facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Volkswagen > Prueba del Volkswagen Passat Alltrack 2.0 TDI 140 CV 4Motion
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Volkswagen
07/06/2014
Prueba del Volkswagen Passat Alltrack 2.0 TDI 140 CV 4Motion
Destaca por su versatilidad y calidad de realización.
« Volver 
Conducir un Volkswagen Passat es una experiencia más que agradable. Y ponerse a los mandos de la versión Alltrack es algo increíble. Su poder de tracción, su enérgica respuesta en todo momento, y lo fácil que se desenvuelve en cualquier circunstancia y terreno, hacen del Passat Alltrack un vehículo muy deseado para todos los que busquemos capacidad a adaptabilidad. El Alltrack posee ambas señas de identidad, y se hace notar.

La fiebre todocamino es algo inevitable dentro del mundo de la automoción; SUV de diferentes tamaños con o sin tracción total, polivalentes que se manejan bien fuera del asfalto, y familiares con aspecto de 4X4. En este último apartado encontramos a nuestra pieza de hoy, el Volkswagen Passat Alltrack, primo hermano de los cotizados Audi Allroad y de los que hereda gran parte de su ADN. Si el Audi A6 Allroad causa sensación cuando fue presentado, ahora le toca el turno al Passat Alltrack, que pelea junto al Audi A4 Allroad por conquistar a su público. Un público que de momento parece decantarse más por los cantos de sirena de los todocaminos que del buen material en formato familiar. La batalla está servida.

Más que válido para salir fuera del asfalto

Con una longitud de 4.771 mm, el Passat Alltrack es exactamente igual de largo que el Passat Variant. Pese a las estriberas, su anchura se mantiene idéntica con 1.820 mm. Comparando los datos clave para el uso off-road respecto al Passat Variant, es interesante resaltar el incremento de la distancia con el suelo de 135 a 165 mm. El ángulo de ataque frontal ha crecido de 13,5 a 16,5 grados; detrás, el ángulo de salida ha subido de 11,9 a 13,6 grados. No menos importante es el ángulo de rampa en el uso off-road, especialmente al cruzar la cresta de una montaña, que ha mejorado de 9,4 a 12,8 grados.

¿Qué ofrece el Alltrack en un vistazo? Pues habitabilidad y capacidad off-road junto a un bajo consumo, cuestiones todas ellas que, unidas, le confieren gran valor. Pero vayamos por partes. El Volkswagen Passat Alltrack es un vehículo peculiar, ya que nos encontramos ante un familiar con carácter de todoterreno. Su diseño exterior es impactante sin estridencias, gracias a su gran tamaño, su elevada altura, respecto al Passat Variant. Una imagen llamativa, que se descubre cuando conducimos fuera del asfalto y demuestro todo su potencial. Es capaz de ir igual de bien que sobre el mejor de los asfaltos negros de nuestras carreteras. Un familiar dispuesto a embarcarse a cualquier aventura.

Y para aventurarnos, necesitamos potencia y fuerza, y esto lo ofrece en grandes dosis el brillante propulsor diesel de 2.0 litros de cilindrada y 140 CV de potencia. Un motor que es una referencia por funcionamiento y rendimiento, por no hablar de los consumos que son bastante bajos. El vehículo se mueve con soltura con este propulsor, aunque a veces, si circulamos por carretera, echamos en falta poder apurar un poco más las marchas. Y digo esto, por sacarle alguna pequeña pega al coche.

Su capacidad de aceleración es muy buena. Poco más de 10 segundos son necesarios para pasar de 0 a 100 km/h, gracias al par motor de 320 Nm. Todo ello, como hemos dicho antes, con un consumo medio de combustible de unos 6 litros cada 100 kilómetros. También diremos, siendo algo meticulosos y un poco tiquismiquis, que el motor es algo ruidoso, pero sin llegar a ser un inconveniente relevante. En fin, el propulsor es notable, un 8 de nota.

Acoplado al motor, se encontraba un buen cambio manual de 6 relaciones. Sin embargo, si optas por el automático de doble embrague DSG, encontrarás una versión más agradable y confortable de conducir. No obstante, si optas por esta segunda caja, tendrás que adquirir la versión de 177 CV.

Estable y solvente en todo tipo de situaciones

La estructura de este peculiar 4x4 es excelente. En carretera no percibiremos unas suspensiones excesivamente blandas como en otros todocaminos, sino que nos sorprenderá el buen aplomo que proporciona el coche en todo momento. Ahora bien, la conducción por campo es la nota negativa que recibe el vehículo. En este sentido, no es un coche para introducirlo por caminos dificultosos o montañosos de difícil acceso. Es más bien un coche concebido para un uso por campo tranquilo y por caminos bacheados, aunque, eso sí, siempre que éstos no sean demasiado pronunciados, ya que la altura de este Passat es poco elevada, y podríamos dañar los bajos golpeándolos con facilidad. Su suspensión tampoco es demasiado adecuada para ir rápido por zonas no asfaltadas, ya que, al ser "durita", el confort de los pasajeros se resiente ostensiblemente.

Sus dimensiones no resultan incómodas en trayectos cotidianos por ciudad, ya que se maneja con facilidad, tanto a la hora de aparcar, como de maniobrar en grandes atascos. La visibilidad es correcta, puesto que la postura de conducción es algo más elevada que en el resto de vehículo de estas características. De todos modos, y pese a su buena estabilidad, debemos ser cuidadosos al tomar curvas si llevamos una conducción algo agresiva, ya que el centro de gravedad es elevado y, por tanto, podemos llevarnos algún sustillo.

