Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Volvo > Prueba del V40 de 150 CV de potencia
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Volvo
Prueba del V40 de 150 CV de potencia
Disponible en los concesionarios desde 28.660 euros
« Volver 

Con el nuevo V40, Volvo unifica dos carrocerías (los extintos S40 y V50) y, de paso, presenta un modelo que viene a competir con mucha fuerza con los compactos Premium que todos conocemos, me refiero al Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes-Benz Clase A. Ya está disponible en los concesionarios desde 28.660 €

Motor Diesel y poco consumo

Nuestra unidad de pruebas, equipaba un motor Diésel de cinco cilindros en línea. Es una delicia por funcionamiento y tacto. Además, cuenta con el refinamiento que cabe esperar en un coche de calidad.

Esta mecánica entrega una potencia de 150 CV a 3.500 rpm y un par motor máximo de 350 Nm entre 1.500 y 2.750 rpm. Salvo que queramos llevarle en marchas largas a una velocidad baja, su respuesta es muy buena en todo el margen de utilización.

Se trata de un motor refinado, progresivo y bastante plano, lo que se traduce en un agrado de conducción bastante alto. No transmite ni una sola vibración parásita, y el ruido que emite cuando gira a un régimen alto no es elevado y no resulta molesto. En carretera, a una velocidad sostenida, el ruido del motor es imperceptible.

Aunque los desarrollos del cambio son largos, las prestaciones no se ven perjudicadas. De hecho, el Volvo V60 D3 es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos.

Pero el punto fuerte de este motor, es el consumo. No recuerdo un coche de esta categoría y potencia que consuma tan poco carburante. Aunque se trate de un 2.0 litros de cinco cilindros, gasta menos que un utilitario con menor cilindrada y potencia. Según nuestras mediciones, en autovía, hemos obtenido un consumo medio de 5,4 litros. Ya en ciudad y sin ser especialmente cuidadosos para ahorrar carburante, nunca hemos superado los 6,5 litros a los 100 kilómetros, lo que es un dato fantástico. Lo mejor de todo, es que el consumo siempre se mantiene muy estable, y no se dispara en exceso aunque practiquemos una conducción más deportiva.

Me ha gustado el autocierre del conducto de la gasolina, un diseño inteligente que hace más fácil el repostaje, ya que el tapón de combustible deja de ser necesario.

Al volante

El volvo V40 D3, dotado con el cambio manual de 6 velocidades, es un coche agradable de conducir. En primer lugar, todos los mandos mecánicos con los que el conductor entra en contacto (dirección, pedales y cambio) cuentan con un tacto suave y bien tarado para exigir poco esfuerzo al conductor y que, éste, conduzca de una forma refinada exenta de brusquedades.

Nuestra unidad de pruebas estaba dotada con la suspensión normal -comercialmente se la conoce como "Chasis dinámico"-. Hay otro chasis -denominado "deportivo"- que rebaja la altura de la carrocería en 10 mm y equipa unos amortiguadores y muelles más duros.

En el "Chasis dinámico" los puntales delanteros McPherson presentan las mismas bielas de pistones de 25 mm del Volvo S60. Su rigidez permite a la estructura absorber mejor las cargas laterales.

El Volvo V40 tiene amortiguadores monotubo en la parte posterior que ofrecen compresión y amortiguación de retorno a través de una misma válvula. De este modo se produce un flujo del fluido más corto y rápido, lo que implica a su vez una mayor rapidez de respuesta del amortiguador.

Interior

Por dentro, el V40 es tan bueno como cualquier otro Volvo. Es más, si hay algo que me gusta especialmente de todos los modelos de la marca sueca, es su interior. Y es que, en cuanto se accede al habitáculo, encontramos una atmósfera acogedora, buenos materiales y unos acabados que están a la altura de los mejores modelos de su segmento.

Como en todos los modelos de Volvo, el aspecto, la calidad y los acabados de todos los materiales están a un muy buen nivel. No he detectado crujidos al hacer presión en cualquier zona del habitáculo, todas las piezas están ensambladas con bastante solidez y el aspecto de todos los materiales es muy bueno. Destaca, especialmente, el acabado y la textura de la parte más visible del salpicadero. Sin duda, para que otros fabricantes tomen buena nota.

