Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Toyota > Prueba del Toyota Prius 125H AWD-i
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Toyota
Prueba del Toyota Prius 125H AWD-i
La opción de tracción integral añade un plus de seguridad que puede ser muy útil en situaciones de baja adherencia.
« Volver 
Desde 2019, el Toyota Prius está disponible con una versión renovada que plantea mejoras en el diseño de su carrocería, en su habitáculo, equipamiento y, como principal novedad, la incorporación de una nueva versión de cuatro ruedas motrices. Esta versión, que es la que protagoniza esta prueba, está disponible desde 35.250 euros. En el siguiente enlace puedes conseguir el mejor precio.

Su diseño exterior, que nos parece futurista, muy original y atractivo a partes iguales, incluye ahora luces LED, paragolpes delantero y posterior, y ópticas traseras de nueva factura. Además, también estrena llantas bi-tono en gris oscuro y dos nuevas opciones de color para la carrocería: Azul Índigo y Rojo Emoción. El Azul índigo, que es el que lucía nuestra unidad de pruebas, le sienta realmente bien a este coche. No es el más costoso de todas las tonalidades opcionales (550 euros) y nos parece muy recomendable.

Tal y como ocurría en la anterior gama, la carrocería plantea un acabado impecable y una suavidad en la apertura de todas las puertas que agrada mucho en la utilización del día a día. Es algo habitual en la marca. Gracias a ello, el portón trasero, que es de generoso tamaño, se maneja con ligereza y con total soltura.

Un interior mejorado que cuenta con una realización impecable

En el habitáculo se ha potenciado la calidad percibida, además de modificarse ligeramente la consola central y la disposición de alguno de los controles del cuadro de instrumentos. También se han introducido nuevas tapicerías y se ha incrementado el tamaño de la bandeja de carga inalámbrica para adaptarse a smartphones más grandes. Es muy accesible y sigue ofreciendo carga por inducción. Lo peor que tiene, es que el móvil puede desplazarse con facilidad en las curvas cuando se conduce con cierta agilidad.

Otras novedades afectan a la pantalla táctil del sistema multimedia Toyota Touch 2 & GO, que ahora ofrece una respuesta más rápida y se puede controlar con gestos como pasar pantalla y ampliar o reducir similares a los de un teléfono móvil de última generación. También hay mejoras en el sistema Head-Up Display, que incluye ahora indicaciones de navegación.

Cuando probamos la anterior gama en 2018, nos quejamos del funcionamiento impreciso de los botones táctiles que rodeaban a la pantalla. Ahora, como si Toyota nos hubiera escuchado, esos mismos botones son físicos. Además, los correspondientes al volumen y a la búsqueda de las emisoras, integran dos mandos giratorios mucho más prácticos. Sin duda, todo un acierto bajo nuestro punto de vista.

Dentro del equipamiento de serie, disponemos de un equipo de audio Premium firmado por JBL que ofrece una calidad de sonido de primera calidad, siempre claro, nítido y suficientemente potente. También nos permite escuchar perfectamente nuestras conversaciones telefónicas.

El panel de instrumentos sigue contando con dos pantallas LCD TFT de 4,2 pulgadas a todo color muy fáciles de leer. La pantalla más cercana al conductor presenta la velocidad del vehículo y otra información adicional como el nivel de combustible, el cuentakilómetros, la autonomía restante, el consumo de combustible promedio, la temperatura exterior y el modo de conducción entre lo más destacable. El color de fondo cambia en función del modo de conducción seleccionado: azul para ‘ECO’, gris para ‘Normal’ y rojo para ‘Power’. La segunda pantalla proporciona información sobre el sistema híbrido y consejos para una conducción más ecológica y un mayor rendimiento, junto con detalles del sistema multimedia y el climatizador y alertas de asistencia al conductor. Por último, en el extremo derecho, encontramos información adicional referente a la transmisión, advertencia del uso de los cinturones de seguridad y diferentes testigos que nos informan sobre el funcionamiento del freno de estacionamiento y asistentes a la conducción entre lo más destacable. Además, también podemos consultar la hora y comprobar si todos los ocupantes llevan abrochado el cinturón de seguridad.

