Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Subaru > Prueba del Subaru Forester XT 240 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Subaru
Prueba del Subaru Forester XT 240 CV
Es un todoterreno muy recomendable por agrado de conducción y para circular fuera del asfalto.
2 comentarios comentarios
« Volver 
El Forester es el único todoterreno puro y duro que Subaru comercializa en España en la actualidad. Desde principios de pasado año, se comercializa con una serie de mejoras que afectan al aspecto de la carrocería, interior, equipamiento y bastidor. Está disponible en los concesionarios desde 26.900 euros (ver todos los precios).

Respecto a la versión lanzada en 2013, la que es objeto de esta prueba ofrece ligerísimos cambios en la parrilla, en los paragolpes delanteros y en los faros. Estos renovados grupos ópticos, ahora incorporan un sistema de iluminación adaptativo de tecnología LED que ilumina de maravilla y que permite que podamos circular de noche con mayor confort y seguridad. Son muy recomendables.

El interior destaca por ofrecer unos materiales de buen aspecto y ensamblaje cuidado. Por tanto, encontramos un habitáculo que, aunque tiene el característico diseño sobrio de la marca, está muy bien realizado y brinda una gran sensación de solidez.

Todos los mandos están muy bien agrupados, se manejan con rapidez y sencillez. Además, todos los botones resultan precisos al accionarlos. En menor medida nos ha gustado la pantalla táctil del salpicadero que, aunque cuenta con menús bastante sencillos, es algo lenta a la hora de procesar la información. En positivo, nos encantaron los mandos giratorios del sistema de climatización -con muy buen criterio, Subaru es una de esas marcas que no ha caído en el error de digitalizar todos los mandos para ofrecer, como ocurre en otros fabricantes, un interior de estilo futurista, pero nada práctico.

Los asientos son otro de los puntos a mejorar. Bien es cierto que ofrecen un tapizado de piel y un mullido muy agradable, sin embargo, apenas sujetan el cuerpo y no son nada ergonómicos; son muy planos y, además, la banqueta resulta corta y estrecha. Por espacio, el Forester es un coche muy satisfactorio en sus dos filas de asientos. En todas las plazas, se dispone de apoyabrazos -es mejor el de las traseras- y de posavasos.

El maletero cuenta con una capacidad de 505 litros, que se puede ampliar hasta los 1.573 litros si se abaten, en proporción 60/40, los respaldos de los asientos posteriores. Una vez abatidos, el piso no queda totalmente plano, pero no es un impedimento para que podamos transportar, por ejemplo, una bicicleta de un adulto sin problemas (puedes verlo en nuestra galería de imágenes). Para mejorar las cualidades prácticas, el maletero dispone de una alfombra de goma muy resistente y práctica -cubre a la tradicional de tela y se puede extraer con facilidad-, dos ganchos bastante resistentes para colgar bolsas, una toma de 12V y dos botones que nos permiten abatir los asientos posteriores con mayor comodidad. En cuanto a su iluminación, tan solo hay un punto de luz -puede que algo escaso, pero es lo habitual en la inmensa mayoría de los coches-. Por último, el portón se puede abrir y cerrar eléctricamente, algo que incrementa el confort considerablemente. Lo peor que tiene este portón, es que queda demasiado bajo cuando está abierto por completo. Incluso, personas con una estatura normal (1,72 m, aproximadamente), tendrán que tener precaución para no pegar con la cabeza.

Motor y cambio sobresalientes

Cuando pulsamos el botón para poner en funcionamiento el motor, es el momento en el que este coche comienza a marcar claramente las diferencias frente a la práctica totalidad de sus oponentes. Hacía tiempo que no probaba una mecánica tan buena y refinada de gasolina. Como suele ser norma en Subaru, el Forester cuenta con un motor de tipo Boxer, es decir, con los cilindros horizontales y opuestos. Por tanto, esta motorización de 4 cilindros cuenta con una cilindrada de 2.4 litros y una potencia máxima de 240 CV. Sin duda, un menú sobresaliente para disfrutar de un motor fino y sumamente agradable. Pero no solo se traduce en una finura exquisita, también es un motor que rinde de lo lindos y nos sorprende con una respuesta sobresaliente en todo su margen de giro. Es una motorización que todo lo hace bien, pues en ningún momento percibimos baches en su respuesta a lo largo de todo el margen de giro, y la entrega del par y la potencia se hace de una manera progresiva y lineal.