Como puedes ver, todo está a un nivel muy alto y se nota que Volvo lo ha dado todo para que el V40 marque tendencia. No obstante, hay algunas cosas, menos importantes, que deberían mejorar. Por ejemplo, la calidad y ajuste de la pieza de plástico transparente que muestra las velocidades del mando del cambio debería ser mejor, y las zonas cortantes que hay en el cofre que integra los dos posavasos de las plazas delanteras deberían haberse eliminado.

Materiales de calidad

El interior presenta tres gamas cromáticas fundamentales: Carbón, Carbón/Crema o Café/Crema. Los asientos de cuero están también disponibles en el nuevo color Azure Blue.

Las tapicerías disponen del certificado de la norma Oeko-Tex Standard 100, que es un sistema unificado de control y certificación a escala mundial para materias primas, productos textiles intermedios y acabados. Su objetivo es asegurar que los artículos textiles están libres de sustancias nocivas. Los análisis de sustancias tóxicas comprenden sustancias prohibidas y reglamentadas por la ley, productos químicos estimados peligrosos para la salud, así como parámetros preventivos.

Las superficies de cuero del interior del Volvo V40 no tienen cromo. Además, también cumplen con el programa Clean compartment (habitáculo limpio) que está recomendado por la Organización Sueca contra el Asma y la Alergia.

Al igual que cualquier Volvo, los asientos son de calidad. No sólo son muy confortables y ergonómicos, sino que también se nota que están bastante estudiados para que cuiden de la espalda y de la cabeza de los ocupantes en caso de colisión.

Vida a bordo

En las plazas delanteras hay suficiente amplitud para que cualquier adulto se adapte al momento. El diseño del salpicadero y las regulaciones de los asientos y volante, son suficientes para que los ocupantes vayan muy cómodos. Los dos asientos delanteros de nuestra unidad de pruebas contaban con idénticas regulaciones eléctricas (el asiento del conductor ofrece tres memorias - y con calefacción.

Detrás no hay una gran sensación de espacio, sobre todo en altura y longitud. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la carrocería no es muy alta y que la amplitud es la equivalente a la de cualquier coche de este tamaño.

Lo que más me ha gustado de las plazas traseras, además de ser muy acogedoras, es que los asientos exteriores son independientes y los apoyabrazos de las puertas y el de la plaza central, permiten que dos adultos vayan con comodidad. Casi todos los fabricantes de la competencia deberían tomar buena nota de este detalle.

A diferencia de la mayoría de los coches, los reposacabezas de las plazas traseras tienen un diseño mucho más elaborado para que cumplan con su función. Cuentan con regulación en altura y pueden abatirse para que el conductor tenga una mejor visión trasera cuando no hay ocupantes detrás.

Almacenamiento inteligente

Bajo el reposabrazos hay un espacio de almacenamiento ideal para CDs, etc... El espacio de almacenamiento dispone de un conector para USB/iPod o AUX, dependiendo del nivel de audio. El reposabrazos puede ajustarse para ofrecer un mayor confort al conductor. La consola situada frente al reposabrazos presenta dos soportes para vasos y una entrada de 12V integrados.

La guantera ofrece espacio para dos latas de refresco o botellines que se mantienen fríos con el aire procedente del sistema de climatizador electrónico.

También cuenta con otros compartimentos de almacenaje muy útiles, como un compartimento para las gafas encima de la puerta del conductor, un portabolígrafos en la guantera y compartimentos de almacenaje útiles bajo el panel de instrumentos, detrás de la consola central, en los respaldos de los asientos y en los laterales de los asientos traseros de los extremos. Otro pequeño detalle lo constituye la pequeña unidad de almacenaje en seco especialmente diseñada para albergar un rascahielos en el panel de la puerta del conductor.

Maletero a dos niveles

El maletero ofrece una capacidad de 335 litros. Esta cifra se puede aumentar hasta los 1.032 litros si se abaten los respaldos de los asientos traseros en proporción 60/40. Una vez abatidos, los respaldos no quedan totalmente enrasados con el piso del maletero.

