facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Hyundai > Prueba del Hyundai Bayon 1.0 TGDI 48V 100 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Hyundai
31/07/2021
Prueba del Hyundai Bayon 1.0 TGDI 48V 100 CV
Una opción a tener en cuenta que destaca por habitabilidad, capacidad maletero y equipamiento.
« Volver 
El Hyundai Bayon es un crossover completamente nuevo diseñado específicamente para Europa. Como SUV del segmento B, el Bayon es el más miembro más accesible y pequeño de la familia SUV de Hyundai. Situado dentro de la gama del fabricante coreano, el Bayon se situaría por debajo del Kona en cuanto a precio. No ocurre lo mismo en cuanto a su tamaño (ambos modelos son muy similares) y en cuanto a capacidad de maletero (el Bayon supera al Kona en este apartado). La versión de acceso está disponible desde 18.690 euros según tarifa (ver todos los precios).

Atrevido y con un aire futurista que aplica las últimas tendencias

Tal y como marca la nueva tendencia en diseño de la firma coreana, el Bayon cuenta con un aspecto atrevido y de aire futurista que agrada a la vista. En la parte frontal, al igual que el Kona y el Santa Fe, el Bayon tiene los grupos ópticos divididos en dos partes; luces diurnas en la parte superior y el faros principales en la inferior. Está solución estética fue iniciada por Citroën en 2013 en su modelo C4 Picasso (ahora SpaceTourer).

En la parte posterior, aunque este Bayon nos resulta muy original y atractivo, también adopta otra tendencia en diseño que ya inició Audi, si la memoria no me falla, y que trata de unir los dos pilotos posteriores con una línea horizontal. También, en esa misma línea de presentar soluciones estéticas de otras marcas, el portón está pintado en color negro a la altura de los pilotos para darle continuidad al techo y a la luneta posterior. El modelo que impuso esta solución fue el extinto Lancia Delta de última generación.

Por lo demás, toda la carrocería y sus diferentes componentes tienen un buen nivel de acabado. Y como suele ocurrir en los modelos asiáticos, las puertas ofrecen una apertura y cierre algo más suave y refinado que los modelos de europeos.

En cuanto a llantas y colores de carrocería, el Bayon dispone de llantas de acero de 15 pulgadas o con llantas de aleación de 16 y 17 pulgadas. Para la carrocería, hay un total de nueve colores exteriores, incluido el nuevo de lanzamiento, el Mangrove Green. Según el acabado, algunos colores exteriores incorporan un efecto bitono con el techo en color Phantom Black.

Un habitáculo que nos resulta familiar

El interior sigue la tónica de la carrocería, con un diseño atrevido y moderno que no puede esconder que este modelo es un derivado del actual i20. Diría que, salvo algún pequeño detalle, el salpicadero y los paneles de las puertas son exactamente los mismos. Y por supuesto, todos los mandos, instrumentación y volante son igualmente los mismos que los de su hermano de gama. Por tanto, el Bayon no deja de ser un i20 'crossoverizado', si se me permite el término.

Por supuesto, tal y como ya vemos en todos los modelos de nueva hornada, no puede faltar un cuadro de instrumentos digital (en este caso de 10,25 pulgadas) y un pantalla que puede ser de 10,25 pulgadas con el sistema AVN o de 8 pulgadas con el dispositivo Display Audio. Los ocupantes pueden beneficiarse de tecnología de iluminación ambiental LED, integrada en el área delantera de los pies, en los huecos de las puertas y en las zonas de los tiradores de las puertas delanteras, así como en la zona de almacenamiento situada bajo la consola central.

El Bayon dispone de serie de un interior en tela Full Black y, según el acabado, otra combinación de color negro y gris.

Hyundai ha aprovechado muy bien las dimensiones para conseguir un habitáculo que resulta amplio en todas sus plazas. Destacan especialmente las traseras, que cuentan con suficiente holgura en todas sus cotas, especialmente en altura y longitud. Tan sólo se echa en falta regulación en inclinación en el respaldo, ya que la posición fijada obliga a tener una postura demasiado erguida y un poco forzada. También se echa en falta un apoyabrazos en la plaza centra y aireadores en el túnel central.

Los asientos son normales, no destacan especialmente por nada, pero tampoco tienen algo realmente criticable. Como ocurre en sus rivales, se echa en falta textiles algo mejores y más zonas acolchadas en las zonas donde descansan los brazos.

Con 411 litros de maletero, el Bayon supera en capacidad de carga al Hyundai Kona, que cuenta con un maletero con 37 litros menos. Además, para aprovecharlo al máximo, y si queremos transportar objetos voluminosos, la bandeja que lo cubre puede colocar detrás de los asientos traseros. Si necesitamos mayor capacidad de carga, los respaldos de los mismos se pueden abatir en proporción 60/40 para conseguir 1.205 litros de capacidad máxima.

