Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una buena experiencia y mejorar la calidad de nuestros servicios en cochesyconcesionarios.com. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí puedes encontrar más información sobre el tema.
facebook twitter rss
Darse de Alta
¿Quieres ser parte de nuestra Red de Concesionarios?
Regístrate >>
te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.

estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Chevrolet > Prueba del Chevrolet Aveo LTZ 1.6 115 CV
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
NOVEDADES Chevrolet
Prueba del Chevrolet Aveo LTZ 1.6 115 CV
Alumno aventajado
6 comentarios comentarios
« Volver 

Entre la gran variedad de alternativas que hay en el segmento de los utilitarios, el Chevrolet Aveo es una de las opciones más interesantes que hay ahora mismo en el mercado; su estética está muy lograda, tiene un precio muy competitivo en todas sus versiones, la calidad es bastante razonable, es un coche práctico y su equipamiento puede ser muy completo.

Motor 1.6 litros de 115 CV

Hemos probado la versión más potente de toda la gama. Se trata de un motor de gasolina de 1.6 litros que entrega una potencia de 115 CV a 6.000 rpm y un par motor máximo de 155 Nm a 4.000 rpm.

Este propulsor está equipado con una culata de cilindro de 16 válvulas y doble árbol de levas. También emplea doble sincronización de válvulas variable continua y comparte el uso de inyectores de aceite para refrigeración de pistones y prestaciones de optimización de circulación del aceite.

Además, goza de mejores sistemas de gestión térmica y circuitos de agua. La culata de los cilindros se ha rediseñado para mejorar notablemente la transferencia del calor y la distribución del agua. La temperatura inferior del agua de refrigeración contribuye a mejorar la eficiencia en el consumo gracias a la reducción de la fricción y a la pérdida de calor entre el bloque y las paredes de los cilindros.

Entre otras mejoras se incluye también un sensor de cigüeñal, una novedad en estos motores. Está ubicado en el cilindro, junto al sello del cigüeñal, y mide en todo momento la posición del cigüeñal, ofreciendo así un funcionamiento más suave y eficiente.

Este motor posee una correa de distribución dentada que sólo hay que reemplazar cada 10 años o 160.000 kilómetros.

Aunque es un motor suave y con un nivel de vibraciones bajo, incluso cuando gira a un régimen de giro alto, sus prestaciones no se ajustan demasiado a lo que cabe esperar en una mecánica de esta potencia y cilindrada. La velocidad máxima es de 189 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos.

El consumo de carburante es alto. En ciudad hemos obtenido un consumo medio que variaba entre los 8 y 9 litros. En autovía, con una velocidad comprendida entre 100 y 130 km/h, el consumo siempre se situaba sobre los 7,3 l/100 Km. Si sacamos el máximo partido al motor en un recorrido de 100 kilómetros, el gasto de carburante se puede incrementar hasta los 10,3 l/100 km.

Aunque no es un motor muy brillante, en cuanto a prestaciones se refiere, es perfectamente válido y agradable de utilizar, tanto en ciudad, como en carretera. Cuando queremos estirar el motor para alcanzar la máxima potencia, no se muestra demasiado perezoso. En primera velocidad, el corte de inyección se produce a las 5.500 rpm (en el resto de velocidades el corte produce a las 6.000 rpm).

El motor está asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Tiene un guiado muy suave que permiten manejarlo con muy poco esfuerzo y con agrado. No es muy sofisticado, pero al final cumple con su cometido (debería mejorar el sincro de la marcha atrás).

El tacto de los pedales tampoco es demasiado sofisticado, aunque son muy suaves y se manejan con poco esfuerzo. Se agradece, y mucho.

Al volante

El bastidor del Chevrolet Aveo equipa una suspensión delantera de tipo McPherson con muelles en espiral, barra estabilizadora y módulos de suspensión frontal con compensación de carga lateral.

La suspensión trasera incorpora un cigüeñal compuesto (eje semirrígido de torsión) adaptado específicamente, con un perfil de barra en forma de V tubular de doble muro y amortiguadores de gas. Este diseño combina todas las ventajas de un eje de barra de torsión convencional -mínimo espacio necesario- con bajo peso y control uniforme del ángulo de caída. Gracias a las dimensiones compactas de la suspensión trasera, el depósito de combustible de 46 litros cabe entre las ruedas traseras, lo que permite colocar los asientos en una posición más baja, mejorando así el equilibrio general del vehículo.

