PUBLICIDAD
PRUEBAS DE VEHÍCULOS
11/05/2021
Por Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Dacia Sandero 1.0 ECO-G 101 CV Stepway

La tercera generación del urbano de Dacia ha mejorado en múltiples aspectos, pero sin perder uno esencial: su precio imbatible.

La tercera generación del Dacia Sandero está disponible en nuestro mercado desde el pasado 15 de diciembre de 2020. Al igual que las anteriores generaciones, este modelo se comercializa únicamente con carrocería de cinco puertas y con dos versiones; una que vendría a ser un turismo tradicional y otra de estilo campero, cuya denominación comercial responde al apellido Stepway. La gama de motores sólo es de gasolina, aunque Dacia ofrece la posibilidad de adquirir una versión bi-fuel de GLP con 101 CV de potencia. Esta versión, asociada a la versión Stepway, es la que hemos tenido la oportunidad de conducir. Nos ha gustado mucho y te lo contamos a continuación.

EXTERIOR

Aunque el estilo de la carrocería nos recuerda mucho a los modelos precedentes, esta nueva generación tiene un diseño mucho más elaborado. Tanto es así que, a mi modo de ver, este nuevo Sandero se coloca entre los modelos más atractivos de su segmento. Al margen de los diferentes paneles de la carrocería, que ofrecen un diseño más sofisticado, hay una serie de detalles que aportan una gran mejora frente a los modelos precedentes. Por ejemplo, los tiradores de puerta cuentan con una forma más ergonómica. En la mayoría de las versiones, el mando de apertura del maletero es ahora eléctrico y también más estético y práctico, al situarse en la parte inferior. La nueva forma de las puertas y de los retrovisores ofrecen un mejor aerodinamismo y contribuye a la reducción de los ruidos de aire para los ocupantes.

La versión Stepway, que es objeto de esta prueba, tiene muchos detalles diferenciadores respecto a la versión convencional. Además de una carrocería sobreelevada (+ 41 mm), presenta unas barras de techo con el logotipo Stepway y protencciones plásticas en los paragolpes en los pasos de rueda y en los bajos de las puertas. La parte delantera se identifica de inmediato gracias a un capó específico nervado y más abombado, al logo Stepway cromado bajo la calandra y a las aletas abombadas encima de las luces antiniebla. Los paragolpes delantero y trasero incorporan una protección metálica tintada decorativa, lo que le permite mantener su color de origen pese a los roces que puedan producirse en el día a día.

Las barras de techo se pueden situar en dos posiciones. En unos segundos, gracias a una llave que se guarda en la guantera y sin desmontaje complejo, se transforman en una sólida baca de techo con una capacidad de carga de 80 kilos idéntica a la de unas barras de techo convencionales.

Nueva firma luminosa y faros LED en toda la gama

Las ópticas delanteras y traseras estrenan la nueva firma luminosa en forma de Y de Dacia. Los faros LED, con encendido automático de serie independientemente del nivel de acabado, ofrecen una mejor visibilidad de noche (+37 % en profundidad, +9 % en anchura de espectro). El resto del alumbrado, es decir, tanto el de largo alcance como las luces antiniebla, equipan luces halógenas.

Nuevos embellecedores que imitan a las auténticas llantas de aleación

Para el exterior, una extensa gama de 15 colores De serie, las ruedas de 16 pulgadas llevan ruedas «Flexwheel», cuyos embellecedores imitan el diseño de «verdaderas» llantas de aleación, disponibles además en opción. Existen unas llantas de 16 pulgadas diamantadas exclusivas disponibles en opción para aportar mayor empaque al coche.

INTERIOR

El interior da un salto cualitativo hacia delante en todos los aspectos: mayor calidad de la presentación, de los materiales, del acabado, del ensamblado, de la ergonomía y aparición de nuevos equipamientos. Además, al igual que la carrocería, el diseño del interior tiene un aspecto mucho más avanzado, alegre y atractivo. El equipo de diseño, liderado por el francés David Durand, ha realizado un gran trabajo con la inserción de un elemento textil en el salpicadero y en los paneles de las puertas. Además, los aireadores del sistema de climatización, ofrecen un detalle anaranjado. Lo mismo ocurre con los diferentes mandos. Todos ellos, además de estar muy bien diseñados y ubicados, ofrecen un funcionamiento y tacto impecable. La nueva instrumentación, que es tradicional y proviene de las versiones de acceso del Renault Captur, me gusta mucho por su diseño y por lo bien que presenta toda la información.

