PUBLICIDAD
PRUEBAS DE VEHÍCULOS
06/03/2021
Por Gustavo Rodríguez Hernandez

Prueba del Toyota Yaris 1.5 120H 116 CV Active Tech

La cuarta generación del utilitario japonés aterriza en nuestro mercado para ser la mejor opción de su segmento.

El Yaris, que ya acumula cuatro generaciones después de su lanzamiento al mercado en 1999, se renueva por completo para dar un golpe encima de la mesa y, así, situarse en lo más alto de la categoría (ver vídeo). Y es que, estamos ante un 'productazo', si se me permite el término. Es ese coche prácticamente perfecto que compraría si necesitara un vehículo para el día a día, pues cumple más que de sobra para la mayoría de conductores, salvo que el espacio, el maletero y la amplitud de las plazas traseras sea algo innegociable. Y no lo digo porque este Yaris esté limitado en estos apartados, pues el utilitario japonés es un coche más que competente. Durante todo el tiempo que lo he utilizado, he tenido maletero más que de sobra para mi compra semanal del supermercado, las plazas traseras me han parecido suficientemente amplias para dos adultos o dos niños con sus respectivos dispositivos de retención infantil, su nivel de confort es más que satisfactorio y es un coche solvente para viajar si se diera el caso.

EXTERIOR

En primer lugar, hay que partir de la base que esta nueva generación nada tiene que ver con la anterior. Su carrocería únicamente se comercializa con formato de cinco puertas, algo que ya es habitual en todos sus rivales, salvo en el Ford Fiesta. Si se ofreciera en Europa la opción de adquirirlo con carrocería de tres puertas, para mí sería la guinda que coronaría este delicioso pastel. Y, como verás, ignoro por completo la versión deportiva 'GR', pues, aunque ofrece ese tipo de carrocería, es un punto y aparte por todo lo que supone a nivel técnico, de filosofía y precio. Nada que ver con el resto de la gama. Es otro coche.

Un urbano de verdad muy bien aprovechado

Con muy buen criterio, Toyota no ha querido incrementar el tamaño de la carrocería para que este nuevo Yaris no pierda las bondades de un buen utilitario. Gracias a la nueva plataforma GA-B, que deriva de la arquitectura global TNGA y que llega por primera vez a un modelo urbano de Toyota, ha hecho posible una reducción de 40 mm de la altura total de la carrocería sin que afecte a la habitabilidad interior, ya que el conductor y el pasajero se sientan más bajos. Además, la menor altura del capó contribuye a una mejor visibilidad delantera para el conductor, y, al agregar 50 mm a la anchura total, el Yaris ofrece más espacio tanto delante como detrás, mientras que el mayor ancho de vías —delantero y trasero— confieren un aspecto más deportivo. Sin duda, esta generación ha ganado claramente en atractivo.

Nueve colores de carrocería y una opción bi-tono

En el nuevo Yaris se puede elegir entre 9 colores diferentes para la carrocería — Azul Cobalto, Azul Okinawa, Blanco Classic, Blanco Perlado Iceberg, Bronce Oliva, Negro Azabache, Plata y Rojo Tokio—, a los que se une el exclusivo bi-tono Rojo Coral de la edición especial de lanzamiento Style Premiere Edition.

INTERIOR

Pero si por fuera esta coche ha mejorado de manera radical, por dentro rompe moldes si le comparamos con la anterior generación. Partiendo de la base que todos los Yaris siempre han ofrecido una gran calidad de construcción. Esta nueva entrega va más allá para ofrecer un habitáculo mucho más atractivo a la vista, mucho más funcional y, sobre todo, con una sensación de ser un coche de superior categoría.

Me gustan mucho los materiales elegidos por Toyota para dar forma a todo el habitáculo. Hasta los plásticos más sencillos resultan agradables, tanto al tacto como a la vista. Destacan particularmente el recubrimiento blando que cubre toda la zona más visible del salpicadero y el fieltro presente en los paneles de las puertas. Este último, es un guarnecido que se está poniendo muy de moda en el sector y que, a mi modo de ver, aporta mucho en lo estético.