A nivel de estabilidad, el Chevrolet Aveo es un coche correcto que cumple adecuadamente en todo tipo de circunstancias. La suspensión transmite suficiente confort y sujeta bien la carrocería ante un rápido cambio de dirección o en un apoyo fuerte en curva a una velocidad meda-alta.

En ciudad cumple de sobra con todo lo que se espera de un utilitario; es muy maniobrable, se aparca en cualquier sitio, la carrocería permite que la visibilidad sea muy buena y es un coche que apenas cansa cuando se conduce durante mucho tiempo.

Aparcar y maniobrar es un juego de niños. El diámetro de giro entre bordillos es de sólo 10,1 metros, y el volante tiene menos de tres vueltas de recorrido, niveles que figuran entre los mejores de la categoría.

Nuestra unidad equipaba unos neumáticos Continental ContiPremiumContact 2 con medida 205/50 R17. Su funcionamiento con asfalto seco no me ha parecido destacable, aunque tampoco llega a ser malo.

Frescura

Para empezar y, bajo mi punto de vista, Chevrolet ha realizado un gran trabajo en cuanto a diseño se refiere. Estéticamente, me parece original y se sale un poco de la norma aburrida que hay en su categoría, que como en casi la mayoría de los coches, la originalidad y el buen gusto brillan por su ausencia.

Chevrolet ha querido darle al Aveo un toque deportivo y muy sugerente. El frontal es bastante agresivo y la parte trasera me parece muy original. Además, los tiradores de las puertas traseras están integrados en el marco de la puerta (es un detalle estético que no es nuevo, pero que le intenta dar el aspecto de una carrocería de tres puertas).

Como has podido comprobar, por fuera el Aveo me ha gustado bastante. Creo que es un coche atractivo y original. Por su parte, el interior sigue la misma tónica de las líneas de la carrocería. Cuando uno abre la puerta y se sienta en el puesto de conducción, las buenas sensaciones que transmiten este coche se hacen latentes cuando uno le echa el primer vistazo al interior.

El aspecto del salpicadero, de los asientos y de todo el entorno del habitáculo es muy bueno. Aunque todos los plásticos del interior son rígidos y su aspecto es sencillo, no transmiten malas sensaciones, ni se percibe una carencia de calidad notoria. Todo está bien ensamblado y el ajuste de las piezas es correcto o, al menos, es el que cabe esperar en un coche de este precio.

El panel de instrumentos intermedio está disponible en titanio negro o rojo ladrillo, y está moldeado mediante inyección de plástico con una superficie mate de veteado técnico tridimensional con textura. Por otra parte, el panel de instrumentos superior y la superficie que corona las puertas son negros. A izquierda y derecha de la superficie del panel de instrumentos asoman las salidas redondas del sistema de climatización.

Lo que menos me ha gustado, y es algo que suele encontrarse en coches de este precio, es que los apoyabrazos de los paneles de las puertas están fabricados en un plástico rígido que resulta poco confortable.

Sus Mandos.

El panel de instrumentos incorpora un gran tacómetro analógico combinado con un velocímetro asimétrico con una amplia pantalla digital LCD. Tanto el panel de instrumentos, como el diseño de columna central integrada, llevan la retroiluminación ambiental en azul hielo de Chevrolet, lo que confiere un aspecto muy agradable.

El Chevrolet Aveo comparte muchos componentes y mandos con otros modelos de la gama, como el Cruze o el Orlando, por ejemplo. El volante es de tres radios. Tiene un diseño, grosor y tamaño muy bueno (no tiene formas injustificadas). Los modelos LTZ, como era el caso de la unidad que he probado, incluyen, de serie, un acabado metálico plateado en la sección del radio inferior, así como cuero sintético en la circunferencia (su tacto es agradable). Además, en todas las gamas se ofrece como opción el control de crucero con limitador de velocidad.

Todos los mandos funcionan correctamente y presentan un funcionamiento bueno en líneas generales. Para regular la temperatura y el ventilador del climatizador y algunas funciones del equipo de sonido se han empleado mandos giratorios. Todo un acierto.

Me gustó la ubicación de los mandos que controla las luces. Además de liberar de funciones a los mandos satélites situados detrás del volante, están muy bien dispuestos. Mediante un mando giratorio se selecciona la modalidad que queremos utilizar (luces de cruce, la corta, modo automático y antiniebla). A la derecha de este mando, tenemos los reostatos que regulan la inclinación vertical del haz de las luces de cruce y carretera y la intensidad de la iluminación del cuadro, testigos y pantallas.

