Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Ford > Prueba del Ford Mondeo Sedan Vignale HEV 2.0 Híbrido 187 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Ford
Prueba del Ford Mondeo Sedan Vignale HEV 2.0 Híbrido 187 CV
Una gran berlina híbrida que ofrece lujo, calidad, eficiencia, confort de marcha, refinamiento y un proceso de fabricación muy cuidado.
1 comentarios comentario
« Volver 
El Ford Mondeo es una gran berlina de casi cinco metros de longitud que, actualmente, se comercializa con tres carrocerías; Berlina (cinco puertas), Sedan (cuatro puertas) y familiar (Sportbreak). Además, como en el caso de la unidad que hemos podido probar, este modelo puede asociarse al acabado lujoso 'Vignale' y a una versión con un sistema de propulsión híbrido (más información de este modelo). Con esta combinación mecánica y de equipamiento, el Mondeo es un modelo que puede equipararse a berlinas de corte Premium como el Lexus GS o un Volkswagen Passat GTE, ambos también provistos de tecnología híbrida. Se puede adquirir desde 42.275 euros (ver todos los precios).

Cada unidad recibe un acabado a mano


Optar por la línea de lujo Vignale es muy recomendable por el excelente compromiso que hay entre calidad y precio, algo que también está muy presente en todos los modelos de Ford. Si el Vignale elegido es un Mondeo, accederás a una berlina refinada y lujosa que ofrece un proceso de fabricación aún más cuidado. Y es que, cada modelo Vignale, recibe un acabado a mano por un equipo dedicado de artesanos en el nuevo Centro Vignale en Valencia, donde cada vehículo pasa por 100 procesos adicionales de revisión de calidad.

Su cuidado proceso de fabricación se percibe desde que tenemos el primer contacto visual. La carrocería, además de lucir un diseño imponente a la vez que elegante, transmite una sensación de solidez y acabado impecable. Para conseguir este resultado tan brillante, el Centro Vignale de Ford en Valencia utiliza cámaras y tecnología láser que sirve de apoyo a los responsables encargados de verificar el acabado de cada unidad. De este modo, se revisa la alineación de los paneles o el acabado de la pintura. Además, los expertos del Centro Vignale, abrillantan a mano la pintura y comprueban meticulosamente los detalles del cuero hasta el último detalle en busca de posibles defectos. Solo cuando ha superado 100 revisiones adicionales, además de los rigurosos procesos de calidad, estará el vehículo preparado para ser entregado a su propietario.

En su interior se respira lujo

Esa gran sensación de calidad también se hace patente cuando se accede al habitáculo. Una vez ubicados en el puesto de conducción, se nota que todo ofrece un acabado impecable, incluso superior al de berlinas más costosas. Todos los materiales plásticos y el tapizado de cuero, presente en el salpicadero, puertas y asientos, permiten disfrutar de un habitáculo acogedor en el que la palabra bienestar está presente en todos los rincones del mismo. El puesto de conducción está muy cuidado para que nos adaptemos muy bien al volante, mando del cambio y pedales. Tan sólo nos hubiera gustado que los dos asientos delanteros, que cuentan con una gran variedad de reglajes eléctricos para variar su posición y sujeción, y con unos reposacabezas que quedan muy cerca de la cabeza, fueran algo más ergonómicos y que su banqueta pudiera regularse en longitud. La climatización del habitáculo también es de calidad, ya que permite enfriar el mismo con rapidez y sin que sintamos una brusca y desagradable bocanada de aire frío. No obstante, nos hubiera gustado que fuera más silenciosa cuando incrementamos el flujo de aire, tanto en el habitáculo como en los asientos, que también son climatizados.

Las plazas posteriores aprueban con nota. Es difícil encontrar, aunque suene extraño, unas plazas traseras tan habitables y confortables en una berlina de este tamaño. Pese a que los asientos, al igual que los delanteros, podían ser algo más ergonómicos y con un mullido ligeramente más blando, nos resultaron muy confortables, pues nos permiten tener una postura natural una vez sentados. Para mejorar el confort de marcha, hay varias salidas de ventilación y un reposabrazos central con dos posavasos y un pequeño compartimento. Al abatirse este apoyabrazos, descubrimos una trampilla que nos permite acceder al maletero.

Otro de los puntos fuertes de su interior es lo práctico y funcional que resulta. Además de contar con suficientes compartimentos -todos accesibles y con una capacidad más que satisfactoria-, Ford ha simplificado con brillantez todos los mandos que nos permiten manejar las diferentes funcionalidades del vehículo -son muy accesibles y ofrecen un accionamiento rápido-. La instrumentación, pese a mostrar en sus pantallas digitales una información quizás algo confusa y amontonada, también es de fácil lectura, al menos para controlar la velocidad, el consumo de carburante y la autonomía.

La versión híbrida únicamente se comercializa con la carrocería Sedan (versión de cuatro puertas). Las baterías de su sistema de propulsión híbrido restan bastante espacio al maletero, tanto es así, que la capacidad del mismo se reduce hasta los 383 litros, 142 litros menos que una versión convencional. Otro de los puntos a mejorar en el maletero, es el portón. Es cierto que se maneja con muy poco esfuerzo y con bastante suavidad, algo que es de agradecer, pero, por el contrario, es poco consistente y el propio portón tiene un guarnecido que no está muy bien acabado.

El primer Mondeo híbrido eléctrico

El nuevo Mondeo Hybrid es el primer vehículo eléctrico híbrido nunca antes fabricado por Ford en Europa -se produce en las instalaciones que la marca americana tiene en Valencia, España-.

