facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Audi > Audi presenta el nuevo SQ7 TDI
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Audi
04/03/2016
Audi presenta el nuevo SQ7 TDI
Esta nueva variante deportiva se sitúa como el SUV diésel más potente del mercado.
« Volver 
La gama Q7 presenta una nueva versión deportiva, se trata del SQ7 TDI, que es el SUV diésel más potente del mercado. Incorpora un motor 4.0 TDIde 435 CV que incorpora un compresor controlado de forma eléctrica -una primicia mundial-. Su consumo medio homologado es bajo (7,4 litros cada 100 kilómetros). Su comercialización está prevista para los próximos meses.

Con 5,07 metros, su longitud es aproximadamente igual a la del modelo base. El Audi SQ7 tiene una nueva parrilla en línea al resto de modelos S de la marca de los cuatro aros y unos paragolpes específicos. Otros rasgos distintivos son las entradas de aire laterales y las carcasas de los retrovisores en acabado aluminio. La cuádruple salida de escape tiene formas rectangulares, dos a cada lado.

Amplio y deportivo

Los pasajeros del Audi SQ7 disfrutan del interior más amplio del segmento, que puede ir dotado de cinco o siete plazas. La segunda fila se ofrece de serie con tres respaldos abatibles y plegables de forma independiente. La tercera fila es opcional y se maneja siempre gracias a un mecanismo eléctrico desde las puertas traseras o desde el maletero.

Con el Audi SQ7 los clientes tienen la posibilidad de elegir entre dos tipos de asientos: sport y sport plus. Los asientos plegables de la segunda fila proporcionan un acceso más fácil a la tercera fila opcional. El portón trasero eléctrico forma parte de la dotación de serie. El SUV cuenta con elegantes soluciones de diseño en el interior, incluidos los instrumentos analógicos con fondo gris y agujas blancas, las pantallas especiales de bienvenida y las insignias S.

Todo el interior –también el maletero– emplea LEDs de serie. La iluminación de los huecos de las puertas y del lector de mapas funciona mediante un sistema de acercamiento, sin contacto. El panel de instrumentos y el guarnecido de las puertas contienen la llamada luz de contorno, unas guías de luz extremadamente estilizadas que siguen las líneas generales. También está disponible una iluminación ambiental que afecta a las puertas y las molduras adicionales de la consola central. La versión superior permite al conductor del SQ7 personalizar aún más la iluminación interior. A través del MMI, el usuario puede configurar la iluminación en varios ambientes y en cinco zonas, y regular el color de la iluminación de contorno en 32 pasos.

El motor, que es un 4.0 TDI, se ha rediseñado partiendo de cero. Combina las mejores prestaciones de su clase con un consumo reducido y garantiza la mejor dinámica. El V8 tiene una cilindrada de 3.956 cc. Los dos turbocompresores se activan de forma selectiva de acuerdo con el concepto de carga secuencial, según el cual los gases de escape sólo fluyen hacia uno de ellos cuando se trata de cargas bajas y medias; en cargas altas se activa el otro. Un compresor accionado de forma eléctrica (EPC) mejora el rendimiento de los dos turbos, especialmente a bajos regímenes de revoluciones, lo que consigue una excelente aceleración.

Máxima potencia y mínimo consumo

Con 435 CV y 900 Nm de par entre 1.000 y 3.250 rpm, el SUV establece nuevos puntos de referencia en el segmento. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada). En el nuevo ciclo europeo de conducción (NEDC) logra un consumo medio de 7,4 l/100 km, que corresponde a unas emisiones de CO2 de 194 gramos por kilómetro (datos provisionales).

Audi ofrece el SQ7 con un paquete dinámico opcional que comprende tres módulos de tecnología: diferencial deportivo, control antibalanceo electromecánico y dirección a las cuatro ruedas (eje trasero direccional). La unidad de gestión asume el control de todo ello, lo que ha supuesto un desafío para los ingenieros, que finalmente han logrado un funcionamiento en red y una coordinación óptimas. El resultado es que el cliente experimenta una dinámica de conducción excepcional en cualquier situación.

Una solución muy novedosa es la estabilización activa de la carrocería con control electromecánico del balanceo. Aquí, un compacto motor eléctrico con una caja de engranajes de tres etapas separa las dos mitades de cada barra estabilizadora. En una carretera de superficie desigual, se desacoplan para mejorar el confort de marcha. Durante una conducción deportiva se unen para reducir de forma significativa las posibles inclinaciones de la carrocería. Junto a la transmisión, los motores eléctricos generan hasta 1.200 Nm de par. El resultado final es que el coche tiene un apoyo más plano en curva y se reduce la tendencia al subviraje.

Las barras estabilizadoras se pueden ajustar independientemente. Esta distribución activa de las fuerzas de estabilización entre el eje delantero y el trasero tiene un efecto positivo en el comportamiento dinámico. La precisión de la dirección y la agilidad del coche mejoran de forma significativa. En comparación con los sistemas hidráulicos de estabilización convencionales, el de 48 voltios de Audi ofrece importantes ventajas. Puede desarrollar más potencia, trabaja más rápido y se activa incluso a bajas velocidades. Como no requiere aceite, no necesita mantenimiento y es respetuoso con el medio ambiente.

Cuatro ruedas directrices para ganar en dinamismo

Con la dirección a las cuatro ruedas el eje trasero gira hasta un máximo de cinco grados, lo que hace más fácil el aparcamiento. La dirección de las ruedas delanteras es más directa en el Audi SQ7 y esto hace que tenga una respuesta más incisiva. Dependiendo de la situación, las ruedas posteriores giran en sentido opuesto o en el mismo de las delanteras, con objeto de mejorar la dinámica y la estabilidad.

Para mejorar aún más el comportamiento dinámico en carretera, el SQ7 TDI equipa un diferencial deportivo opcional que proporciona una direccionalidad estable y precisa, sobre todo cuando se acelera de forma intensa en las curvas. La distribución variable del par entre las ruedas del eje trasero ofrece un control supremo en los virajes. El resultado es que el Audi SQ7 se mantiene pegado al suelo en toda situación. Incluso si la zaga del coche tiende a ir hacia fuera, el diferencial se encarga de poner las cosas en su sitio, siempre bajo control. Esta tecnología está disponible por primera vez en el Audi Q7 y está reservada exclusivamente para la versión de más altas prestaciones.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580