior, el nuevo RAV4 es un coche con un diseño más atrevido y atractivo que el que ofrecía su predecesor. Para potenciar esa presencia con mayor empaque, la anchura total se ha incrementado 10 mm, hasta los 1.855 mm, como también lo ha hecho el ancho de vía delantero y trasero. Al mismo tiempo, la altura total se ha reducido 10 mm, todo ello para ofrecer una mejor aerodinámica y un diseño más deportivo. Asimismo, la reducción de los voladizos delantero y trasero de 35 mm en total (5 mm delante y 30 mm detrás) implica que la longitud total del nuevo modelo sea 5 mm inferior (4.600 mm); sin embargo, la distancia entre ejes ha aumentado 30 mm (2.690 mm), lo que da lugar a un habitáculo más espacioso.

Mayor calidad y ergonomía en su interior

Precisamente, ya que hablamos del habitáculo, éste se caracteriza por una elevada calidad percibida y unos acabados de primer nivel. Abundan las superficies de textura blanda, por ejemplo en el salpicadero y en los paneles de las puertas. Se hace gala de una gran armonía en la disposición de patrones, texturas, colores e iluminación ambiente, con formas simétricas y el recurso al motivo poligonal que ya se vio en el prototipo Toyota FT-AC —Future Toyota–Adventure Concept—, presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2017.

Los mandos y botoneras también son nuevos, con botones perfectamente integrados y controles táctiles de gran calidad, como el de ajuste del climatizador automático. El cuadro de instrumentos a baja altura, otro de los beneficios de la plataforma TNGA, presenta unas marcadas líneas horizontales que fluyen hacia los paneles de las puertas, lo que enfatiza la generosa amplitud del habitáculo y ofrece al conductor una visión más despejada de la carretera.

La consola central es más grande y abierta. Se ha prestado una especial atención a la existencia de numerosos lugares para guardar cosas, útiles y de fácil acceso, para el conductor y los pasajeros. Además, la nueva plataforma TNGA también ayuda a conseguir una impresionante amplitud en el habitáculo (el mayor maletero de la categoría) y un confort excepcional.

Otro de los puntos en los que destaca el nuevo RAV4 frente a su predecesor, es su mayor visibilidad en todas las direcciones. Y es que, gracias a la aportación de la nueva base rodante, el capó es 15 mm más bajo, lo que supone dos grados más del campo de visión frontal del conductor, y los retrovisores exteriores se han desplazado a una posición inferior en las puertas delanteras. Los pilares delanteros son ahora más finos, la línea de cintura se ha rebajado y la visión trasera desde el asiento del conductor ha mejorado, gracias al mayor tamaño de las ventanillas laterales traseras y la posibilidad de un nuevo retrovisor digital.

Máximo confort para todos los ocupantes

El puesto de conducción está muy logrado, pues el nivel de la cintura del conductor se ha rebajado 15 mm, y el margen de ajuste del volante se ha incrementado un 50 %. Esto, junto con el generoso margen de ajuste de los asientos y la precisa colocación de los pedales y el reposabrazos, garantiza que todo tipo de usuarios puedan encontrar la posición ideal. Por su parte, el volante cuenta con un diseño perfecto -es completamente redondo- y está tapizado de piel muy agradable. El mando del cambio resulta muy accesible y rápido de gestionar.

Los asientos delanteros resultan muy confortables y suficientemente ergonómicos. Es cierto que, si fueran un poco más envolventes, mejoraría aún más, aunque tal y como son, se colocan muy por encima de los que equipan sus rivales.

El confort de los pasajeros traseros ha mejorado gracias a los 40 mm más de anchura, el mayor espacio para los pies y la colocación de dos rejillas de ventilación. Al aumentar el ángulo de abertura de las puertas traseras y reducir la distancia entre el nivel de la cintura y el panel basculante, ahora resulta más fácil entrar y salir del vehículo y acceder a sillas infantiles. Al igual que los delanteros, los asientos resultan muy confortables y permite que dos adultos viajen con un elevado nivel de confort. Para mejorar bienestar de los ocupantes, hay un apoyabrazos con dos posavasos integrados en la plaza central, ventilación en la parte central y dos tomas USB.

El mayor maletero de la categoría

El maletero es ahora más grande y más fácil de usar, en gran parte gracias a un suelo totalmente plano y a una longitud 60 mm superior, que da lugar al mayor volumen de la categoría (580 litros), 79 litros más que en la generación anterior de RAV4, la cuarta. La flexibilidad está integrada en el diseño, de modo que el espacio se puede adaptar fácilmente para disponer de más espacio de carga cuando sea necesario: con los asientos traseros abatidos, en el nuevo RAV4 cabe una bicicleta de montaña de hasta 29 pulgadas sin tener que quitarle ninguna de las ruedas. También hay una bandeja de dos niveles, ajustable en altura, a la que se le puede dar la vuelta cuando haya que llevar artículos más sucios. En el caso de nuestra unidad de pruebas, el maletero contaba con una alfombra de goma adherente como accesorio, que es muy recomendable para proteger mucho mejor la moqueta del maletero.

Para mejorar las prestaciones del maletero, los asientos traseros se pueden abatir con una división 60:40 y hay además unas redes de sujeción a ambos lados del maletero. Otros detalles ingeniosos son un asa en el portón trasero que puede hacer las veces de percha y una función de apertura eléctrica sin manos.