Este modelo utiliza un sistema híbrido gasolina-eléctrico que está formado por dos motores eléctricos, uno para apoyar el motor de gasolina para empujar las ruedas y otro para permitir la carga regenerativa de la batería de iones de litio de 1,4 kWh, ubicada detrás de los asientos traseros. Por tanto, nos encontramos con una combinación de un motor de gasolina de ciclo Atkinson 2.0 y una transmisión eléctrica asociada a un cambio automático CVT. Con toda esta combinación mecánica, se consigue una potencia máxima conjunta de 187 CV con unas emisiones de 99 g/km CO2 (consultar especificaciones técnicas).

El sistema eléctrico de alto voltaje permite que el Mondeo Hybrid sea capaz de circular hasta 135 km/h en modo eléctrico, y de 187 km/h cuando entra en funcionamiento el motor térmico. Su aceleración es más que correcta, siendo siempre muy suave y progresiva.

Su sistema híbrido permite que los consumos sean ajustados si se tiene en cuenta el tamaño y masa del vehículo, además de la potencia del motor. Según nuestras mediciones, conduciendo sin practicar una conducción eficiente, somos capaces de mantener medias de 6,5 l/100 km combinando autovía con carreteras de segundo orden. En ciudad, esta cifra incluso puede rebajarse en las peores condiciones posibles, como puede ser un atasco o zonas muy céntricas en las que las paradas son constantes.

Los consumos se ven aún más optimizados por la dirección asistida Electric Power Assisted Steering, y el software desarrollado por Ford de control y la transmisión de tipo CVT. El Mondeo Hybrid funciona sin elementos accesorios accionados por el motor para reducir significativamente el freno sobre el motor. El aire acondicionado es eléctrico, así como la refrigeración del motor y los sistemas de vacío. Un nuevo sistema de recuperación del calor de los gases de escape permite una calefacción del habitáculo más rápida.

Asimismo, podemos usar el interfaz Smartgauge de Ford para monitorizar, gestionar y reducir el consumo de combustible, con equipamientos como el “Brake Coach”, que anima a usar la frenada gradual para ayudar a devolver más energía a la batería.

Berlina premium con letras mayúsculas

La conducción de este Mondeo en particular es de calidad. Estrena una nueva plataforma global de segmento CD para Europa que permite ofrecer un confort de marcha sobresaliente y un comportamiento dinámico de primer nivel. Y es que, pese sus 1.579 kg de masa y casi cinco metros de longitud, disfrutamos de un coche extremadamente efectivo en todo tipo de curvas con un aplomo impecable, un grip fantástico y una sensación de ligereza que sorprende muy positivamente en un vehículo de semejante tamaño.

En ciudad también se muestra como un coche brillante. Gracias a la suavidad y al buen tacto de la dirección y al magnífico diseño de las suspensiones, siempre tenemos la sensación que estamos al volante de un coche infinitamente más pequeño. Tan sólo nos hubiera gustado un asistente de estacionamiento algo más avanzado, provisto de un plano cenital, cámara de visión frontal y una cámara posterior con una resolución a la altura de las circunstancias.

En cuanto a confort de marcha se refiere, la versión híbrida del Mondeo Vignale logra posicionarse por encima de coches más costosos, como, por ejemplo, un Jaguar XE. Para conseguirlo, este modelo incorpora material aislante en el paso de la ruedas, en las puertas, en el capó y en la zona del motor. Además, también se han incluido otro tipo de medidas, como la instalación de cristales laterales laminados, un número más reducido de agujeros en la estructura del chasis para minimizar la transmisión de ruidos y una suspensión muy refinada que absorbe de manera sobresaliente sin transmitir un solo ruido y/o sacudida desagradable.

Para mejorar aún más el confort acústico, el Mondeo Vignale equipa un sistema avanzado de cancelación activa de ruido. Utilizando tres micrófonos estratégicamente situados por todo el habitáculo, el sistema es capaz de medir el ruido del motor en el interior del vehículo. Una tecnología avanzada de audio dirige ondas de sonido opuestas a través del sistema de audio para cancelar el ruido del motor y mejorar el ambiente del habitáculo.

Tal y como cabe esperar en un vehículo de este nivel, el equipamiento puede llegar a ser muy completo. Entre todo lo que ofrece este modelo, cabe destacar el acabado exclusivo de su carrocería –ofrece una rejilla frontal específica de aluminio pulido-, llantas de aleación de 18 pulgadas y una gama de colores metalizados de gran calidad de acabado-, asistente de detección de peatones, asistente de estacionamiento, sistema de reconocimiento de señales, faros dinámicos LED, equipo de sonido firmado por Sony que equipa 12 altavoces de alta fidelidad y cinturones traseros inflables que permiten dispersar las fuerzas de impacto a lo largo de un área cinco veces mayor que la cubierta por un cinturón convencional (ver todo su equipamiento).

Conclusión

El Mondeo Vignale es un producto de alta calidad que, al mismo tiempo, también supone una experiencia de compra diferente y mucho más exclusiva. Como berlina Premium también es una fantástica opción por lo versátil que resulta para utilizarla a diario y por el elevado confort que nos regala. La versión híbrida de 187 CV aporta mucho para tener un vehículo más eficiente con etiqueta ecológica con todos los beneficios que ello conlleva. Su consumo de carburante es bajo en todo tipo de circunstancias.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado en contenidos del motor. Fue director del Motor en la Cadena Cope en Castilla y León durante 3 años. Posteriormente fue redactor y probador de coches para el Grupo ZETA, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011 realiza artículos y las pruebas dinámicas de los coches en cochesyconcesionarios.com

COMENTARIOS
me gusta un Mondeo hibrido
17/02/2019 19:45:00  lorenzo

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580