Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

histórico por mes
Elige el año y despues el mes
estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Citroën > Prueba del Citroen DS3 1.6 THP 155 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Citroën
Prueba del Citroen DS3 1.6 THP 155 CV
Para no pasar desapercibido
« Volver 

Dinámicamente" hablando es de lo mejor que hemos probado de su categoría; la parte motriz es pura calidad, ya que nos ha ofrecido sensaciones muy agradables, el motor es tan bueno, y el vehículo tiene un equilibrio tan divertido, que incluso se nos hace barato pagar lo que vale por poder disfrutar de todas sus capacidades dinámicas.

Su interior: diseño, habitabilidad y acabados

Citroën ha creado una "marca" dentro de su gama. Se denomina "DS", y ha nacido para ofrecer una serie de productos más refinados y, según palabras del fabricante, más "Premium". Nosotros probamos una de las versiones más potentes de su modelo de acceso, el DS3. Esta versión equipa un motor 1.6 litros turbo "THP" de 155 CV.

En el interior nos encontramos con un habitáculo que cuida bien a los pasajeros de las plazas delanteras y no tanto a los de las traseras, que es lo habitual en este tipo de vehículos. El espacio es bueno delante y justo detrás, sobre todo si los ocupantes de las plazas delanteras son altos y hacen uso de todo el espacio longitudinal de las plazas delanteras. En estas plazas nos encontramos con un salpicadero poco profundo, con un parabrisas que queda cerca de los ocupantes y que deja una buena visibilidad hacia delante. El acompañante del conductor tiene mucho espacio para las piernas, ya que la guantera queda muy lejos.

Un detalle que me ha gustado, es que la llave, de tacto sólido y botones de calidad, tiene el color de la carrocería de nuestro vehículo como toque de diseño y diferenciación.

El salpicadero esta realizado con plásticos de buena calidad percibida y buenos ajustes en la parte superior y de peor calidad, que no mala, en la parte inferior del salpicadero y de la consola. El salpicadero tiene un plástico lacado que cubre el frontal y que se raya con excesiva facilidad. De hecho, nuestra unidad ya estaba rayada con apenas 2000 km de uso.

Mandos: disposición y funcionamiento

El tacto de los botones y mandos es bueno en general, pero el acabado de algunos mandos es muy mejorable. Los mandos satélites para el limitador/regulador de velocidad y para el control del sistema de audio son los mismos que hemos visto en otros modelos de PSA. En todos los modelos que se montan estos mandos tienen los mismos fallos, con botones con bordes afilados y de tacto muy mejorable. El mando para el menú del ordenador es sencillo e intuitivo. Está en el mando de los ajustes del limpia y lava parabrisas. Nos ofrece datos en la pantalla del navegador sobre consumos, velocidades, distancias habituales en los ordenadores de viaje en la pantalla del navegador. En la típica pantalla digital, situada a la derecha del cuadro de instrumentos podemos consultar el kilometraje total y parcial, la capacidad del depósito de carburante y el asistente de cambio de velocidad con iconos e indicadores muy claros.

Equipo de sonido, navegador y climatizador

El sistema de audio y navegador funcionan bien. Es el mismo que llevan otros vehículos del grupo PSA, da un sonido suficiente en potencia y nitidez. Sólo lleva un conector aux con minijack, ya que el USB es incompatible con la opción de navegador que montaba nuestra unidad. El sistema Bluetooth que incorpora ha funcionado bien para gestionar el teléfono y la agenda. No tiene perfil de audio bluetooth A2DP.

El navegador funciona bien, tanto posicionando el vehículo con precisión en el mapa, como por la anticipación y corrección de las instrucciones vocales. Se presenta en un formato 2D y en 3D.

La cartografía del navegador no tiene base de datos de radares. La voz de guiado del navegador es demasiado artificial, recordando en algunos momentos a las primeras voces de los antiguos sistemas hablados, con sonidos producidos por sintetizadores de voz. Es poco refinado.

