Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Ford > Prueba del Ford Focus 1.0 EcoBoost 125 CV Active
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Ford
Prueba del Ford Focus 1.0 EcoBoost 125 CV Active
Destaca por su magnífico comportamiento dinámico, amplitud interior, cualidades prácticas y equipamiento.
« Volver 
Disponible en versiones de cinco puertas y wagon, el Focus Active presenta una altura de conducción elevada y una configuración de chasis a medida para ofrecer un muy buen comportamiento en carretera y más que aceptable fuera de ella. Nosotros hemos probado la versión de gasolina de 125 CV, que es la opción más potente de la motorización tricilíndrica de 1.0 litros. Esta opción mecánica se puede adquirir desde 23.975 euros. En el siguiente enlace puedes conseguir el mejor precio.

Estéticamente, es indudable que su aspecto crossover le aporta mucho atractivo para que esta versión sea más apetecible. El primer detalle que cabe destacar es la rejilla frontal, que ofrece un acabado oscuro con un diseño de malla único y su diseño frontal. Los diseños de parachoques delantero y trasero también son exclusivos de Focus Active, así como las placas protectoras delanteras y traseras con acabado plateado y los diseños de las llantas de aleación. Los colores vibrantes de la pintura incluyen el nuevo Blanco Metropolis (es el que lucía nuestra unidad) y Naranja Glow, y los clientes también pueden optar por un techo de color en contraste dependiendo del color de la carrocería.

Estética exclusiva

En el interior del habitáculo, el volante y la palanca de cambio con empuñadura de cuero, elementos en acabado brillante en el salpicadero y en los paneles de las puertas, y distintivos Active proporcionan ese punto de exclusividad.

Los asientos cuentan con el distintivo tejido Active con costuras azules, y también hay disponibles alfombras con costuras azules. Nuestra unidad de pruebas equipaba los asientos de tela, que nos han parecido muy satisfactorios por calidad y confort.

El puesto de conducción está muy logrado para que personas de diferentes estaturas puedan adaptarse perfectamente. Tanto el asiento como el volante cuentan con amplios reglajes para conseguir con rapidez la mejor postura posible. Por lo demás, el volante, pese a no ser completamente redondo, tiene un buen tacto, está acolchado y está tapizado con un símil de piel que es de una calidad más que aceptable. Por lo demás, el cuadro de instrumentos y todos los mandos ofrecen un buen diseño y cumplen perfectamente con su función. Especialmente destacan los mandos de la climatización –muy bien diseñados- y los dos mandos giratorios del equipo de sonido. Todo un acierto.

El nuevo Focus ofrece más espacio interior gracias a una distancia entre ejes 50 mm más larga (en comparación con el modelo anterior) y un suelo plano. Los ocupantes de los asientos delanteros disfrutan de un amplio espacio para los hombros de 1.421 mm, y la posición del salpicadero está optimizada para ofrecer un mayor espacio. Una consola central más estrecha, el freno de mano eléctrico, y el selector de marchas giratorio para la transmisión automática de ocho velocidades, liberan también más espacio para el conductor y el copiloto.

El espacio libre para las rodillas de los pasajeros traseros se ha mejorado en más de 50 mm en comparación con el Focus anterior, lo que le convierte en el mejor de su segmento, con 81 mm. La altura de los hombros traseros se ha incrementado en casi 60 mm en comparación con el Focus anterior. La sensación de amplitud se realza con un diseño de puertas trasera con ventanas que se estiran hasta el pilar trasero, creando una sensación de mayor apertura.

Acceder al área de carga con los brazos cargados de, por ejemplo, material de camping, es más fácil gracias a la tecnología de portón trasero manos libres de Ford, que permite acceder al maletero del vagón con un simple movimiento de patada bajo el paragolpes trasero.

El maletero cuenta con una capacidad de 375 litros, un dato correcto dentro de lo que se estila en la categoría. A diferencia de otros coches de similar categoría, el del Focus está muy bien aprovechado para sacarle el máximo partido. Para introducir objetos de mayor tamaño, los respaldos de los asientos posteriores se pueden abatir en proporción 60/40 para alcanzar los 1.354 litros de capacidad. Adicionalmente, para mejorar sus cualidades prácticas, cuenta con dos ganchos para colgar bolsas y/o perchas y dos puntos de luz en cada extremo -en la inmensa mayoría de los coches tan sólo suele haber un punto de luz-.

El sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3 de Ford nos permite controlar las funciones de audio, navegación y climatización, además de los teléfonos inteligentes conectados mediante sencillos comandos de voz, y está respaldada por una pantalla táctil de 8 pulgadas a todo color que se puede manejar mediante gestos de pellizco y deslizamiento. El sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, y está disponible junto con un sistema de audio Bang & olufsen de alta calidad que es muy recomendable por la calidad de sonido que ofrece.

Otro de los equipamientos interesantes, es la nueva tecnología de módem integrado FordPass Connect para el Focus convierte al Active en un punto de acceso WiFi móvil con conectividad para hasta 10 dispositivos, y un cargador inalámbrico disponible debajo del tablero de instrumentos que nos permite cargar fácilmente smartphones compatibles y mantenerse conectados durante los desplazamientos.