Al igual que otros modelos de Hyundai, el Bayon ofrece un buen sistema de infoentretenimiento que, sin ser de lo mejor de su segmento, cumple perfectamente. Opcionalmente, se puede elegir entre una pantalla AVN de 10,25 pulgadas o el sistema Display Audio con pantalla de 8 pulgadas. El dispositivo Display Audio de 8 pulgadas incluye conectividad mediante Apple CarPlay y Android Auto de manera inalámbrica. Además, también está disponible una instrumentación digital configurable de 10,25 pulgadas, con gráficos variables en función del modo de conducción y de la selección del conductor.

Dos puertos USB para los pasajeros delanteros y uno para los de las plazas traseras, permiten cargar hasta tres dispositivos simultáneamente. Uno de los puertos delanteros también acepta la transferencia de datos, lo que permite a los ocupantes conectar sus teléfonos al sistema de infoentretenimiento del vehículo.

Un buen motor básico y posibilidades de elegir un híbrido ligero

La gama de motores, siempre de gasolina, es muy sencilla. Está formada por un motor tetracilíndrico atmosférico de 1.2 litros y 84 CV, y otro tricilíndrico que se comercializa con dos niveles de potencia; 100 y 120 CV. Estos dos últimos, de mayor potencia, se pueden combinar, si así lo deseas, con un sistema de hibridación ligera y cambio automático. Nosotros hemos probado la versión híbrida ligera de 100 CV, que cumple sin más. Sin conducirlo, tengo muy claro que me quedaría con el motor de acceso por aquello de ser más sencillo y de contar con una arquitectura tradicional de cuatro cilindros que a mí, personalmente, me agrada más.

El consumo de carburante de esta versión de 100 CV se sitúa dentro de lo esperado. En condiciones normales, se pueden obtener medias de unos 6,5 litros. No obstante, si queremos circular a un ritmo ágil por una carretera con muchas curvas, esa media se puede disparar hasta los 7,5 litros.

Dejando al margen el motor, la conducción cumple con lo que podemos esperar en un vehículo moderno de este tipo. Pese a que la suspensión nos ha parecido ligeramente seca, algo que también pudimos percibir en el Kona cuando tuvimos la oportunidad de probarlo, el confort resulta aceptable. Por su parte, la suavidad de la dirección y de la transmisión manual nos permiten que los desplazamientos del día a día sean muy llevaderos. En cuanto a maniobrabilidad, es un coche satisfactorio, pues gira mucho en poco espacio y se aparca muy bien, en parte gracias a la posibilidad de incorporar cámara de visión trasera.

Un completo menú de ayudas a la conducción

Como buen coche de última generación que se precie, no puede faltar una larga lista de asistentes a la conducción. Entre ellos, destaca el asistente de seguimiento de carril (LFA), que actúa para mantener el vehículo en el centro de su carril. También dispone de un asistente para evitar colisiones frontales (FCA) emite una alerta sonora y, si es necesario, actúa sobre los frenos para evitar la colisión. Esta función incluye la detección de coches, peatones y ciclistas, así como una nueva función para el giro en intersecciones, que puede aplicar los frenos para evitar la colisión con el coche que viene en sentido contrario al girar a la izquierda en una intersección. Otra función avanzada es el control de crucero inteligente basado en la navegación (NSCC), que utiliza los datos del sistema de navegación del vehículo para ajustar la velocidad de forma autónoma cuando circula por autopista o autovía.

Entre todo lo que ofrece, también equipa un asistente para evitar colisiones en el ángulo muerto (BCA), que utiliza una cámara delantera y radares ubicados en las esquinas traseras para controlar la zona posterior del coche y, si detecta la presencia de otro vehículo, emite una alerta visual en los retrovisores exteriores. En caso necesario, el BCA actúa sobre los frenos para evitar la colisión o reducir los daños del impacto.

El Bayon también incluye varias funciones que reorientan la atención del conductor cuando pierde la concentración. La alerta de atención del conductor (DAW) analiza los patrones de conducción para detectar síntomas de conducción somnolienta o distraída. Este sistema funciona junto con la alerta de salida del vehículo precedente (LVDA), que alerta al conductor cuando el vehículo que le precede comienza a avanzar y no reacciona con la suficiente rapidez. Además, la alerta de ocupante trasero (ROA) avisa al conductor antes de salir del vehículo si los sensores detectan movimiento en el asiento trasero. Esto hace que el Bayon sea aún más seguro para los pasajeros que ocupan las plazas traseras, incluyendo niños y mascotas, lo que lo convierte en una gran opción para las familias.

En caso de accidente, el sistema eCall alertará automáticamente a los servicios de emergencia si se despliegan los airbags del vehículo. Como alternativa, los ocupantes también pueden activar esta función pulsando un botón.

Conclusión

El nuevo Hyundai Bayon me parece una compra recomendable. Es un coche muy satisfactorio en líneas generales que no tiene grandes lagunas como para descartarlo; es amplio, tiene un gran maletero, ofrece un equipamiento muy completo y un diseño con un punto de originalidad. De su reducida gama de motores, yo me quedaría con el más básico de 84 CV, sobre todo por su suavidad y agrado de uso. Sin embargo, si lo que quieres es lucir la etiqueta ECO en el parabrisas, te tendrás que ir a la versión de hibridación ligera que protagoniza esta prueba. La diferencia de precio entre ambas es amplia; algo más de 2.000 euros, según tarifa.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580