estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Kia > Prueba del KIA Sportage 1.6 GDi Drive 132 CV 4×2
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Kia
17/11/2018
Prueba del KIA Sportage 1.6 GDi Drive 132 CV 4×2
Es una opción muy recomendable por equilibrio y agrado de conducción.
« Volver 

Kia acaba de iniciar la comercialización de la versión renovada del Sportage. Para ponerse al día, este modelo ofrece un diseño mejorado en su carrocería e interior, nuevas tecnologías de seguridad y conectividad, así como nuevos sistemas de propulsión que cumplen con la nueva normativa de emisiones. La actualización también afecta a las versiones GT Line. El modelo más económico está disponible en los concesionarios desde 18.855 euros y con garantía de 7 años o 150.000 km (aquí puedes conseguir el mejor precio).

Kia ha vendido más de 131.000 unidades del Sportage a los clientes europeos en 2017, lo que representa la cuarta parte de las ventas totales de la marca en este mercado. Durante 2017, Kia ha vendido en el mundo un Sportage cada 69 segundos, lo que implica que es el modelo más vendido de la marca a nivel mundial. En marzo de 2018, se fabricó la unidad 5 millones del Sportage, en los tres meses posteriores al 25 aniversario del lanzamiento, en 1993. El Sportage se fabrica para Europa en la planta de Kia en Žilina, Eslovaquia.

En España, el Kia Sportage contabilizó 16.041 unidades vendidas en 2017, lo que supuso una penetración del 7,3%. En los primeros nueve meses de 2018, se superaron las 12.940 unidades vendidas.

Pequeños cambios para mantener su atractivo

Si comenzamos con el análisis de esta renovada versión, toca analizar el diseño de la carrocería. El paragolpes delantero tiene una nueva imagen, con un alojamiento distinto para los faros antiniebla e inserciones desde esos faros hasta la toma de aire inferior, con un acabado brillante negro o cromado. El Sportage se ofrecerá con una versión evolucionada de la parrilla “tiger-nose”, con un marco negro mate o brillante. Unos nuevos grupos ópticos tipo LED con luces diurnas de LED de cuatro puntos y faros antiniebla rediseñados que ahora ofrecen un mejor alumbrado. En la parte trasera, las luces de marcha atrás y los reflectores estarán integrados en el nuevo paragolpes.

Esta versión actualizada está disponible con una gama de diseños de llantas de aleación de 16, 17 o 19 pulgadas, y nuevos acabados de pintura.

Los cambios en el GT Line incluyen una nueva parrilla negra brillante con faldones en color plateado, e inserciones cromadas en el paragolpes delantero, molduras laterales, y el portón trasero. Las llantas de 19″ exclusivas del GT Line tienen un diseño nuevo y todas las versiones T-GDi están equipadas con un difusor trasero que integra dos salidas de escape y pilotos de niebla de tipo “cubo de hielo” con un diseño actualizado.

El coeficiente aerodinámico Cx de 0,33 no varía con los cambios en el diseño exterior. Tampoco sus dimensiones: 4.485 mm de longitud, 1.855 mm de anchura y 1.635 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.670 mm. La versión GT Line es 10 mm más larga, hasta 4.495 mm, debido a su paragolpes específico.

Aunque la disposición general del habitáculo se mantiene, hay una serie de pequeños cambios que realzan aún más la sensación de modernidad. El nuevo modelo está equipado con un nuevo volante y un salpicadero rediseñado. Las versiones GT Line incorporan de serie asientos negros con costuras rojas. También se ha modificado el diseño de los controles de la ventilación y el aire acondicionado, con nuevos biseles a su alrededor que dan una mayor claridad al salpicadero.

Amplio, práctico y muy bien acabado

El Sportage sigue siendo una alternativa muy recomendable para todos aquellos usuarios que demanden un vehículo muy práctico con un habitáculo confortable y amplio. Su distancia entre ejes de 2.670 mm y la altura de 1.635 mm asegura que a los ocupantes nunca les falte espacio. Las medidas verticales son 997 mm delante y 993 mm detrás, y tiene 1.129 mm y 970 mm de espacio para las piernas. Los asientos delanteros pueden tener tres grados de calefacción, además de ajuste eléctrico de 10 movimientos y ajuste lumbar en el del conductor y de 8 movimientos en el del pasajero delantero. Los respaldos traseros se pueden inclinar en 17 posiciones, entre 23 y 37 grados, lo que permite que los pasajeros los ajusten para su máxima comodidad. Los pasajeros también se podrán beneficiar de un asiento con dos niveles de calefacción. De serie tiene anclajes ISOFIX en todas las versiones.

