Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Suzuki > Prueba del Suzuki Baleno 1.0 BoosterJet GLE
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Suzuki
23/06/2018
Prueba del Suzuki Baleno 1.0 BoosterJet GLE
Es una opción muy recomendable si necesitas un compacto económico con un habitáculo muy amplio y un gran maletero.
« Volver 
El Suzuki Baleno es un modelo compacto de cuatro metros de longitud y un habitáculo de cinco plazas. Como suele ser norma de la casa, su gama es sencilla, tanto en motores como en niveles de equipamiento. Todas las motorizaciones son de gasolina y con una potencia entorno a los 100 CV. La versión de acceso está disponible desde 12.655 euros (ver todos los precios), un precio que le coloca como el segundo modelo más económico de Suzuki, justo por encima del Celerio.

El Baleno es uno de esos coches que cuenta con un diseño atractivo que, a buen seguro, acusará perfectamente bien el paso del tiempo. Para aquellos clientes que busquen un aspecto aún más deportivo, la marca ofrece spoilers para los parachoques y los faldones laterales. Además, se pueden adquirir una línea decorativa para el paragolpes delantero y embellecedores cromados. La carrocería se ofrece con un total de nueve colores exteriores y cuatro modelos de llantas de 15 y 16 pulgadas.

Un habitáculo amplio y muy práctico

El acceso al interior se realiza con comodidad, pues el asiento queda alto y la apertura de las puertas es amplia. Al acceder al habitáculo, nos sorprendió que las puertas no se abrieran y cerraran con la misma suavidad que impera en el resto de modelos de Suzuki. Por el contrario, el cierre de las mismas está muy bien amortiguado. Ya dentro, las compactas formas de la carrocería permiten que el habitáculo sea amplio y homogéneo. Como cabe esperar en un coche de este precio, todos los materiales son sencillos y rígidos. No obstante, a diferencia de otros modelos equivalentes o, incluso, más costosos, los del Baleno nos han parecido muy agradables, tanto a la vista como al tacto. Todos los plásticos transmiten muy buenas sensaciones y están bien ensamblados y fabricados. Además, en ningún caso, encontramos faltas reseñables y zonas descuidadas que sí se suelen descubrir en otros modelos de corte económico.



La versión que hemos tenido el gusto de probar, que responde al acabado GLE, ofrece un interior sencillo. A mí, que me gustan mucho los vehículos de este tipo, es algo que valoro mucho. En el caso del Baleno, todos los mandos están muy bien ubicados y diseñados de manera inteligente para que se puedan localizar y usar con rapidez. Por tanto, nuestro Baleno cuenta con todo lo necesario para viajar de manera satisfactoria, es decir; aire acondicionado, un correcto equipamiento de seguridad, teléfono integrado y un equipo de sonido con conexión Bluetooth. Lo único que se puede echar en falta, es un regulador/limitador de velocidad -por aquello de evitar multas- y un asistente de estacionamiento.

Pese a que uno se termina acostumbrando con el paso de los kilómetros, la posición al volante no es muy buena, no sólo porque los asientos delanteros no incluyan regulación en altura, sino porque el volante, que está algo inclinado hacia adelante, no cuenta con regulación en profundidad. Asimismo, el reposapiés también nos ha dado la sensación de que resulta algo invasivo.

Los asientos delanteros, tal y como ocurre en coches de esta categoría, son poco envolventes y demasiado planos. No obstante, comparados con otros modelos de precio similar, los del Baleno son bastante buenos por su agradable tapizado de tela sintética, por su buen mullido y por la calidad de fabricación de los mismos.

Los asientos posteriores son mucho más confortables que cualquiera de sus alternativas. Además, si por algo destaca este coche, es por la amplitud que ofrecen las plazas traseras. Especialmente, destaca el espacio disponible para las piernas, que es superior al que ofrecen modelos de tamaño claramente superior.

Gran capacidad de carga

El maletero, que tiene 355 litros de capacidad, es el mayor de su categoría. Su volumen se puede incrementar hasta los 1.085 litros abatiendo los respaldos de los asientos posteriores; la maniobra es rápida y sencilla, pues los respaldos se abaten con suavidad y poco esfuerzo. Una vez que los asientos están completamente abatidos, el piso queda bastante plano. Además, el maletero es suficientemente prácitco, ya que cuenta con un punto de luz, un pequeño compartimento a la izquierda, un gancho para colgar una bolsa y un doble fondo muy práctico que nos permite tener un piso a dos niveles. Debajo de este doble fondo y una moqueta, encontramos un compartimento en el que están perfectamente sujetos el kit antipinchazos y los triángulos de emergencia. Todo un acierto.

