facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Volvo > ¿Cómo afecta el nuevo impuesto de matriculación a Volvo?
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Volvo
30/11/2007
¿Cómo afecta el nuevo impuesto de matriculación a Volvo?
Las versiones Flexifuel, que funcionan con bioetanol, tendrán en enero un tipo impositivo mayor que el actual
« Volver 
Esta misma semana veíamos cómo la llegada del nuevo impuesto de matriculación beneficiaría a las versiones gasolina de los modelos de Dodge. Hoy analizaremos el impacto que tendrá en Volvo, una marca caracterizada por hacer coches muy grandes y seguros, pero con unos consumos y unos niveles de emisiones no demasiado bajos.

En toda la gama Volvo no hay ningún modelo con unas emisiones inferiores a los 120 gramos de CO2 por kilómetro. De todas formas, el fabricante sueco no acostumbra a fabricar coches pequeños, así que es normal que su nivel de emisiones sea más alto.

Sí que hay dos motores diesel que tienen unas emisiones inferiores a los 160 gramos por kilómetro, por lo que a partir de enero estarán gravados con una tasa impositiva del 4,75 por ciento. Estos dos propulsores comparten cilindrada (2.0 litros) y se diferencian en sus potencias, de 109 o de 136 caballos.

Cualquiera de estas dos mecánicas montadas en el C30 , en el S40 o en el V50 , tienen unas emisiones inferiores a los 160 gramos. Por ello, es conveniente esperar a enero para adquirir cualquiera de estos modelos: hoy están gravados con un tipo del 7 por ciento y en el 2008 lo estarán con uno del 4,75 por ciento.

Hay una excepción, y es este mismo motor pero montado en el C70. Las emisiones para este modelo son de 161 gramos por kilómetro así que, por poco, estará gravado con un tipo del 9,75 por ciento.

Muchos modelos de Volvo estarán, a partir de enero del año que viene, dentro del grupo de vehículos cuyas emisiones están entre los 161 y los 200 gramos de CO2 por kilómetro. Pagarán un impuesto del 9,75 por ciento sobre el precio franco de fábrica, lo que supone un beneficio para muchos de los modelos del fabricante sueco.

Y es que, la mayoría de ellos tienen motores con unas cilindradas muy altas, y que actualmente están gravadas con un tipo impositivo del 12 por ciento. Por ello, esperando hasta enero, el precio de estos Volvo puede rebajarse un 2,25 por ciento.

Llama la atención que toda la gama de vehículos Flexifuel de la marca sueca soportará a partir del 2008 un tipo impositivo mayor que el actual. Lo que ocurre es que los coches adaptados para circular con bioetanol contaminan y consumen menos (el dióxido de carbono que se forma al combustionar forma parte del ciclo natural), pero sus emisiones de CO2 a la atmósfera son relativamente altas.

Es el caso de todos los Volvo Flexifuel que, con una cilindrada de 1.8 litros y una potencia de 125 caballos, hoy están gravados con un 7 por ciento y en enero lo estarán con un 9,75.

De todas formas, estas versiones Flexifuel son el único intento de la marca sueca por fabricar modelos más respetuosos con el medioambiente. La gran mayoría de versiones de Volvo tienen unas emisiones que superan los 200 gramos de CO2 por kilómetro, cifra que la nueva ley considera como muy contaminante.

Las gamas, tanto del XC70 como del XC90 por ejemplo, soportarán en enero un tipo impositivo del 14,75 por ciento, un 2,75 por ciento más que en la actualidad. Esto quiere decir que, si el fabricante sueco mantiene los precios básicos de sus modelos, el incremento podría superar los 1.700 euros.

De todas formas, cuando en enero se hagan públicos los precios francos de fábrica de Volvo, veremos si realmente hay tantas diferencias.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580