Dependiendo de la versión elegida, el Sportage ofrece un volumen de maletero entre 491 y 503 litros con todos los asientos en su posición, dependiendo de que los clientes elijan el kit de movilidad estándar o la rueda de repuesto opcional. En las versiones con el motor diésel de 1,6 l, debido a que alojan el depósito de urea necesario para el funcionamiento del nuevo sistema activo de control de emisiones con SCR, el volumen del maletero es 467 o 480 l. La versión híbrida ligera Ecodynamics+ con motor diésel de 2,0 l proporciona 439 l de volumen de carga. Las versiones de 1,6 l estarán disponibles con el suelo del maletero de dos niveles de Kia, mientras que todas ellas ofrecerán un espacio bajo el suelo de maletero para guardar su cubierta flexible.

Una gama de motores mejorada

El Sportage se ofrece con una gama de motores aún más amplia, incluidos el nuevo híbrido diésel “R” de 2.0 litros y el nuevo “U3” de 1.6 litros (aquí puedes ver todas las motorizaciones disponibles).

Kia ha diseñado el sistema EcoDynamics+ para aumentar el rendimiento en carretera de los modelos con motor de combustión interna, mediante la energía eléctrica que se utiliza y se recupera de manera inapreciable para el conductor. En el Sportage, el sistema incrementa la aceleración con la potencia de una compacta batería de iones de litio, con 0,44 kWh y 48V. También aumenta los periodos en los que el motor está detenido gracias al nuevo conjunto de alternador y motor de arranque (Mild-Hybrid Starter-Generator MHSG). El MHSG está conectado al cigüeñal mediante una correa y puede cambiar entre los modos “motor” y “generador” sin que se aprecie.

La gama de motores de gasolina, que al igual que toda la gama equipan de serie un sistema de parada y arranque automáticos (Idle Stop & Go ISG), reciben pequeños cambios para reducir las emisiones. Los clientes pueden elegir entre dos motores de gasolina. Uno es el T-GDi (inyección directa de gasolina con turbocompresor) de 1,6 l, 177 CV y 265 Nm de par, con emisiones desde 173 g/km. El GDi atmosférico de 1,6 l da 132 CV, 161 Nm y tiene unas emisiones de CO2 desde 162 g/km. Ambos están equipados con un nuevo filtro de partículas para motores de gasolina, que reduce aún más la emisiones nocivas y asegura el cumplimiento de la normativa de emisiones Euro 6d TEMP. Las versiones del Sportage con el motor T-GDi estarán disponibles con tracción delantera o total, y una caja de cambios de siete velocidades con doble embrague en las de tracción total.

Nosotros hemos probado la versión menos potente de 132 CV, que proporciona una suavidad y refinamiento que se traduce en un notable agrado de conducción (aquí puedes consultar las especificaciones técnicas de esta variante). Por prestaciones, y teniendo en cuenta que se trata de un motor atmosférico, las prestaciones son más que razonables. Como cualquier motor de este tipo, la mejor respuesta se obtiene a un régimen de giro alto, aunque su aceleración a bajo y medio régimen nos ha parecido muy satisfactoria.

Esta motorización se encuentra asociada a una transmisión manual de seis velocidades que, pese a tener unos desarrollos más bien largos -sobre todo en sexta velocidad-, no penalizan en excesos las buenas maneras de esta motorización. Por tacto, al igual que el embrague, tiene un tacto muy agradable.

En cuanto a consumo de carburante se refiere, su cifra de consumo se mantiene dentro de lo que cabe esperar en un vehículo y versión como ésta. Según nuestras mediciones, en ciclo combinado, la unidad probada ofreció un consumo combinado de 7,6 l/ 100 kilómetros.

Estable, confortable y con una gran calidad de rodadura

El Kia Sportage tiene una suspensión independiente en los dos ejes, que no se modifica en la versión de 2018. Aunque proporciona un gran confort de marcha y capacidad de absorción sobre carreteras en mal estado. Las versiones GT Line tienen su propio ajuste de la suspensión, que dota al Sportage de unas reacciones más ágiles y una suspensión ligeramente más firme, sin comprometer la estabilidad y el confort propios de este SUV.