Manda la funcionalidad y la ergonomía

Una vez situado en el puesto de conducción, me gusta mucho todo lo que veo y lo que toco. Se percibe a las primeras de cambio que Toyota ha dado prioridad absoluta a la funcionalidad y a la ergonomía. Nada de digitalizarlo todo para hacernos la vida más complicada a costa de tener un interior más futurista. Con este Yaris, Toyota ha demostrado que se puede hacer un puesto de conductor sencillo y liberado de botones sin tener que inundarlo de pantallas. Un buen ejemplo de ello es el sistema de climatización, que dispone de mandos giratorios para regular la temperatura y el flujo de aire, y otros botones convencionales para gestionar el resto de funciones. Lo mismo ocurre con la pantalla multifunción ubicada en la parte superior del salpicadero; es táctil, pero dispone de mandos y botones físicos para utilizar las diferentes funciones que nos ofrece. En cuanto a su interfaz, es la ya conocida de Toyota. Puede que tenga una estética algo anticuada, pero a mí me encanta por su sencillez, funcionalidad y rapidez de uso. No la cambiaría por ninguna de la competencia.

El cuadro de instrumentos también es convencional y muy en la línea del resto de modelos de Toyota, algo que yo particularmente valoro. A diferencia de uno virtual, y más en coches de este precio, un cuadro como el que equipa este Yaris es más sencillo, fiable y cumple perfectamente con su función, pues cuenta con un diseño atractivo y muestra la información de manera clara, ordenada y accesible. Adicionalmente, y en función del nivel de acabado elegido, tenemos disponible un sistema Head-Up Display de 10 pulgadas a color. Éste ayuda al conductor a centrarse en la conducción, con las mínimas distracciones posibles. Proyecta en el parabrisas datos importantes de conducción y alertas, como indicaciones del sistema de navegación y límites de velocidad.

Muybien a los mandos

El puesto de conducción está muy bien diseñado para estar plenamente integrado a los mandos. Es posible que, en mi caso, el espacio para dejar el pie izquierdo sea algo limitado, pero nada criticable ni preocupante. En cuanto a los asientos, éstos me han parecido muy confortables y permiten que me pueda conducir con soltura. Por su parte, el volante, además de ser completamente redondo, algo que yo particularmente agradezco, es perfecto. Tiene el tamaño ideal, un tacto muy agradable y unos nuevos mandos que mejoran considerablemente a los hasta ahora conocidos en los modelos de la marca.

Las plazas traseras aprueban con nota. No sólo cumplen más que de sobra por espacio, sino que la posición del respaldo y el asiento está muy trabajada para que la postura, una vez sentados, sea natural y confortable. No recuerdo un modelo de la competencia tan bien resuelto en este apartado.

Un maletero amplio y bien acabado

Los 286 litros del maletero dan mucho de sí, pues todo ese volumen es más que suficiente para la utilización normal que se realiza a diario. Para ganar en capacidad, los respaldos de los asientos posteriores se pueden abatir en proporción 60/40. Una vez abatidos, salvo que contemos con la regulación del piso en dos niveles, queda un pequeño escalón entre el maletero y el resto del habitáculo.

Un nivel de equipamiento interesante

El acabado Style se distingue por tener un toque de diseño exclusivo, gracias a la parrilla frontal en negro con embellecedor cromado oscuro o las llantas de aleación de 17’’, además de más equipamiento: faros Full LED, cargador inalámbrico de teléfonos móviles, tapicería mixta de cuero y tela, pomo y palanca de cambios de piel o climatizador bi-zona. Se puede complementar con el paquete Style Plus, que añade Head-Up Display de 10’’, sistema de sonido premium JBL con 8 altavoces, Detector de Ángulo Muerto (BSM), Sistema de Asistencia al Aparcamiento con función de frenado automático y navegador.

SISTEMA DE PROPULSIÓN

A nivel mecánico, el salto también es de gigante. Y todo ello es gracias a la también cuarta generación del sistema híbrido de Toyota. Si todavía tienes en el recuerdo el funcionamiento del anterior Yaris, en este nuevo encontrarás un mayor protagonismo de la parte eléctrica, unas prestaciones superiores y un cambio CVT que sigue siendo igual de suave y progresivo, pero con menor sensación de resbalamiento.