Motor de tres cilindros, cambio automático y un chasis muy polivalente

El motor de gasolina EcoBoost de 1.0 litros y 125 CV es un motor que resulta muy refinado y agradable de utilizar. Además, siempre responde con bastante fuerza en todo su margen de giro para regalarnos una movilidad más que aceptable. Asociado a la nueva transmisión automática de ocho velocidades, esta motorización se hace aún más agradable de usar para que el confort de marcha salga ganando. Asimismo, se adapta a diferentes estilos de conducción para plantear cambios de marcha optimizados. Si deseamos hacer un uso manual, disponemos de dos levas detrás del volante para tal efecto.

Los consumos entran dentro de lo que cabe esperar en este tipo de motores. En el caso del Focus, el pequeño EcoBoost se conforma con 5,5 l/100 km en carreteras de segundo orden, 6,0 l/100 km en autovía y 7,2 l/100 km en recorrido urbano. En el siguiente enlace puedes consultar sus especificaciones técnicas.

La base rodante plantea una configuración de suspensión trasera independiente. El chasis cuenta con modificaciones en amortiguadores, barras estabilizadoras y geometrías de los bujes delanteros y traseros, además de una altura elevada en 30 mm en la parte delantera y 34 mm en la parte trasera con respecto al Focus estándar. Esta mayor altura facilita circular fuera de la carretera con garantías siempre y cuando no encontremos grandes dificultades.

El Focus Active es un coche con una muy buena pisada que transmite bastante calidad. Quizás, es posible que se eche en falta un nivel de confort aún más acentuado y una rodadura que nos hiciera sentir el asfalto menos rugoso. No obstante, todo se compensa con la magnífica puesta a punto del bastidor, que le permiten situarse entre los mejores de la categoría. En este sentido, el Focus es un coche muy estable, tremendamente eficaz y fácil de conducir en todo tipo de condiciones. La sensación de seguridad es magnífica en todo momento.

También nos ha gustado la dirección que, además de contar con el tarado perfecto para ser suave a la vez que consistente, es muy rápida y precisa. Tanto es así, que parece que estemos ante una versión deportiva, más que en una de tipo crossover.

Los frenos también aprueban con nota, pues ofrecen un tacto de pedal perfecto que nos permite dosificar la frenada. Además, tienen mucha mordiente para disfrutar de unas distancias de frenado realmente cortas sin que la fatiga haga acto de presencia de una manera prematura.

Para mejorar la conducción en carretera y la durabilidad, las llantas de aleación de 17 pulgadas están equipadas con neumáticos 215/55 R17; también hay disponibles llantas de 18 pulgadas con neumáticos 215/50 R18 como era el caso de nuestra unidad de pruebas.

Diferentes modos de conducción

Para disfrutar de un coche eficaz en todo tipo de terrenos y situaciones, el Focus Active equipa de serie en todas las versiones tres modos de conducción; Normal, Sport y Eco. Adicionalmente, hay otros dos que están concebidos para mejorar la respuesta fuera del asfalto.

El primero de ellos es el modo "resbaladizo", que ajusta los ajustes del control electrónico de estabilidad y del control de tracción para aumentar la fiabilidad en superficies con agarre reducido, como barro, nieve y hielo y proporciona una respuesta más pasiva del acelerador.

El otro es el modo "trail", que ayuda a mantener el impulso en superficies blandas como la arena; ajusta el frenado antibloqueo para permitir un mayor deslizamiento de las ruedas; configura el control de tracción para permitir un mayor giro de las ruedas que limpia la arena, la nieve o el barro de los neumáticos; y proporciona una respuesta más pasiva del acelerador.

Ambos son muy útiles, pues nos permiten salir airosos de situaciones en las que un turismo convencional no podría superar. Gracias a ellos, la motricidad es realmente buena.

Al igual que el resto de modelos de la gama Focus, el Active ofrece la gama completa de sofisticadas tecnologías de asistencia al conductor. Nos ha gustado mucho el Control de Crucero Adaptativo, que está asociado al sistema Stop & Go y al sistema de Reconocimiento de Señales de Velocidad. Frente a muchos controles de este tipo, el del Focus nos permite ir centrados en el carril, por lo que si involuntariamente soltamos el volante en carretera con este sistema activado, el coche va totalmente centrado sin dar bandazos de un lado a otro como ocurre en una amplia mayoría de coches.

Este Focus también puede equipar el Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa de Ford con una nueva luz de curva predictiva. Este sistema, preajusta los patrones de los faros para mejorar la visibilidad tomado como referencia las curvas en la carretera y, por primera vez en el sector, las señales de tráfico.

También hay otras ayudas interesantes, como un asistente de estacionamiento totalmente automático, una pantalla de tipo Head-up display y un asistente de maniobra evasiva que evita vehículos parados o más lentos, y así evitar posibles colisiones.

En el siguiente enlace puedes consultar todo el equipamiento de la unidad probada.

Conclusión

El Focus Active es una muy buena alternativa para aquellos conductores que demanden un modelo compacto de tipo crossover con un equipamiento muy avanzado a todos los niveles. Uno de sus puntos fuertes es su comportamiento dinámico, que coloca a este modelo en lo más alto de la categoría. La opción mecánica de 125 CV destaca por suavidad y refinamiento, además de aportar lo suficiente para disfrutar de un buen nivel de prestaciones en conducción normal.
Gustavo Rodríguez Hernandez

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580