Los menús del sistema de audio y del navegador son bastante intuitivos y de funcionamiento sencillo, no hace falta mucho tiempo ni entrenamiento para hacerse con su funcionamiento. La cartografía está almacenada en una tarjeta SD, cuyo lector se encuentra en el panel del equipo de audio/navegador, justo debajo del mando giratorio que gobierna el navegador. Una zona demasiado accesible y poco protegida para un elemento que no tiene que tocarse demasiado. Los menús pueden elegirse en varios temas de colores prefijados. Además del navegador y el sistema de audio, en la pantalla aparecen diferentes opciones y datos de configuración del vehículo.

El climatizador funciona muy bien, alcanzando la temperatura deseada de forma rápida y silenciosa. La guantera tiene una gran capacidad, va completamente terminada en un plástico de apariencia delicada a las ralladuras, está iluminada y lleva el mando que desactiva el airbag del pasajero delantero.

Confort acústico

El nivel sonoro interior es bueno, teniendo en cuenta que vehículo es. El interior está bastante mejor aislado que otros vehículos similares. El ruido mecánico de este motor está bien contenido (es silencioso cuando le exigimos poco, y responde con un sonido muy deportivo cuando le pedimos que se manifieste enérgicamente). El ruido de rodadura está bien aislado, a pesar de la medida de los neumáticos, unos bien dimensionados 205/45R17. La suspensión, a pesar de ser más bien dura, no transmite muchos ruidos de baches al interior y cuando lo hace, están bien atenuados y no provocan crujidos en los guarnecidos interiores ni sonidos desagradables.

Sus asientos

Los asientos delanteros son buenos, pero con un poco más de cuidado en los detalles podrían ser mejores. Están completamente forrados en cuero que está perforado en las zonas de contacto del cuerpo, lo que permite mayor transpiración. El cuero tiene apariencia de no ser muy sufrido, ya que en nuestra unidad ya se veía algún brillo, reflejo de que está cerca del desgaste. Salvo por el hecho de que son un poco estrechos, tienen una dureza perfecta, siendo un poco duro en los lados y más blando en el centro. El respaldo termina por encima de los hombros, y la banqueta es un poco estrecha y corta para los que somos altos. Los asientos delanteros tiene regulación de altura en el conductor, y los habituales de inclinación, longitud y lumbar. El del conductor puede quedar bastante cerca del suelo, lo que facilita que las piernas queden más estiradas. Los reposacabezas, como suele ser habitual, no quedan cerca de la cabeza y sólo tienen regulación en altura. Para el acceso a las plazas traseras, los asientos delanteros disponen de un mando para desenclavar el respaldo y correr hacia delante el asiento (tiene memoria de posición). El mando para abatir los respaldos es muy endeble y tiene un funcionamiento tosco. Los dos asientos delanteros tienen calefacción.

Los asientos traseros son cómodos para dos adultos que no superen 1,85 metros de altura (con más altura tocarán el techo) o para dos niños con sistemas de retención infantil de los grupos 0, 0+, I y II. Cuentan con anclajes ISOFIX en las plazas laterales traseras. Si los ocupantes de las plazas delanteras son altos, quedara muy poco espacio para siquiera meter las piernas de los pasajeros de las plazas traseras, en cambio, son suficientes las cotas en anchura. Para tres ocupantes no es aconsejable, salvo que estos sean tres niños que no necesiten sistemas de retención infantil. La plaza central no tiene el típico resalte en la banqueta, algo no muy habitual. Esto hace que sea más utilizable.

