facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Subaru > Prueba del Subaru XV 2.0i Hybrid CVT 150 CV Executive Plus 2020
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Subaru
19/12/2020
Prueba del Subaru XV 2.0i Hybrid CVT 150 CV Executive Plus 2020
Mejora su equipamiento. Sigue siendo el mejor todocamino del mercado. Excelente fuera del asfalto.
« Volver 
El Subaru XV es un modelo compacto de unos 4,5 metros de longitud que destaca por su calidad de fabricación, por ofrecer un funcionamiento muy satisfactorio y, sobre todo, por sus sobresalientes prestaciones fuera del asfalto que no penalizan en absoluto su magnífico rodar en carretera. La versión híbrida aporta mayor eficiencia y la cada vez más valorada etiqueta ambiental ECO. Esta opción de compra se puede adquirir desde 32.750 euros (consultar todos los precios).

Novedades en la gama XV: más seguro y dinámico

Para seguir mejorando lo que ya es un muy buen producto, Subaru ha decidido reforzar desde ya el completísimo paquete de seguridad del XV incorporando la frenada de emergencia marcha atrás (Reverse Automatic Breaking) a los acabados Executive Plus, tanto de la versión ecoHYBRID como de la variante 1.6i gasolina. Este dispositivo fue novedad en Subaru con el lanzamiento del nuevo Forester y no es nada común en vehículos del segmento C.

Los cambios en el XV no quedan ahí, pues además de ligeros cambios en el diseño de los grupos ópticos, en el color del cuero en la versión Executive Plus o en la inclusión del nuevo color Magnetite Grey -que sustituye al Dark Grey-, ahora las levas en el volante se incluyen de serie desde el acabado Sport Plus tanto en la versión ecoHYBRID como en la variante 1.6 i gasolina, ambas equipadas con cambio de variador continuo CVT Lineartronic. De esta forma, el conductor puede adecuar la marcha a su estilo de conducción y a las peculiaridades del trazado, pudiendo subir y bajar las 7 marchas prefijadas desde las levas del volante en pos de una conducción más deportiva si así lo desea.

Además, para mejorar la seguridad, ahora el acabado, la versión Executive Plus, equipa de serie frenada de emergencia marcha atrás (comercialmente Subaru lo denomina 'Reverse Automatic Breaking'). Este elemento de seguridad era exclusivo del modelo Forester. Al final de la prueba comentaré más en detalle el funcionamiento de este sistema.

Carrocería: un toque más exclusivo

Si observamos el exterior, hay varios aspectos diferenciales con respecto a la versión 1.6 de gasolina que permiten distinguir con un simple vistazo al nuevo XV ECO Hybrid. Comenzando por el frontal, la parrilla cuenta con un acabado metálico y una apariencia más robusta. Además, es activa: permanece cerrada para mejorar la eficiencia aerodinámica y se abre en caso necesario cuando aumenta la temperatura en el vano motor.

En las luces delanteras, el anillo del faro principal es ahora plateado en lugar de negro, para conseguir un aspecto más sofisticado. Un poco más abajo, los antiniebla cuentan con una carcasa metálica con nuevo diseño; los antinieblas, por cierto, son de LED, que consumen un 72 por ciento menos e iluminan un abanico mucho más amplio que los convencionales. En el techo, los rieles del XV ECO Hybrid tienen un nuevo diseño, pegados a la carrocería con extremos en negro brillante y zona central metalizada. En la parte posterior, además del distintivo trasero ECO Hybrid, destaca el acabado en negro brillante del spoiler trasero, cuyos laterales se han perfilado y ajustado más a la luneta para aumentar la sensación de calidad.

La gama de colores exteriores para la carrocería está compuesta por diez opciones: Crystal White Pearl, Cool Gray Khaki, Dark Blue Pearl, Ice Silver Metallic, Pure Red, Quartz Blue Pearl, Dark Gray Metallic, Crystal Black Silica, Sunshine Orange y el nuevo Lagoon Blue Pearl.

