estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Mazda > Prueba del Mazda2 1.5 litros SKYACTIV-G 90 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Mazda
14/04/2018
Prueba del Mazda2 1.5 litros SKYACTIV-G 90 CV
A diferencia de sus rivales, el modelo de Mazda marca la diferencia gracias a su calidad de fabricación.
« Volver 

El Mazda2 es el modelo de menor tamaño que la marca japonesa comercializa en España. A diferencia de sus rivales, y al igual que todos los modelos de Mazda, ‘el 2’ marca la diferencia gracias a su calidad de fabricación y al sobresaliente tacto de conducción. La versión de gasolina de 90 CV destaca por suavidad y refinamiento.

El modelo que hemos probado responde a la versión Luxury con cuero blanco y navegador, que está disponible en los concesionarios desde el pasado mes de junio y que tiene un precio de 16.900 euros (ver todos los precios). Este precio, que resulta muy competitivo, incluye un descuento de 2.000 euros.

El ajuste de los diferentes moldes de la carrocería está muy cuidado. Al mismo nivel está el ajuste de todas las puertas, que cuentan con un acabado y con una apertura y cierre muy cuidada. No llega al refinamiento del resto de modelos de la marca, pero supera con creces a prácticamente todos los rivales de la competencia, salvo el Ford fiesta y el Suzuki Swift, que más o menos están al mismo nivel.

Un interior lujoso y acogedor

En el interior, la sensación de calidad es idéntica. Como suele ocurrir en la mayoría de modelos de la competencia, casi todos los materiales del interior son rígidos y de calidad normal en la mayoría de los casos. Los plásticos duros presentan un muy buen aspecto mate que mejora a lo que ofrecen muchos de sus rivales. Para dar una mejor sensación de lujo y agrado, hay tapizados de piel sintética acolchada en la parte más visible del salpicadero y de los paneles de las puertas. En este sentido, no hay ningún modelo del mercado, salvo el Nissan Micra, que ofrezca un acabado más o menos equivalente.

El habitáculo, además de tener un diseño moderno y atractivo, es muy amplio. Para dar respuesta a necesidades muy variadas, es capaz de acomodar personas de estaturas muy distintas. Con esta idea en mente, el Mazda2 cuenta con un interior en el que pueden acomodarse personas de entre 1,50 y 1,90 metros.

El asiento de conductor tiene un ajuste longitudinal de 260 mm, el más amplio en su clase. Asimismo, se ha añadido un ajuste telescópico de 45 mm al volante, que ya tenía una regulación de inclinación de 50 mm. Gracias a estos ajustes, podemos acomodarnos mucho mejor al volante que en la mayoría de coches de este tamaño. Además, para mejorar la ubicación de los pedales con una situación tan óptima como los del Mazda3, las ruedas delanteras se han desplazado 80 mm hacia delante. De modo que, gracias a las posibilidades de ajuste del asiento y del volante, incluso conductores muy altos pueden estirar las piernas con normalidad y conducir el vehículo con un grado de confort normalmente reservado a otros segmentos superiores.

Los asientos delanteros son muy confortables y ergonómicos, pues sujetan muy bien el cuerpo, especialmente en la zona lumbar. Los traseros, aunque nos obligan a sentarnos en una posición demasiado erguida, se viaja con suficiente comodidad, más que cualquiera de sus alternativas. Todos los asientos están tapizados en piel, que resulta muy agradable al tacto y que permite que el interior sea más acogedor, agradable y confortable.

El maletero del nuevo Mazda2 tiene una capacidad de 280 litros (superior a la media), que puede ampliarse hasta 950 litros con los asientos traseros abatidos. Sin embargo, por lo que de verdad destaca es por su versatilidad. Como presenta un hueco sin irregularidades, ofrece espacio suficiente para transportar una maleta grande de 72 cm o un carro infantil de dimensiones normales. Para llevar objetos del tamaño de una bolsa de palos de golf solo hay que abatir una de las secciones 60:40 del respaldo del asiento trasero. El vano del maletero es sumamente práctico: su parte inferior es 52 mm más ancha y es muy regular hasta las esquinas. El suelo del maletero se encuentra a una altura inferior, lo cual permite cargar o descargar objetos pesados con movimientos más fluidos y naturales. El portón trasero es más cómodo y se maneja con mayor facilidad, gracias a que está muy bien asistido.

Una conducción suave y confortable

En marcha, el Mazda2 ofrece un refinamiento y confort de marcha equiparable o, incluso, superior al que ofrecen muchos modelos de segmento superior. El único modelo que tiene una calidad de rodadura más o menos semejante, es el Ford Fiesta. El resto de oponentes, Volkswagen Polo incluido, son productos menos refinados y satisfactorios. Por lo demás, dinámicamente no es de los modelos más ágiles cuando se quiere conducir a un ritmo alegre, aunque, no obstante, es un modelo satisfactorio por estabilidad.

A diferencia de la mayoría de sus competidores, el Mazda2 tiene un agrado de conducción muy trabajado. La dirección, que es precisa y comunicativa, tiene un tacto muy suave que transmite mucho agrado. Lo mismo ocurre con el cambio, tanto el guiado de la palanca de cambios como el embrague, se alían a la perfección para que se pueda manejar con muy poco esfuerzo.

Nuestra unidad de pruebas disponía del motor intermedio de gasolina, concretamente la motorización 1.5 litros SKYACTIV-G de 90 CV (ver especificaciones técnicas). Es un motor muy satisfactorio por suavidad y consumo. Por prestaciones, también lo es, pues permite que nos podamos mover con soltura sin percibir ningún déficit de potencia. Sus desarrollos, que son largos, nos obligan a jugar con el cambio cuando la orografía de la carretera se complica.

El gasto de carburante es muy bajo en todo tipo de condiciones. En carretera, circulando a velocidades legales, llegamos a obtener una media de 5,9 l/100 km, que es un resultado magnífico. Ya en ciudad, esta cifra se mantiene muy estable, pues nosotros llegamos a registrar una media de 6,7 km/ 100 km.

Calidad, equipamiento y un precio muy competitivo

El Mazda2 ofrece un equipamiento generoso que resulta satisfactorio. En cuanto a seguridad se refiere, ofrece elementos como control de ángulo muerto, sistema de asistencia a la frenada en ciudad, avisador de cambio involuntario de carril, cambio automático de luces de largo alcance, pantalla Head Up Display y sistema de navegación, entre lo más destacable. La versión que protagoniza esta prueba, que responde al acabado Luxury, presenta un equipamiento muy completo a un precio muy competitivo si se tiene en cuenta la calidad del producto (aquí puedes verlo detalladamente). Entre todo lo que puede equipar, destaca el equipo de sonido, que suena fantásticamente bien y, además, se ve ayudado por el magnífico aislamiento del habitáculo.

Por último, el Mazda2 se comercializa con un programa de mantenimiento que se realiza cada 12 meses o 20.000 kilómetros, lo que antes se cumpla.

Nuestra conclusión

Al igual que todos los modelos que comercializa Mazda, ‘el 2’ es un modelo que ofrece un nivel de calidad muy elevado, superior al de cualquier alternativa equivalente. A diferencia de los modelos más costosos del mercado, como pueden ser el Audi A1 o el Volkswagen Polo, el Mazda2 es un modelo de una calidad superior en algunos aspectos, pero con un precio claramente inferior. La versión de gasolina de 90 CV es suficientemente satisfactoria en cuanto a prestaciones se refiere, y brillante por el bajo consumo que ofrece. Por tacto, confort de marcha y calidad interior, es un coche que supera a modelos de segmento superior.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.