Al igual que el anterior modelo, el Sportage destaca por ofrecer una calidad de rodadura que supera a la inmensa mayoría de sus rivales. Todas las asperezas que genera el asfalto, están perfectamente filtradas para que los ocupantes sientan que se sitúan encima de una base rodante de gran calidad. La suspensión, tal y como hemos comentado con anterioridad, amortigua muy bien para ofrecer un excelente compromiso entre confort y estabilidad.

El Sportage está disponible con la dirección asistida por un motor eléctrico en la cremallera de Kia (R-MDPS). De serie el sistema R-MDPS proporciona una respuesta rápida y mejora el tacto de la dirección, con el que el Sportage está entre los modelos más ágiles del segmento de los SUV compactos.

Los frenos de serie en el Sportage son discos ventilados de 305 mm delante y macizos de 302 mm detrás. Con este equipo, la frenada es potente y la resistencia a la fatiga está muy contenida.

Nuevas tecnologías de asistencia a la conducción y sistemas de conectividad

El nuevo Sportage adopta los últimos sistemas avanzados de asistencia a la conducción de Kia (aquí puedes consultar todo el equipamiento disponible). Cuenta con las más recientes tecnologías de asistencia que incluyen el control de crucero adaptativo inteligente con función de parada y arranque automáticos, un monitor del entorno (Around View Monitor) para facilitar las maniobras de aparcamiento y el control de la atención del conductor (Driver Attention Warning), que detecta el cansancio o la falta de atención al volante. De acuerdo con su excelente puntuación en la importante categoría “Asistencia a la conducción” del test Euro NCAP, el Sportage ofrece a los clientes un amplio despliegue de sistemas de asistencia. Entre ellos están el asistente para evitar colisiones frontales, el asistente para el mantenimiento en el carril, el asistente para el cambio de luces largas, el aviso inteligente de límite de velocidad, el aviso de vehículos en el ángulo muerto y el aviso de tráfico trasero.

Todos los Sportage tienen de serie el sistema de gestión de estabilidad (VSM), que maximiza la estabilidad en frenada y en curva mediante el control electrónico de estabilidad (ESC), si detecta un exceso de deslizamiento. El Sportage también está dotado con airbags frontales para el conductor y el pasajero, airbags laterales en la primera fila y airbags de cortina para las dos filas de asientos.

Los clientes europeos pueden elegir entre distintos sistemas de conectividad actualizados: uno con pantalla táctil de 7 pulgadas (18 cm) o uno nuevo con una pantalla sin marco de 8 pulgadas (20 cm). Todos los sistemas de navegación incluyen de serie los Servicios Conectados de Kia, proporcionados por TomTom, y ofrecen una amplia gama de aplicaciones telemáticas e información orientada a la conducción. Las funciones de conectividad incluyen actualizaciones de tráfico en tiempo real, localización y alertas de cámaras de velocidad, búsquedas locales o previsiones meteorológicas, dependiendo de las restricciones legales en cada país.

Como novedad en el nuevo Sportage, el sistema de Servicios Conectados de Kia también muestra al conductor el precio del carburante en las estaciones de servicio cercanas, así como la locación de lugares para aparcar en tiempo real.

El Sportage está equipado con un equipo de sonido de 160 W y seis altavoces. Como opcional hay un sistema de ocho altavoces de JBL, con una potencia mayor (320 W), un amplificador externo y el sistema Clari-Fi de recuperación del sonido.

Otros dispositivos funcionales disponibles son un cargador inalámbrico para el smartphone con una base en la consola central, cámara trasera para aparcamiento con líneas dinámicas y el Portón Trasero “Manos Libres”.

Conclusión

El Kia Sportage es una de las mejores opciones que plantea uno de los segmentos más importantes del mercado, el de los SUV compactos. Al igual que la anterior versión, la nueva sigue manteniendo un equilibrio casi perfecto para ser una opción de compra muy recomendable. La versión prbada de gasolina 1.6 litros de 132 CV, es muy refinada y agradable de conducir. Además, ofrece unas prestaciones más que aceptables y un consumo de carburante correcto.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.