La amplitud interior sigue siendo uno de sus puntos fuertes

Los nuevos asientos delanteros mejoran de manera significativa si entramos en comparaciones con el anterior modelo. Son muy confortables, sujetan adecuadamente el cuerpo y están guarnecidos con un textil más que aceptable. Además, los reposacabezas, que nos recuerdan mucho a los que ofrecen los modelos de Volvo, son los mismos que equipan el Renault Clio y Captur. Se pueden regular en altura y quedan cerca de la cabeza.

Para conseguir una muy buena postura de conducción, el asiento incluye un comodísimo apoyabrazos. Me parece mejor solución que el habitual cofre-apoyabrazos. Asimismo, ahora el asiento del conductor se puede regular en altura (+/- 35 mm) y el volante en altura (+/- 2.1°) y en profundidad (+/- 25 mm) desde este mando mecánico. El asiento del acompañante, a diferencia del asiento del conductor, no puede regularse en altura, y, además, la base del mismo, a la altura del carril, está cubierta por una funda de tela (ver imagen) en lugar de una pieza de plástico.

Los asientos de las plazas posteriores también mejoran considerablemente frente a los que ofrecían las generaciones precedentes. Además de ser suficientemente confortables y de permitirnos una postura muy natural una vez sentados, ahora plantean la opción de incluir una reposabrazos en la plaza central. Por habitabilidad, el Sandero sigue siendo el rey de la categoría, pues ofrece el mayor espacio para las piernas de su segmento. Y es que, respecto al anterior modelo, que ya era muy bueno en este apartado, el nuevo Sandero presenta una cota longitudinal 42 mm superior.

Maletero de gran capacidad

Referente al maletero tampoco hay sorpresas, pues el Sandero es uno de los mejores de su categoría en este apartado. Sus 328 litros, ampliables a 1.108 litros si decidimos abatir los asientos, permiten que este coche sea muy completo. A diferencia del anterior modelo, la proporción a la hora de abatirlos ha variado, pues ahora es de 40/60 en lugar de 60/40.Como hemos comentado con anterioridad, el portón, que es de apertura eléctrica, deja una boca de carga muy amplia.

El entorno del maletero tiene unas formas que nos permiten aprovecharlo muy bien y un equipamiento de base bastante correcto, pues no faltan unas argollas para instalar una red de carga, dos ganchos a cada lado para colgar bolsas, un punto de luz en la parte izquierda y una bandeja de bastante calidad si entramos en comparaciones con sus rivales. Para mejorar las cualidades prácticas del maletero, te recomendaría el 'Pack Organizer'. Tiene un coste adicional de sólo 60 euros y nos ofrece un piso de dos niveles. Cuando este piso está en la posición más elevada, permite que el maletero no sea tan profundo y facilita la carga. Por lo demás, y sin que sea algo criticable, hay zonas del portón y del entorno del maletero que no están guarnecidas. En la parte derecha, encontramos, de una forma muy accesible, el enganche que nos facilita la asistencia de la grúa cuando el coche se encuentra inmovilizado. Otro detalle criticable que ya estaba presente en el anterior modelo, es la presencia de este elemento triangular que forma parte de la estructura de los asientos y que invade el espacio del maletero.

En cuanto a elementos guardaobjetos, este coche está muy equipado, pues no faltan unas generosas bolsas en las puertas y una buena guantera. Tan sólo hemos echado de menos que, el compartimento donde se suele dejar el Smartphone, fuera algo más grande.