El nuevo sistema híbrido cuenta con el nuevo motor de gasolina de tres cilindros y ciclo Atkinson de 1.5 litros. Dispone de un reglaje variable de válvulas e inyección directa e indirecta de combustible. Como sucede con las unidades análogas de 2.0 y 2.5 de cuatro cilindros, se beneficia de medidas específicas para reducir la fricción interna, las pérdidas mecánicas, y para optimizar la combustión. De hecho, el motor presenta la combustión más veloz del mundo, que permite un par más elevado a bajo régimen y una mayor eficiencia de combustible. También va equipado con un módulo equilibrador, que ayuda a reducir el ruido y las vibraciones del motor. Esta última solución se nota y mucho, pues apenas se perciben ruidos y asperezas generados por el motor. Es, probablemente, el mejor motor de tres cilindros que he probado hasta el momento.

Al margen del elogiado chasis y su fantástica puesta a punto, la parte mecánica también tiene mucho que decir en el apartado dinámico. Ahora estamos ante un coche que ofrece mucho más brío, que mecánicamente es más alegre, y que dispone de un cambio CVT de menor resbalamiento sin perder un ápice de refinamiento.

Esta ganancia de prestaciones, con una aceleración que resulta más contundente, tiene su respuesta en el sistema de propulsión, que adopta una nueva batería de ión de litio de mayor potencia. Pero además de resultar más potente, esta nueva batería es un 27% más ligera que la anterior de hidruro de níquel.

¡Un mechero!

El consumo de carburante es muy bajo en todo tipo de condiciones. Es muy fácil conseguir cifras muy ajustadas a poco que nos lo propongamos. En nuestro caso, en un recorrido combinado entre carreteras de segundo orden y autovías con algunos tramos desfavorables, conseguimos una media de 4,9 litros a los 100 kilómetros. En ciudad, el registro puede ser incluso inferior a esa cifra, pues este Yaris es capaz, según afirma Toyota, de circular hasta el 80% del tiempo en modo 100% eléctrico.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

El lanzamiento del Toyota Prius de cuarta generación (2015) supuso un antes y un después en Toyota, pues fue el punto de partida para ofrecer productos mucho más atrevidos, comunicativos y divertidos de conducir, pero sin perder el refinamiento, el confort de marcha y la fiabilidad que siempre ha caracterizado a Toyota.

En esta nueva entrega del Yaris ocurre exactamente lo mismo que con el Prius; un coche excelente que nada tiene que ver con el modelo precedente. Si alguna vez has probado un Yaris de tercera generación, olvídalo por completo, porque el que protagoniza esta prueba no tiene nada que ver. Y eso no sólo se percibe cuando tienes el primer contacto visual o te pones a los mandos, tal y como he comentado al inicio. Se confirma cuando nos ponemos en movimiento. Y es que estamos hablando del coche perfecto para el día a día. Además de contar con un rodar suave y refinado que ningún rival es capaz de alcanzar, el trabajo que Toyota ha realizado en el chasis es, sencillamente, impecable. Es un coche ágil y muy agradable de usar en ciudad, un gran rodador en carretera y brillante en curva, no sólo por eficaz, sino por lo comunicativo que resulta y por lo bien que se inscribe en las curvas. Una gozada.

https://www.youtube.com/watch?v=ZZDr3uEgYd4&list=PLddbTvHov82YeuoyAmhTFUROnFQAHybYz

Un chasis muy bien trabajado

Todas estas magníficas prestaciones en carretera se consiguen gracias a su sobresaliente puesta a punto por parte de los ingenieros de Toyota. También tiene mucho que decir la nueva plataforma GA-B que, al igual que los modelos basados en la arquitectura TNGA, permite que el centro de gravedad del coche es más bajo (15 mm) que el del modelo al que reemplaza. Además, el nuevo diseño de la suspensión, McPherson delante y barra de torsión detrás, presenta una menor fricción en los amortiguadores, unos muelles más blandos y una mayor rigidez trasera, pasando de 320 a 580 Nm/g, lo que a su vez potencia las cualidades dinámicas del nuevo Yaris, reduce el desplazamiento de la carrocería en las curvas y aumenta la agilidad.

Los niveles de ruidos y vibraciones son considerablemente más bajos gracias a una carrocería que ahora es más rígida. De este modo, la arquitectura de la plataforma y el chasis se han optimizado, con refuerzos estratégicos en el capó, el pilar trasero, el túnel central, la estructura trasera y los pasos de rueda posteriores, así como un panel más rígido del salpicadero.

