facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Toyota > Prueba del Toyota GT86 2018
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Toyota
21/07/2018
Prueba del Toyota GT86 2018
Presenta mejoras en su carrocería, interior, frenos y suspensiones.
« Volver 
El Toyota GT86 es el único deportivo con carrocería de tres puertas y coupé que la marca japonesa comercializa en España. Se trata de un modelo ligero, con un centro de gravedad muy bajo y con una disposición mecánica de motor delantero y tracción trasera. Está disponible con cambio manual desde 34.490 euros, y con automático desde 36.490 (ver todos los precios).

A lo largo de su vida comercial (se lanzó al mercado en 2012), el modelo de Toyota no ha cesado en su empeño de presentar constantes evoluciones. Desde diciembre de 2017, el deportivo de Toyota incorpora mejoras en su estética, frenos y bastidor.

Aún más atractivo y deportivo

El GT86 actualizado mantiene las líneas maestras del modelo original lanzado en 2012. No obstante, incorpora unos cambios muy sutiles que mejoran considerablemente la estética de su carrocería. Ahora luce unos nuevos faros y pilotos LED, un capó más bajo y un paragolpes delantero diferente. Además, la zona posterior incluye un nuevo alerón de mayor tamaño, fabricado en aluminio ultraligero y pintado en color negro con las alas en el mismo tono que el resto de la carrocería. Nuestra unidad de pruebas estaba pintada en color Gris oscuro Kikuchiyo, una tonalidad que le sienta francamente bien al deportivo de Toyota, y que supone una opción interesante si buscas un acabado más elegante.

El habitáculo de GT86 tiene nuevos acabados y materiales de mayor calidad percibida, y un nuevo volante de pequeño diámetro que aporta un mejor control de la dirección —es el de menor tamaño de toda la gama Toyota y ha sido replicado en el nuevo deportivo Toyota Yaris GRMN—. A ello, se une la renovación de mandos y botones de las puertas y el climatizador. El espejo retrovisor de l interior ahora no tiene marco.

El acabado interior sigue siendo impecable, con una calidad de fabricación que denota claramente que todo se ha hecho con esmero. Ahora encontramos acabados de Alcántara en los paneles de las puertas, en la visera del cuadro de instrumentos y en el salpicadero. Gracias a esta novedad, el interior ofrece un mejor aspecto.

Un puesto de conducción perfecto

Cuando nos situamos al volante, apreciamos al momento que el GT86 es un coche concebido para que nos centremos única y exclusivamente en la conducción. Para empezar, y lo que es más importante, la posición al volante está muy conseguida; se puede ir muy cerca del suelo –como cabe esperar en un coche deportivo- sin que la postura sea forzada e incómoda. Las piernas van bastante estiradas y los pedales se manejan perfectamente. Por su parte, el volante es perfecto en cuanto a diseño; es completamente redondo y tiene el tamaño y grosor adecuado para que se pueda utilizar con rapidez sin que resulte aparatoso. Lo mismo ocurre con el pomo del cambio; tiene el tamaño y la forma ideal que se espera en un coche de estas características.

Con muy buen criterio, Toyota ha instalado dos suaves acolchamientos para las rodillas en los paneles de las puertas y en el lateral de la consola central. Es algo que se agradece en un coche de estas características, donde las piernas se mueven constantemente cuando se conduce rápido en una zona de muchas curvas.

Asientos envolventes, confortables y muy bien fabricados

Como cabe esperar en un deportivo, los asientos resultan bastante envolventes. Las secciones transversales de los respaldos y los asientos están diseñadas para ofrecer un soporte óptimo ante las fuerzas longitudinales y laterales debidas a la aceleración. El tapizado de cuero y Alcántara, al igual que la calidad de construcción, hacen que estos asientos sean sobresalientes.

El panel de instrumentos, formado por tres esferas, está articulado alrededor del tacómetro. A nosotros nos parece una solución bastante inteligente, ya que nos permite acceder con mayor facilidad al régimen al que gira el motor. Para tener la velocidad más controlada, algo muy importante en carretera abierta al tráfico, el cuadro integra un velocímetro analógico a la izquierda y otro digital integrado en una nueva pantalla de 4,2’’ que ofrece información de las curvas de potencia y par y las fuerzas G. También es posible acceder a un cronómetro con el que tomar tiempos en circuito. Para mejorar aún más toda la información, la esfera del tacómetro también incorpora una pequeña luz roja que se enciende para ayudar al conductor a cambiar de marcha con el régimen óptimo del motor.

En la consola central están muy bien agrupados los mandos que nos permiten controlar todo el sistema de climatización y el sistema multimedia. Los correspondientes a la climatización son perfectos por diseño, ubicación y funcionamiento. El equipo de sonido, el teléfono y el navegador se pueden manejar desde una pantalla multifunción que, aunque pueda parecer un poco vintage, funciona perfectamente y ofrece un manejo muy sencillo.

El maletero tiene una capacidad de 243 litros. No está nada mal si se tiene en cuenta el tipo de coche que es. La boca de acceso es amplia y las formas interiores son bastante regulares. Lo mejor de todo, es que los respaldos de las plazas posteriores pueden abatirse para aumentar la capacidad, además de dejar una superficie de carga completamente plana.

