facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Toyota > Prueba del Toyota Auris híbrido HSD
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Toyota
Prueba del Toyota Auris híbrido HSD
Se pueden conseguir consumos muy reducidos en ciudad
« Volver 

Este modelo adopta el mismo sistema de propulsión del Toyota Prius, es decir, combina un motor térmico de gasolina con uno eléctrico. Ambos motores ofrecen, conjuntamente, una potencia máxima de 136 CV.

Este Toyota Auris HSD está disponible con dos niveles de acabado (Active y Advance). Actualmente, se puede adquirir desde 21.300 €. Y dependiendo de la comunidad autónoma, se pueden conseguir subvenciones de hasta 2.300 €.

Es un producto desarrollado y concebido para el mercado europeo. El Toyota Auris HSD está basado en el prototipo Toyota Auris HSD Full Hybrid Concept.

Su conducción

En cuanto a lo dinámico, no esperábamos un tarado de suspensión tan firme como el que equipa el Toyota Auris HSD. Quizá demasiado firme para lo que se espera en un vehículo en el tiene que primar el confort, y en el que las prestaciones están en un segundo plano.

Al tener un tarado de suspensión más bien firme, los balanceos y cabeceos de la carrocería están muy bien contenidos. Es un coche estable que transmite seguridad cuando lo conduces en carretera o a altas velocidades. También es un vehículo que responde con eficacia a los cambios de dirección.

Por el contrario, los baches se notan más de lo deseado cuando se pasa por encima de ellos, algo que resta confort a los ocupantes. También detectamos alguna que otra resonancia parásita.

El nuevo Toyota Auris HSD incorpora un sistema de frenado controlado electrónicamente, formado por un control de frenado hidráulico y un regenerador. Este sistema es un 18 por ciento más ligero y un 31 por ciento más compacto que el sistema convencional que equipa el Toyota Auris.

La dirección eléctrica tiene un tacto muy suave y agradable. También ofrece buena información de lo que sucede en la calzada y siempre se ha mostrado precisa, tanto en ciudad como en carretera.

Sus 136 CV

Toyota Auris HSD presenta un sistema de propulsión híbrido en el que se combina un motor de gasolina de 1,8 litros con tecnología VVT-i y un motor eléctrico que genera sesenta kw de potencia.

Entre ambos motores, la potencia máxima es de 136 caballos, cifra que proporciona una velocidad máxima de 180 km/h y una aceleración de cero a 100 km/h en 11,4 segundos. Los dos motores se encuentran acoplados a una transmisión eléctrica automática de variador continuo (comercialmente se denomina "E-CVT.

La respuesta del motor es algo pobre, o al menos no es las que se puede esperar en un motor convencional de la misma cilindrada y potencia. No obstante, su velocidad máxima (180 km/h) se puede conseguir con relativa facilidad, pero con una aceleración más bien modesta.

El ruido del motor y el consumo de carburante varía mucho dependiendo del tipo de conducción. Es un coche que requiere de un tipo de conducción especial para poder sacar lo mejor de él. En ciudad, a regímenes y velocidades moderadas es un coche silencioso, y eso que el aislamiento acústico no está especialmente trabajado (la rodadura, aerodinámica y el motor se hacen notar más de lo deseado). Según se va ganando velocidad, el ruido de la rodadura y aerodinámica aumenta considerablemente. El ruido del motor también hace lo propio, siempre que lo llevemos a un régimen de giro alto.

El gasto de carburante varía mucho dependiendo de los desniveles de la carretera, el régimen de giro del motor y el tipo de conducción. Conduciendo en carretera en condiciones normales y respetando los límites de velocidad, el Auris HSD gasta 6,5 litros a los 100 km.

En ciudad es otra historia. El gasto de carburante puede ser inferior al de un utilitario diesel de poca potencia. La ayuda del motor eléctrico y el sistema de parada y arranque automático se hacen notar.

En condiciones normales de uso, obtuvimos un consumo medio de 4,5 l/100 km, lo que habla muy bien de las ventajas que tiene este sistema de propulsión en este tipo de condiciones.

Si tienes un iPhone, puedes descargarte, gratuitamente, una aplicación muy interesante. Se llama DRIVEtools, y te asesora para practicar una conducción más eficiente, además de ofrecer mucha información adicional sobre los datos de consumo, velocidad, rumbo... etc.

Carrocería e interior

Su carrocería presenta una serie de modificaciones específicas que han permitido reducir el coeficiente de resistencia aerodinámica, pasando de 0,293x a 0,283x.

El nuevo Toyota Auris HSD dispone de las mismas dimensiones que el modelo del que deriva, el Toyota Auris, con una distancia entre ejes de 2.600 milímetros y una longitud total de 4.245 milímetros (la altura ha sido rebajada en cinco milímetros para mejorar la eficiencia aerodinámicamente).

El habitáculo del Toyota Auris HSD cuenta con todas las mejoras de calidad y ergonomía implantado en el renovado Toyota Auris 2010, incluyendo materiales de mayor calidad y más suaves al tacto en la parte más visible del salpicadero y en la guantera superior.

Con respecto al interior del Auris 2010, mantiene algunos elementos invariables, como el portaobjetos de la consola central, que ahora hace de reposabrazos o el volante, más cómodo y que incorpora mandos multifunción. También es nuevo y exclusivo de este modelo el acabado brillante de la consola central y el cuadro de instrumentos. En éste, el cuentarrevoluciones ha sido sustituido por un monitor de conducción ecológica en el que nos informa sobre el funcionamiento del sistema de propulsión.

La calidad de todos los materiales del interior es normal. Salvo la zona mullida de la visera de la instrumentación y de la tapa de la guantera superior, el resto de los plásticos son rígidos. Todos los materiales tienen un tratamiento mate que ofrece un buen aspecto a la vista.

Los asientos de nuestra unidad de pruebas eran de cuero y Alcántara. Tanto en los delanteros, como los traseros, la ergonomía está poco estudiada, ya que sujetan poco el cuerpo, son demasiado planos y los reposacabezas quedan lejos de la cabeza.

En las plazas traseras no hay apoyabrazos central, y en las delanteras hay un pequeño cofre disfrazado de apoyabrazos que no sirve para que podamos apoyar el brazo derecho.

La posición al volante es elevada, tanto, que el apoyabrazos de la puerta quedaba demasiado bajo para que pudiéramos apoyar el brazo. Los reglajes del asiento y del volante permiten que se pueda acceder bien a todos los mandos de control. Lo que menos me gustó es que el reposapiés izquierdo es estrecho.

Por lo demás, la sensaciones del interior de este modelo son equiparables a las que tuvimos en la prueba que realizamos a la versión 1.6 VVT-i Valvematic Active.

Fabricado en Europa

Toyota Auris HSD se ensambla en la planta que Toyota Manufacturing UK (TMUK) tiene en Burnaston, en el condado de Derbyshire, Reino Unido. Por su parte, el motor de gasolina de ciclo Atkinson del sistema Hybrid Synergy Drive se fabricará en Deeside.

Nuestra conclusión:

El Toyota Auris HSD es una opción interesante y muy válida para ser utilizado en recorridos urbanos o cortos desplazamientos. Su sistema de propulsión permite que el gasto de carburante sea inferior al de un vehículo diesel de bajo consumo. Su nivel de ruidos y vibraciones es bajo cuando se circula a regímenes moderados.

Texto: Gustavo Rodríguez

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2021 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580