Interior: con detalles diferenciadores

Por dentro, encontramos nuevos detalles decorativos en color bronce con apariencia tridimensional en el acabado Exclusive Plus o plata en el Sport Plus. También cabe destacar la nueva instrumentación con fondo azul y aspecto deportivo, así como las dos opciones de tapicería: tela negra para Sport Plus y cuero bicolor negro/perla en el caso del Exclusive Plus, en ambos casos con detalles en color anaranjado. Por supuesto, la pantalla multifunción en alta definición MFD se encarga de mostrar, si así se desea, el flujo de energía del sistema híbrido eBoxer.

Al analizar la capacidad del maletero, vemos que la incorporación del sistema híbrido permite reducir el tamaño del depósito de combustible de 63 a 48 litros. Aunque en el nuevo XV ECO Hybrid hay que hacer un hueco para la batería del sistema híbrido -instalada debajo del piso-, al optimizar la forma interior del espacio de carga se logra una capacidad total de 345 litros, exactamente la misma que en las versiones 1.6 de gasolina cuando éstas están equipadas con una rueda de repuesto de emergencia.

Para facilitar su uso, los puertos USB y Aux ya no tienen la protección antipolvo y la nomenclatura en inglés se ha sustituido por símbolos más sencillos de entender en cualquier idioma.

La climatización se ha modificado con el objetivo de alcanzar antes y de manera más uniforme la temperatura deseada en el interior, mejorando las canalizaciones y adaptándolas a la incorporación de la tecnología e-Boxer.

La calidad visual del cuadro de mandos ha mejorado notablemente pero también hay detalles que no se ven y que contribuyen a optimizar la calidad real del XV. Por ejemplo, se han empleado unas tapas para ocultar los tornillos de sujeción del salpicadero y la columna de la dirección se ha hecho más rígida y con un mayor rango de ajuste —con la ventaja de que permite conseguir una mejor postura al volante para cualquier talla—, además de contar con materiales de mejor calidad.

Un híbrido muy avanzado y satisfactorio

La tecnología híbrida de este Subaru está formada por una generosa batería de alto voltaje de ion litio, un conversor DC/DC, un motor eléctrico y un inversor de este último (ver especificaciones técnicas).

El motor térmico que se toma como punto de partida es el 2.0 Boxer atmosférico con inyección directa (código interno FB20 MPI-NA) y distribución variable en admisión y escape AVCS, si bien se ha renovado casi por completo. El 80 por ciento de este motor es totalmente nuevo (código interno FB20 DI-NA) en el caso del XV ECO Hybrid y se ha rediseñado para la perfecta adaptación con el sistema híbrido y el cumplimiento de la estricta norma anticontaminación Euro 6d-Temp.

El motor Boxer es ahora un 10 por ciento más ligero, cuenta con una nueva unidad de control electrónico, mayor relación de compresión (de 10,5:1 a 12,5:1) y recibe mejoras tanto en el bloque, como en la culata o el cigüeñal, que presenta menor fricción y garantiza un mayor rendimiento. Dichas mejoras están enfocadas a reducir el consumo de combustible, aumentar la fiabilidad y elevar el nivel de confort y prestaciones. Cuenta con lubricación optimizada para conseguir mayor eficiencia térmica y, de hecho, la bomba de aceite es dual para garantizar la correcta lubricación cuando el coche funciona en modo EV.

Para poner en marcha el motor, se incorpora un nuevo sistema de arranque por medio de un motor de arranque reversible. Este sistema es capaz de generar energía para la batería convencional de 12V y también para poner en marcha el motor de combustión. De esta forma se obtienen tres ventajas: primero, se consigue una mayor suavidad en el momento de la puesta en marcha; segundo, el sistema ocupa menos espacio; y, tercero, hay un ahorro en el peso ya que se sustituyen los habituales motor de arranque y alternador tradicionales.