Los dos motores más potentes (TDI de 177 CV y TSI de 210 CV) se ofrecen con la tracción a las cuatro ruedas 4MOTION de serie. Para el Passat Alltrack TDI de 140 CV, el innovador sistema de tracción total es opcional. En condiciones normales de adherencia, el eje delantero del Passat Alltrack 4MOTION recibe el 90% del par motor; el eje trasero solo recibe el 10% del par motor. Esto ahorra combustible en situaciones de conducción normal. El eje trasero puede recibir más par gradualmente dependiendo del tipo de conducción y el estado del terreno. Esto se hace a través de un engranaje electro-hidráulico que reparte el par entre los dos ejes. La ventaja de la electrónica es que no se necesitan diferencias de velocidad entre los ejes delantero y trasero para activar el engranaje de ambos ejes (tracción a las cuatro ruedas), ya que la presión se genera a través de una bomba eléctrica.

Interior con unos acabados impecables

Ya son muchas las pruebas que hemos realizado a la marca de Wolfsburgo, y nunca nos cansamos de destacar la gran calidad de materiales, y la buena terminación del interior que ofrece Volkswagen. Sin ninguna duda, es un referente en este aspecto.

El habitáculo delantero resalta por su comodidad, amplitud y buena sensación de espacio -prácticamente el mismo que encontramos en la berlina-. Al principio, todo sea dicho, uno se pierde un poco con tanto botón y tanta función desconocida, aunque sólo nos han bastado quince minutos para controlar todas las dichas funciones, es decir, todo es muy claro y está bien explicado, gracias a las indicaciones o dibujos serigrafiados en estos botones.

En otro orden de cosas, si optamos por equipar la tapicería de cuero, deberemos tener en cuenta que, en la conducción por caminos, nos resbalaremos con facilidad, no obstante, ofrecen un confort espectacular. Como en otros modelos, este confort es complementado gracias a las elongaciones que salen de debajo de la banqueta y que nos proporciona mucha comodidad, ya que el asiento termina justo en la parte inferior de nuestras rodillas. Las plazas traseras son realmente cómodas, muy amplias, suficientes para que tres adultos puedan sentarse de forma placentera y con un espacio entre las piernas bastante considerable, aunque, dicho espacio, es más reducido para el ocupante del medio, ya que el túnel central y la consola que integra las tomas del sistema de climatización, son demasiado intrusivos.

A la hora de introducir equipaje encontraremos mucho espacio, suficiente para que cinco personas vayan de viaje con sus correspondientes maletas. Su facilidad de carga, gracias al gran hueco que deja el portón cuando lo abrimos, nos facilitará dicha acción. También podremos introducir dos bicicletas sin grandes apuros, ya que su capacidad de maletero es de 1.716 litros totales con los asientos abatidos. En posición normal es de 588 litros, una medida que se encuentra dentro de la media en vehículos de estas dimensiones.

Precio y equipamiento

Junto con el modo de conducción Off-road y las modificaciones en el chasis y la carrocería, el Passat Alltrack se caracteriza por un conjunto completo de detalles específicos. Estos incluyen las nuevas llantas de aleación “Valley” de 17 pulgadas (opcionalmente, llantas “Canyon” de 18 pulgadas) y un indicador de presión de neumáticos. Los raíles del techo, los bordes de ventanas y retrovisores laterales y la parrilla del radiador del Passat Alltrack están acabados con “cromo mate”. El equipamiento de serie también incluye protecciones frontales y traseras de los bajos con aspecto de acero inoxidable, faros antiniebla, molduras de entrada en las puertas de acero inoxidable con la inscripción “ALLTRACK”, asientos confort con tapicería “Zabriskie” mixta tela-Alcántara (soportes laterales de los asientos en Alcántara), detalles interiores en “Plata Titanio” (con la inscripción ALLTRACK en la tapa del cenicero), pedales de aluminio y climatizador bi-zona “Climatronic”. Exteriormente, las inscripciones “ALLTRACK” están localizadas tanto en la parte frontal como trasera del vehículo. En la pantalla del cuadro de instrumentos, el nuevo Passat también “da la bienvenida” a su conductor con la inscripción “ALLTRACK”. En el exterior, destacan los decorativos tubos de escape cromados.

El Volkswagen Passat Alltrack asociado al motor Diésel de 140 CV y tracción integral está disponible desde 37.250 € (aquí puedes consultar todos los precios de la gama Passat Variant).

Nuestra conclusión:


El Volkswagen Passat Alltrack es, sin duda, una buena compra para aquellos conductores que tengan familia numerosa y destinen sus fines de semana para viajar al campo, a una finca o, simplemente, deseen llevar un coche competente para moverse sin problemas en situaciones en las que la nieve, las grandes cuestas o los caminos de tierra bacheados estén presentes en su recorrido. El motor Diésel de 140 CV es una opción extraordinaria para tener un coche con un muy nivel de prestaciones, un funcionamiento refinado y un consumo de carburante realmente bajo.
Goti Martínez Pérez

Responsable de la gestión diaria con los concesionarios, experto en campañas comerciales del motor desde el año 2004 de todas las marcas de coches que se venden en España. Conocedor en profundidad de los distintos planes de precios e incentivos para la compra de automóviles nuevos.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580