estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Dacia > Prueba del Dacia Sandero Stepway TCE 90
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Dacia
28/10/2017
Prueba del Dacia Sandero Stepway TCE 90
Es un modelo muy recomendable por su versatilidad y bajo coste de adquisición y mantenimiento.
« Volver 

Probamos la versión todocamino del Sandero, que es el modelo de acceso de Dacia. Esta variante, que comercialmente se denomina Stepway, está disponible en los concesionarios desde 10.530 euros (ver todos los precios). Nosotros conducimos la versión de gasolina de 90 CV, que es la única de este tipo de motorizaciones que está disponible en las versiones Stepway.

Desde finales del pasado año, el Sandero incorpora mejoras en el apartado estético, en su equipamiento y en la gama de motores. Ahora, la versión Stepway adopta elementos en su diseño similares a los que ofrece el Duster. Además, combina los tonos negros del paragolpes con rectángulos cromados en la calandra. La altura con respecto al suelo se ha elevado y las defensas delantera y trasera de cromo satinado y las barras de techo longitudinales completan su aspecto deportivo. En la parte trasera, una cánula de escape cromada acentúa el carácter aventurero del coche.

Un habitáculo sencillo y más atractivo

En el interior, Dacia propone un nuevo ambiente más cualitativo con elementos de cromo satinado en el salpicadero (aireadores, contadores, frontal central, moldura central del volante), los tiradores de puerta y la palanca de velocidades. El nuevo volante ahora ofrece cuatro radios, integra el claxon en el centro e integra logotipo de la marca. Está revestido con un plástico que da la sensación de ser bastante resistente y no tiene un mal tacto, aunque sí se nota, muy levemente, una pequeña rebaba formada por la zona de unión del molde del aro.

El habitáculo también recibe nuevas tapicerías en los asientos que pretenden dar una sensación visual de mayor calidad. A nosotros, nos parece que la calidad es menos equivalente a la que ofrecen otros modelos de similar precio y categoría.

Nos sigue gustando los materiales utilizados en el salpicadero y en otras zonas del habitáculo que, pese a ser muy sencillos y rígidos, están muy bien ensamblados, transmiten bastante solidez y ofrecen un buen aspecto a la vista.

También nos sigue gustando la sencillez y el diseño de todos los mandos. El cuadro de instrumentos es muy sencillo y ofrece la información necesaria -nuestra unidad de pruebas no equipaba ordenador de abordo-. De igual modo, también son muy prácticos los mandos giratorios que componen el aire acondicionado y la calefacción; se accionan perfectamente y se pueden manipular con rapidez.

El habitáculo sigue siendo igual de espacioso y es aún más funcional al enriquecerse con nuevos compartimientos guardaobjetos: compartimento delantero para el teléfono móvil (en el lateral del asiento del pasajero), un portaobjetos en el lateral de la consola y un nuevo portabotellas en la parte posterior de la consola central. Asimismo, una nueva toma de corriente de 12 voltios permite que los pasajeros traseros carguen sus dispositivos portátiles.

Se mantiene la magnífica amplitud que hay en todo el habitáculo. En la parte delantera, el ancho a la altura de los hombros sigue siendo la mejor del segmento: 1387 mm. En cuanto al ancho a la altura de los codos de 1417 mm, sigue inigualado en el segmento al que pertenece el Logan. En la parte trasera, el ancho para los hombros y los codos (1393 mm y 1436 mm, respectivamente). Tres adultos pueden así sentarse cómodamente en la parte trasera de los nuevos modelos, donde también se pueden instalar tres asientos para niños.

El maletero sigue teniendo la misma capacidad (320 litros), una cifra que le sigue colocando al Sandero como el mejor de su segmento. Todo su entorno está bien tapizado, integra un par de ganchos para colgar bolsas y un punto de luz ubicado en la parte izquierda. Debajo del piso encontramos una rueda de repuesto que es de la misma medida que el resto.

La capacidad del maletero se puede incrementar hasta los 1.200 litros, una cifra que se puede conseguir abatiendo los respaldos de los asientos posteriores en 60/40.

Un motor de gasolina de tres cilindros y dos niveles de potencia

La entrada en vigor de la nueva normativa anticontaminante Euro 6c se ha llevado unos cuantos motores por delante. Entre ellos, el anterior cuatro cilindros de 1.2 litros y 75 CV. Por este motivo, el Sandero únicamente se comercializa, en cuanto a motores de gasolina se refiere, con la motorización de tres cilindros. Este propulsor tiene una cilindrada de 1,0 litros y dos niveles de potencia; 73 CV (para la versión atmosférica) y 90 CV (para la versión sobrealimentada). Nosotros probamos la más potente, que ofrece un aceptable nivel de prestaciones y un consumo moderado (ver especificaciones técnicas).

Tal y como ocurre en otros motores de similar arquitectura, esta versión no ofrece un gran agrado de conducción cuando utilizamos el motor en recorrido urbano a velocidades legales. En este tipo de condiciones, el motor no brinda una gran respuesta a bajo régimen. Cuando nos movemos a un régimen medio y/o elevado, este motor se encuentra más cómodo y ofrece un rendimiento muy superior.

El consumo de carburante, tal y como hemos comentado con anterioridad, resulta bastante ajustado. Según nuestras mediciones y circulando a velocidades legales en un ciclo combinado (ciudad/carretera), obtuvimos una cifra que se situó por debajo de los 6 litros a los 100 kilómetros.

Cómodo, estable y con nuevas ayudas a la conducción

Para facilitar el uso a diario, Dacia propone nuevas ayudas a la conducción como la cámara de marcha atrás (según la versión) y la ayuda al arranque en cuesta. Los elevalunas eléctricos delanteros y traseros se han reubicado y quedan al alcance de la mano en los paneles de las puertas. Además, el conductor dispone de un elevalunas secuencial, más práctico. Y por último, se ha integrado un reposabrazos retráctil en el asiento del conductor (según las versiones) que permite acceder mejor a los mandos entre los dos asientos delanteros y reorganizar dicho espacio.

El Dacia Sandero sigue utilizando la plataforma B0, que es la misma que utilizan el resto de modelos de la marca. En el caso de la versión Stepway, la distancia respecto al suelo es 40 mm mayor que en un Sandero normal. Esto permite que nos podamos adentrar por caminos en mal estado o superar badenes o rampas muy pronunciadas sin que los bajos del coche sufran posibles daños.

El balance de la suspensión está muy bien elegido para que sea un coche estable y de reacciones muy seguras cuando circulamos por carretera. Asimismo, también es un coche confortable cuando el firme está en muy mal estado o cuando avanzamos por un camino sin asfaltar.

Para finalizar, además de todo lo comentado en cuanto a equipamiento, el Sandero ofrece diferentes packs para completar la dotación de serie. Destaca el Pack Navegación, que tiene un coste de 435 euros e integra un navegador con pantalla táctil de 7 pulgadas y un equipo de sonido equipado con una entrada de USB, otra de tipo Jack y Bluetooth (ver detalles del equipamiento).

Nuestra conclusión

El Dacia Sandero sigue siendo una excelente opción si necesitas adquirir un vehículo de dimensiones compactas, pero con un coste de adquisición y mantenimiento muy bajo. Su habitáculo es muy amplio y el maletero tiene una capacidad récord si lo comparamos con modelos de similar tamaño. La versión Stepway es muy recomendable para moverse por caminos o carreteras en muy mal estado.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.