Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Toyota > Prueba del Toyota Prius 2018
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Toyota
Prueba del Toyota Prius 2018
Da un gran salto respecto a la anterior generación. Su conducción es muy divertida y satisfactoria.
« Volver 
Toyota ha comenzado a comercializar el Prius 2018 en España, una renovada gama que hace de la cuarta generación del primer híbrido producido en serie en todo el mundo sea un coche aún más seguro. Para ello, el equipamiento de seguridad del modelo japonés se complementa con el sistema de Alerta de Tráfico Trasero —Rear Cross Traffic Alert (RCTA)—.



Gana en seguridad

El Prius equipa ahora un nuevo elemento de seguridad que aporta su granito de arena para ofrecer ahora un coche más avanzado si cabe. El nuevo dispositivo de Alerta de Tráfico Trasero se vale del radar del Detector de Ángulo Muerto —Blind Spot Monitor (BSM)— para avisar al conductor, al salir marcha atrás de una plaza de aparcamiento, de los vehículos que se acercan y que pueden no ser visibles por el monitor de visión trasera ni los retrovisores. Al detectarse algún vehículo cercano, el sistema RCTA hace parpadear los indicadores del BSM en los retrovisores, emite un sonido de alerta e indica la dirección desde la que se acerca el vehículo detectado.

El sistema de Alerta de Tráfico Trasero es el complemento perfecto para el resto de sistemas de seguridad que ya ofrece la cuarta generación de Prius. El estandarte de la tecnología híbrida de Toyota cuenta con el más avanzado Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota. Así, Prius incluye Sistema de seguridad precolisión —Pre-Collision System (PCS)— con una función de Detección de Peatones, Control de Crucero Adaptativo —Adaptive Cruise Control (ACC)—, Avisador de Cambio Involuntario de Carril —Lane Departure Alert (LDA)—, Control Inteligente de Luces de Carretera —Automatic High Beam (AHB)— y Reconocimiento de Señales de Tráfico —Road Sign Assist (RSA)—.

A todo ello se unen otros sistemas de seguridad como el Detector de Ángulo Muerto —Blind Spot Monitor (BSM)—, la Asistencia al Arranque en Pendiente —Hill-start Assist Control (HAC)—, el control dinámico de estabilidad, tracción y dirección o los airbags frontales y laterales para conductor y acompañante, de cortina delanteros y traseros y de rodilla para el conductor. Todos ellos funcionan con precisión y suponen un importante valor añadido para que la seguridad salga ganando.

Respecto a la anterior generación, el nuevo Prius da un gran salto en todos los apartados, que dan como resultado el mejor Prius hasta ahora fabricado. Esta cuarta generación presenta importantes avances en cuanto a ahorro de combustible —consumo en ciclo combinado desde 3,0 l/100 km— en carretera, y proporciona una experiencia de conducción aún más gratificante, tanto, que es un coche muy divertido y que apetece conducir. Además, la aceleración es más suave, reactiva, silenciosa y lineal.

Un diseño lleno de personalidad

Estéticamente, aunque más o menos mantiene la silueta de las dos anteriores generaciones, ahora el diseño es más futurista y atrevido, una seña de identidad de este modelo que es de agradecer. Respecto al anterior modelo, la altura total se ha reducido 20 mm para alcanzar los 1.470 mm. El punto más alto del techo se ha adelantado 170 mm, y la línea de cintura se ha rebajado y se ha inclinado hacia delante y hacia abajo. Asimismo, el nuevo modelo mantiene la distancia entre ejes de 2.700 mm del Prius de tercera generación, pero la longitud total es 60 mm superior, hasta los 4.540 mm. También es 15 mm más ancho, con 1.760 mm. Visualmente, la sensación parece que el coche es algo más pequeño y compacto.

Todos estos ajustes no sólo han servido para aprovechar más el espacio disponible en el habitáculo y el maletero, también han servido para que sea un coche más aerodinámico y, de esta forma, conseguir un coeficiente de resistencia de 0,24, lo que es un muy buen dato.