Pero si el motor nos ha impresionado por su finura y excelentes prestaciones, la caja de cambios consigue estar a la misma altura. Pese a ser una transmisión de tipo CVT, es decir, de variador continuo, funciona tanto o mejor que un cambio automático tradicional. En primer lugar, no se percibe esa sensación de resbalamiento que tienen este tipo de cajas, que restan mucho en cuanto a agrado de conducción se refiere y, además, no son capaces de sacar lo mejor que puede dar el motor. Pero además de funcionar a la perfección, es muy rápida y realiza los cambios de marcha con una suavidad nunca vista. Sin duda, el conjunto mecánico formado por el motor y la caja de cambios se llevan un sobresaliente.

El consumo de carburante es más que asumible si nos atenemos a la potencia y cilindrada del motor. Según nuestras mediciones, en carretera la cifra más habitual es la que se sitúa sobre los 8,3 litros a los 100 kilómetros, incrementándose hasta casi los 9 en autovías y autopistas. En ciudad, la cifra se acerca peligrosamente hacia los 10 litros, un registro que también entra dentro de lo normal y hasta no parece elevado (ver prestaciones y especificaciones técnicas de esta versión).

Muy confortable y preparado para todo tipo de situaciones

En movimiento, además de disfrutar de una delicia de motor, la base rodante también está a la altura de las circunstancias. Como buen coche japonés que se precie, la suavidad de todos los mandos mecánicos (dirección, pedales y cambio) permite que el agrado de conducción sea elevado. Además, la calidad de rodadura también se encuentra a un gran nivel, pues absorbe a la perfección sin que dé la sensación de ser excesivamente blanda y filtra al milímetro las rugosidades y las imperfecciones del asfalto, todo ello para que no se traduzcan en forma de ruido y vibraciones al habitáculo.

En ciudad es un coche que transmite ligereza y agilidad; no cansa en uso intensivo y se maneja perfectamente para aparcar o callejear sin que en ningún caso resulte aparatoso como otros coches del mismo tamaño. En carretera, también se muestra ágil y estable en todo tipo de condiciones, con una suspensión que cuenta con un balance acertado para encontrar un vehículo cómodo a la vez que estable.

Cuando abandonamos el asfalto, encontramos un todo terreno de verdad. Gracias al buen trabajo que la marca ha hecho en la suspensión, a la tracción total y a sus buenas cotas para avanzar por rampas o zonas con excesiva dificultad, el Forester te gana por completo para los que quieren un 4x4 de los de toda la vida, y no un sucedáneo como ocurre en la mayoría de los casos. Para darle un toque aún más radical, podemos pulsar el botón que pone X-Mode para conseguir unos desarrollos en el cambio más cortos, un mejor reparto en el sistema de tracción total y, además, activar automáticamente el control de descenso para ganar en seguridad.

En una versión tan costosa como la que nos ocupa (40.000 euros), el equipamiento es muy completo y no van a faltar elementos como el climatizador bi-zona, navegador, pantalla táctil de 8 pulgadas, cambio automático, llantas de aleación, cristales traseros sobretintados, techo solar, tapicería de cuero, asientos con calefacción, un buen equipo de sonido firmado por el especialista estadounidense Harman Kardon y faros con tecnología LED entre lo más destacable (ver todos los detalles de su equipamiento).

Conclusión

Después de conducir el renovado Subaru Forester, me queda claro que es un coche especial que logra diferenciarse claramente del resto de sus oponentes. Si no eres un obseso del consumo y valoras por encima de todo el agrado de conducción, te recomendaríamos encarecidamente que optaras por esta versión de gasolina de 240 CV. Además, si buscas un todoterreno de los de antaño, el Forester es la mejor opción que plantea el mercado para moverse con garantías fuera del asfalto.
COMENTARIOS
Los asientos traseros, tienen un respaldo demasiado plano y blando ocasionando dolores de espalda después de un viaje medio.
13/07/2017 10:12:58  Carlos Antelo Alamán
Carlos,

Nosotros también tuvimos esa impresión, tal y como hemos comentado en la prueba. Es algo muy extendido en la práctica totalidad de los coches.

Gracias por tu comentario.
18/07/2017 18:04:24  Gustavo Rodriguez

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580