El maletero está equipado con dos compartimentos en sus extremos, una toma de 12V, una red de carga colgante integrada en la bandeja, un doble fondo que sirve para guardar pequeños objetos y, otro, en el que queda perfectamente cubierta la rueda de repuesto y las herramientas.

El programa accesorio incluye una «Alfombrilla para organizar carga» que mantiene los artículos pequeños sujetos y ordenados, así como un «Organizador de carga» que incluye un divisor de compartimentos de carga, una cinta de carga y dos raíles para el suelo.

A diferencia de otros coches de precio similar, el Volvo tiene un maletero muy bien iluminado, con dos puntos de luz en cada uno de los extremos del entorno del maletero y, otro, integrado en el portón. Toda la iluminación corre a cargo de unas bombillas LED.

Pantalla muy gráfica

El V40 está disponible con un panel de instrumentos nuevo y completamente gráfico. Su pantalla de cristal activa TFT ofrece mucha información, es bastante configurable y tiene una tipografía clara y moderna.

El Modo Elegancia presenta una iluminación ámbar que crea una sensación tradicional y de calma.

El Modo Eco incluye una iluminación verde, diseñada para crear una imagen inspirada en la naturaleza. Se muestra un eco-medidor en el lado izquierdo. También permite mostrar las cifras de consumo de combustible actual y acumulado. El conductor obtiene, además, una luz verde cuando la conducción es óptima desde el punto de vista ecológico.

El Modo rendimiento dispone de una iluminación roja de fondo que crea una sensación de deportividad. En el centro, un tacómetro sustituye al indicador de velocidad que aparecía en las versiones Elegancia y Eco. La velocidad del vehículo se muestra digitalmente en el centro de la pantalla. La pantalla derecha incluye un indicador de potencia (un indicador que informa al conductor acerca de cuánta potencia hay disponible y de cuánta potencia se está empleando en ese momento).

La línea básica DIM de serie es una versión más sofisticada del panel de instrumentos tradicional. Los indicadores son electromecánicos con agujas indicadoras (esta solución la equipan las versiones más económicas).

Control en el volante

Además de este panel de instrumentos virtual, en la consola central hay otra pantalla a color, que puede ser de cinco o siete pulgadas, que muestra más información sobre el sistema de navegación, equipo de sonido, climatización y las diferentes funciones y ajustes del vehículo.

Todas las funciones pueden controlarse desde el volante, a través de los controles situados directamente bajo la pantalla de color o desde un mando a distancia.

Una de las funciones más interesantes, es la función «My Car» (Mi coche). Ésta, permite acceder a diversas opciones de configuración, como City Safety (Seguridad en ciudad), Advertencia de Colisión, Detección de Peatones, Sistema de Alerta al Conductor, Control de Crucero Activo, iluminación, espejos retrovisores exteriores, unidad de climatización, cierre centralizado y sistema de audio.

Si se elige el sistema de audio multimedia, la pantalla pasa de cinco a siete pulgadas y ofrece una información más completa con cámara de marcha atrás, reproductor de DVD, TV digital, etc. Nuestra unidad no la equipaba.

Bluetooth con streaming musical

Respecto a los Volvo S40 y V50, se ha mejorado la conexión Bluetooth para permitir no sólo conversaciones telefónicas con manos libres, sino también streaming de música procedente de su reproductor portátil de música con Bluetooth. De hecho, Volvo es la única marca que ofrece streaming musical por Bluetooth en toda la gama de vehículos. La navegación integrada con órdenes de voz está disponible como una de las opciones del coche.

Climatizador Electrónico

El nuevo V40 está disponible con Climatizador Electrónico. El sistema proporciona una temperatura interior y ventilación que se controlan automáticamente, además de poder realizar ajustes individuales para el asiento del conductor y el del copiloto.

El parabrisas delantero y trasero, así como los espejos retrovisores exteriores se calientan automáticamente a temperaturas inferiores a +9ºC. El conductor puede elegir la función automática a través del modo My Car.

Sistema de Navegación y equipo de sonido

El sistema opcional de navegación funciona muy bien, tiene una voz de guía muy clara y natural, y el diseño de los mapas y los menús es claro y moderno. La gestión del navegador se puede realizar mediante los mandos que hay en la consola central, o bien, mediante órdenes por voz. Para evitar posibles distracciones del conductor cuando iniciamos una guía de destino, el navegador muestra información sobre la ruta marcada en el panel de instrumentos y en la pantalla que hay en la consola central.