Si queremos manipular el menú del ordenador mientras conducimos (para visualizar consumos y autonomía), hay que quitar la mano izquierda del volante, ya que el mando que controla estas funciones está ubicado detrás del mismo. El selector de desplazamiento por los menús es un mando giratorio que está dentro del mismo mando, muy incómodo de manejar. Además creo que, este mando, integra demasiadas funciones (ráfagas, luz de largo alcance y ordenador de bordo). Es probable que al manejar el ordenador se pueda regalar, involuntariamente, alguna ráfaga. De todas formas, el mando tiene un tacto muy bueno y no es demasiado sensible a los diferentes movimientos.

Sonido y climatizador

Los mandos que controlan el equipo de sonido y el sistema de climatización están muy bien ordenados y claramente diferenciados. Al igual que los mandos del climatizador, en los del equipo de sonido, se han empleado de forma inteligente mandos giratorios para el volumen, búsqueda manual de emisoras y para movernos por los diferentes menús. El resto de funciones se manejan mediante botones. Otras marcas deberían tomar buena nota de esto.

Se ofrecen dos configuraciones de radio con cuatro o seis altavoces y control de dispositivo auxiliar. El sistema de sonido puede reproducir y controlar equipos personales, como un iPod, desde la radio o el volante. La radio de gama alta ofrece conexión USB/iPod, así como Bluetooth para equipos inalámbricos, y también permite hablar por teléfono en modo manos libres. La calidad del sonido y el funcionamiento es bueno.

El aire acondicionado incluye un sistema de filtrado del aire y contaminantes de serie. Tiene un funcionamiento perfecto, es muy sencillo de manejar y en función automática alcanza rápidamente la temperatura solicitada.

La iluminación del interior es muy pobre (algo habitual en la mayoría de los coches del mercado). La iluminación del habitáculo corre a cargo de un pequeño plafón situado a la altura del parabrisas que ofrece una luz muy escasa para todos los ocupantes, sobre todo para los traseros. Tampoco hay puntos de luz en los diferentes compartimentos del interior, ni en los parasoles. Sin embargo, la retroiluminación ambiental de todos los pictogramas, mandos e instrumentos es muy buena. Todo está iluminado con una tonalidad azulada que resulta muy agradable a la vista y que no cansa cuando se conduce de noche durante mucho tiempo.

Sus asientos

Los asientos delanteros son muy buenos, ya que resultan cómodos y recogen muy buen el cuerpo. La dureza que tiene la espuma que lo compone está muy bien elegida para que resulten firmes y cómodos a la vez (es muy complicado encontrar asientos de esta calidad en un coche de este precio). Los reposacabezas no quedan cerca de la cabeza y presenta cinco posiciones prefijadas en altura.

El recorrido de los asientos delanteros es uno de los mejores de la categoría: 189 mm hacia delante, 54 mm hacia atrás, 28 mm hacia arriba y 37 mm hacia abajo.

Los asientos se ofrecen en tres niveles de gama, con colores a juego con el panel de instrumentos intermedio. Como opción, los modelos LT y LTZ pueden incluir asientos térmicos. El asiento del conductor puede tener apoyabrazos en la parte derecha.

Como suele ser habitual, los asientos traseros son peores que los delanteros. Son más incómodos y menos ergonómicos, no obstante, resultan bastante confortables si los comparamos con modelos de tamaño y precio similar. Integran (como suele ser norma) unos reposacabezas con forma de coma, que puede ocultarse para facilitar la visibilidad del conductor y pueden regularse en altura. Sin ser perfectos, no quedan lejos de la cabeza y se puede regular en el punto ideal.

Todos los asientos tienen una funda de tela que parece resistente, duradera y fácil de limpiar. Por calidad, me parece mejor que la que pueden ofrecer coches mucho más costosos.

Huecos y compartimentos

El interior resulta muy práctico gracias a la variedad de compartimentos que tiene.

En el salpicadero hay dos huecos muy prácticos en la parte superior de la consola central y otro más pequeño recubierto con fondo de goma delante del mando del cambio. Los de la parte superior ofrecen zonas de almacenamiento de fácil acceso para teléfonos móviles, discos compactos y muchos otros objetos.

Delante del asiento de acompañante hay dos guanteras. La de la parte superior integra dos compartimentos y tomas USB para dispositivos auxiliares, lo que permite conectar de forma discreta un iPod, un smartphone y otros equipos electrónicos (se pueden controlar desde los mandos de audio del volante o la radio). La de la parte inferior es más grande e incluye una tapa amortiguada de uso silencioso. Su capacidad es suficiente para guardar la documentación, el manual del usuario y el chaleco de emergencia.