Más tecnológico

Independientemente del nivel de acabado, el equipamiento de serie incluye un soporte smartphone (desmontable según las versiones), una pantalla de ordenador de abordo, mandos del regulador y del limitador de velocidad en el volante y el encendido automático de las luces. Además, Dacia ofrece una completa gama de accesorios.

SISTEMA DE PROPULSIÓN

Todas las opciones mecánicas cumplen con la norma Euro 6D-Full que ya entró en vigor el pasado 1 de enero de 2021. La gama se articula en torno a un bloque de 3 cilindros 1,0L de gasolina. En función de la versión elegida, esta versión puede ser atmosférica o sobrealimentada. Además, se comercializa con diferentes niveles de potencia. Nosotros hemos probado la opción más potente, que está asociada a un sistema bi-carburación. Es decir, puede funcionar con gasolina o con GLP -Gas licuado del petróleo-. Podemos cambiar el tipo de carburante que queramos utilizar en cada momento desde este botón. Integra un testigo verde que se enciende cuando el coche está utilizando el GLP como combustible. Además, desde el cuadro de instrumentos podemos ver el nivel de ambos carburantes, algo que no ocurría en el anterior modelo. La duración de la garantía del constructor, los intervalos y el coste de las operaciones de mantenimiento y la capacidad del maletero son idénticos a los de una versión de gasolina (el depósito de GLP ocupa el lugar de la rueda de repuesto). En este vídeo puedes ver como funciona el kit antipinchazos.

Al circular en modo GLP, el Sandero emite de promedio un 11 % de emisiones de CO2 menos (comparado con una motorización de gasolina equivalente). Además, ofrece más de 1300 km de autonomía gracias a sus dos depósitos: 50 litros para el de GPL, esto es, 40 litros de capacidad útil ya que el llenado está limitado a un 80 % por razones de seguridad, lo que supone 8 litros más con respecto a la anterior generación de Sandero GLP, y 50 litros de gasolina. Las bocas de llenado de ambos depósitos están integradas en la zona habitual.

Si hablamos de consumos, no hay grandes diferencias entre utilizar un carburante u otro, aunque en gasolina el gasto es más ajustado. En modo GLP, este Sandero viene a gastar unos 8 litros a los 100 kilómetros en autovía, unos 6,5 litros en carretera secundaria y unos 9,5 litros en ciudad. Si por el contrario utilizamos la gasolina como combustible para movernos, las cifras se reducen, aproximadamente, en torno al medio litro por cada 100 kilómetros.

Tampoco hay que olvidar que esta versión tiene sus beneficios e incentivos. Gracias a este sistema bi-fuel, luce la etiqueta ambiental ECO de la DGT, la misma que utilizan los modelos híbridos electrificados.

Prestaciones más que correctas para el uso normal de cada día

Dejando al margen que este tipo de motores de tres cilindros no me gustan absolutamente nada, reconozco que esta motorización se defiende muy bien en cuanto a prestaciones, con una muy buena respuesta desde la parte baja del tacómetro y con una solvencia sin tacha en carretera. Además, la caja manual de 6 velocidades ofrece un muy buen escalonamiento para ajustar el consumo de carburante sin que las prestaciones se vean mermadas (también puedes optar por una versión automática). Tampoco hay que olvidar que este coche dispone de un sistema Stop&Start para ajustar aún más el gasto de combustible en ciudad.

En lo referente a ruidos y vibraciones, todo está muy bien filtrado. Tanto es así, que la aerodinámica y la rodadura se imponen al motor en carretera.

https://www.youtube.com/watch?v=qSuqwZlquSw

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

La nueva plataforma modular CMF que utiliza el nuevo Sandero (la misma que emplean el Renault Clio y Captur) plantea una mejor resistencia y una mejor rigidez con un menor peso. El tren delantero ofrece una mejor capacidad de filtración y de guiado, y el trasero también mejora en cuanto a confort si entramos en comparaciones con su predecesor. No obstante, sin ser nada preocupante ni criticable, me ha parecido que filtra de una forma más seca respecto al delantero.

