estas en Estas en: Inicio > Blog de Coches > Renault > Prueba del Renault ZOE 41 Kw/h
Novedades y actualizaciones de precios
de las marcas que se comercializan en España
Novedad Renault
5/08/2017
Prueba del Renault ZOE 41 Kw/h
Su mayor autonomía mejora su utilidad, tanto en ciudad como en carretera.
« Volver 

Renault presenta pequeñas mejoras en su utilitario eléctrico, el ZOE. Los cambios afectan a su equipamiento y aspecto interior. Además, como principal novedad, cabe destacar la nueva versión de 41 Kw/h, que ofrece una autonomía máxima de 400 kilómetros y que es la protagonista de esta prueba.

El renovado ZOE está disponible en los concesionarios desde 22.125 € con la batería de 22 Kw/h y desde 24.625 € con la batería de 41 Kw/h, siempre y cuando se adquiera el vehículo se adquiera en régimen de alquiler. Si por el contrario se compra la batería, el coste se incrementa en 7.400 € en todas las versiones a igualdad de batería y equipamiento. Aquí puedes consultar todos los precios.

La nueva batería incorpora una energía de 41 kWh útiles, es decir, una capacidad de almacenamiento de prácticamente el doble que la de la batería de 22 kWh útiles. Al igual que esta última, incorpora 192 celdas repartidas en 12 módulos, aunque contiene casi dos veces más energía gracias a dos factores principales: la mejora de la química y la adición de materia activa. Su tamaño no varía, y el peso solo se ha incrementado en 35 kg.

El motor eléctrico R90 suministra, en una fracción de segundo, un par máximo de 225 Nm que permite aceleraciones y reaceleraciones limpias desde los bajos regímenes. La aceleración de 0 a 50 km/h –una franja frecuente en un uso urbano– es de 4 segundos (aquí puedes consultar las especificaciones técnicas de este modelo).

Dinámicamente, el eléctrico de Renault sigue siendo un gran coche, pues el tarado de la suspensión permite que la estabilidad salga ganando sin comprometer el confort. Frente a otros eléctricos, nos ha gustado lo bien que responde el acelerador, tanto en aceleraciones como en retenciones. A diferencia de otros modelos de la competencia, la retención al levantar el pedal del gas es suave y progresiva, por lo que no incomoda a los ocupantes y, además, el conductor puede aprovechar perfectamente la energía que se pierde con la inercia del movimiento. Mención especial merece la dirección eléctrica, que nos ha resultado directa, precisa y muy informativa.

Los frenos son otro apartado a destacar, ya que permite que el ZOE se detenga en muy pocos metros gracias a su potente frenada. No obstante, nos hubiera gustado que el tacto del pedal fuera más progresivo, para que el confort de los ocupantes y el agrado de conducción salieran victoriosos.

Varias opciones de recarga

El Zoe sigue equipando el cargador inteligente Cameléon, que es una patente exclusiva de Renault. Con esta solución tecnológica, bastan 30 minutos de media para que el vehículo disponga de una autonomía adicional de 80 kilómetros desde la mayoría de los puntos de carga de acceso público disponibles en Europa. Para explotar al máximo la potencia de los bornes de carga rápida, sobre todo en las autopistas, el ZOE sigue disponible con la funcionalidad Quick Charge. Gracias a ella, basta una media de 30 minutos para recuperar una autonomía adicional de 120 km. Además, si fuera necesario, el renovado ZOE también puede recargarse conectándolo a un enchufe doméstico.

La posición al volante es elevada, algo que favorece la facilidad de conducción tanto en ciudad como en carretera. Aunque el asiento no permite regulación en altura, el volante sí que la plantea, además de presentar un segundo reglaje en altura. Estos ajustes, permiten que nos podamos adaptar a los mandos con suma facilidad.

El ZOE tiene un puesto de conducción sencillo, algo que es de agradecer. Tanto la pantalla multifunción, como los diferentes mandos, son accesibles y sencillos en su diseño, por lo que no encontramos una excesiva carga de mandos y botones.