El túnel central que divide las dos plazas delanteras, integra tres posavasos (dos para los pasajeros delanteros y uno para la segunda fila de asientos). Son muy amplios y resultan muy prácticos.

En el techo, entre el pilar "A" y "B", hay un portagafas. No es demasiado amplio, al menos para guardar las gafas de un adulto.

Debajo del asiento del pasajero delantero hay un cajón muy útil.

En la parte posterior del asiento del acompañante, hay una bolsa suficientemente amplia para guardar carpetas, mapas o libros, entre otras cosas.

En las puertas delanteras, hay una bolsa suficientemente amplia que puede dar cabida a una botella de tamaño medio y a varios objetos extra.

Ninguno de los compartimentos está guarnecidos, salvo uno que hay delante del mando del cambio. Tampoco están iluminados.

Su maletero

Tiene una capacidad de 290 litros (es de lo mejorcito de su segmento). Esta cifra se puede ampliar hasta los 653 litros si se abaten los asientos traseros en proporción 60/40. Con los asientos abatidos, la zona de carga es prácticamente plana sin que tengamos que abatir la banqueta. Además, el respaldo se abate con facilidad y con muy poco esfuerzo.

La boca de carga es suficientemente amplia y más bien baja. Para facilitar aún más la carga, hay un doble fondo cubierto por una bandeja muy resistente que deja el piso del maletero prácticamente plano y oculto un cajón muy útil en el que se pueden guardar varias cosas. Debajo de este cajón, hay un molde de poliestireno expandido que elimina posibles ruidos e integra un kit antipinchazos.

El maletero está equipado con un punto de luz que ofrece una iluminación muy pobre y un pequeño hueco que integra una goma elástica que nos permite dejar algún objeto pequeño.

Todo el maletero está cubierto por una bandeja rígida que se abre y cierra solidariamente con el portón. Esta bandeja puede ubicarse en una zona que queda prácticamente acoplada al respaldo de las plazas traseras (es una solución muy interesante cuando queremos transportar objetos muy altos en el maletero sin necesidad de abatir los asientos traseros).

Frenos y electrónica

El Chevrolet Aveo está equipado con un sistema de frenos ABS de cuatro canales que usa los datos transmitidos por los sensores de velocidad de las ruedas para reducir las distancias de parada. El control de dirección mejorado en maniobras de frenado, combinado con el sistema de frenada asistida (BAS) ofrece una frenada de emergencia más eficiente. El sistema integrado de distribución de frenada electrónica (EBD) regula la proporción de la presión de los frenos.

Se incluyen de serie frenos delanteros de disco y traseros de tambor, así como pastillas de freno de baja compresibilidad. Los frenos delanteros ventilados presentan calibradores de acero de pistón único de 54 ó 60 mm, en función del tren motriz, mientras que en los frenos traseros se emplean cilindros de acero de pistón de 19 ó 20,6 mm. Con llantas de 15 pulgadas, la distancia de parada a 100 km/h es de 41,5 metros. La respuesta de los frenos en condiciones normales es correcta sin ser destacable.

El control electrónico de estabilidad (ESC) de serie puede aplicar frenadas individuales y selectivas para contrarrestar el sobreviraje y el subviraje, ayudando así al conductor a mantener el control. También garantiza un rendimiento más preciso y controlado del sistema de frenos antibloqueo, así como excelentes niveles de tracción y estabilidad lateral.

Por suspensiones y ruido el Chevrolet es un coche confortable, probablemente de lo mejor de la categoría. Los ruidos generados por la rodadura, aerodinámica y motor están bastante mitigados. Lo mejor de todo, es que no se incrementan considerablemente cuando aumenta la velocidad.

Nuestra conclusión:

Si quieres un buen utilitario a un precio de derribo, el Chevrolet Aveo debe ser tu elección ideal. Tiene una estética muy lograda, un interior muy práctico y habitable, una calidad bastante razonable, un confort de marcha bastante correcto y un precio muy competitivo si se tiene en cuenta todo el equipamiento que ofrece y la potencia que entrega su motor de gasolina. A nuestro juicio, aprueba con nota.

