estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > BMW > Prueba del BMW X1 xDrive20d Aut.
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad BMW
14/12/2014
Prueba del BMW X1 xDrive20d Aut.
El SUV compacto de BMW destaca por su calidad de realización y conjunto mecánico.
« Volver 

El X1, que es el SUV de acceso de BMW, es una muy buena opción si buscas un modelo compacto –tipo Serie 1-, pero con una mayor altura respecto al suelo y con ciertas cualidades para circular fuera de la carretera. Nosotros nos subimos a la versión Diésel de 184 CV, que destaca por sus buenas prestaciones y bajo consumo de carburante.

En 2012, ese SUV compacto se renovó para ponerse al día. Con unos cambios muy leves, BMW realizó mejoras en el diseño de la carrocería, en algunos detalles del interior, en su equipamiento y en el consumo de algunas versiones -todas ellas ofrecen un gasto de carburante más bajo-.

Un coche de gran calidad

Aunque por diseño ya se le empiezan a notar los años, sí que es cierto que es un coche que está teniendo gran aceptación en su segmento -en el transcurso de aproximadamente dos años y medio se vendieron más de 275.000 unidades-. Pero más allá de su diseño, por lo que más destaca el X1, es por la calidad de fabricación. Eso no sólo se percibe por el buen ensamblaje de la carrocería y de la apertura de puertas, sino, sobre todo, cuando accedemos al interior. Como suele ser norma en BMW, todo el interior está realizado con materiales de gran calidad, que hacen que el interior sea muy acogedor.

El nuevo BMW X1 lleva de serie un vano portaobjetos en el centro del salpicadero. En el caso de los modelos equipados con uno de los sistemas BMW Información para los medios de navegación opcionales, se encuentra allí la pantalla Control Display del sistema de mando iDrive. Esta pantalla está enmarcada por listones laterales cromados, por lo que resalta más. Los listones que enmarcan la palanca de cambios y el portavasos que se encuentra en la consola central, así como la horquilla cromada del regulador de las luces, completan la imagen de exclusividad que impera en el habitáculo.

Por habitabilidad es un coche que aprovecha muy bien sus dimensione exteriores, pese a no tener una carrocería muy voluminosa. Las plazas traseras son muy accesibles y cuentan con suficiente espacio para  instalar dos dispositivos de retención infantil, o para que dos adultos viajen con total confort. Lo menos que me ha gustado en este sentido, es la posición al volante. Aunque los asientos sujetan muy bien el cuerpo –son muy envolventes-, y me sentí más cómodo con el paso de los kilómetros, no es de los coches en los que te sientas plenamente integrado a los mandos.

La versatilidad del es uno de los puntos fuertes del BMW X1. Los respaldos de los asientos posteriores pueden abatirse en relación de 40:20:40. Según sea necesario, los tres segmentos pueden plegarse individualmente o todos a la vez. Además, también es posible variar su ángulo de inclinación de manera independiente y en diez posiciones. La inclinación abarca ángulos desde 31 grados, especialmente cómoda para los pasajeros, hasta una posición casi vertical de 1 grado, para aprovechar al máximo la capacidad de carga. Cambiando la inclinación de los respaldos, el volumen del maletero puede variar entre 360 y 480 litros. Si los respaldos de los asientos posteriores se encuentran en su posición normal, la capacidad del maletero es de 420 litros. Si se abaten completamente los tres segmentos de los respaldos de los asientos posteriores se obtiene una superficie casi plana, por lo que el volumen del compartimiento de carga aumenta a 1.350 litros.

Si los respaldos no se abaten, es posible introducir en el maletero dos bolsas de golf de 46 pulgadas en posición transversal. Si se abaten, estas bolsas pueden introducirse longitudinalmente en el compartimiento de carga. Aprovechando la posibilidad de abrir parcialmente la separación entre el maletero y el habitáculo plegando la parte central de los asientos traseros, es posible transportar dos snowboards o cuatro pares de esquíes. Numerosos vanos portaobjetos de diverso tamaño y las grandes bolsas de los recubrimientos de las puertas facilitan el transporte de objetos diversos en el habitáculo. El portaequipajes para el techo, que se ofrece en tres colores diferentes, un conjunto de portaobjetos adicional, el gancho para remolques con bola extraíble y, además, el sistema de anclaje para sistemas de transporte en la zaga, aumentan la capacidad de carga del vehículo.

Una versión muy recomendable

La gama de motores del nuevo BMW X1 incluye tres propulsores de gasolina y cinco motores diésel. Nosotros probamos la versión Diésel de 184 CV asociada a la tracción total –denominada XDrive- y al cambio automático de 8 velocidades. Es una versión magnífica por agrado de uso, prestaciones y, sobre todo, consumo. Responde con inmediatez, no es ruidosa y tiene un tacto muy agradable. Según nuestras mediciones, en carretera gasta poco más de 6 litros, y en ciudad no se dispara mucho más.

Todos los modelos cuentan con el sistema de recuperación de energía de frenado Brake Energy BMW Regeneration. El indicador de cambio de marcha se incluye de serie en todos los modelos equipados con una caja de cambios manual. La función Auto Start/Stop también puede combinarse con la caja de cambios automática de ocho marchas. Dependiendo del modelo, también se incluye la función de activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario, el compresor desacoplable del climatizador y neumáticos resistencia reducida a la rodadura.

Con un botón opcional que se encuentra en el tablero de mando de la consola central, debajo del sistema de sonido, ahora también se puede activar el modo ECO PRO en el nuevo BMW X1. Este modo favorece una conducción relajada, propicia para consumir menos. Para ello, el sistema modifica la línea característica del acelerador y el funcionamiento de la caja de cambios automática al cambiar de marchas. Adicionalmente se activa un modo de funcionamiento energéticamente eficiente de diversos equipos de confort como, por ejemplo, la calefacción de los asientos, el climatizador y la calefacción de los espejos retrovisores exteriores. En el tablero de instrumentos aparece una indicación que informa al conductor sobre el aumento de la autonomía de su coche, conseguida gracias a estas soluciones.

Más allá de su magnífico comportamiento en carretera, que se ve beneficiado gracias a la excelente puesta a punto de las suspensiones y al trabajo de la tracción total, donde más te convence es el X1, es cuando lo conduces en ciudad. En ese tipo de condiciones es un coche muy ágil, que nos permite cambiar de dirección con suma rapidez y que se maneja, incluso, que coches mucho más pequeños.

Su precio y equipamiento

El nuevo BMW X1 ofrece diversas alternativas con las que se puede personalizar la configuración del exterior e interior del coche. Por primera vez se ofrecen para este modelo Las líneas de equipamiento BMW en sustitución del equipamiento básico. Las líneas de equipamiento BMW incluyen diversos elementos de diseño y varios equipos cuidadosamente seleccionados para que combinen armoniosamente entre sí. El acabado BMW xLine acentúa la versatilidad y robustez del nuevo BMW X1, mientras que BMW Sport Line subraya su agilidad y dinamismo. La versión que pudimos probar está disponible desde unos 40.000 € (consultar todos los precios).

Nuestra conclusión:

El SUV compacto de BMW es una magnífica opción si buscas un coche de calidad, con muy buenos acabados, con un motor sobresaliente, con un comportamiento en carretera en el que prima la seguridad y la eficacia y con muy buenas cualidades para conducir en ciudad. Analizándolo como coche familiar, presenta un buen maletero y suficiente espacio en las plazas traseras.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.