Nuestra unidad de pruebas equipaba un equipo de sonido con Bluetooth (A2DP) de bastante calidad que puede reproducir DVDs, CDs y USBs con música en formato MP3, AAC o WMA, además de AVI y Video Div-X. Tan sólo hemos encontrado un pequeño pero, y es que los graves generan ciertas resonancias parásitas en los altavoces situados en los paneles de las puertas.

El manejo, funcionamiento, tacto y ubicación de todos los mandos es impecable. Lo único que mejoraríamos es el ajuste de la temperatura. Volvo ha simplificado tanto esta función, que al final resulta muy engorrosa de manejar, ya que hay que preseleccionar las zonas que queremos climatizar para indicarles la temperatura.

El interior cuenta con detalles interesantes que no suelen verse en otros coches. Por ejemplo, el retrovisor interior, que integra una brújula, no tiene marco -Volvo dice que su diseño está inspirado en un smart-phone-. El pomo de la palanca de cambios es transparente y está iluminado en su interior mediante LED. El haz de luz se refleja creando un exclusivo efecto 3D.

La iluminación del interior es muy buena. Hay puntos de luz con bombillas LED en el techo y suelo que iluminan bastante, más que la mayoría de cualquier modelo equivalente. No obstante, hay algunos compartimentos del interior que no están iluminados.

Techo solar y panorámico

El nuevo Volvo V40 está disponible con un techo solar panorámico fijo que se extiende desde el parabrisas delantero hasta el respaldo de los asientos traseros. El techo panorámico aporta una sensación aún mayor de amplitud dentro del coche. El cristal está tintado y ha sido diseñado para reducir la radiación infrarroja en el habitáculo.

El vehículo cuenta con una cortina de tela situada bajo el techo que se acciona eléctricamente. La cortina se abre hacia atrás, lo que significa que los pasajeros de los asientos de atrás podrán disfrutar de la luz del sol mientras que el conductor y el copiloto permanecen a la sombra.

Dirección de respuesta precisa

El tubo grueso de la columna de dirección y el rígido aislante aumentan la rigidez a la torsión. Esto también contribuye a una mayor sensación de contacto directo entre las ruedas y la carretera.

La dirección asistida eléctrica (EPAS) emplea un motor eléctrico para apoyar el engranaje de dirección y el conductor podrá elegir entre tres niveles de dirección asistida eléctrica:

En el Modo Bajo el sistema proporciona un elevado nivel de apoyo eléctrico, haciendo que las maniobras resulten más fáciles. El Modo Medio presta un menor apoyo para ofrecer una mayor respuesta a la carretera a velocidades más elevadas. El Modo alto es el ajuste más avanzado para los conductores más entusiastas, que contribuye al carácter dinámico del vehículo.

La dirección asistida eléctrica permite la integración de las funciones de seguridad y de apoyo al conductor relacionadas con la dirección, como el sistema de Advertencia de cambio de carril (Lane Keeping Aid) o el piloto de asistencia al aparcamiento (Park Assist Pilot).

Lo peor que tiene esta dirección, es que le cuesta autocentrarse cuando se utiliza a bajas velocidades -supongo que se debe a que tiene poco avance-. Cuando se circula por carretera, a una velocidad medio-alta, la dirección resulta precisa e informa perfectamente al conductor. Ya en ciudad y en maniobras a bajas velocidades, tiene un tacto más artificial, aunque es suave y agradable de utilizar.

Sensaciones seguras

El Volvo V40 es un coche muy estable que da una gran sensación de seguridad cuando se conduce, aunque sea a altas velocidades. Es un coche que siempre se encuentra aplomado y resulta muy eficaz en todo tipo de trazados. La suspensión trasera trabaja muy bien, para que el paso por curva sea neutro y eficaz.

Quizá, el punto crítico de este coche, es cuando realizamos rápidos y bruscos cambios de dirección a velocidades medio-baja (a altas velocidades el coche va siempre muy aplomado). En ese tipo de circunstancias, los balanceos de la carrocería descomponen ligeramente la precisión en la trayectoria. Sin embargo, toda la panoplia de elementos de seguridad se encargan de mantener al coche por la línea, transmitiendo una gran sensación de seguridad.

