estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Dacia > Prueba del Dacia Sandero dCi 75 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Dacia
12/08/2014
Prueba del Dacia Sandero dCi 75 CV
Un utilitario perfecto que destaca por precio, coste de mantenimiento, habitalidad y funcionamiento.
2 comentarios comentarios
« Volver 

Con 12.774 unidades comercializadas hasta el momento, el Sandero es un de los coches más vendidos en España. Y es que, el utilitario de Dacia, se ha convertido en la solución de muchos consumidores que buscan un buen producto a un precio anticrisis. Nosotros nos hemos subido a una de las versiones más interesantes -por no decir la que más-, no es otra que el Diésel de 75 CV, una variante que destaca por rendimiento, consumo y funcionamiento.

Una gran mejora

Tras probar la nueva gama Sandero, nos hemos llevado una grata sorpresa al ver el salto que había dado el modelo de Dacia. Y es que, este nuevo sandero, pese a ser una profunda evolución del anterior, gana muchísimos enteros para ser una amenaza real para urbanos más caros y, en teoría, lujosos.

No cabe duda que, para empezar con muy buen pie, el diseño de la carrocería ha mejorado una barbaridad -lo suficiente como para que ahora el sandero sea un coche con mayor atractivo-. Ahora no sólo parece más coche, sino que, nada más verlo, nos da la sensación de que estamos ante un producto más moderno y de mayor calidad. Precisamente, esta misma sensación se traslada al interior, en el que destaca el nuevo salpicadero, que es infinitamente mejor que el anterior en cuanto a diseño, acabados y calidad de materiales se refiere.

Además del nuevo salpicadero, que puede ser bi-tono según modelos y versiones, hay elementos cromados en la palanca de velocidades, volante, aireadores y cuadro de instrumentos. La consola central destaca gracias a un embellecedor de color (según el acabado) que combina con los tiradores de puerta, así como con el círculo decorativo del volante.

La nueva instrumentación del cuadro es muy completa. Según las versiones, muestra la visualización de la temperatura exterior, la hora, las flechas de los intermitentes, así como el consumo instantáneo y medio, la autonomía en litros y en kilómetros, la distancia recorrida desde el último repostaje y la distancia restante hasta la próxima revisión. Todo es claro, sencillo y la tipografía es muy clara, moderna y agradable. Por otra parte, los mandos de climatización y los de ajuste de los retrovisores eléctricos, son más funcionales y accesibles.

El puesto de conducción está bien diseñado pese a que el volante sólo se puede regular en altura. La posición al volante es elevada, lo que facilita la conducción.

Los asientos, que ofrecen un tapizado de una calidad más que aceptable, no son excesivamente envolventes, pero son confortables y cumplen perfectamente con su función. Según versiones, el asiento del conductor se puede regular en altura.

Respecto al anterior modelo, el puesto de conducción es más confortable, gracias a que la zona del reposa-pies es mucho más amplia. Además, en opción, se puede incorporar un reposabrazos central.

Manda en habitabilidad interior

Lo que no cambia en el Sandero es la magnífica amplitud que hay en todo el habitáculo. Sin duda, sigue siendo uno de los puntos fuertes de este modelo.

En la parte delantera, el ancho a la altura de los hombros de los tres nuevos modelos sigue siendo el mejor del segmento: 1387 mm. En cuanto al ancho a la altura de los codos de 1417 mm, sigue inigualado en el segmento al que pertenece Nuevo Logan.

En la parte trasera, el ancho para los hombros y los codos (de 1389 mm y 1434 mm respectivamente para Nuevo Logan y de 1393 mm y 1436 mm para Nuevo Sandero y Sandero Stepway) son también best in class. Tres adultos pueden así sentarse cómodamente en la parte trasera de los nuevos modelos, donde también se pueden instalar tres asientos para niños.

Como en muchos modelos de su segmento, el interior no ofrece demasiados compartimentos para guardar pequeños objetos. Sin embargo, todos están bien ubicados y resultan prácticos. Por ejemplo, en la parte superior del salpicadero hay una pequeña bandeja en la que se puede dejar una cartera o un teléfono móvil (ver imagen). Delante de la palanca de cambios hay dos posavasos en los que se puede dejar un bote de refresco y un cenicero extraíble que también puede hacer las veces de compartimento guardaobjetos (ver imagen). También hay nuevos espacios en las puertas delanteras y traseras que permiten acoger una botella de 0,5l y 1,5l respectivamente.

Un maletero que puede con todo

El maletero sigue teniendo la misma capacidad (320 litros), una cifra que le sigue colocando al Sandero como el mejor de su segmento.

Todo el entorno del maletero está bien tapizado, integra un par de ganchos para colgar bolsas y un punto de luz ubicado en la parte izquierda (ver imagen). Debajo del piso encontramos una rueda de repuesto que es de la misma medida que el resto.

Si necesitas aumentar el volumen del maletero, los respaldos de los asientos traseros se pueden abatir en proporción 60/40. En estas condiciones, aunque el piso no queda totalmente plano, la capacidad de carga máxima se eleva a 1200 litros (ver imagen). Sin duda, un muy buen dato.

La verión Diésel de 75 CV resulta muy recomendable por precio, consumo, rendimiento y funcionamiento. A diferencia de la variante de 90 CV, la de 75, como es lógico y normal, es algo más lenta en cuanto a aceleración y velocidad punta se refiere, pero no es un inconveniente con suficiente peso como para que la descartemos. Tanto es así que, los 1.200 € que hay entre una y otra,no tienen, bajo nuestro punto de vista, demasiada justificación, salvo que queramos algo mas de equipamiento.