Otro de los objetivos es cumplir con la normativa anticontaminación. Para ello, el nuevo XV ECO Hybrid cuenta con sistema de parada y arranque automático pero también se ha optimizado el funcionamiento de la EGR, minimizando las pérdidas de presión, y aumentando así la eficiencia, además de añadir un nuevo filtro de partículas de gasolina GPF.

A continuación del motor Boxer 2.0i térmico se encuentra una mejorada caja de cambios Lineartronic, con el diferencial soldado por láser, una relación final más abierta y 7 velocidades en lugar de 6, de manera que se puede aprovechar aún mejor las bondades del motor eléctrico síncrono trifásico de imán permanente, que está integrado en la propia caja de cambios Lineartronic. Su funcionamiento nos permite disfrutar de una aceleración suave y constante que apuesta decididamente por el confort de marcha. Si eres de los que buscas aceleraciones más reactivas, encontrarás un funcionamiento más desagradable debido al resbalamiento de la caja y al ruido que genera el motor en esas condiciones.

El motor eléctrico, que se alimenta de una batería de alto voltaje de ion litio de 0,6 kWh de capacidad que va alojada detrás de los asientos traseros, tiene una potencia de 12,3 kW (16,7 CV) y 65 Nm de par. Para compensar el espacio extra que ocupa y adaptar el sistema a la Plataforma Global Subaru, se acorta el árbol de transmisión. Un embrague se encarga de acoplar y desacoplar el motor eléctrico, que permite circular en modo EV hasta 1,6 km siempre que la potencia demandada no supere los 16,7 CV del motor, y las condiciones de la carretera lo permitan. Para garantizar la seguridad, sobre todo de peatones y ciclistas, cuando el XV ECO Hybrid se desplaza en modo eléctrico, hay un dispositivo de aviso de proximidad bajo el faro delantero derecho.

El motor eléctrico, integrado en la caja de cambios, no sólo es capaz de mover por sí solo al XV hasta los 40km/h, gracias a sus 16,7 CV y 65 Nm de par, sino que, además, favorece unas arrancadas suaves y confortables, gracias a la inmediatez de su entrega de potencia. Esta característica permite mejorar su comportamiento, tanto en asfalto como fuera de él. Gracias al motor eléctrico, la curva de par y potencia resulta más llena en todo el rango de revoluciones. De hecho, el sistema X-Mode se beneficia del motor eléctrico para actuar de manera inmediata desde los 0 km/h.

El sistema híbrido funciona de la siguiente manera: al iniciar la marcha a baja velocidad, el XV ECO Hybrid se mueve en modo EV y, a continuación, se combinan ambos motores en busca de la mayor eficiencia posible; es decir, el motor eléctrico puede asistir o no al Boxer en función de las circunstancias de uso. En condiciones normales, el sistema tiende a mantener el nivel de carga de la batería entre 4 y 6. Al acelerar, por ejemplo en una subida o al hacer un adelantamiento, el motor eléctrico apoya al Boxer mientras que, al levantar el pie de acelerador o frenar, el sistema es capaz de aprovechar el movimiento de las ruedas para, a través del motor eléctrico, generar energía que se almacena en la batería. En otras palabras, la recarga de la batería se produce sobre todo aprovechando la inercia del vehículo. No obstante, si el nivel de carga es muy bajo, el sistema también aprovecha el exceso de par del motor Boxer cuando circulamos o cuando estamos parados.

Es importante recordar que, si estamos detenidos en un semáforo, por ejemplo, y la batería tiene carga suficiente, el motor térmico se apaga para ahorrar combustible (Auto Stop Start). Por el contrario, si el nivel de carga de la batería es bajo, el motor Boxer se emplea para recargar la batería, como se ha indicado anteriormente, siempre y cuando el freno esté pisado y el cambio en posición D.