Nuestra unidad de pruebas equipaba unos neumáticos de gran calidad que permitían que el Volvo V40 se pegara como una lapa al asfalto, tanto en seco como en mojado. Concretamente, eran unos Michelin Pilot Sport 3 225/40 ZR18 con código de carga "92" y de velocidad "W". Según el fabricante, es un neumático destinado a vehículos de gran potencia y altas prestaciones. Ofrecen muy buenas prestaciones en piso mojado y favorecen la precisión en curva.

Potenciar la estabilidad

El sistema de control dinámico de estabilidad y tracción (DSTC) en el nuevo Volvo V40 incluye numerosas funciones muy sofisticadas que ofrecen una combinación exclusiva de placer de conducción y seguridad.

El Control de Estabilidad Avanzado emplea un nuevo sensor del ángulo de balanceo que permite identificar cualquier tendencia de derrape en una fase inicial. De este modo, el sistema de control de estabilidad puede actuar antes y con mayor precisión. El control de estabilidad avanzado representa una gran ventaja para la conducción dinámica sometida a fuerzas laterales considerables, lo que mejora el manejo y minimiza las maniobras.

El control de freno del motor evita que las ruedas se bloqueen al activarse el freno motor sobre una superficie resbaladiza.

Si el vehículo está equipado con un gancho de remolque, la función de estabilidad del remolque amortigua el serpenteo que puede producirse al remolcar un tráiler o una caravana. El coche se estabiliza frenando una o más ruedas y reduciendo el par del motor.

Las curvas más cerradas

El control de tracción en curva es una nueva característica que utiliza la distribución variable de par, de tal modo que el coche tome las curvas aún con mayor suavidad. La rueda motriz interna del coche se frena, transmitiendo más potencia a la rueda motriz exterior. De este modo, el conductor puede tomar la curva más cerrada mientras reduce cualquier tendencia al subviraje.

Este sistema facilita mantener con suavidad la línea deseada en carreteras sinuosas, en rotondas y sobre superficies mojadas. El Control de Tracción en Curva es una herramienta muy valiosa al salir de una callejuela lateral para mezclarse rápidamente con el tráfico de las carreteras principales.

Equipamiento, precio y rivales

La incorporación de numerosos elementos de alta tecnología y un amplio paquete de sistemas de seguridad, convierten al nuevo Volvo V40 en el vehículo más inteligente y seguro de la historia de Volvo y de su segmento.

Entre estos nuevos elementos están la tecnología de airbag para peatones (Pedestrian airbag), sistema de advertencia de cambio de carril táctil, un ingenioso sistema de asistencia de aparcamiento, reconocimiento de señales de tráfico, luces largas activas y un sistema de radar para tráfico cruzado en la parte rasera.

El nuevo V40 incorpora también el innovador sistema de Detección de peatones con frenado automático total, así como el sistema City Safety mejorado para evitar colisiones a baja velocidad que funcionará a velocidades de hasta 50 km/h.

Aquí tienes una información detallada de todos los sistemas de seguridad.

El Volvo V40 se puede adquirir desde 28.660 €. La versión D3 asociada al acabad Summum, que ha sido objeto de esta prueba, está disponible desde 36.595 €.

La gran baza del V40, es que se trata de un coche único en el mercado en cuanto a equipamiento de seguridad y tecnología se refiere. Pasa por encima al nuevo Clase A de Mercedes-Benz y, dinámicamente hablando es, como mínimo, tan estable y seguro como un BMW Serie 1 y un Audi A3. Por tanto, ya tienes favorito si estás buscando una berlina Premium de tamaño medio, o bien, un modelo compacto de calidad.

Nuestra conclusión: El Volvo V40 entra con mucha fuerza en el mercado para ser una auténtica referencia, sobre todo para los conductores que valoran la seguridad por encima de todo. Además, y como cabe esperar en un coche de este tipo, es un modelo que no está exento de mucho equipamiento de confort, dosis de lujo en su interior y un comportamiento dinámico en carretera que se encuentra a la altura de los mejores.

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580