Su maletero

El maletero tiene una buena capacidad para lo que se estila en este tipo de vehículos. Tiene formas regulares, está bien terminado y completamente guarnecido en textil y paneles de plástico, con ganchos para bolsas y luz de intensidad más bien pobre. Presenta el suelo tapizado en moqueta de pelo corto con aspecto de ser resistente y sufrida. Debajo de esta moqueta se ocultan las herramientas para el cambio de rueda y la rueda temporal de emergencia. El maletero está cubierto por una bandeja dura basculante que puede retirarse para poder meter objetos más grandes hasta el cristal. Para aumentar la capacidad de carga, se pueden abatir los asientos traseros en la típica configuración de 60/40. Una vez abatidos, los asientos no quedan completamente enrasados.

Instrumentación, volante y mando del cambio

El cuadro de instrumentación tiene una tipografía muy clara, atractiva y con una buena iluminación, en blanco para los relojes y ámbar para el ordenador de bordo y la pantalla del climatizador (toda la iluminación es muy agradable a la vista). Tiene un reostato para regular la intensidad del cuadro en la columna de la dirección. Los testigos del cuadro tienen un alumbrado perfecto por intensidad y homogeneidad.

Los mandos del puesto de conducción están bien dispuestos, justo a mano con un manejo muy suave. La iluminación del habitáculo es insuficiente con sólo un plafón con luz ambiental en el centro del techo. Las otras luces del interior las podemos localizar en parasoles, ambos con luz y espejo.

El volante no me ha gustado. Algunas marcas se empeñan en convertir este fundamental mando en un icono del diseño o algo parecido, en vez de hacerlo agradable y fácil de usar.

Este volante es duro al tacto, con un cuero perforado de tacto áspero y con zonas supuestamente ergonómicas que no son muy agradables de agarrar. También se suma a la moda de hacerlo achatado por la parte de abajo y de ponerle metal, justo en la zona donde más vamos a poner las manos. Al tocar esta parte metálica, transmitirá mucho frío en invierno, y calor en verano, lo que es la antítesis de la comodidad en un mando que tiene que estar en contacto permanente con las manos. Lo mejor del volante, es el tamaño perfecto de su diámetro. Por su parte, la regulación en altura y profundidad es muy amplia.

El selector del cambio está acabado en una bola de metal que está recubierta, en la parte superior y en los laterales, de secciones de cuero, lo que hace más agradable su tacto. No obstante, no tiene serigrafiadas las indicaciones de las marchas, que apenas se veían. El freno de mano tiene un corto y firme recorrido. Este mando también esta forrado en cuero.

Sus huecos y compartimentos

Existen varios huecos repartidos por el interior del habitáculo que contribuyen a dar mayor capacidad de almacenaje. No son muchos, pero están bien repartidos. Tenemos dos útiles huecos en la consola, debajo del sistema de audio (el hueco de la parte superior es poco práctico) En las puertas guarnecidas en cuero y plástico, tenemos una pequeña bolsa en la parte delantera de la puerta (su capacidad es escasa para lo que se estila en las puertas). El apoyabrazos de las plazas delanteras hace las veces de cofre. Los pasajeros de las plazas traseras tienen unas pequeñas bolsas en el panel lateral, que va guarnecido parcialmente en cuero, y el resto en plástico. La guantera tiene mucha capacidad para guardar la documentación, el chaleco de señalización y más de un objeto extra.

Llegamos a la parte dinámica, que es lo que más justifica la existencia de este producto. Este es el típico vehículo creado para disfrutar muchísimo de la conducción. Ofrece una suspensión muy dura en compresión y extensión que limita mucho los movimientos de cabeceo y balanceo. Por su parte, la dirección, de asistencia dura, es muy comunicativa.

Para una conducción normal, incluso si queremos ir rápido sin descontrolarnos, es un vehículo que va por donde le guiemos, con unas reacciones muy directas y un tacto bastante deportivo.

Para sacar lo mejor del Citroën DS3 THP 150, es importante jugar con la transferencia de masas para encontrar un coche neutro y bastante eficaz en los trazados más ratoneros, y eso que el tren delantero no tiene un agarre especialmente bueno.