Antes de finalizar con las conclusiones, ya te adelanto que el Prius es un coche que compraría mañana mismo por lo satisfactorio que me resulta en todos sus apartados. Es muy agradable de usar, delicioso diría yo. Se accede al interior gracias a unas puertas de apertura suave y cierre impecable. Ya dentro, el entorno es agradable y nos parece tan atractivo como el diseño de la carrocería. Además de unos materiales que nos transmiten agrado sin necesidad de ofrecer lujo extremo, por fin encuentro un coche perfectamente diseñado en el que todo está en su sitio. Apenas tengo que trastear con los reglajes presentes en el volante y los asientos para encontrar mi postura ideal. De hecho, cuando recogí el coche, sólo ajusté la longitud del asiento para llegar adecuadamente a los pedales y al volante.

Ya instalado en el puesto de conducción, me gusta lo que veo, tanto por diseño como por la textura que exhiben todos los materiales. Los asientos son perfectos, una auténtica delicia concebida para que conducir sea algo muy placentero; sujetan lo necesario, tienen el grado de dureza ideal, facilitan la entrada y salida al habitáculo y están guarnecido con un textil muy agradable al tacto. Otro detalle que me ha gustado mucho, es que, tanto el apoyabrazos de las puertas como el central que hace las veces de cofre guardaobjetos, están a la altura ideal para que los brazos descansen de una manera natural.

El volante me encanta; tiene un diseño completamente redondo, unas formas y un grosor perfectos, y guarnecido de simil cuero que es tremendamente agradable, ni resulta áspero ni resbala. Este volante integra unos mandos que son precisos e intuitivos. Los mandos satélite, que son los habituales de Toyota, también ofrecen un funcionamiento y diseño impecables.

El Toyota Prius es un buen ejemplo que el diseño no tiene por qué estar peleado con lo práctico. De este modo, integra muchos puntos de almacenamiento que son amplios, prácticos y muy accesibles. Hay bolsillos laterales delante y detrás, una consola superior, una guantera y un portaobjetos con bandeja interna extraíble. La tapa blanda del portaobjetos central hace también las veces de reposabrazos y se abre lateralmente para facilitar el acceso al conductor (su apertura y cierre son muy suaves). Delante del portaobjetos central hay también dos portavasos.

El uso eficiente del espacio dentro del Prius garantiza un mayor aprovechamiento de sus dimensiones. Gracias al sistema híbrido compacto y a la batería híbrida, así como a la nueva suspensión trasera de doble triángulo, no se sacrifica espacio del maletero. El suelo del maletero es 110 mm más bajo, de modo que el volumen aumenta y se queda en 343 litros, una cifra ligeramente inferior si lo comparamos con la versión de dos ruedas motrices. Es un maletero muy aprovechable, diseñado con inteligencia y con un gran portón que nos deja una boca de acceso enorme. Con los asientos traseros abatidos, podemos disfrutar de una capacidad máxima de 1.633 litros con un piso de carga totalmente plano.

Conducción muy placentera

El sistema híbrido del Prius sigue montando un motor de gasolina de ciclo Atkinson VVT-i de 1.8 litros asociado a un motor eléctrico que consiguen una potencia conjunta de 122 CV (ver especificaciones técnicas). El nuevo Prius hybrid AWD-i incorpora una nueva batería de hidruro de níquel (NiMH), diseñada para ofrecer un excelente rendimiento en climas fríos, mientras que el Prius con tracción delantera está equipado con una nueva batería híbrida de ión-litio.

El motor eléctrico sigue teniendo mayor protagonismo y, además, permite que podamos ir en ‘modo eléctrico’ durante más tiempo sin que salte el motor de combustión interna. También me gustaría seguir destacando la ganancia obtenida en cuanto a prestaciones se refiere. De este modo, el Prius sigue siendo un coche más reactivo a la hora de acelerar, y lo es aún más cuando se selecciona el modo de conducción 'Power'. Con dicha modalidad, el Prius se convierte en un coche infinitamente más ágil y divertido de conducir que las dos generaciones precedentes.

