estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Renault > Prueba del Renault Grand Scénic 1.5 dCi 110 CV Zen
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Renault
9/12/2017
Prueba del Renault Grand Scénic 1.5 dCi 110 CV Zen
Destaca por dinamismo, equipamiento y cualidades prácticas.
« Volver 

El Renault Grand Scénic es un monovolumen compacto que supera los cuatro metros y medio de longitud, cuenta con un habitáculo que puede llegar a tener hasta siete plazas y su carrocería es 24 cm más larga que su hermano de gama, el Renault Scénic. Este modelo se puede adquirir desde 22.593 euros (ver todos los precios).

La carrocería tiene un diseño similar a la del Scénic, aunque cambia su silueta y la parte posterior, que incorpora unas ópticas de nueva factura. Además, su diseño recuerda al modelo de superior categoría que tiene la marca, el Espace.

Una de las grandes novedades, son las nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas. Además de ofrecer un diseño muy atractivo, tal y como hemos comentado con anterioridad, permiten equipar unos frenos de mayores dimensiones para ofrecer una mejor frenada. De este modo, en cuanto a distancia de frenado se refiere, el nuevo Scénic es aún más eficaz que la tercera generación. Lanzado sobre suelo seco a 100 km /h y 130 km /h, el nuevo Scénic consigue una distancia de frenado entre un 3 y 5 % más corta que el modelo de 3ª generación. Sobre suelo mojado a 80 km /h, la distancia de frenado se reduce en un 5 %.

Un habitáculo de siete plazas

Su interior nos recuerda mucho al del modelo que deriva, el Mégane, que, a su vez, también nos recuerda al del monovolumen de mayor tamaño de la marca, el Espace. Aunque nos hubiera gustado que fuera algo más acogedor que el de anteriores versiones, los materiales utilizados ofrecen buen aspecto, además de un ajuste y calidad de fabricación que cumple adecuadamente. Precisamente, si hablamos de acabados y sensación de solidez, este Scénic nos ha causado mejor impresión que un Talisman o Espace; todo parece que está mejor ensamblado, da la sensación de ser más sólido y hay piezas que no crujen al realizar presión sobre ellas.

Los asientos delanteros tienen una estructura similar a la del Espace, con un reglaje eléctrico de ocho modos que incluyen el reglaje lumbar y una función de masaje y calefacción en las versiones superiores. El asiento del pasajero delantero se puede colocar, al igual que en el Scénic de tercera generación, en posición de bandeja para conseguir un largo de carga optimizado de 2,85 metros. Por su parte, los asientos de la fila 2 son deslizantes en todas las versiones, de forma independiente (1/3, 2/3).

Los asientos delanteros recogen bien el cuerpo, son confortables y cuentan con unos reposacabezas muy bien diseñados para que queden cerca de la cabeza. En el lado negativo está la banqueta, que nos hubiera gustado que fuera regulable en longitud.

Los asientos de la segunda fila son confortables y también se adaptan bastante bien al cuerpo. Están muy bien diseñados para que puedan viajar niños con o sin dispositivos de retención infantil. Para adultos, se echa en falta un apoyabrazos en la plaza central.

En la tercera fila de asientos, encontramos dos plazas que pueden venir muy bien en caso de emergencia, o bien, para que puedan viajar dos niños con suficiente espacio. Estas plazas quedan perfectamente enrasadas con el piso del maletero cuando no se utilizan.

Muy práctico y con un gran maletero

Para abatir automáticamente los asientos traseros, y así obtener un piso plano, únicamente hay que pulsar un botón en la pantalla R-LINK 2 o el mando situado en el maletero. Nos ha parecido una solución muy práctica e inteligente para abatirlos con rapidez y sin necesidad de manipularlos. Para volver a colocarlos en su posición habitual, hay que hacerlo de manera manual. La maniobra se realiza correctamente, pese a que los respaldos resultan algo pesados y el guiado que permite moverlos es algo denso.

El maletero tiene una capacidad de 765 litros cuando la configuración del habitáculo es de 5 plazas y con los asientos traseros en posición trasera máxima. Este volumen puede llegar hasta los 866 dm3 cuando los asientos están en posición delantera máxima. El piso del maletero queda totalmente plano y la carga de objetos se realiza con total confort. Al borde del maletero hay un compartimento que está cubierto y que viene muy bien para guardar, por ejemplo, los triángulos de emergencia y más objetos si fuera necesario.