En las zonas más lentas es importante conseguir, con la transferencia de masas, que el tren delantero apoye con mucho peso, para que éste entre en la curva sin apenas subvirar y con una trasera que ayude cerrar bien la trayectoria. Jugar con los pesos es sumamente satisfactorio, porque si lo hacemos bien, conseguiremos un vehículo muy rápido en este tipo de trazados.

En curvas rápidas, es un coche que funciona con agilidad y equilibrio, ya que tiene un tren trasero que permite neutralizar muy bien el paso por curva, sin responder con un mal gesto. Además, el balanceo de la carrocería está bastante contenido, y las reacciones del vehículo son siempre rápidas y ágiles.

Su estabilidad lineal es equivalente a la de coches de mayor tamaño y calidad. No obstante, es un vehículo que responde de una forma crítica en determinadas circunstancias. Por ejemplo, ante un rápido cambio de dirección o frenando en recto de forma apurada a una velocidad medio-alta. En este tipo de situaciones, el tren trasero reacciona de forma brusca y nerviosa.

Motor, caja de cambios y consumo

El motor 1.6 litros turbo de 155 CV está a la misma altura que el chasis y las suspensiones. Es un prodigio de elasticidad, entregando la potencia de forma lineal hasta las 6000 vueltas, donde notamos que pierde algo de eficacia por un segundo, ya que sube tan rápido de vueltas, que nos obliga a estar más atentos del cambio y la carretera, que del tacómetro. A partir de las 2000 rpm es cuando el motor se transforma claramente, dándonos todo lo bueno que tiene.

La caja de cambios es una delicia, por suavidad, por lo rápido que podemos meter las marchas y por lo poco que cuesta cambiar de marcha. Las relaciones están bien escalonadas con un grupo más bien corto, lo que hace que siempre tengamos una buena dosis de potencia en todas las circunstancias.

En marcha normal es un motor que no consume en exceso (nos parece bastante bueno en este sentido). En nuestro circuito habitual, con carretera de montaña, vías interurbanas, autovías y recorrido urbano, nos ha dado un consumo medio de 7,5 litros, incluido recorridos buscando las cosquillas del propulsor. No es un dato nada malo teniendo en cuenta el tipo de vehículo que es.

En condiciones de utilización acordes a la filosofía del vehículo, el Citroën DS3 THP 150 presenta muy buenas cifras de consumo, no superando los 10 litros en consumo mixto.

El Citroën DS3 está disponible con un total de cinco motorizaciones.

Su equipamiento

Su equipamiento es completo para el precio que tiene. El Citroën DS3 THP 150 se puede adquirir desde 20.430 €, pero en cochesyconcesionarios tenemos descuentos sobre ese importe, los puedes consultar en nuestra sección de precios del DS3.

Nuestra conclusión:

Circulando con el Citroën DS3 hemos llamado la atención, porque como podéis ver en las fotos, es un vehículo muy llamativo. Así, viéndolo de paso, es un coche imponente. Y realmente lo es, lo mejor está justo debajo de esa "piel" amarilla. Para ser excelente, y no una versión especial con carrocería de tres puertas de un Citroën C3, le falta mejorar en algunos detalles de acabado y fabricación. Eso sí, si quieres divertirte y disfrutar de la conducción en un pequeño vehículo de gasolina con 155 CV, ya sea en carreteras de montaña o en los típicos trayectos de cada día, no te lo pienses dos veces, el Citroën DS3 THP 150 es una alternativa a considerar.

Texto: Antonio Guzmán

Fotos: A.R. Sastre y G. Rodríguez

COMENTARIOS
queria saber el volumen del interior del carro
05/12/2013 00:47:00  JESSICA
Jessica

Toda la información técnica la puedes consultar en su ficha de versión en:

www.cochesyconcesionarios.com/fichas/Citroen/DS3.html
09/12/2013 19:07:00  Admin

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2020 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580