Gracias a la plataforma TNGA que incorporó este coche en su estreno, podemos disfrutar de un centro de gravedad más bajo (-2,5 cm) que nos permite una mejor respuesta en los giros y una mayor estabilidad. Por tanto, el Prius sigue siendo un coche muy agradable de conducir, ágil, ligero y comunicativo. Es probable que en carretera la rodadura se perciba más de lo deseado, pero no resta confort de marcha en ningún caso.

En la parte técnica, la novedad se centra en la nueva versión equipada con un sistema eléctrico inteligente de tracción total, que es la que protagoniza esta prueba.

El nuevo sistema de propulsión de Prius hybrid, que garantiza la mejora respuesta sobre cualquier superficie, se vale del elevado par de un motor eléctrico adicional (5,3 kW) para proporcionar más tracción a través del eje trasero cuando sea necesario. Ha sido diseñado para entrar en funcionamiento automáticamente al arrancar, a velocidades hasta 10 km/h, y también cuando unos sensores detecten situaciones de baja adherencia, como sobre nieve o pavimento húmedo y deslizante, a velocidades de entre 10 y 70 km/h. Su funcionamiento, que es totalmente imperceptible para el conductor, aporta ese granito de arena muy importante para ganar en motricidad y seguridad, sobre todo en las situaciones más complicadas de baja adherencia.

El sistema AWD-i de Prius es compacto y ligero, de manera que la afectación al espacio del maletero es mínima, igual que sucede en el caso de las cifras de consumo y emisiones, ya que apenas hay diferencia entre las versiones de tracción delantera y tracción total. Según nuestras mediciones, obtuvimos un consumo medio de 4,3 l/100 en carretera sin preocuparnos en realizar una conducción eficiente. En ciudad, las cifras pueden variar, aunque siempre se mantuvieron bajas, siendo muy fácil conseguir medias de unos 4,0 litros a los 100 kilómetros.

Hemos podido recoger mucha información para evaluar los tiempos y distancias en las que el motor térmico de gasolina ha estado completamente parado y, por tanto, en los que el vehículo ha circulado en modo cero emisiones.

Durante toda la prueba del vehículo, hemos cubierto una distancia total de 445 kilómetros en ciclo combinado (urbano, carretera secundaria y autovía). De esos 445 kilómetros, 383 han sido recorridos con el motor térmico en funcionamiento, mientras que los 62 restantes únicamente con el eléctrico. Esto supone que, el 13,93% de los kilómetros recorridos, han sido realizados en modo 'cero emisiones'. Un magnífico resultado que permite reducir el consumo de carburante y las emisiones contaminantes.

En carretera, en un trayecto de 226 kilómetros por una vía secundaria y autovía, conseguimos recorrer un total de 11 kilómetros en modo 100% eléctrico. Mientras, en ciudad, en un desplazamiento de 72 kilómetros, conseguimos cubrir 27 kilómetros sin emisiones, lo que supone un 57,82% del tiempo en ese tipo de condiciones.

Completo equipamiento de serie

El Toyota Prius continúa ofreciendo un gran equipamiento de serie en le que no faltan completo menú de asistentes a la conducción, equipo de audio Premium firmado por JBL, climatizador inteligente o sistema de navegación, entre otros muchos elementos. Su abundante equipamiento se puede completar a través de Accesorios Originales Toyota vía Toyota Custom, con opciones como las barras transversales portaequipajes, las molduras laterales cromadas, el protector del maletero, las molduras iluminadas en los pasos de puerta o Toyota ProTect para carrocería y tapicería, que protege la pintura original y el tapizado de los asientos para alargar su vida.

En el siguiente enlace, puedes consultar todos los detalles de su equipamiento.

Conclusión

Soy un fan reconocido del nuevo Prius. Sin duda, tengo muy claro que es la opción ideal para el día a día. Mis razones son innumerables; se trata de un coche confortable, extremadamente agradable de conducir, muy eficiente, amplio, práctico, con un diseño original, con un gran maletero y perfectamente adaptado a los nuevos tiempos en los que tener una etiqueta ecológica es muy importante. La opción de tracción integral añade un plus de seguridad que puede ser muy útil situaciones de baja adherencia y para conseguir un comportamiento dinámico más eficaz a bajas velocidades.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580