En carretera, la combinación del motor térmico con el eléctrico permite cruceros desahogados, y un extra de potencia en subidas pronunciadas o adelantamientos. A esto, debemos sumarle el ahorro de combustible que permite desahogar de ese trabajo al motor de combustión Boxer.

Como suele ser habitual en este tipo de vehículos dotados de tecnología híbrida, el consumo de carburante puede llegar a ser muy bajo, y más en las condiciones más desfavorables (en recorrido urbano). Nosotros, conseguimos un registro en ciclo combinado de 7,5 litros a los 100 kilómetros, lo que es una muy buena cifra (ver todos los registros homologados).

Comportamiento: sobresaliente dentro y fuera de la carretera

Pero donde este coche marca claramente la diferencia frente a cualquiera de sus rivales, es en la parte dinámica. En mi opinión, en la actualidad no hay un coche equivalente en el mercado que ni tan siquiera se acerque al XV en términos dinámicos. Su base rodante es, sencillamente, excepcional. En carretera, tiene una pisada sólida y de calidad que agrada mucho; no hay ruidos, la absorción es sobresaliente y la sensación de seguridad al volante es magnífica.

Fuera de la carretera asfaltada es aún mejor. Sorprende que un ‘hatchback’, como dirían los británicos, se mueva tan bien fuera del astalto. Y es que, en el caso del XV, no estamos hablando de un todocamino que tira la toalla a las primeras de cambio. En este coche tenemos entre manos un todoterreno de verdad que es capaz de afrontar con garantías un cruce de puentes (siempre dentro de lo que nos permite su altura libre al suelo) caminos muy embarrados y pendientes con una razonable inclinación. Cabe recordar que este coche tiene una distancia al suelo de 220 milímetros y unos generosos ángulos de entrada (18O), ventral (21,9O) y salida (21,9O).

Equipamiento: conectividad y ayudas a la conducción

El Subaru XV está equipado con un sistema multimedia y de infoentretenimiento de última generación completamente rediseñado, que ofrece un tacto y manejo mucho más intuitivo que en el modelo anterior. En función del nivel de acabado, hay dos pantallas completamente nuevas diseñadas por Harman/Kardon. La más sencilla es de 6,5” y la superior es de 8”. En ambos casos se ha mejorado la conectividad con otros dispositivos. No es de lo más avanzado del mercado, pero funciona con bastante fluidez.

El equipo de sonido, diseñado por el especialista Harman/Kardon, también depende del nivel de acabado. El XV puede llevar 4 altavoces de 160 mm en las puertas delanteras (ovales) y traseras o un equipo compuesto por 6 altavoces con 2 de 160 mm en las puertas traseras, 2 woofers de 6x9 en las puertas delanteras, y dos tweeters de 25 mm en el salpicadero. La calidad del sonido a bordo es sencillamente sorprendente y no se ve afectada por la velocidad del vehículo gracias a una función específica que controla las características de las frecuencias del sonido.

La generosa pantalla táctil integra diferentes funciones para facilitar su uso y evitar distracciones. El XV ofrece una total conectividad con el dispositivo móvil gracias a la APP Starlink, compatible con Apple Car Play y Android Auto, disponible a partir del acabado Sport Plus. El nuevo sistema multimedia y se puede manejar manualmente, a través de los mandos ubicados en el volante multifunción o a través del sistema de reconocimiento de voz que permite utilizar el navegador, el teléfono, la música y la climatización evitando distracciones al volante.