Más potencia y eficiencia

La versión de tracción delantera, que es la que hemos tenido la oportunidad de probar, ofrece una potencia de 218 CV, 21 CV más que la generación anterior (ver especificaciones técnicas de la unidad probada). Tal y como pudimos comprobar en el nuevo Prius, la tecnología híbrida de Toyota plantea una mejora constante que repercute muy positivamente en su funcionamiento, eficiencia y agrado de uso. De este modo, el nuevo RAV4 cuenta con nueva batería es un 11% más ligera que antes, y las pérdidas de transmisión se han reducido un 25% con respecto al sistema anterior (algo que se percibe al instante cuando lo pruebas). El sistema de tracción cuenta con el nuevo motor híbrido Dynamic Force de 2.5 litros de Toyota, una unidad de cuatro cilindros con inyección directa e indirecta que otorga al nuevo RAV4 unas emisiones muy bajas (103 g/km de CO2) y un consumo tremendamente ajustado. Según nuestras mediciones, y circulando por ciudad y todo tipo de vías, obtuvimos una media de unos 6,0 litros a los 100 kilómetros, lo que es un gran dato si tenemos en cuenta que el motor de gasolina dispone de una cilindrada de 2.5 litros. No obstante, el consumo siempre se puede reducir en función del tipo de conducción y el tipo de situaciones que se planteen. Por ejemplo, en ciudad, en un atasco y/o conduciendo con suavidad, se pueden obtener consumos de récord que ni el mejor diesel del mercado es capaz de alcanzar.

Otro factor que mejora el rendimiento es la nueva estructura del transeje, que resulta en una mejor aceleración desde cero, más eficiencia a gran velocidad y, en general, una aceleración más suave y lineal, así como un mejor control al decelerar. Todo esto redunda en un agrado de conducción soberbio que no lo encontramos ni en modelos de altísima gama.

Calidad de rodadura sobresaliente

La nueva plataforma GA-K es una gran aportación para que el RAV4 sea un coche muy superior respecto a su predecesor y sus más directos rivales que, en ningún caso, llegan al nivel de refinamiento que ofrece el modelo de Toyota. Gracias a la suspensión trasera de doble triángulo, a bajo centro de gravedad y a la gran rigidez de la carrocería, encontramos un coche preciso, con un agrado de conducción formidable y con una suspensión muy blanda que ayuda mucho para que el nivel de confort sea extremadamente dulce y agradable. Si a esto le sumamos la suavidad y el silencioso sistema de propulsión, encontramos el coche perfecto para el día a día, en el que el confort es lo que predomina fundamentalmente. Fuera del asfalto, el trabajo y el recorrido de la suspensión permiten que el RAV4 se encuentre muy cómodo, incluso en situaciones de cierta exigencia.

Muy equipado

El equipamiento, incluso en su versión de acceso -Advance-, es muy completo y prácticamente no se echa nada en falta -todo un acierto por parte de Toyota-. En esta unidad disponemos de serie elementos como la pantalla táctil de 7 pulgadas, barras de techo, llantas de 18 pulgadas, cristales traseros oscurecidos, asistente de estacionamiento con cámara de visión trasera, climatizador, freno de estacionamiento eléctrico y elevalunas eléctricos en todas las ventanas. En cuanto a asistentes a la conducción, el RAV4 también está a la última, pues puede equipar elementos como el sistema de detección de peatones y ciclistas, alerta de cambio de carril, control de crucero adaptativo, asistente de luces de carretera y sistema de mantenimiento de carril.

Nos gustó la gran evolución que ha experimentado el nuevo sistema multimedia de Toyota, que mejora con creces al anterior, y que nos permite emparejar con rapidez y sin complicaciones nuestro Smartphone. También destaca el asistente que frena automáticamente el coche para evitar que choquemos con los coches de nuestro entorno cuando realizamos este tipo de maniobras.



Para completar su ya de por sí completo equipamiento, RAV4 hybrid cuenta una larga lista de Accesorios Originales Toyota, además del opcional techo panorámico practicable (1.300 €). La oferta de accesorios comprende elementos funcionales, como barras portaequipajes, bola de remolque o protector de maletero, y estéticos, como diferentes modelos de llantas de aleación o tapicería Alcantara.

En el siguiente enlace puedes ver todos los detalles de su equipamiento.

Disponible con etiqueta ECO

El nuevo RAV4 hybrid, como el resto de los híbridos eléctricos de Toyota, cuentan con la Etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que le confiere de una serie de beneficios y ventajas. Así, todos los híbridos Toyota pueden circular en episodios de alta contaminación en Madrid y otras ciudades, se benefician de rebaja de tarifas en algunas autopistas de Cataluña y en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de Madrid y están exentos del pago del Impuesto de Matriculación en determinadas comunidades autónomas.



Además, los modelos que se propulsan gracias a la tecnología híbrida eléctrica autorrecargable de Toyota se benefician de una reducción del coste del Impuesto de Circulación en muchas ciudades de España y tienen autorización para circular por los carriles de alta ocupación—Carril VAO— en Cataluña, entre otras muchas ventajas.

Y todos ellos tienen la capacidad de poder circular gran parte del tiempo y de la distancia recorrida en modo cero emisiones, sin gasto de combustible ni emisiones contaminantes. Así, en determinadas circunstancias, son capaces de realizar más del 50% de los desplazamientos diarios con cero emisiones.

Conclusión

Debo confesar que el nuevo Toyota RAV4 me ha encantado. Me parece un coche perfecto para utilizarlo a diario, pues es refinado, confortable, agradable de conducir, amplio, práctico, eficiente (dispone de la etiqueta ambiental ECO) y muy equipado desde su versión más económica. Su sistema de propulsión híbrido nos permite circular en ciudad sin estrés, con un nivel de emisiones muy bajo y un consumo que ni un diésel es capaz de alcanzar.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580