La calidad de los materiales utilizados para revestir todo el interior son demasiado sencillos, al menos si se tiene en cuenta los materiales que se suelen encontrar en un vehículo de este precio. Todos son rígidos y de un aspecto demasiado barato, inferiores si se comparan con los que puede ofrecer un Renault Clio, que es un coche equivalente por tamaño y categoría. No obstante, a diferencia de este, el ZOE transmite una mejor sensación de ajuste y solidez.

En las plazas traseras el espacio disponible es normal. Pese a que la banqueta tiene una altura más elevada de lo esperado (su posición está condicionada por la ubicación de las baterías), la distancia en altura es correcta para que una persona cercana al 1,80 m no pegue con la cabeza en el techo. Por lo demás, tanto la banqueta como el respaldo resultan demasiado planos, y en la zona central no hay un apoyabrazos que incremente el confort de marcha. El tapizado de todos los asientos es de una calidad baja y tienen un tacto áspero.

El maletero, que ofrece una capacidad de 338 litros, destaca especialmente si se tiene en cuenta el tamaño de la carrocería. Además, para ganar espacio de manera significativa, los respaldos de los asientos posteriores se pueden abatir para conseguir una capacidad máxima de 1.225 litros.

Nuevo nivel de acabado

Si hablamos de equipamiento, la principal novedad de la renovada gama, es la incorporación del acabado Bose, el más alto y lujoso. Se distingue por ofrecer una nueva tapicería de piel de color marrón y un equipo de sonido Bose que ha sido específicamente diseñado para este modelo. Además, esta versión se beneficia de unas nuevas llantas de aleación de 16 pulgadas -la marca las denomina Negro Diamantado Shadow- y un interior que cuenta con renovadas tonalidades que van a juego con el color de la nueva tapicería (aquí puedes consultar todos los detalles de su equipamiento).

Por lo que respecta al resto de la gama, hay dos nuevos colores -Rojo Intenso y Gris Titanio-. Además, el acabado Intens equipa unos retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y nuevas llantas de aluminio 16’’ bi-tono.

También hay nuevas tonalidades y elementos cromados que pretenden mejorar el aspecto de todo el interior. Por otro lado, en función de las preferencias de cada cliente, ahora hay disponible un nuevo pack interior de color de azul que es opcional y que contrasta con el color negro.

La carrocería, además de todo lo comentado, no varía en aspecto. Tan sólo, como principal novedad, cambian los logotipos de la marca y el modelo, que pierden la tonalidad azulada para convertirse en plateada.

Entre los elementos que caben mejorar, están el climatizador y el alumbrado exterior. El primero de ellos, nos ha resultado poco potente y tarda en enfriar el habitáculo cuando la temperatura exterior es elevada. Además, es tremendamente ruidosa en cuanto se incrementa la intensidad de los ventiladores. En cuanto al alumbrado, que no ha mejorado respecto al anterior modelo, sigue ofreciendo una iluminación muy pobre.

Para finalizar, ahora las baterías se puede adquirir en dos modalidades: compra o alquiler. La diferencia de precio es significativa en todas las versiones equiparando tipo de batería y nivel de equipamiento. Por lo que si se opta por la modalidad de compra, el precio se incrementa en 7.500 euros. En este caso, Renault ofrece una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros.

Nuestra conclusión

Con todo lo bueno y mano que ofrece este vehículo, el renovado ZOE se posiciona como el eléctrico más interesante que plantea el mercado en la actualidad. La nueva versión de 41 Kw/h supone un gran salgo de calidad para ganar en prestaciones y autonomía. Por tanto, encontramos un vehículo perfectamente válido para acometer generosos desplazamientos (hasta 400 kilómetros de autonomía), sin encontrar las limitaciones que plantea la versión de 22 kWh.

(no será publicado)

te gusta

BLOG
Subscripción de boletines
Recibe las noticias del blog de cochesyconcesionarios.com en tu e-mail.