Algunos detalles que hacen la vida a bordo más cómoda: al llegar a nuestro destino y apagar el motor, aún disponemos de unos tres minutos para seguir escuchando nuestra música favorita; o, si estamos en medio de una conversación telefónica, todavía tenemos unos diez minutos para seguir hablando utilizando el sistema manos libres aunque el motor esté parado. Del mismo modo, si necesitamos salir inmediatamente del coche, la conversación pasa a nuestro teléfono móvil en el momento de abrir la puerta. También el sistema de cierre con mando a distancia incorpora dos nuevas funciones. Una permite abrir o cerrar las ventanillas del coche pulsando al menos durante dos segundos los botones del mando. Otra consiste en un modo de ahorro de energía: al apretar dos veces el botón de apertura mientras se mantiene pulsado el de cierre, la llave deja de estar en espera de recepción de señal, ahorrando batería aunque las funciones de acceso y arranque no están disponibles; basta pulsar cualquier botón para cancelar esta función.

El XV incluye, de serie en todas las versiones, la tercera generación del sistema de seguridad preventiva que Subaru denomina comercialmente como ‘EyeSight’. Es el único en emplear dos cámaras estereoscópicas con sensores CMOS montadas a ambos lados del espejo retrovisor interior para monitorizar las condiciones del tráfico, proporcionando, esencialmente, un par de ojos extra que asisten al conductor en condiciones críticas, previenen o mitigan las consecuencias de un posible accidente ante eventuales distracciones y ofrecen una conducción más segura y confortable.

A diferencia de otros sistemas, EyeSight no solo detecta, sino que también reconoce objetos tales como vehículos y sus luces de frenado, peatones y ciclistas y reacciona únicamente después de avisar al conductor previamente, actuando en conjunto sobre el motor, la transmisión y el sistema de frenos en el caso de que los conductores no tomen una acción evasiva, no apliquen la fuerza de frenado suficiente sobre los pedales o simplemente no se apliquen los frenos en absoluto.

El EyeSight no es un sistema autónomo, sino un asistente a la conducción, cuyo fin es limitar significativamente el riesgo de sufrir un accidente derivado de situaciones específicas a través de la aplicación de sus funciones principales: El sistema de frenada precolisión que funciona hasta 50km/h, el control de crucero adaptativo de 0 a 180/km/h, el control precolisión del acelerador y la advertencia de desvío y salida de carril.

EyeSight con frenada de emergencia marcha atrás en acabado Executive Plus

Tal y como he comentado al inicio de la prueba, una de las principales novedades de la nueva gama del XV, es la incorporación del sistema Reverse Automatic Braking (RAB), un elemento de seguridad que es capaz de detectar un obstáculo en la parte del vehículo, y frenar para evitar o mitigar los daños del impacto. Al circular marcha atrás, los sensores montados en el parachoques trasero detectan obstáculos y avisan al conductor con advertencias acústicas y en la pantalla. Una advertencia de aproximación se muestra simultáneamente con una imagen de la cámara de visión trasera en la pantalla de navegación. Cuando el sensor detecta un objeto, aparece un mensaje de advertencia y una imagen de advertencia de distancia translúcida similar a una pared se muestra en la pantalla. Esto hace que sea más fácil para el conductor determinar visualmente la posición del objeto. Si existe una alta posibilidad de colisión, el sistema frena de manera autónoma para ayudar a evitar o reducir la gravedad de la colisión.

EL RAB es la guinda a un completísimo equipamiento de seguridad preventiva EyeSight, que incluye de serie en todos los acabados Función de frenada pre-colisión, Función de asistencia a la frenada pre-colisión, Control de crucero y de crucero adaptativo, Función de aviso de salida del carril, Función de permanencia en el carril, Función de control del acelerador, Función de aviso de derrapado y Función de aviso de avance del coche delantero.

En el siguiente enlace, puedes consultar todo el equipamiento de la unidad probada.

Conclusión

El XV es un coche único y excepcional. La opción híbrida me parece única en el mercado, pues no hay un modelo equivalente con las magníficas prestaciones que ofrece este vehículo fuera del asfalto. Por lo demás, es un producto muy bien fabricado que transmite una gran sensación de calidad. Su equipamiento es muy amplio y la gama es sencilla, algo que siempre es de agradecer cuando llega el momento de acercarnos al concesionario.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580