El portón del maletero tiene un amplio margen de apertura y está asociado a una bandeja que ajusta bien y parece bastante resistente. La boca de carga es muy amplia y permite que podamos introducir grandes objetos en el interior, algo que no ocurre en otros modelos de un tamaño similar. Por ejemplo, nosotros llegamos a introducir una bicicleta de carreras de adulto (talla 54) sin necesidad de quitar la rueda delantera.

Confortable y una elevada calidad de rodadura

Cuando nos ponemos en marcha, queda patente desde el primer momento que el Suzuki Baleno es un coche confortable y agradable de conducir. La plataforma, que es de nueva generación, equipa una suspensión que amortigua perfectamente las imperfecciones del firme y permiten que la calidad de rodadura esté muy por encima de lo que solemos encontrar en coches de esta categoría. Por estabilidad, es un coche muy satisfactorio, pues el control de estabilidad permite que la sensación de seguridad sea sobresaliente -actúa muy bien sin que lo haga de manera intrusiva y brusca-. En curva o en rápidos de dirección, es un coche que se mantiene siempre aplomado y que no tiene reacciones parásitas que influyan negativamente en la seguridad.

La dirección, que ofrece un buen tacto, nos ha parecido algo densa a bajas velocidades, aunque no llega a cansar en ningún caso. No obstante, lo que menos nos ha gustado de la misma, es que resulta muy imprecisa en carretera; pese a responder con una rapidez llamativa al autocentrarse, nos obliga a realizar correcciones constantes para mantener el coche en línea recta. Cuando queremos trazar en curva, no es muy progresiva y cuesta mucho precisar para no ser bruscos en los giros.

El mejor motor de su categoría

Para sacar conclusiones más precisas sobre qué motorización recomendaríamos dentro de los dos que ofrece este modelo, queremos conducir el Baleno con el motor 1.2 DualJet de cuatro cilindros (ver especificaciones técnicas), un motor que ya probamos en el nuevo Swift y que nos encantó por su funcionamiento y rendimiento. El que hemos probado, el BoosterJet 1.0, es la mejor motorización de gasolina de tres cilindros con este cubicaje que hemos conducido (ver especificaciones técnicas).



Este tricilíndrico tiene una potencia de 111 CV y ofrece un par de 170 Nm desde 2.000 a 3.500 rpm. Además de ser muy refinado, muy poco ruidoso y con unas vibraciones bastante contenidas en líneas generales, lo mejor de este propulsor es su rendimiento. Sorprende mucho que un motor tan pequeño con esta arquitectura tan peculiar, ofrezca aceleraciones y recuperaciones tan contundentes. Además, es capaz de acelerar muy bien en marchas largas -no hay que olvidar que tiene unos desarrollos más bien largos-, y siempre responde con brillantez, incluso en la parte más baja del tacómetro. En carretera, funcionando a medio régimen, se encuentra mucho más cómodo que en trayectos urbanos.

El BoosterJet 1.0 litros se puede asociar a dos tipos de cajas de cambio, una manual de cinco velocidades, o bien, a una automática de seis. No hemos probado la automática, pero la manual funciona tan bien y resulta tan suave, que no vemos necesario gastar 1.500 euros adicionales, salvo que la opción automática sea obligatoria. Los pedales, al igual que el guiado del cambio, también responden con suavidad y precisión.

El consumo de carburante es bajo en todo tipo de condiciones. La cifra más alta que hemos obtenido, practicando una conducción con constantes aceleraciones y combinando una carretera de segundo orden y un trayecto urbano, fue de 6,4 l/100 km. Conduciendo de una forma claramente eficiente, podemos llegar a obtener registros de 4,7 l/100 km en carretera.

Muy buena relación entre precio y equipamiento

La gama del Suzuki Baleno está compuesta por tres niveles de acabado (GL, GLE y GLX). Nuestra versión de pruebas, que responde al acabado GLE, ya dispone de serie de faros automáticos con luces diurnas de tipo LED, retrovisores exteriores eléctricos y calefactados, volante tapizado en piel con mandos integrados para manejar el teléfono y el equipo de sonido, aire acondicionado, indicador de presión de neumáticos y recomendación de cambio de marcha, ordenador de a bordo, seis airbags y Radio CD MP3 equipada con Bluetooth, cuatro altavoces, dos tweeter y conexiones USB y auxiliar, elevalunas eléctricos en las puertas delanteras y llantas de aleación de 16 pulgadas (ver todos los detalles de su equipamiento).

Conclusión

El Suzuki Baleno es una magnífica opción si necesitas un vehículo económico de cuatro metros que ofrezca soluciones prácticas, un nivel de confort por encima de lo que ofrece cualquiera de sus alternativas equivalentes, un habitáculo muy amplio y un maletero de generosa capacidad. El motor de tres cilindros y 111 CV es la mejor opción que plantea el mercado si estás buscando una motorización de este tipo.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580