Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Mitsubishi > ¿Cómo afectará la llegada del nuevo impuesto de matriculación a Mitsubishi?
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Mitsubishi
28/12/2007
¿Cómo afectará la llegada del nuevo impuesto de matriculación a Mitsubishi?
Solo el 34 por ciento de sus versiones pagará menos tasas en enero
« Volver 
En su día se dijo que los coches de Mitsubishi subirían una media del 2,06 por ciento con la llegada del nuevo impuesto de matriculación. De hecho, los estudios le colocaron como la sexta marca más perjudicada por la fiscalidad verde. Hoy analizaremos si los vehículos del fabricante japonés pagarán más o menos tasas en el 2008.

La gama de Mitsubishi está compuesta por seis coches, con precios que oscilan entre los 11.400 y los 51.000 euros. Los dos modelos con más éxito de ventas en España son los dos todoterrenos, el Outlander y el Montero. Les sigue el pequeño Colt, tanto con su carrocería de tres y cinco puertas como en su versión descapotable. El cuarto modelo más vendido es un monovolumen de siete plazas, el Grandis. La gama la completa un coche de corte deportivo y con un motor de 280 caballos, el Lancer.

Empezaremos por los modelos que sí se verán beneficiados con la llegada del nuevo impuesto. Está en primer lugar el Colt, que se vende con tres motores de gasolina y uno diesel. Este último es un 1.5 litros de 95 caballos y tiene unas emisiones de 126 gramos de CO2 por kilómetro. Esto quiere decir que pagará unos impuestos del 4,75 por ciento a partir de la próxima semana.

Resulta llamativo que un coche pequeño con un motor diesel no se libre del pago del impuesto. Y es que muchas marcas cuentan entre su gama con alguna mecánica con unas emisiones más contenidas y que quedarán exentas del pago del impuesto. Incluso montan motores con más cilindrada y más potentes y emiten menos de 120 gramos por kilómetro.

De todas formas, la tasa impositiva que sufrirá el Colt es menor que la que soporta actualmente, del 7 por ciento. El resto de versiones gasolina quedarán gravadas también con un impuesto del 4,75 por ciento. Es la misma tasa que pagarán aquellos que adquieran un Colt CZC, la versión descapotable del pequeño urbano de Mitsubishi.

Las únicas excepciones son aquellas versiones que monten los motores turboalimentados de 150 caballos. Con unas emisiones de 161 gramos de CO2 por kilómetro, su tasa impositiva será del 9,75 por ciento. Serán, por tanto, un 2,75 por ciento más caros que hoy en día.

A parte de los Colt, solamente hay otro modelo que pagará un impuesto menor con la entrada en vigor del nuevo impuesto de matriculación: el Outlander. Y realmente, solo uno de sus motores se verá beneficiado. Actualmente se vende con tres diesel con potencias de 140, 156 y 170 caballos.

El primero es un dos litros que pasará de pagar un 7 por ciento a pagar un 9,75 en enero. La versión más potente es también la más equipada y va asociada además a una caja de cambios automática. Todo esto tiene como resultado que sus emisiones se disparen, superando los 200 gramos de CO2 por kilómetro. De ahí que, aunque hoy pague un 12 por ciento, en una semana estará gravado con un 14,75.

El único que se libra es el 2.2 DI-D de 156 caballos. Tiene unas emisiones de 194 gramos por kilómetro y por ello, pagará una tasa del 9,75 por ciento. Hoy paga un 12 por ciento, así que la rebaja será de 2,25 puntos.

Otro de los modelos de Mitsubishi es el nuevo Grandis, que únicamente está disponible, al menos de momento, con un motor diesel de dos litros y 136 caballos. Este propulsor, que hoy está gravado con un 7 por ciento, a partir del 2008 pagará un impuesto del 9,75 por ciento, ya que cuenta con unas emisiones medias de 176 gramos por kilómetro.

Quedan por analizar el Montero y el Lancer pero tienen unas emisiones que superan los 240 gramos de CO2 por kilómetro, así que estarán gravados con una tasa impositiva del 14,75 por ciento. La subida, para todos ellos, será del 2,75 por ciento.

Quién sabe cómo reaccionará Mitsubishi a la hora de marcar los precios de sus modelos en enero. Lo que sí es cierto es que únicamente el 34 por ciento de versiones a la venta pagarán menos impuestos. El resto, un 66 por ciento, pagarán un 2,75 por ciento más con la entrada en vigor de la fiscalidad verde.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580