Texto: Gustavo Rodríguez

 

COMENTARIOS
yo estoy muy decepcionado, me informé por todos los medios antes de adquirir un auto de gama media baja como el Aveo, al compararlo con otras opciones de la misma linea de autos el Aveo llevaba ventajas inalcanzables por precio, rendimiento, accesorios y diseño que mostraba contra sus competidores. Pero ahora que lo tengo compruebo que en el desempeño real, se paga lo que dejó de costar su precio, por unos mil dólares más hubiese adquirido un jetta clásico con un mejor rendimiento y características superiores en casi todos los rubros. El Aveo me decepcionó en ciudad, por su alto consumo de combustible, su poca potencia al arrancar y aun rebasando los 30-40 Km/hr le pesa aumentar su velocidad, la potencia de su aire acondicionado es realmente ridícula, es una pena que los pasajeros de atrás te digan que si mejor bajan las ventanillas porque de plano no enfría ni aun en la máxima potencia. En autopista, para rebasar debes estar sumamente decidido y seguro de elegir el momento óptimo para hacerlo si no quieres tener problemas pues el auto no responde a las exigencias, menos a las súbitas, donde te ves en la necesidad de tomar una aceleración imprevista, no te demuestra la potencia necesaria, es una verdadera pena y considero una muy mala inversión habiendo mejores opciones con una diferencia de precio mínima pero que bien vale la pena, pues estás comprando un auto, no una libreta, un lapicero o un cepillo de dientes... SE TRATA DE UN AUTO!!! y después de adquirirlo llevarte la gran decepción... piénsenlo, si pueden realizar prueba de manejo revisen su aceleración, su clima, y si fuese posible el esfuerzo del motor para alcanzar los 80 - 90 Km/hr. Se los dice un comprador DECEPCIONADO!!!!
03/04/2014 23:27:00  jorge
La verdad estoy muy conforme con el auto muy suave lindo frenado alcansa una muy linda velosidad no vibra estable vuena insonorisacion el aire enfria muy bien x el precio mucho no se puede pedir. Loque si le podrian aber puesto otros confor es por lo unico que estoy desepcioado
19/12/2014 19:43:00  jose luis
valor de este vehiculo y si hay un plan para optenerlo en 50-50
17/03/2016 07:15:12  hector javier
Hector,

Nosotros comparamos precios para España. Esa marca ya no se vende en nuestro país, desconocemos el resto de mercados
04/04/2016 17:24:36  Admin
Soy propietario de un AVEO 1.2 86 CV y tengo que decir que el coche en cuestión comparando precio calidad, es una maravilla. Es un coche atmosférico, por lo que no esperes una respuesta del motor inmediata, es muy progresiva, teniendo que apurar sobre todo la tercera/cuarta velocidad para que el coche se enrabiete y corra, pero se maneja bastante bien en velocidades entre los 100/120 Km/h, además el motor es bastante silencioso y vibra poco. La caja de cambios es de 5 relaciones, es muy suave y se maneja muy bien. Dinámicamente es un coche que tiene un chasis que se agarra bastante bien a la carretera, aunque para mi gusto, la suspensión, aunque confortable, es algo blandita y balancea algo la carrocería en curva por lo que puede llegar a trasmitir algo de inseguridad, -sensación subjetiva-, si se circula rápido en curva, pero se agarra bien al asfalto en términos generales. En cuanto a la estética exterior, me parece un coche de lo más logrado, con una línea a mi juicio con tendencia bastante deportiva, con marcados detalles que le hacen ser distinto al resto de vehículos de su categoría, el doble foco y la manilla de apertura de las puertas traseras insertada en la misma puerta le dan un aire coupe. El interior sigue en la misma línea, el salpicadero me parece súper original, el tacómetro mezcla lo analógico y lo digital, las luces de fondo en azul hielo/naranja/rojo están muy logradas y son bastante llamativas, tiene de todo lo que tiene que tener, aunque se hecha de menos que no tenga medidos de temperatura del motor, en general, los materiales que emplea aunque son plásticos duros, no desmerecen visualmente y están bastante bien ajustados. El coche es muy confortable y resulta cómodo, los asientos sujetan bien el cuerpo y se adaptan y te sujetan bien en curva.
La sensación al entrar en el habitáculo es muy buena, te trasmite buen rollo juvenil y divertido y se respira un ambiente agradable, vamos, que te sientes bastante a gusto en él.
Tiene un buen maletero de 290 litros que está muy conseguido para su categoría y cabe prácticamente de todo.
En definitiva, estoy encantado con el coche y aunque hay gustos para todo, yo lo recomendaría sin lugar a dudas, para aquellas personas que conduzcan de forma tranquila, que no tengan muchas pretensiones dinámicas, como segundo vehículo familiar o como primer coche para un conductor novel.
Un saludo
21/09/2018 16:31:22  WESTY
Gracias por tu aportación
22/09/2018 08:01:36  Goti Martinez

(no será publicado)

Copyright © 2003 - 2019 Dosnet Consultores de Internet, S.L. CIF B-95/276580