La reducción del ángulo de la columna de dirección de 24 a 20 grados, la posición 59 mm más baja de la cintura del conductor y el nuevo diseño del asiento ayudan a crear una posición de conducción más natural, deportiva y confortable. De este modo, la postura al volante es mucho mejor que la de anteriores modelos, y se agradece enormemente que podamos ir en una posición más baja. Todo esto contribuye a ir más integrado a los mandos y, por tanto, con un placer de conducción superior.

Otro de elementos del interior que han mejorado, es el volante. A diferencia del que equipaba el anterior modelo, el del nuevo es completamente nuevo y no ovalado. Gracias a ello, este mando tan importante y esencial para la conducción, se maneja infinitamente mejor y permite que el confort salga ganando.

En el centro del salpicadero hay un panel táctil de siete pulgadas que permite controlar de las funciones de audio y navegación -los menús son sencillos, pero nos hubiera gustado que fuera algo más intuitiva y que, además, los botones fueran más precisos-. También se echan de menos mandos giratorios para el volumen y otras funciones. Los mandos del sistema de climatización están bien diseñados para que el manejo sea cómodo, rápido y efectivo.

Hay dos sistemas de sonido disponibles: un equipo de serie con seis altavoces que ofrece un sonido rico y nítido, y una unidad de audio JBL con 10 altavoces -es el que montaba nuestra unidad de pruebas- que emplea tecnología GreenEdge y proporciona un sonido potente de excelente calidad mediante unos altavoces más pequeños y ligeros y con más eficiencia energética.

El panel de instrumentos cuenta con dos pantallas LCD TFT de 4,2 pulgadas a todo, muy fáciles de leer. La pantalla más cercana al conductor presenta la velocidad del vehículo y otra información adicional como el nivel de combustible, el cuentakilómetros y el cuentakilómetros parcial, la autonomía restante, el consumo de combustible promedio, la temperatura exterior y el modo de conducción. El color de fondo cambia en función del modo de conducción seleccionado: azul para ‘ECO’, gris para ‘Normal’ y rojo para ‘Power’. La segunda pantalla proporciona información sobre el sistema híbrido y consejos para una conducción más ecológica y un mayor rendimiento, junto con detalles del sistema multimedia y el climatizador y alertas de asistencia al conductor.

Más amplio, práctico y confortable

Los asientos delanteros se han rediseñado completamente para ofrecer más confort y, al mismo tiempo, reducir peso y ahorrar espacio. Ofrecen un encaje más cómodo, con una mejor sujeción del cuerpo que ayuda a reducir el cansancio en los desplazamientos largos. También se ha ampliado la zona de calefacción de los asientos, con lo que aumenta el confort. Los asientos traseros también han sido renovados para una mayor comodidad, y cuentan con reposabrazos y portavasos. Todo ello permite que la ganancia en confort sea notable.

El uso eficiente del espacio dentro del nuevo Prius garantiza un mayor aprovechamiento de sus dimensiones. Gracias al sistema híbrido compacto y a la batería híbrida, así como a la nueva suspensión trasera de doble triángulo, no se sacrifica espacio del maletero. El suelo del maletero es 110 mm más bajo, de modo que el volumen aumenta hasta los 457 litros si se lleva rueda de repuesto provisional, 412 litros con rueda de repuesto convencional y 502 litros con kit de reparación de pinchazos.

En el habitáculo, los puntos de almacenamiento son más espaciosos o se han rediseñado para que sean más fáciles de usar. Hay bolsillos laterales delante y detrás, una consola superior, una guantera y un portaobjetos con bandeja interna extraíble. La tapa blanda del portaobjetos central hace también las veces de reposabrazos, y se abre lateralmente para facilitar el acceso al conductor. Delante del portaobjetos central hay también dos portavasos.

En cuanto a calidad de materiales se refiere, todos ofrecen muy buenas sensaciones al tacto y a la vista. Como todos los modelos de la marca, el Prius brilla por sus notables acabados y buena calidad de construcción.

Una conducción que divierte y engancha

El sistema híbrido del nuevo Prius, aunque evoluciona, sigue montando un motor de gasolina de ciclo Atkinson VVT-i de 1.8 litros asociado a un motor eléctrico que consiguen una potencia conjunta de 122 CV (ver especificaciones técnicas). La nueva batería híbrida ofrece una mayor densidad energética. Aunque mantiene su potencia, el tamaño se ha podido reducir un 10%. Y lo que es más, ahora puede absorber un 28% más de energía en el mismo intervalo de tiempo, lo que significa que se carga más rápidamente que antes. Los motores eléctricos son de menor tamaño, pero aun así ofrecerán una mejor relación potencia-peso.