Una mecánica muy especial

Su motor bóxer atmosférico de inyección directa, que mantiene 200 caballos de potencia máxima, ofrece una respuesta y elasticidad mejoradas (ver especificaciones técnicas). El bloque motor es más rígido e incluye nuevas válvulas, pistones, cigüeñal, árbol de levas y bomba de combustible. A nosotros nos ha dado la sensación que transmite menos ruido al interior -esto también puede deberse a la incorporación de mayor material aislante-. Del mismo modo, también nos ha parecido que es algo más refinado y que ofrece una mejor respuesta a regímenes moderados.

El tacto que ofrece este coche al conducirlo también ha mejorado para que sea más refinado. Los pedales y el cambio ofrecen un tacto preciso, sólido y extremadamente agradable, algo que es difícil de encontrar en un coche moderno, incluso en la mayoría de un precio muy superior.

El consumo homologado se ha reducido en 0,1 litros hasta los 6,3, y las emisiones se reducen 1 gramo en ciclo combinado hasta los 180 por kilómetro y en 2 gramos hasta los 146 en carretera. Según nuestras mediciones, el GT86 consumió en carretera, practicando una conducción normal, una media de 6,7 litros a los 100 kilómetros, lo que es una muy buena cifra teniendo en cuenta la potencia y la cilindrada del motor.

Más dócil y tan divertido como siempre

Las mejoras del deportivo de Toyota afectan también a la suspensión, que ofrece un mayor compromiso entre deportividad y confort, así como mayor estabilidad. Esta mejora se ha obtenido gracias a la puesta a punto de muelles y amortiguadores, y de otra serie de elementos de la suspensión. Al mismo tiempo, se han reforzado determinadas zonas clave del chasis y mejorado la insonorización, con la finalidad de ofrecer un menor nivel de vibraciones y ruido. La deportiva línea de escape de doble salida también se ha rediseñado con una mayor calidad de fabricación para optimizar su rendimiento.

Otra de las funciones destacables que añade el nuevo GT86 es la nueva la función Track, que permite desconectar completamente los controles de tracción y estabilidad. Adicionalmente, el GT86 incorpora por vez primera el sistema Hill Start Assist, que facilita la puesta en marcha del vehículo desde parado en pendientes. Por otra parte, los 6 airbags que ofrece este modelo han sido mejorados y, los sensores que los activan, son nuevos y han sido reubicados para actuar con mayor rapidez en caso de accidente.

Con todas estas mejoras, el GT86 ofrece un rodar más refinado y una suspensión que es capaz de absorber mucho mejor las imperfecciones del firme. Además, es un coche que ha ganado claramente en estabilidad; ahora es mucho más efectivo en curva media y rápida, y sus reacciones cuando se descoloca la trasera son mucho más progresivas y predecibles -anteriormente era un coche mucho más brusco y crítico a la hora de sobrevirar o en un apoyo a altas velocidades-.

Ahora disponible con unos frenos de mayor calidad


Para rematar perfectamente la faena, ahora el GT86 estrena un sistema de frenos firmado por el especialista Brembo, que mejora su ya de por sí excelente respuesta e incrementa el placer de conducción y las más intensas sensaciones al volante. De serie en todas las versiones, está formado por unas pinzas de color rojo con logo Brembo en blanco de cuatro pistones en el eje delantero y dos pistones en el eje trasero, pastillas específicas y discos de medidas 326 x 40 mm delante y 316 x 40 mm detrás. Son sobresalientes por tacto, funcionamiento y resistencia al fading.

Este nuevo equipo de frenos va asociado a unas nuevas llantas de aleación, de 17 pulgadas, con neumáticos de medidas 215/45 R17. Son de terminación bi-tono plata/negro y tienen diez finos radios.

Equipamiento de serie muy completo

El equipamiento de GT86 es muy abundante, con elementos como diferencial trasero LSD tipo Torsen, pedales de aluminio, pomo y palanca de cambio en cuero, climatizador bi-zona, asientos delanteros deportivos con estructura anti latigazo cervical, capó de aluminio, entre otros y un mando a distancia que ha mejorado en diseño -ahora tiene un aspecto más moderno y cuenta con unas líneas más redondeadas.

El sistema multimedia Toyota Touch 2, con pantalla de 6,1”, conectividad Bluetooth 3.0 y conexiones USB y Aux-In, también es de serie. Opcionalmente se puede optar por el sistema de navegación Toyota Touch 2 & GO con funciones avanzadas y acceso a apps —incluye actualizaciones gratuitas durante los tres primeros años—.

También es opcional, además de la transmisión automática, el Pack Piel/Alcantara, que supone tapicería mixta de cuero y Alcantara y asientos delanteros con calefacción (aquí puedes consultar todos los detalles de su equipamiento).

Conclusión

El Toyota GT86 sigue siendo un coche muy especial y exclusivo que nos parece muy recomendable para aquellos conductores que quieran un deportivo de sensaciones y perfectamente válido para utilizarlo a diario. Las mejoras que ha recibido, le permiten al modelo japonés ganar en agrado de conducción y comportamiento dinámico. Gracias a este nuevo pack de mejoras, estamos ante un deportivo más efectivo que te encantará conducir.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580