Al igual que el maletero, el habitáculo es muy práctico y ofrece una capacidad de 63 litros de espacio adicional para poder guardar objetos:

– Equipa un cajón, heredado del nuevo Espace y situado frente al asiento del pasajero delantero, ofrece una capacidad de 11,5 litros, esto es, 3 litros más que una guantera clásica. Iluminado y climatizado, se desbloquea eléctricamente mediante un sensor sensitivo. Al detenerse el vehículo, el cajón queda automáticamente cerrado con llave.

– Además del cajón deslizante, el nuevo Grand Scénic ofrece múltiples e ingeniosos espacios guardaobjetos, con un volumen adicional de 38,5 litros. Conserva entre otros las cuatro trampillas situadas en el piso que las familias aprecian mucho.

– En la parte trasera, dispone de unas bandejas que acompañan a las familias en sus desplazamientos. Una vez abiertas, las bandejas ofrecen un medio de fijación para las tabletas electrónicas de diferentes tamaños. Cerradas, las bandejas cuentan con pequeño espacio donde guardar un teléfono, una videoconsola portátil o bien unos lápices. Las dos tomas USB en la parte trasera de la consola central deslizante permiten la utilización prolongada de los aparatos electrónicos.

Para mejorar aún más sus cualidades prácticas, el nuevo Grand Scénic completa el abanico de equipamientos dedicados a la familia con cortinillas quitasol para los pasajeros traseros, de serie u opcionales según las versiones. Aunque pueden ser muy prácticas, nos hubiera gustado que estas cortinillas contaran con un sistema de mayor calidad para abrirlas y cerrarlas.

Buen rendimiento mecánico y bajo consumo

El nuevo Scénic está disponible con una gama compuesta por un total de cinco motores. Nosotros probamos uno de los más brillantes y recomendables, que no es otro que el 1.5 dCi de 110 CV (ver las especificaciones técnicas de esta versión). Esta mecánica, que hemos probado en infinidad de modelos del Grupo Renault, sigue siendo una elección magnífica, no solo por su bajo consumo de carburante, que se sitúa en poco más de cuatro litros en carretera y poco menos de seis litros en ciudad, sino también por su sobresaliente rendimiento que está por encima de cualquier modelo de la competencia, incluso de superior potencia.

Esta motorización está muy bien acompañada de un cambio manual de seis velocidades de desarrollos perfectamente elegidos, que ofrece un tacto muy bueno –mejor que el que ofrecía el Mégane que pudimos probar con el mismo motor-. Los recorridos nos han parecido más cortos y, su tacto, transmite mejores sensaciones, además de una mayor sensación de solidez.

El más eficaz del mercado

Dinámicamente, el nuevo Grand Scénic nos ha parecido, sobre todo, un coche muy ágil y divertido. También es un coche tremendamente eficaz y muy fácil de conducir en todo tipo de curvas, ya que transmite mucha confianza, aplomo y seguridad en todo momento. Además, los balanceos de la carrocería están muy contenidos, tanto o más como en un vehículo compacto con un centro de gravedad más bajo.

En lo referente a su equipamiento, el nuevo Scénic sigue siendo una de las opciones más atractivas de su categoría. Cabe destacar elementos como el regulador de velocidad adaptativo, alerta de cambio de carril mediante vibración en el volante, sistema Head-Up Display, parking manos libres, tecnología con cinco modos de conducción, pantalla táctil vertical de 8,7 pulgadas y sistema de audio Bose Surround (aquí puedes ver todo el equipamiento de la versión que probamos, que respondía al acabado Zen).

Nuestra conclusión:

Con el nuevo Grand Scénic, Renault ha conseguido un vehículo tremendamente atractivo, con unas cualidades dinámicas sobresalientes y nuevos elementos de equipamientos de última generación que hacen que el confort, las cualidades prácticas y la seguridad salgan ganando con creces. La versión Diesel de 110 CV sigue siendo el motor más equilibrado e interesante de la gama, gracias a su refinamiento, rendimiento, prestaciones y bajo consumo. Sin duda, uno de los mejores motores diésel del mercado.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.