Sus rivales: el Yaris es el elegido

La lista de rivales se reduce a dos; Honda Jazz y Renault Clio E-Tech. Ambos cuenta con una mayor longitud y, en el caso del Honda, tiene un concepto más cercano al de un pequeño monovolumen. Por el momento, no he tenido la oportunidad de probar ninguno de los dos para hacer valoraciones más precisas. No obstante, después de conducir el Yaris, tengo muy claro que el modelo de Toyota sería el elegido.

ELEMENTOS CLAVE

AcabadoActive TechAño del modelo2022Cilindrada1.5
Eficiencia energéticaAPotencia116 CVTransmisiónAut.
Etiqueta ecológicaECOEURO NCAP5.0CombustibleGasolina sin plomo / Híbrido
Dimensiones3.940 x 1.745 x 1.500 mm
Carroceríaberlina con portón
Plazas5
Puertas5
Maletero286l
Par máximo141
Consumo3.9 l/100km
Velocidad máxima175 km/h
Aceleración 0-100 km/h10.3
Nivel emisiones (CO2)87.0 g/km

PRECIOS DE LA UNIDAD PROBADA

Precio oferta al contado
21.382,85 €
Entregando un coche usado al contado
21.382,85 €

CONCLUSIÓN FINAL

El nuevo Yaris es un producto excepcional propio de una marca líder como es Toyota. Lo tiene todo para ser ese urbano perfecto de uso diario; es refinado, muy suave, divertido de conducir, agradable de usar, suficientemente amplio, brillante en ciudad, bien equipado, eficiente, más eléctrico que nunca y con un diseño que ha ganado muchos enteros respecto a la anterior generación. En definitiva, es un coche que lo hace todo muy bien y que se muestra como el aliado perfecto para nuestro día a día. Se lleva un sobresaliente.

Nos ha gustado

  • Tacto de conducción
  • Consumos
  • Excelentes cualidades como urbano

No nos ha gustado

  • No dispone de carrocería de tres puertas
  • Sistema multimedia

VALORACIÓN

Cómodo
6.3/10
Ecológico
2.5/10
Económico
9.6/10
Equipamiento
6/10
Bajo consumo
9.6/10
Motor
4.7/10
Seguro
8.7/10
Espacioso y práctico
3.4/10
Deportivo
2.9/10
Nota
5.3/10
COMPARTIR
GUSTAVO RODRÍGUEZ HERNANDEZ

Periodista especializado con 20 años de experiencia en el sector de la automoción. Fue director del área de Motor de Cadena Cope Castilla y León durante 3 años. Posteriormente, fue redactor y probador de coches en AUTOhebdo Sport, Revista Top Auto y sobrecoches.com. Desde el año 2011, es el responsable de pruebas y producto de cochesyconcesionarios.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
DEJA UN COMENTARIO CANCELAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Falta rellenar nombre
Falta rellenar comentario (mínimo 15 caracteres)
Introduzca una direccion de correo
* Marque esta casilla si desea continuar
* Marque esta casilla si desea continuar

NOTICIAS RELACIONADAS

GUIAS ÚTILES Y CONSEJOS

08/08/2022 Gustavo Rodríguez Hernandez

4 urbanos baratos con etiqueta ECO que merece la pena comprar

Te mostramos una selección de los urbanos más recomendables que ofrece el mercado al mejor precio.

NOTICIAS

13/03/2022 Gustavo Rodríguez Hernandez

Toyota Yaris GR Sport: nuevo acabado deportivo para el urbano de Toyota

Ya está disponible en los concesionarios desde 19.950 euros.

NOVEDADES

28/12/2021 Gustavo Rodríguez Hernandez

Toyota Yaris 2022: estrena sistema multimedia y nuevo color de carrocería

Toyota actualiza la gama del Yaris, la cuarta generación del modelo de Toyota más vendido en Europa, con una oferta de acabados renovada para seguir siendo la gran apuesta en el segmento de los urbanos con un diseño impactante, una innovadora plataforma, un eficiente sistema híbrido eléctrico 1.5 Dynamic Force de 116 CV y una avanzada seguridad activa y pasiva, líder en su categoría.

NOTICIAS

18/11/2021 Loli Ruiz

Toyota inicia la producción del Yaris en su planta de Kolin

La factoría checa se convierte en la segunda planta europea en fabricar el nuevo Yaris.