En cualquier caso y, analizando la conducción de este modelo, insistimos que la versión de 75 CV resulta ser un suficiente y sin limitaciones para movernos por recorridos urbanos muy por encima de las limitaciones legales. Tampoco es un “coche justo” para circular por carretera, ya que el dCi de Renault es un motor alegre que rinde a las mil maravillas para disfrutar al volante de una forma más que satisfactoria.

Por consumo de carburante, también es un coche que aprueba con nota. Según nuestras mediciones, obtuvimos un consumo ponderado de 4,5 l/100 km, lo que es un dato fantástico si tenemos en cuenta a sus rivales más directos.

Transmite más calidad

El tacto de todos los elementos mecánicos (pedales, cambio y dirección) transmiten más calidad que muchos urbanos de su clase mucho más caros, lo que es algo a valorar. Bien es cierto que la dirección asistida es un pelín dura cuando nos movemos a una velocidad baja o en maniobras de estacionamiento, pero no resulta en ningún caso algo molesto o preocupante. Los pedales de control son suaves, y sólo el embrague resulta ligeramente más denso que el resto.

El tacto del cambio es bueno, resulta preciso y ofrece un tacto bastante agradable cuando se utiliza, incluso si se hace de una forma rápida.

La calidad de rodadura ha mejorado tanto, que está a la altura de los mejores modelos de su clase. Todos los ruidos y vibraciones están muy bien aislados, y las imperfecciones del asfalto sólo se hacen notar en la dirección.

Estable y muy confortable

El Dacia Sandero sigue utilizando la plataforma B0, que es la misma que utilizan el resto de modelos de la marca. Sin embargo, ahora el nuevo Sandero ofrece una conducción de mayor calidad, con una mejor pisada, mayor estabilidad y un tacto de conducción realmente bueno.

El balance de la suspensión está muy bien elegido para que sea un coche estable y de reacciones muy seguras cuando circulamos por carretera y, a la vez, un coche confortable cuando el firme está en muy mal estado o cuando avanzamos vías en muy mal estado. Es cierto que los movimientos de carrocería son amplios y que los límites de adherencia se sobrepasan pronto pero, aún así, es un coche que transmite seguridad y facilidad de conducción.

La acústica del Sandero también ha mejorada considerablemente. Para ello, se ha aumentado la superficie de las piezas de insonorización y mejorado la calidad de los absorbentes, tanto en el compartimiento del motor como a la altura del parabrisas. Todo ello reduce significativamente el ruido del motor en el habitáculo. Además, los nuevos inyectores de los motores diésel atenúan el ruido de funcionamiento.

En lo que a la aerodinámica se refiere, se han añadido y optimizado líneas de estanqueidad a la altura de las puertas para limitar al máximo los ruidos de aire. El refuerzo de algunas piezas de la superestructura para eliminar resonancias desagradables también contribuye a mejorar la acústica circulando.

Se pone al día en conectividad

Aunque el Sandero sigue siendo un coche austero, ahora ofrece elementos en su equipamiento realmente interesantes y atractivos. Una de las novedades más importantes, es el sistema Media Nav, una interfaz gráfica desde la que podemos controlar varias funciones (radio, dispositivos multimedia, teléfono, navegador y diferentes ajustes del vehículo). Todo se puede visualizar desde una pantalla táctil de 7 pulgadas (18 cm).

El Dacia Sandero no cuenta, como es lógico, con una larga lista de opciones, sin embargo todas son interesantes y económicas. Son las siguientes (según versiones): volante de cuero (60 €), regulador/limitador de velocidad (125 €), aire acondicionado (350 €), Sistema Dacia Plug&Radio (radio, CD, MP3, USB, Jack, Bluetooth) 170 €, Sistema Media Nav (navegador 7″, radio, multiconectividad) 360 €, cartografía Europa (85 €), rueda de repuesto (81 €), Pack Aire + Plug&Radio (519 €) y Pack Aire + Media Nav (709 €).

La versión que ha sido objeto de esta prueba está disponible actualmente en los concesionarios oficiales de Dacia desde 10.300 €, un precio que no incluye ni Plan PIVE, ni descuentos promocionales ofrecidos por el fabricante. Sin estas puntuales rebajas, el precio sigue siendo ajustado y competitivo (Consultar todos los precios).

Nuestra conclusión:

Después de probarlo a conciencia, nos queda claro que el renovado Sandero es un gran coche que cumple más que de sobra con lo que se espera de un utilitario de este tipo; es barato, consumo poco, tiene un buen maletero, el espacio de las plazas traseras es de lo mejor de la categoría, su tecnología es moderna y está más que probada, su diseño nos convence, sus costes de mantenimiento son muy bajos y ofrece el equipamiento justo y necesario para conducir con el suficiente confort.

COMENTARIOS

Tengo un DACIA SANDEARO diesel estoy muy contento con el pero hace mucho ruido en carretara´osea zumba mucho sera que la carroceria no tiene la sonración suficiente desearia me comentaran algo gracia

17/10/2014 19:03:00  Manuel Frias Pérez

Manuel

el Dacia Sandero es un muy buen coche teniendo en cuenta su precio, su calidad y fiabilidad como producto está más que probada,sin embargo, su precio tan ajustado se consigue a base de recortar en apartados que no afecten a la fiabilidad. Entre ellos, está la insonorización del habitáculo. Ese zumbido que comentas, se debe precisamente a que, tanto el motor como la rodadura, no están todo lo aisladas que debieran para obtener el mejor confort. Por tanto, no debes tener mayores preocupaciones en este sentido.

20/10/2014 17:02:00  Admin

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.