Respecto al comportamiento dinámico, este Sandero es otro mundo. El salto que ha dado frente a la anterior generación es, sencillamente, abismal. Tanto es así, que ahora el urbano de Dacia no tiene que envidiar a ninguno de sus rivales; me ha parecido un coche muy estable, seguro, muy fácil de conducir. Siempre entra muy bien en curva, se muestra asentado y no tiene ni una sola reacción parásita que nos transmita inseguridad al volante. Al mismo tiempo, la nueva dirección eléctrica de asistencia variable, no sólo tiene un muy buen tacto y comunica perfectamente, sino que es un 36% menos densa que la anterior en maniobras de estacionamiento. Lo único que he detectado, y no lo digo porque sea criticable, es un apreciable cambio de asistencia cuando realizamos apoyos fuertes en largos curvones. Por lo demás, en una conducción normal, que va a ser el 100% del uso que va a tener este coche, no notarás absolutamente nada. La rodadura también está bastante cuidada, pues esta suspensión filtra muy bien en cuanto a imperfecciones y asperezas.

Ahora disponible con control de presión de neumáticos

Para mayor seguridad, el nuevo Dacia Sandero monitoriza la presión de los neumáticos midiendo la velocidad de las ruedas en sus trayectos. Si se detecta una pérdida de presión, se iluminará un testigo en el cuadro de mandos para comprobar la presión. Nuestra unidad de pruebas equipaba unos neumáticos Continental EcoContact 6 205/60 R16 92 H.

ELEMENTOS CLAVE

Acabado Stepway Essential Año del modelo 2022 Cilindrada 1.0
Eficiencia energética E Potencia 101 CV Transmisión Manual
Etiqueta ecológica ECO EURO NCAP 2.0 Combustible LPG / Gasolina sin plomo
Dimensiones 4.099 x 1.848 x 1.535 mm
Carrocería berlina con portón
Plazas 5
Puertas 5
Maletero 328l
Par máximo
Consumo 5.8 l/100km
Velocidad máxima 177 km/h
Aceleración 0-100 km/h 11.9
Nivel emisiones (CO2) 115.0 g/km

VEHÍCULOS SIMILARES

PRECIOS DE LA UNIDAD PROBADA

Precio oferta al contado
16.794,24 €
Precio oferta financiado
15.768,05 €
Entregando un coche usado al contado
16.794,24 €
Entregando un coche usado financiado
15.768,05 €

CONCLUSIÓN FINAL

El nuevo Dacia Sandero ha dado un gran salto tecnológico y de calidad, pero sin perder su esencia de low cost. Ahora es un producto más atractivo, equipado y avanzado en el que no se echa nada o casi nada de menos, pues tiene todo lo necesario. La opción bi-fuel es muy interesante si necesitas la pegatina ECO y una autonomía generosa. Por lo demás, el Sandero es un coche muy amplio, capaz, suficientemente confortable y con un comportamiento dinámico que ya está a la altura de los mejores. Sin duda, es una compra muy recomendable a la vez que inteligente.

Nos ha gustado

  • Diseño atractivo
  • Precio
  • Habitabilidad

No nos ha gustado

  • Motor
  • Tacto de conducción
  • Ausencia de guarnecido en el maletero

VALORACIÓN

Cómodo
3.5/10
Ecológico
1/10
Económico
9.9/10
Equipamiento
5.4/10
Exclusivo
1/10
Bajo consumo
9.7/10
Motor
4.8/10
Seguro
3.4/10
Espacioso y práctico
3.8/10
Deportivo
2.9/10
Nota
4.5/10
COMPARTIR
GUSTAVO RODRÍGUEZ HERNANDEZ

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
DEJA UN COMENTARIO CANCELAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Falta rellenar nombre
Falta rellenar comentario (mínimo 15 caracteres)
Introduzca una direccion de correo
* Marque esta casilla si desea continuar
* Marque esta casilla si desea continuar

NOTICIAS RELACIONADAS

PRUEBAS DE VEHÍCULOS

28/05/2022 Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Dacia Sandero Stepway 1.0 TCe 90 CV

La versión de acceso, en cuanto a potencia se refiere, es muy solvente y recomendable frente a la de mayor potencia.