En cuanto a la eficiencia térmica del motor de gasolina —que con un 38,5% era ya muy elevada en el Prius de tercera generación—, se incrementa hasta un 40%, la mejor del mundo para un motor de gasolina. Todas estas mejoras, permiten que el Prius consuma claramente menos que el anterior modelo. Según nuestras mediciones, obtuvimos un consumo medio de 4,3 l/100 en carretera sin preocuparnos en realizar una conducción eficiente. En ciudad, las cifras pueden variar, aunque siempre se mantuvieron bajas, siendo muy fácil conseguir medias de unos 4,0 litros a los 100 kilómetros.

Especial mención merece el motor eléctrico, que ahora se le nota con un mayor protagonismo y que, además, permite que podamos ir en ‘modo eléctrico’ durante más tiempo sin que salte el motor de combustión interna.

También nos gustaría destacar la ganancia obtenida en cuanto a prestaciones se refiere, ahora el Prius es un coche mucho más reactivo a la hora de acelerar, y lo es aún más cuando se selecciona el modo de conducción 'Power'. Con dicha modalidad, el Prius se convierte en un coche más ágil y divertido de conducir.

El nuevo Prius estrena una nueva plataforma global diseñada por Toyota. Esta dota al vehículo de un centro de gravedad más bajo (-2,5 cm), que mejora la respuesta y la estabilidad. Ahora es un coche que resulta más dinámico y efectivo. Asimismo, la dirección eléctrica mejora considerablemente, todo ello para que ofrezca mayor precisión y, sobre todo, un tacto mucho más natural.

A diferencia del anterior modelo, el Prius cambia de manera radical, para convertirse en un coche que logra transmitir grandes sensaciones al conductor sin perder un ápice de confort. En marcha, es un coche ligero, ágil, comunicativo y que divierte conducir en todo tipo de condiciones.

Gama y equipamiento

La gama 2018 del nuevo Toyota Prius incluye, como novedad y adicionalmente de todo lo comentado con anterioridad, la llegada de un nuevo color a la paleta de opciones para la carrocería. Así, a partir de ahora, es posible elegir Prius en tono Bronce Platino, que otorga una imagen elegante y distinguida (ver todos los detalles de su equipamiento).

En el mercado español, el nuevo Toyota Prius mantiene un único nivel de equipamiento, con una amplísima dotación de serie, con elementos como los faros Bi-LED, el sistema de proyección información en el parabrisas —Head up Display (HUD) —, llantas de aleación de 17’’ bi-tono, el cargador inalámbrico para teléfonos móviles o el cuadro de instrumentos con doble pantalla TFT de 4,2″.



El Prius también incluye de serie, además de Toyota Safety Sense y el nuevo sistema de Alerta de Tráfico Trasero, entre otros muchos dispositivos de seguridad, el sistema multimedia con navegador Toyota Touch 2 & GO con funciones avanzadas y pantalla táctil de 7”, el equipo de sonido JBL con seis altavoces, el Sistema Avanzado de Asistencia de Aparcamiento (IPA), la cámara de visión trasera o el climatizador bizona con sensor de ocupante, entre otros muchos.

El Toyota Prius está disponible desde 29.990 euros (ver todos los precios). Nuestra unidad de pruebas incluía el color opcional 'Gris Grafito', que tiene un precio adicional de 500 euros.

Nuestra conclusión

El nuevo Toyota Prius mejora considerablemente respecto a la anterior generación. Ahora es un coche más silencioso, eficiente, dinámico y equipado. El modo eléctrico ahora tiene más protagonismo y el diseño del interior es más moderno y atractivo. A nosotros nos parece el coche definitivo, pues se plantea como una gran opción si buscas un vehículo muy práctico que consuma muy poco, que ofrezca una conducción muy suave y que resulte extremadamente eficiente y silencioso en ciudad.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580